El Papa Francisco a los Religiosos: ¡Despertad al mundo!

enero 31, 2014

.

El Papa Francisco es religioso

El Papa Francisco es religioso y este hecho no es puramente anecdótico…

.

José Miguel Núñez, sdb /

El papa Francisco es un consagrado, y eso “imprime carácter”. No el sacramental, claro, sino el que se refiere a un modo de vivir, de leer la realidad, de estar en el mundo o de bajar a menudo al centro de la aldea para buscar a las personas y caminar junto a ellas, sosteniendo debilidades y alentando esperanzas.

Sí, el papa Francisco es el pastor universal de la Iglesia católica, pero es un consagrado.

Su estilo y su mensaje saben de experiencias vividas, de opciones maduradas existencialmente y de búsqueda incansable de Dios en el arrabal de la historia. O como él mismo dijo en su salida al balcón de la Logia, apenas elegido Sumo Pontífice, “en el fin del mundo”.

Sus primeros gestos al comienzo de su pontificado y sus reiterados mensajes son un guiño a una Vida Religiosa necesitada de renovación y de impulso carismático.

Fue elocuente su decisión de situar a su lado, en la misa de inicio de pontificado, al prepósito general de la Compañía de Jesús y al presidente de la Unión de Superiores Generales (USG).

Ha sido especialmente relevante el primer nombramiento curial de su ministerio como Obispo de Roma, designando a José Rodríguez Carballo, superior de los Franciscanos, secretario de la Congregación para la Vida Religiosa.

Ha dejado a todos asombrados con la audiencia a las superioras de congregaciones e institutos religiosos o a los jóvenes consagrados en el Día Mundial de la Vida Consagrada, con su mensaje desbordante de frescura evangélica, invitando a retomar senderos de renovación.

Hace tan solo unas semanas, el papa Francisco quiso tener también una mañana de encuentro con la Unión de Superiores Generales, que celebraba su Asamblea General anual en el Salesianum de Roma.

No solo accedió a un saludo a los participantes, sino que dialogó largamente con ellos en el Aula del Sínodo en el Vaticano. Fue un coloquio fraterno y abierto, libre y sincero en torno a numerosas cuestiones que afectan a la Vida Religiosa en la actualidad.

Cuentan las crónicas que el Pontífice se mostró distendido, cercano, brillante en sus respuestas, seductor en el “cuerpo a cuerpo”, lleno de energía y muy propositivo.

Religioso entre religiosos, como así quiso definirse, hizo notar una extraordinaria sensibilidad hacia los consagrados y consagradas en el momento actual que viven la Iglesia y el mundo.

Conocedor de la realidad, como agudo hermeneuta, hizo una lectura en profundidad de la situación, los desafíos y las perspectivas que se abren en este tiempo en el que un nuevo estilo eclesial llama a los bautizados a vivir apasionadamente nuestra vocación de servidores.

La Vida Religiosa encuentra, en las palabras y gestos de Francisco, motivos para seguir impulsando una renovación ya en ciernes, que la devuelva a la frescura evangélica que le es propia y a la profecía que la convierte en punta de lanza evangelizadora en nuestras comunidades cristianas.

Papa Francisco con el P.  Spaldaro

El Papa Francisco entrevistado por el P. Antonio Spadaro sj. director de La Civiltà Cattolica 

Contemplativos y en el corazón del mundo, los consagrados y consagradas amamos profundamente la Iglesia. En ella somos y vivimos nuestra alianza con el Señor. Fieles al Magisterio, fieles al Papa, fieles a la comunidad cristiana.

Hoy, como muchos cristianos en Occidente, vivimos a la intemperie nuestra fe. Y hace frío. Hemos de reconocer errores. Hay cosas que cambiar. Pero necesitamos la fuerza eclesial para afrontar dificultades e impulsar la renovación que nuestros institutos han acometido con ilusión y esperanza.

Pienso que no es anecdótico que nuestro Papa sea un consagrado y conozca a fondo la Vida Religiosa. Y la ame. Y la custodie. No hay “normalidad” en sus gestos ni sus palabras son circunstanciales, como subrayan una y otra vez quienes ponen sordina a su mensaje.

Hay camino, propuesta, programa… búsqueda de una armonía necesaria en la Iglesia del siglo XXI, una Iglesia en medio del mundo y cercana a los pobres, una Iglesia de la misericordia, que ha comprendido existencialmente que el único poder es el servicio a los desposeídos de nuestro tiempo.

La Vida Religiosa necesita urgentemente un impulso carismático, y solo el Espíritu puede conducirnos hacia nuevas orillas.

En plena travesía, el rostro amable de Francisco, su afecto hacia los consagrados y consagradas, sus gestos y sus enseñanzas, son un estímulo renovador que alienta nuestros pasos y pone fuego en nuestro corazón.

Sabemos hacia dónde caminar, y el obispo de Roma, un pastor que viene del sur, ha cogido nuestro paso precediéndonos en la marcha y confortándonos en el camino.

El Espíritu sigue soplando con fuerza haciendo nuevas todas las cosas. También la Vida Religiosa. Confiamos en Dios que precede y acompaña. Y que seguirá suscitando en su Iglesia hombres y mujeres consagrados para ser signos creíbles de su presencia y portadores de su Amor en medio del mundo. ¡Gracias, Santidad!

– See more at: http://www.vidanueva.es/2014/01/31/despertad-al-mundo-la-vida-religiosa-y-el-nuevo-impulso-renovador-del-pontificado-de-francisco-jose-miguel-nunez/#sthash.xKT7adOU.dpuf

http://www.vidanueva.es/2014/01/31/despertad-al-mundo-la-vida-religiosa-y-el-nuevo-impulso-renovador-del-pontificado-de-francisco-jose-miguel-nunez/


El maná de cada día, 31.1.14

enero 31, 2014

Viernes de la 3ª semana del Tiempo Ordinario

.

La semilla germina y va creciendo

La semilla germina y va creciendo



PRIMERA LECTURA: 2 Samuel 11, 1-4a.5-10a.13-17

Al año siguiente, en la época en que los reyes van a la guerra, David envió a Joab con sus oficiales y todo Israel, a devastar la región de los amonitas y sitiar a Rabá.

David, mientras tanto, se quedó en Jerusalén; y un día, a eso del atardecer, se levantó de la cama y se puso a pasear por la azotea del palacio, y desde la azotea vio a una mujer bañándose, una mujer muy bella.

David mandó preguntar por la mujer, y le dijeron: «Es Betsabé, hija de Alián, esposa de Urías, el hitita.»

David mandó a unos para que se la trajesen. Después Betsabé volvió a su casa, quedó encinta y mandó este aviso a David: «Estoy encinta.»

Entonces David mandó esta orden a Joab: «Mándame a Urías, el hitita.»

Joab se lo mandó. Cuando llegó Urías, David le preguntó por Joab, el ejército y la guerra.

Luego le dijo: «Anda a casa a lavarte los pies.»

Urías salió del palacio, y detrás de él le llevaron un regalo del rey. Pero Urías durmió a la puerta del palacio, con los guardias de su señor; no fue a su casa.

Avisaron a David que Urías no había ido a su casa. Al día siguiente, David lo convidó a un banquete y lo emborrachó. Al atardecer, Urías salió para acostarse con los guardias de su señor, y no fue a su casa.

A la mañana siguiente, David escribió una carta a Joab y se la mandó por medio de Urías. El texto de la carta era: «Pon a Urías en primera línea, donde sea más recia la lucha, y retiraos dejándolo solo, para que lo hieran y muera.»

Joab, que tenía cercada la ciudad, puso a Urías donde sabía que estaban los defensores más aguerridos. Los de la ciudad hicieron una salida, trabaron combate con Joab, y hubo bajas en el ejército entre los oficiales de David; murió también Urías, el hitita.


SALMO 50, 3-4.5-6a.6bc-7.10-11

Misericordia, Señor: hemos pecado.

Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra mi culpa; lava del todo mi delito, limpia mi pecado.

Pues yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado: contra ti, contra ti solo pequé, cometí la maldad que aborreces.

En la sentencia tendrás razón, en el juicio resultarás inocente. Mira, en la culpa nací, pecador me concibió mi madre.

Hazme oír el gozo y la alegría, que se alegren los huesos quebrantados. Aparta de mi pecado tu vista, borra en mí toda culpa.


Aclamación antes del Evangelio: Mt 11, 25

Bendito seas, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has revelado los secretos del reino a la gente sencilla.


EVANGELIO: Marcos 4, 26-34

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: «El reino de Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo la cosecha ella sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega.»

Dijo también: «¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después brota, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros pueden cobijarse y anidar en ellas.»

Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra, acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.
.

31 de enero
San Juan Bosco, Presbítero

Nació junto a Castelnuovo, en la diócesis de Turín, el año 1.815. Su niñez fue dura. Una vez ordenado sacerdote, empleó todas sus energías en la educación de los jóvenes e instituyó congregaciones destinadas a enseñarles diversos oficios y formarlos en la vida cristiana. Escribió también algunos opúsculos en defensa de la religión. Murió el año 1.888.

TRABAJÉ SIEMPRE CON AMOR

De las cartas de san Juan Bosco, presbítero

Si de verdad buscamos la auténtica felicidad de nuestros alumnos y queremos inducirlos al cumplimiento de sus obligaciones, conviene, ante todo, que nunca olvidéis que hacéis las veces de padres de nuestros amados jóvenes, por quienes trabajé siempre con amor, por quienes estudié y ejercí el ministerio sacerdotal, y no sólo yo, sino toda la Congregación salesiana.

¡Cuántas veces, hijos míos, durante mi vida, ya bastante prolongada, he tenido ocasión de convencerme de esta gran verdad! Es más fácil enojarse que aguantar; amenazar al niño que persuadirlo; añadiré incluso que, para nuestra impaciencia y soberbia, resulta más cómodo castigar a los rebeldes que corregirlos, soportándolos con firmeza y suavidad a la vez.

Os recomiendo que imitéis la caridad que usaba Pablo con los neófitos, caridad que con frecuencia lo llevaba a derramar lágrimas y a suplicar, cuando los encontraba poco dóciles y rebeldes a su amor.

Guardaos de que nadie pueda pensar que os dejáis llevar por los arranques de vuestro espíritu. Es dificil, al castigar, conservar la debida moderación, la cual es ne­cesaria para que en nadie pueda surgir la duda de que obramos sólo para hacer prevalecer nuestra autoridad o para desahogar nuestro mal humor.

Miremos como a hijos a aquellos sobre los cuales debe­mos ejercer alguna autoridad. Pongámonos a su servicio, a imitación de Jesús, el cual vino para obedecer y no para mandar, y avergoncémonos de todo lo que pueda tener incluso apariencia de dominio; si algún dominio ejercemos sobre ellos, ha de ser para servirlos mejor.

Éste era el modo de obrar de Jesús con los apóstoles, ya que era paciente con ellos, a pesar de que eran ignoran­tes y rudos, e incluso poco fieles; también con los pecadores se comportaba con benignidad y con una ami­gable familiaridad, de tal modo que era motivo de admiración para unos, de escándalo para otros, pero también ocasión de que muchos concibieran la esperanza de alcanzar ­el perdón de Dios. Por esto, nos mandó que fuésemos mansos y humildes de corazón.

Son hijos nuestros, y, por esto, cuando corrijamos sus errores, hemos de deponer toda ira o, por lo menos, domi­narla de tal manera como si la hubiéramos extinguido totalmente.

Mantengamos sereno nuestro espíritu, evitemos el des­precio en la mirada, las palabras hirientes; tengamos comprensión en el presente y esperanza en el futuro, como nos conviene a unos padres de verdad, que se preocupan sinceramente de la corrección y enmienda de sus hijos.

En los casos más graves, es mejor rogar a Dios con humildad que arrojar un torrente de palabras, ya que éstas ofenden a los que las escuchan, sin que sirvan de provecho alguno a los culpables.

Oración

Señor, tú que has suscitado en san Juan Bosco un padre y un maestro para la juventud, danos también a nosotros un celo infatigable y un amor ardiente, que nos impulse a entregarnos al bien de los hermanos y a servirte a ti en ellos con fidelidad. Por nuestro Señor Jesucristo.


Francisco acudirá al encuentro anual de la Renovación Carismática: el primer papa en hacerlo

enero 30, 2014

.

ssss

Las asambleas carismáticas son encuentros de oración y se ora con todo el cuerpo: cantos, manos alzadas, ojos cerrados…

.

Rocío Lancho García / Zenit / ReL

El Papa Francisco acudirá al Estadio Olímpico de Roma para participar en la 37ª Asamblea Nacional de la Renovación Carismática Católica de Italia que se celebra el 1 y 2 de junio.

“Una gran gratitud invade al pueblo de la Renovación Carismática por esta extraordinaria noticia hecha oficial por la Secretaría del Estado Vaticano al Presidente de la RCC”, se puede leer en el comunicado de prensa publicado este 29 de enero por el movimiento.

Es un encuentro de miles de personas que tradicionalmente se celebraba en Rímini (en la costa adriática), pero debido a la presencia del Papa, este año tendrá lugar en la capital italiana.

Hay una gran movilización por parte de párrocos y fieles laicos que, aun no perteneciendo a la Renovación, “agradecidos por la oportunidad, desean unirse a este gran evento de oración y de evangelización organizado por la Renovación en respuesta al deseo del papa Francisco de poner la Iglesia en ´salida´ misionera para testimoniar la alegría del Evangelio”.

Un hecho inédito

La presencia del Papa Francisco en un encuentro de esta corriente eclesial será un hecho histórico e inédito en la historia de la Renovación y de la Iglesia.

.

Asamblea carismática: Cantos populares, manos alzadas, alabanzas, canto en lenguas, danzas, palmas...

Asamblea carismática: Cantos populares, manos alzadas, alabanzas, canto en lenguas, danzas, palmas… Todo para el Señor y edificación de su Iglesia

.
Ha sucedido varias veces que líderes de la RCC o miles de miembros de ella acudiesen a San Pedro del Vaticano a encuentros con los Papas anteriores, pero no pasó nunca que un Papa saliese del Vaticano para acudir a un encuentro específico de la Renovación Carismática.

La nota de prensa indica, además, refiriéndose al escenario del Estadio Olímpico, que “será la primera vez que el Papa visite uno de los ´areópagos´ de nuestro tiempo, uno de los lugares símbolos de la capital, para unirse a los 50.000 fieles que está previsto que lleguen de distintas partes de Italia y del mundo”.

Lo que Francisco dice de los carismáticos

Durante la rueda de prensa que el Pontífice dio a los periodistas en el vuelo de vuelta de la JMJ de Río de Janeiro el pasado mes de julio, tuvo ocasión de hablar sobre la Renovación Carismática.

Respondiendo a la siguiente pregunta de un periodista: “El Movimiento de la Renovación Carismática, ¿es una baza para evitar que los fieles se vayan a las iglesias pentecostales?”

El Santo Padre dijo en aquella ocasión que “hace años, al final de los años setenta, inicio de los ochenta, yo no los podía ver. Una vez, hablando con ellos, dije esta frase: ´Éstos confunden una celebración litúrgica con una escuela de samba´.

Esto fue lo que dije. Me he arrepentido. Después los he conocido mejor. Es también cierto que el movimiento, con buenos asesores, ha hecho un buen camino. Y ahora creo que este movimiento, en general, hace mucho bien a la Iglesia.

En Buenos Aires, yo los reunía frecuentemente y una vez al año celebraba la Misa con todos ellos en la catedral. Les he apoyado siempre, cuando me he convertido, cuando he visto el bien que hacían.

Porque en este momento de la Iglesia -y aquí amplío un poco la respuesta- creo que los movimientos son necesarios. Los movimientos son una gracia del Espíritu.

“¿Pero cómo se puede sostener un movimiento que es tan libre?”

También la Iglesia es libre. El Espíritu Santo hace lo que quiere. Además, Él hace el trabajo de la armonía, pero creo que los movimientos son una gracia: aquellos movimientos que tienen el espíritu de la Iglesia.

El líder laico carismático Pepe Prado, mexicano, predicando en una asablea carismática

El líder laico carismático Pepe Prado, mexicano, comentando la Palabra

Por eso creo que el Movimiento de la Renovación Carismática no sólo sirve para evitar que algunos pasen a las confesiones pentecostales: no es eso. Sirve a la misma Iglesia. Nos renueva. Y cada uno busca su propio movimiento según su propio carisma, donde lo lleva el Espíritu”.

La oración de alabanza

Por otro lado, precisamente en el día anterior, el 28 de enero, en la homilía de Santa Marta, el Papa mencionó a la Renovación Carismática al hablar de la oración de alabanza, afirmando que no debe ser algo propio y exclusivo de la Renovación Carismática sino de todos los cristianos.

La Asamblea Nacional de la RCC en Italia el año pasado contó con la presencia de monseñor Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización.

En esa ocasión, monseñor Fisichella dijo a los participantes: “Esta mañana, antes de salir, he estado con el papa Francisco. Le he dicho: “Santo Padre, dentro de poco me tengo que marchar. Voy a Rímini, donde hay miles y miles de fieles de la Renovación Carismática: hombres, mujeres, jóvenes”.

El Papa con una gran sonrisa me ha dicho: ¡Diles que los quiero mucho!”

 

 


El maná de cada día, 30.1.14

enero 30, 2014

Jueves de la 3ª semana del Tiempo Ordinario

Lámpara es tu palabra para mis pasos



PRIMERA LECTURA: 2 Samuel 7, 18-19.24-29

Después que Natán habló a David, el rey fue a presentarse ante el Señor y dijo:

«¿Quién soy yo, mi Señor, y qué es mi familia, para que me hayas hecho llegar hasta aquí? ¡Y, por si fuera poco para ti, mi Señor, has hecho a la casa de tu siervo una promesa para el futuro, mientras existan hombres, mi Señor!

Has establecido a tu pueblo Israel como pueblo tuyo para siempre, y tú, Señor, eres su Dios. Ahora, pues, Señor Dios, mantén siempre la promesa que has hecho a tu siervo y su familia, cumple tu palabra. Que tu nombre sea siempre famoso. Que digan: “¡El Señor de los ejércitos es Dios de Israel!” Y que la casa de tu siervo David permanezca en tu presencia.

Tú, Señor de los ejércitos, Dios de Israel, has hecho a tu siervo esta revelación: “Te edificaré una casa”; por eso tu siervo se ha atrevido a dirigirte esta plegaria. Ahora, mi Señor, tú eres el Dios verdadero, tus palabras son de fiar, y has hecho esta promesa a tu siervo.

Dígnate, pues, bendecir a la casa de tu siervo, para que esté siempre en tu presencia; ya que tú, mi Señor, lo has dicho, sea siempre bendita la casa de tu siervo.»


SALMO 131, 1-2.3-5.11.12.13-14

El Señor Dios le dará el trono de David, su padre.

Señor, tenle en cuenta a David todos sus afanes: cómo juró al Señor e hizo voto al Fuerte de Jacob.

«No entraré bajo el techo de mi casa, no subiré al lecho de mi descanso, no daré sueño a mis ojos, ni reposo a mis párpados, hasta que encuentre un lugar para el Señor, una morada para el Fuerte de Jacob.»

El Señor ha jurado a David una promesa que no retractara: «A uno de tu linaje pondré sobre tu trono.»

«Si tus hijos guardan mi alianza y los mandatos que les enseño, también sus hijos, por siempre, se sentarán sobre tu trono.»

Porque el Señor ha elegido a Sión, ha deseado vivir en ella: «Ésta es mi mansión por siempre, aquí viviré, porque la deseo.»


Aclamación antes del Evangelio: Sal 118, 105

Lámpara es tu palabra para mis pasos, luz en mi sendero.


EVANGELIO: Marcos 4, 21-25

En aquel tiempo, dijo Jesús a la muchedumbre: «¿Se trae el candil para meterlo debajo del celemín o debajo de la cama, o para ponerlo en el candelero? Si se esconde algo, es para que se descubra; si algo se hace a ocultas, es para que salga a la luz. El que tenga oídos para oír, que oiga.»

Les dijo también: «Atención a lo que estáis oyendo: la medida que uséis la usarán con vosotros, y con creces. Porque al que tiene se le dará y al que no tiene se le quitará con creces hasta lo que tiene.»


.

CRECER EN VIDA INTERIOR

P. Francisco Fernández Carvajal

La vida interior está destinada a crecer. Corresponder a las gracias recibidas.

Jesús llama unas veces la atención de los Apóstoles para que escuchen su doctrina; otras, los convoca para explicarles de nuevo, a solas, una parábola o para que no dejen de observar algún suceso del que deben retener una enseñanza, pues reciben un tesoro para toda la Iglesia del que luego deberán dar cuenta.

Prestad atención, les dice en cierta ocasión. Y les da esta enseñanza: Al que tiene se le dará; y al que no tiene, incluso lo que parece tener se le quitará (1).

Y comenta San Juan Crisóstomo: “Al que es diligente y fervoroso, se le dará toda la ayuda que depende de Dios: pero al que no tiene amor ni fervor ni hace lo que de él depende, tampoco se le dará lo de Dios. Porque aun lo que parece tener -dice el Señor- lo perderá; no porque Dios se lo quite, sino porque se incapacita para nuevas gracias” (2).

Al que tiene se le dará… Es una enseñanza fundamental para la vida interior de cada cristiano. A quien corresponde a la gracia se le dará más gracia todavía y tendrá aún más; pero el que no hace fructificar las inspiraciones, mociones y ayudas del Espíritu Santo, quedará cada vez más empobrecido.

Aquellos que negociaron con los talentos en depósito, recibieron una fortuna más cuantiosa; pero el que enterró el suyo, lo perdió (3). La vida interior, como el amor, está destinada a crecer: “Si dices: basta, ya has muerto” (4); exige siempre un progreso, corresponder, estar abierto a nuevas gracias. Cuando no se avanza, se retrocede.

El Señor nos ha prometido que tendremos siempre las ayudas necesarias. En cada instante podremos decir con el Salmista: el Señor anda solícito por mí (5).

Las dificultades, las tentaciones, los obstáculos internos o externos son motivo para crecer; cuanto más fuerte es la dificultad, mayor es la gracia; y si fueran muy grandes las tentaciones o las contradicciones, más serían las ayudas del Señor para convertir lo que parecía entorpecer o imposibilitar la santidad en motivo de progreso espiritual y de eficacia en el apostolado.

Sólo el desamor, la tibieza, hace enfermar o morir la vida del alma. Sólo la mala voluntad, la falta de generosidad con Dios, retrasa o impide la unión con Él. “Según la capacidad que el vaso de la fe lleve a una fuente, así es lo que recibe” (6).

Jesucristo es una fuente inagotable de ayuda, de amor, de comprensión: ¿con qué capacidad -con qué deseos- nos acercamos a Él? ¡Señor, le decimos en nuestra oración, danos más y más sed de Ti, que te deseemos con más intensidad que el pobre que anda perdido en el desierto, a punto de morir por falta de agua!

(1) Mc 4, 24-25.- (2) SAN JUAN CRISOSTOMO, Homilías sobre el Evangelio de San Mateo, 45, 1.- (3) Cfr. Mt 25, 14-30.- (4) SAN AGUSTIN, Sermón 51, 3.- (5) Sal 39, 19.- (6) SAN AGUSTIN, Tratado sobre el evangelio de San Juan, 17.-

http://www.mercaba.org


Lo de la castidad en el noviazgo no es para fastidiar

enero 29, 2014

.

Si te dejan por falta de sexo es que no te quiren

Si te dejan por falta de sexo es que en realidad no te quiren

 

Si te dejan por falta de sexo, es porque no te quieren

.,Católicos de España

.

Carmen Cáceres Calle tiene veinticinco años, es sevillana y periodista freelance, colabora con Diario Médico y Correo Farmacéutico, con el Hospital Viamed de Sevilla y la Sociedad Española de Medicina Psicosomática.

Además es novia y católica, por eso esta semana nos habla de la importancia de la virtud de la castidad en el noviazgo desde un punto de vista más humano.

“Nuestros órganos sexuales son objetos que producen placer y lo fácil es descubrirlos y entregarlos, pero solo la persona que no quiere quedar reducida a un mero instrumento de gozo los oculta”, afirma.


– ¿Cuál es el verdadero significado de la pureza en el noviazgo?

Que tenemos una intimidad que nos pertenece y no entregamos a cualquiera, ni siquiera a nuestro novio/a, aunque sea la persona que más podemos querer en esta vida y con la que, posiblemente, nos acabemos casando algún día.

Cuando decidimos guardar nuestro cuerpo, en cierto modo estamos reclamando que se fijen en nosotros por dentro.

– ¿Por qué guardar hoy la virginidad en el noviazgo?

Ser tomados como un simple objeto de placer sin que se valore a la persona en su totalidad es más fácil de lo que parece, por no decir que está al alcance de cualquiera que piense en una relación sexual sólo corporal, sin una donación completa, íntima y corporal de la persona.

Cuando se comparte el cuerpo pero no el alma, lo que tú eres por dentro, ese hombre o mujer se acaban prostituyendo.

Nuestros órganos sexuales son objetos que producen placer y lo fácil es descubrirlos y entregarlos, pero solo la persona que no quiere quedar reducida a un mero instrumento de gozo los oculta.

– ¿Por qué crees que hoy parece estar muy desfasado?

Por falta de valores en la sociedad y porque nadie les ha explicado a los jóvenes que hay otra forma de vivir un noviazgo. Hay personas que piensan que si quieres a tu novio lo más normal es que te acuestes con él, cuando precisamente porque le quieres no tendrías que acostarte con él.

Parece un contrasentido pero, de hecho, animo a las que se estén planteando acostarse con su novio que le digan que no, a ver cómo reaccionan. Si te dejan por falta de sexo, es porque de verdad no te quieren.

Si las propias mujeres piensan de ellas mismas que solo sirven para dar sexo a los hombres y que ningún hombre les va a querer sin sexo, es porque no han conocido a hombres de verdad, no saben la dignidad que poseen y que nadie les puede quitar y no tienen ni idea de lo que es el amor. Se venden baratas y dejan que jueguen con ellas.

También está muy en el ambiente la idea de que no puedo casarme con una persona si no convivo antes con ella (desconfianza pura y dura) y si no sé cómo funciona en la cama (objeto de placer absoluto).

Antes de convivir con ella y de acostarte prueba a conocerla a fondo, independientemente de lo corporal: intereses, preocupaciones, planteamiento de vida, convicciones profundas, gustos, aficiones, etc.

Si quieres que se fijen en ti, en tu persona, actúa y muéstrate en consecuencia

Si quieres que se fijen en ti, en tu persona, actúa y muéstrate en consecuencia (© Nata Sdobnikova)

Otras piensan que van a conseguir al hombre de su vida con grandes escotes, minifaldas, enseñando piernas y marcando curvas, cuando lo que consiguen es que se acuesten con ella a la primera de cambio.

Si quieres diferenciarte de las demás y que se fijen en ti, los órganos sexuales no te diferencian, no te hacen única, simplemente permiten dividir a la humanidad en hombres y mujeres.

– ¿Qué ventajas tiene la abstinencia en el noviazgo?

Todas las del mundo. Por poner dos ejemplos, en primer lugar, es un reto en la vida de los novios. Al igual que en el trabajo se te plantean nuevos retos a los que hacer frente y hay que saber actuar, en el noviazgo se te plantea el reto de la abstinencia y hay que saber torear.

En segundo lugar, que estáis aprendiendo a amar de verdad al otro. Entre los novios existe atracción física, pero también inteligencia, voluntad y libertad. Actuar por las ganas que tienes de “comerte” al otro no te lleva a amarlo como merece ser amado.

Si funcionamos por lo que nos pide el cuerpo, claramente, la abstinencia sería imposible de vivir. En este sentido, los novios deben dominar sus cuerpos y no que sus cuerpos los dominen a ellos porque la tendencia natural es a la unión conyugal.

– ¿Cómo se lo explicarías a una adolescente que lleva ennoviada dos días y muy enamorada de su chico?

A la adolescente le diría que no enseñe ni entregue su cuerpo al chico con el que lleva dos días, 150 ó 1.200 días porque no sabe si va a ser el hombre de su vida o un cara dura que sólo busca usarla como un preservativo para luego tirarla a la basura y abandonarla por otra o en el supuesto de que se quedara embarazada.

Muchas veces esas relaciones no cuajan porque no hay verdadero amor, sino que se hace más por descubrir el otro sexo, ya que es la típica edad en la que los cuerpos de los niños/as empiezan a evolucionar a cuerpo de hombre y de mujer. De ahí la importancia de no cometer locuras que luego acaban pasando factura y hacen que el chico/a se sienta utilizado como un mero instrumento de placer, fácil de conseguir.

– ¿Y a una de veinte?

Lo mismo. Al igual que tus padres te quitan un cuchillo de las manos cuando eres pequeño porque puedes no contarlo al día siguiente, la idea de no acostarse con el novio no es un afán de la Iglesia Católica por fastidiar y hacernos ir a contracorriente, sino que la Iglesia, como madre que es para los creyentes, nos lo dice para nuestro bien, aunque no lo entendamos. Tiempo al tiempo.

– ¿Qué otras virtudes es necesario vivir durante esta etapa?

Generosidad, estás continuamente dándote al otro, cediendo, y poniéndote a ti en un segundo plano; humildad, para pedir perdón si hemos hecho algo mal, para no querer que se imponga nuestro yo; fortaleza, para huir de las tentaciones, superar las dificultades, tener paciencia el uno con el otro; respeto mutuo, para quererse de verdad, decirse las cosas siempre desde el cariño y la comprensión; sencillez, naturalidad, veracidad, sinceridad absoluta hasta en lo pequeño.

– ¿Qué es lo más bonito del noviazgo?

Compartir esos años que estéis como novios con la persona que va a ser el hombre o la mujer de tu vida.

Ese amor que ha cuajado entre vosotros y va creciendo y madurando con el tiempo, haciéndose fuerte ante las dificultades de la vida, junto con la confianza plena que tenéis puesta el uno en el otro partiendo siempre de la sencillez y la sinceridad en todo momento, y el respeto que brota de ese amor que os tenéis y que nunca os debe faltar: es lo que hace que vuestra vida merezca la pena ser vivida.

Si ya ponéis a Dios en el centro de ese noviazgo, el éxito está asegurado porque dais a vuestro noviazgo una visión en 3D que muchos no conocen y no saben lo que se pierden.

Artículo publicado originalmente por Católicos de España

http://jovenescatolicos.es/2014/01/13/carmen-caceres-entre-los-novios-existe-atraccion-fisica-pero-inteligencia-voluntad-y-libertad/

http://www.aleteia.org/es/sociedad/contenido-agregado/lo-de-la-castidad-en-el-noviazgo-no-es-para-fastidiar-5820627055280128


El maná de cada día, 29.1.14

enero 29, 2014

Miércoles de la 3ª semana del Tiempo Ordinario

.

El resto cayó en tierra buena: nació, creció y dio grano; y la cosecha fue del treinta o del sesenta o del ciento por uno

El resto cayó en tierra buena: nació, creció y dio grano


PRIMERA LECTURA: 2 Samuel 7, 4-17

En aquellos días, recibió Natán la siguiente palabra del Señor:

«Ve y dile a mi siervo David: “Así dice el Señor: ¿Eres tú quien me va a construir una casa para que habite en ella? Desde el día en que saqué a los israelitas de Egipto hasta hoy, no he habitado en una casa, sino que he viajado de acá para allá en una tienda que me servía de santuario. Y, en todo el tiempo que viajé de acá para allá con los israelitas, ¿encargué acaso a algún juez de Israel, a los que mandé pastorear a mi pueblo Israel, que me construyese una casa de cedro?”

Pues bien, di esto a mi siervo David: “Así dice el Señor de los ejércitos: Yo te saqué de los apriscos, de andar tras las ovejas, para que fueras jefe de mi pueblo Israel. Yo estaré contigo en todas tus empresas, acabaré con tus enemigos, te haré famoso como a los más famosos de la tierra. Daré un puesto a Israel, mi pueblo: lo plantaré para que viva en él sin sobresaltos, y en adelante no permitiré que los malvados lo aflijan como antes, cuando nombré jueces para gobernar a mi pueblo Israel.

Te pondré en paz con todos tus enemigos, y, además, el Señor te comunica que te dará una dinastía. Y, cuando tus días se hayan cumplido y te acuestes con tus padres, afirmaré después de ti la descendencia que saldrá de tus entrañas, y consolidaré su realeza.

Él construirá una casa para mi nombre, y yo consolidaré el trono de su realeza para siempre. Yo seré para él padre, y él será para mí hijo; si se tuerce, lo corregiré con varas y golpes como suelen los hombres, pero no le retiraré mi lealtad como se la retiré a Saúl, al que aparté de mi presencia. Tu casa y tu reino durarán por siempre en mi presencia; tu trono permanecerá por siempre.”»

Natán comunicó a David toda la visión y todas estas palabras.

SALMO 88,4-5.27-28.29-30

Le mantendré eternamente mi favor.

Sellé una alianza con mi elegido, jurando a David, mi siervo: «Te fundaré un linaje perpetuo, edificaré tu trono para todas las edades.»

«Él me invocará: “Tú eres mi padre, mi Dios, mi Roca salvadora”; y yo lo nombraré mi primogénito, excelso entre los reyes de la tierra.»

«Le mantendré eternamente mi favor, y mi alianza con él será estable; le daré una prosperidad perpetua y un trono duradero como el cielo.»



Aclamación antes del Evangelio

La semilla es la palabra de Dios, el sembrador es Cristo; quien lo encuentra vive para siempre.


EVANGELIO: Marcos 4, 1-20

En aquel tiempo, Jesús se puso a enseñar otra vez junto al lago. Acudió un gentío tan enorme que tuvo que subirse a una barca; se sentó, y el gentío se quedó en la orilla.

Les enseñó mucho rato con parábolas, como él solía enseñar:

«Escuchad: Salió el sembrador a sembrar; al sembrar, algo cayó al borde del camino, vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra; como la tierra no era profunda, brotó en seguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y, por falta de raíz, se secó. Otro poco cayó entre zarzas; las zarzas crecieron, lo ahogaron, y no dio grano. El resto cayó en tierra buena: nació, creció y dio grano; y la cosecha fue del treinta o del sesenta o del ciento por uno.»

Y añadió: «El que tenga oídos para oír, que oiga.»

Cuando se quedó solo, los que estaban alrededor y los Doce le preguntaban el sentido de las parábolas.

Él les dijo: «A vosotros se os han comunicado los secretos del reino de Dios; en cambio, a los de fuera todo se les presenta en parábolas, para que, por más que miren, no vean, por más que oigan, no entiendan, no sea que se conviertan y los perdonen.”»

Y añadió: «¿No entendéis esta parábola? ¿Pues, cómo vais a entender las demás? El sembrador siembra la palabra. Hay unos que están al borde del camino donde se siembra la palabra; pero, en cuanto la escuchan, viene Satanás y se lleva la palabra sembrada en ellos.

Hay otros que reciben la simiente como terreno pedregoso; al escucharla, la acogen con alegría, pero no tienen raíces, son inconstantes y, cuando viene una dificultad o persecución por la palabra, en seguida sucumben.

Hay otros que reciben la simiente entre zarzas; éstos son los que escuchan la palabra, pero los afanes de la vida, la seducción de las riquezas y el deseo de todo lo demás los invaden, ahogan la palabra, y se queda estéril.

Los otros son los que reciben la simiente en tierra buena; escuchan la palabra, la aceptan y dan una cosecha del treinta o del sesenta o del ciento por uno.»


Papa Francisco en Santa Marta: ¿Eres capaz de gritar por un gol y no de cantar alabanzas al Señor?

enero 28, 2014

.

El Santo Padre invita a romper con formalismos y dejar que surja la oración de alabanza que nos hace fecundos.

.

¡La oración de alabanza es una oración cristiana para todos nosotros!

¡La oración de alabanza es una oración cristiana para todos nosotros! La que más agrada a Dios

.
Ciudad del Vaticano, 28 de enero de 2014 (Zenit.org)

El Santo Padre en la misa de Santa Marta de hoy martes ha hablado sobre la fecundidad de la oración de alabanza. Al comentar la danza alegre de David al Señor de la que habla la primera lectura, ha subrayado que si nos cerramos en la formalidad, nuestra oración se convierte en fría y estéril.

El papa Francisco ha hablado en su homilía sobre David que “danzaba con todas las fuerzas delante del Señor” y sobre esta imagen alegre de la que se habla en el Segundo Libro de Samuel. Todo el Pueblo de Dios estaba en fiesta porque el Arca de la Alianza volvía a casa.

La oración de alabanza de David, ha explicado, “le llevó a salir de cualquier compostura y a bailar delante del Señor” con “todas las fuerzas”. ¡Esto era precisamente la oración de alabanza! -ha exclamado el Papa-. Además, ha indicado que leyendo este pasaje, “he pensado enseguida” en Sara, después de haber dado a luz a Isaac. “¡El Señor me ha hecho bailar de alegría!”, dijo la anciana.

Por esto, Francisco ha señalado que “para nosotros es fácil de entender la oración para pedir algo al Señor, también para dar gracias al Señor” o la “oración de adoración”. Pero la oración de alabanza “la dejamos de lado, no nos viene espontánea”, ha precisado.

Y de este modo lo ha explicado: “‘¡Pero, padre, esto es para los de la Renovación Carismática, no para todos los cristianos!’ No, ¡la oración de alabanza es una oración cristiana para todos nosotros! En la misa, todos los días, cuando cantamos el Santo… Esta es una oración de alabanza: alabamos a Dios por su grandeza, ¡porque es grande!

Y le decimos cosas bonitas, porque a nosotros nos gusta que sea así. ‘Pero, padre, yo no soy capaz… Yo debo…’ ¿Pero eres capaz de gritar cuando tu equipo marca un gol y no eres capaz de cantar alabanzas al Señor? ¿De salir un poco de tu compostura para cantar esto? ¡Alabar a Dios es totalmente gratuito! No pedimos, no damos las gracias: ¡alabamos!”

Debemos rezar “con todo el corazón”. Ha continuado matizando que “es un acto de justicia, ¡porque Él es grande! ¡Es nuestro Dios!” David, ha recordado el Santo Padre, “era muy feliz, porque volvía con el Arca, volvía con el Señor: también su cuerpo rezaba con esa danza”.

Francisco ha continuado lanzando “una buena pregunta que podemos hacernos hoy: ‘Pero ¿cómo va mi oración de alabanza? ¿Sé alabar al Señor? ¿Sé alabar al Señor, o cuando rezo el Gloria o rezo el Sanctus lo hago solamente con la boca y no con todo el corazón?’

¿Qué me dice David, danzando aquí? Y Sara ¿bailando de alegría? Cuando David entra en la ciudad comienza otra cosa: ¡una fiesta!”

Oración de alabanza cantando y alzando las manos

Oración de alabanza cantando y alzando las manos

“La alegría de la alabanza -ha explicado- nos lleva a la alegría de la fiesta. La fiesta de la familia”. De este modo el Papa ha recordado que cuando David entra en el palacio, la hija del rey Saúl, Mikal, le reprende y le pregunta si no le da vergüenza haber bailado de esa forma delante de todos, él que es el rey. Mikal, “despreció a David”.

De este modo, Francisco ha proseguido: “Yo me pregunto ¿cuántas veces nosotros despreciamos en nuestro corazón a personas buenas, gente buena que alaba al Señor como le viene, así espontáneamente, porque no son cultos, no siguen las actitudes formales? ¡Pero, desprecio! ¡Y dice la Biblia que Mikal quedó estéril durante toda la vida por esto!

¿Qué quiere decir la Palabra de Dios aquí? ¡Que la alegría, que la oración de alabanza nos hace fecundos! Sara bailaba en el momento grande de su fecundidad, a los noventa años! La fecundidad que nos da la alabanza al Señor, la gratuidad de alabar al Señor.

Ese hombre o esa mujer que alaba al Señor, que reza alabando al Señor, que cuando reza el Gloria se alegra de decirlo, cuando canta el Sanctus en la misa se alegra de cantarlo, es un hombre o una mujer fecunda”.

El Pontífice, para finalizar, ha advertido que “aquellos que se cierran en la formalidad de una oración fría, medida, quizá terminan como Mikal: en la esterilidad de su formalidad”.

Por ello, el Papa ha invitado a imaginar a David que danza “con todas las fuerzas delante del Señor y pensemos qué bello es hacer la oración de alabanza”.

Oración y canto de las alabanzas al Señor

Oración y canto de las alabanzas al Señor

Además, ha afirmado que nos hará bien repetir las palabras del Salmo 23 que hemos rezado hoy: “Puertas, levanten sus dinteles, levántense, puertas eternas, para que entre el Rey de la gloria! ¿Y quién es ese Rey de la gloria? Es el Señor, el fuerte, el poderoso, el Señor poderoso en los combates!”


El maná de cada dia, 28.1.14

enero 28, 2014

.
Martes de la 3ª semana del Tiempo Ordinario

.

Cumplir la voluntad de Dios para ser verdaderos hermanos de Jesús

.
PRIMERA LECTURA: 2 Samuel 6, 12b-15.17-19

En aquellos días, fue David y llevó el arca de Dios desde la casa de Obededom a la Ciudad de David, haciendo fiesta. Cuando los portadores del arca del Señor avanzaron seis pasos, sacrificó un toro y un ternero cebado. E iba danzando ante el Señor con todo entusiasmo, vestido sólo con un roquete de lino.

Así iban llevando David y los israelitas el arca del Señor entre vítores y al sonido de las trompetas. Metieron el arca del Señor y la instalaron en su sitio, en el centro de la tienda que David le había preparado.

David ofreció holocaustos y sacrificios de comunión al Señor y, cuando terminó de ofrecerlos, bendijo al pueblo en el nombre del Señor de los ejércitos; luego repartió a todos, hombres y mujeres de la multitud israelita, un bollo de pan, una tajada de carne y un pastel de uvas pasas a cada uno. Después se marcharon todos, cada cual a su casa.


SALMO 23, 7.8.9.10

¿Quién es ese Rey de la gloria? Es el Señor en persona.

¡Portones!, alzad los dinteles, que se alcen las antiguas compuertas: va a entrar el Rey de la gloria.

¿Quién es ese Rey de la gloria? El Señor, héroe valeroso; el Señor, héroe de la guerra.

¡Portones!, alzad los dinteles, que se alcen las antiguas compuertas: va a entrar el Rey de la gloria.

¿Quién es ese Rey de la gloria? El Señor, Dios de los ejércitos. Él es el Rey de la gloria.


Aclamación antes del Evangelio: Mt 11, 25

Bendito seas, Padre, Señor de cielo y la tierra, porque has revelado los secretos del reino a la gente sencilla.


EVANGELIO: Marcos 3, 31-35

En aquel tiempo, llegaron la madre y los hermanos de Jesús y desde fuera lo mandaron llamar.

La gente que tenía sentada alrededor le dijo: «Mira, tu madre y tus hermanos están fuera y te buscan.»

Les contestó: «¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?»

Y, paseando la mirada por el corro, dijo: «Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.»

.


LA VOLUNTAD DE DIOS

Si aprendiéramos a centrar nuestra vida espiritual en el único deseo de hacer la voluntad de Dios, y no la nuestra, habría más santos en la Iglesia.

El mayor y único deseo de Cristo, el centro de su vida, su mayor aspiración, el sentido de todo, fue siempre cumplir la voluntad de su Padre.

Una forma sencilla y asequible de hacer la voluntad de Dios, sin salir de tu día a día, es el cumplimiento de los deberes propios de tu estado, de tu profesión, de tu vida cristiana y de tu relación con Dios.

Lo que Dios quiere de ti te lo hace ver y te lo pide en el lugar y circunstancias en las que te ha puesto, con esas personas concretas y no otras, en esas responsabilidades que debes desempeñar por trabajo, vocación o estado de vida.

También es cierta y segura la voluntad de Dios en lo que te sobreviene sin esperarlo ni imaginarlo: un fracaso, una enfermedad, un inoportuno atasco, un esguince de tobillo o el premio de una lotería.

Son esos “pequeños milagros” que a veces nos sorprenden como guiños de Dios, esas carambolas de la providencia de las que alcanzamos a conocer sólo la superficie, sin atisbar toda la misteriosa profundidad de bienes y de gracia que conllevan.

Dios te habla con voz firme y segura cuando las circunstancias te sobrepasan y no está en tu mano gobernarlas ni entenderlas.

Por eso, lo absurdo, lo inútil, lo que no entiendes, es de una extraordinaria fecundidad espiritual, si sabes vivirlo abandonado en la aceptación oscura y difícil de una voluntad, la de Dios, que no coincide con la tuya.

Tu oración diaria, la dirección espiritual, la Palabra de Dios, los sacramentos, son también medios para ir atisbando esa voluntad de Dios sobre tu vida.

Aprende a simplificar tu vida espiritual apuntando, sin rodeos, a la voluntad de Dios, entregándole una y otra vez la tuya.

Lañas diarias www.mater-dei.es


Imposición de manos y el Papa Francisco: Padre Adrián Santarelli

enero 27, 2014

.

Ponte en pie, coge tu camilla y vete a tu casa

Ponte en pie, coge tu camilla y vete a tu casa

.

El sacerdote Adrián Santarelli oró por el cardenal Bergoglio en Buenos Aires, imponiéndole las manos: «Este gesto cristiano no tiene nada que ver con el reiki»

El padre Santarelli predica sobre el eficaz gesto de orar imponiendo las manos… algo que pueden hacer también los laicos

Pablo J. Ginés/ReL

Adrián Santarelli, párroco de Santo Tomás Moro en la diócesis de San Isidro, en el gran Buenos Aires, fue misionero en Cuba de 1995 a 2005 y conoció así su extraña combinación caribeña de comunismo (con sus clases de ateísmo científico) y santería (invocación de espíritus de tradición africana), una base interesante para un licenciado en Misionología de la Universidad Urbaniana de Roma.

De vuelta a Argentina, fundó la Comunidad Belén, una asociación privada de fieles aprobada por su obispo Óscar Ojea con el llamado “a trabajar por la formación de laicos evangelizadores y la promoción de la unidad y la paz entre las religiones monoteístas”.

Pero la fama del padre Santarelli le viene por sus retiros, predicaciones y misas de sanación, que atraen multitudes a su parroquia de Santo Tomás Moro http://www.parroquiasantotomasmoro.com/. Sus encuentros en toda América Latina se llenan con rapidez.

Ahora está en España, hasta el 29 de enero, invitado por MisionMas (puede verse su programa y actividades en misionmas.wordpress.com), realizando retiros y encuentros con oración de sanación por los enfermos y necesitados, con el gesto de la imposición de manos.

Santarelli acaba de publicar un breve libro sobre el gesto de la imposición de manos (Imposición de Manos, http://www.editorialguadalupe.com.ar). Se trata de un gesto que la Iglesia usa en los sacramentos, pero también fuera de los sacramentos, para bendecir, pedir la intercesión de Dios, pedir la sanación de un enfermo o un avivamiento del Espíritu Santo en una persona.

El problema, considera Santarelli, es que muchos pastores (y laicos) lo usan demasiado poco.

“Donde la Iglesia deja un vacío, llegarán otros para cubrirlo”, señala Santarelli. Si los pastores no usan el expresivo gesto de la imposición de manos, o renuncian a bendecir objetos, personas, usar signos como el agua bendita, etc… llegarán otras ofertas espirituales que sí lo harán.

Un ejemplo es el reiki, una técnica de “new age” incompatible con el cristianismo, que pretende hacer fluir una energía sanadora a través de las manos.

“Los reikistas tienen razón al menos en una cosa: ofrecen desarrollar sus capacidades espirituales. Cada hombre necesita ser acogido y ayudado a desarrollar ese potencial”, señala.

Pero la forma católica de hacerlo es enseñar a orar unos por otros, también mediante la imposición de manos como gesto cristiano. “La imposición de las manos cristiana no tiene nada que ver con el reiki”, explica.

“La imposición de manos podemos considerarla un sacramental, un gesto no litúrgico. La fe del que lo usa es importante para su eficacia. También es importante su pureza de intención. ¿Estás pidiendo actuar a Cristo al imponer esas manos, estás buscando recibir a Cristo cuando pides la imposición?”, detalla Santarelli.

Hay quien dice que tradicionalmente el gesto de imponer las manos para bendecir estaba reservado a la acción de un superior sobre un inferior: así, un padre o abuelo podía imponer las manos para bendecir y encomendar a Dios a su hijo o nieto cuando éste emprendía un viaje, o salía a trabajar al campo.

Pero Santarelli niega que sea necesariamente el gesto de un superior sobre un inferior. Pone un ejemplo de gesto corporal similar entre iguales en la Constantinopla del año 400:

“San Juan Crisóstomo, cansado de ungir con aceite bendito a los fieles, bendijo unas lámparas de aceite y las dejó en varias casas, para que las familias mismas las usasen; una esposa podía ungir a un esposo enfermo, por ejemplo”.

Santarelli da más detalles: “Tocar es un signo. También los fieles tocan iconos o imágenes santas. San Camilo de Lellis tocaba las llagas de los enfermos como una forma de recibir la gracia de Dios. También hoy hay esposos que rezan el uno por el otro y se bendicen usando el gesto de la imposición de manos.

A mí el cardenal Bergoglio me pidió que le impusiese las manos y rezase por él: él era cardenal y yo sólo un sacerdote. No es sólo un gesto de superiores sobre quienes están bajo su autoridad”.

El Papa que impone las manos

El Papa Francisco imponiendo las manos a un joven impedido

El Papa Francisco imponiendo las manos a un joven impedido

Lo cierto es que desde su primera noche en el balcón vaticano y su petición de “recen por mí”, el Papa Francisco no ha dejado de imponer manos y rezar por niños, enfermos y necesitados en general. Es un gesto que él ha popularizado. Y Santarelli tiene cierta parte del mérito en ello.

«En 2012 el entonces cardenal Bergoglio terminó una misa en Buenos Aires y yo le llevaba en mi auto a su alojamiento en el arzobispado. Él quería ir en metro, como siempre, pero le dije que así yo tenía oportunidad de hablar con un cardenal.

Y conversamos de varias cosas, y también del gesto de la imposición de manos. El tema le gustaba mucho, hasta el punto de que estuvimos parados una hora, allí, sentados en el coche, delante del arzobispado, hablando de este gesto. Y al final me dice:

– ¡No nos vamos a despedir sin más! Hazme la oración de imposición de manos y reza por mí.

– No -le dije- hágalo usted, que como obispo tiene la plenitud del sacramento del orden.

– No, no, te pido que lo hagas tú -insistió Bergoglio-. Así que recé por él con este gesto.»

Tiempo después Bergoglio le contaría que en varias ocasiones, usando el gesto de la imposición de manos, había sentido un calor especial.

Rezando con carismáticos y protestantes

Líderes católicos y hermanos protestantes oran por el entonces cardenal Bergoglio

Líderes católicos y hermanos protestantes oran por el entonces cardenal Bergoglio extendiendo las manos sobre él

Varias veces el cardenal Bergoglio acudió a los encuentros conjuntos de carismáticos católios y protestantes organizados una vez al año por la plataforma CRECES (“Comunión Renovada de Evangélicos y Católicos en el Espíritu Santo”).

En estas citas el cardenal impartió alguna predicación, tomó mate con pastores y sacerdotes… y recibió, arrodillado ante el Espíritu Santo, la oración de intercesión por parte de los pastores evangélicos, con el gesto intercesor de que ellos apoyan la mano sobre su hombro, presentándolo al Señor. (El momento quedó reflejado en la foto bajo estas líneas)

Hubo quien criticó el gesto, porque podía parecer que daba algún poder o autoridad “especial” a los pastores protestantes. Pero Adrián Santarelli, que estuvo presente en ese momento, recuerda que no se trata de nada especial.

“Son simplemente cristianos bautizados que rezan por otro cristiano bautizado, es el poder del bautismo que compartimos católicos y protestantes”, señala. “Es perfectamente lícito para un católico que un protestante, cristiano por el bautismo, como él, rece por él, también con este gesto de intercesión que usa las manos”.

Cuando Santarelli terminó su libro sobre la imposición de manos tuvo ocasión de regalarle un ejemplar al cardenal a quien había aplicado el gesto… regalo que le entregó cuando éste ya era el Papa Francisco (en la foto bajo estas líneas).

Después, las manos del Papa han asombrado al mundo. Por ejemplo, cuando las impuso a un hombre mexicano que reaccionó mostrando alguna influencia presuntamente demoníaca.

“Aunque ha de quedar claro que, como bien explicó el Vaticano, aquella imposición de manos no era un exorcismo, sino sólo una plegaria de bendición o una oración de liberación”, detalla Santarelli, quien especifica que “un exorcismo es otra cosa, es un ritual completo, siguiendo un texto litúrgico estipulado”.

Otro gesto que dio la vuelta al mundo fue su abrazo a un hombre con el rostro terriblemente deformado. “Fue como San Francisco de Asís con el leproso… Esas manos, ese contacto físico, dio dignidad a ese hombre, porque si el Papa lo mira, ¡todos lo pueden mirar!”

Santarelli recuerda también con afecto cómo el ya Papa Francisco impuso las manos y rezó sobre un amigo suyo enfermo de cáncer, un hombre que se había convertido recientemente.

Por lo tanto, el Papa y Santarelli coinciden en el uso de este gesto poderoso y expresivo.

No dogmatizar los detalles

El P. Adrián Santarelli regala al Papa Francisco su librito sobre imposición de manos

El P. Adrián Santarelli regala al Papa Francisco su librito sobre imposición de manos

Santarelli da, eso sí, algunos consejos pastorales sobre la imposición de manos fuera de los sacramentos.

El primer consejo es no dogmatizar con los detalles. Hay quien dice que las manos deben tocar e incluso apoyarse firmemente en la persona a la que se bendice (son los mismos que piden que el agua bendita empape bien, y que el aceite bendito sea abundante).

Otros dicen que hay que extender las manos y brazos hacia la persona pero sin llegar a tocar… bien por razones culturales, bien para evitar algún “contagio” de “algo maligno”. “¿Quién sabe por cuántos brujos o quiromantes ha pasado esa persona antes?”, apuntan.

Unos consideran que sólo una persona con don especial o preparación debe hacer el gesto: así se reconocería la diversidad de carismas.

Otros, por el contrario, consideran que todos en el Pueblo de Dios pueden y deben hacerlo, por ejemplo uno a otro en círculo, o en parejas unos a otros ya que “donde dos o más se reúnen en mi Nombre allí estoy yo”, dijo Jesús. Además, así se evitarían divinismos o endiosamientos y quedaría claro que es Dios, no tal o cual persona, quien actúa.

Otros son más radicales y dicen que lo mejor es no usar el gesto para evitar que se le atribuya un valor mágico: que se alcen las manos al cielo y cada uno implore a Dios por su cuenta. Otros proponen que se impongan las manos en el hombro o en la espalda, no en la cabeza. Por último, personas con el don de sanación tienden a tocar alguna parte del cuerpo que el Espíritu Santo les indique.

“La realidad es que en el Pueblo de Dios veremos emplear todas esas fórmulas y no debemos dogmatizar sobre ello. Jesús mismo a veces curaba a distancia, otras imponiendo las manos y otras usando saliva y barro. Un criterio importante es que no hagamos que la persona se sienta mal o incómoda”, comenta Santarelli, muy pragmático.

“En mi caso, suelo hacer la imposición con una cruz”, detalla. Es decir: su mano no toca a la persona, es la cruz que lleva en la mano lo que toca. Y lo que se toca no siempre es lo que luego se va a sanar.

“Yo una vez toqué en oración la espalda de una chica, pero ella sintió como un fuego en otro lugar del cuerpo, fue al médico y allí le localizaron un cáncer. Yo suelo sentir como un hueco en alguna parte del cuerpo de la persona sobre la que oro, y la mano se me va allí de forma automática”, explica.

Santarelli tiene consejos para pastores y para feligreses.

Laicos y religiosas imponen manos orando por sus hermanos

Laicos y religiosas imponen manos orando por sus hermanos

A los pastores les recuerda que Jesús dio un mandato en Marcos 16, 18: imponer las manos para sanar enfermos y para confirmar con gestos poderosos la Palabra de Dios. “Si un pastor por miedo al gesto no impone las manos, está incumpliendo este mandato”, comenta.

Para los feligreses, su petición es que lleven una vida de sacramentos, una vida cristiana, porque “hay gente que se cura, se va a su casa y ya no vuelve por la iglesia… hasta que recae, claro. A la gente hay que decirle que si Dios les sana es para que cambien de vida, como signo de vida nueva.

El signo debe ir acompañado de formación. Para empezar, debemos insistir en que todas las misas sanan y son santas. No es admisible que nuestros parroquianos vayan sólo a nuestras misas de sanación y no acudan a las del domingo”.

Siendo un entusiasta de la imposición de manos, cree que no debe usarse el gesto en nadie que se niegue a él… ni siquiera en el sacramento de la unción a enfermos inconscientes o moribundos, si consta que no lo habrían querido recibir.

“Si un señor está cerrado a los sacramentos, dejemos que Dios le alcance y le dé la salvación por otros caminos, confiemos en los medios de Dios. Lloremos por él y oremos por él, como Jesús lloraba por Jerusalén. Probablemente Dios ve que esa persona no le rechaza a Él, sino a una falsa imagen de Él. Pero, eso sí, si quiere el sacramento de la unción de los enfermos, éste implica el contacto físico, el uso de las manos”, dice Santarelli.

El reiki: falso y peligroso

Volviendo al reiki, que también usa el contacto físico con las manos pero siguiendo un ritual (zonas específicas del cuerpo, una posición de relajación, etc…) que no tiene nada que ver con la fe cristiana, Santarelli se muestra muy crítico.

“Para empezar, la mitología del reiki es mentira. ¿Existió ese tal monje Usui, su supuesto iniciador, que no sabemos si era monje budista o católico? Ni siquiera sabe nadie dónde está su tumba, y eso que dicen que murió hace poco, en 1900. Debería haber más datos de él. Pensemos cómo la Iglesia sí documenta bien los detalles de la vida de cualquier santo de hace dos, tres, cuatro siglos…”

“Además, el reiki exige una iniciación y una simbología… y el uso de ambas cosas cosas choca con el cristianismo, porque tenemos nuestra propia iniciación: el bautismo y la confirmación. El reiki pide una relación de discípulo y maestro, pero el cristiano ya tiene un maestro, que es Jesús. En realidad, en el reiki te enganchas espiritualmente a algo que no sabes qué es”.

Por otra parte, el padre Santarelli ha seguido varios casos de personas implicadas en reiki. A algunos no les pasa nada malo. A otros sí.

“Conozco una señora que es cristiana, que hace reiki en su casa sin cobrar, que ella dice que invoca a Jesucristo, que el Espíritu Santo le protege y que no le pasa nada malo… ya veremos”, apunta.

“Pero conozco a otra persona que desarrolló dependencia por su maestro reiki, que le manipulaba. A otra que con el reiki empezó a exprimentar perturbaciones, enfermedades donde no las había… y su maestro le decía que era culpa suya por ser débil. Y la mayoría de reikistas pasan a experimentar también con piedras, magias, energías y acaban en macumbas y esoterismos.

Allí donde hay santería, invocación de espíritus, religiones africanas, etc… ¿qué impide a un santero o invocador vudú hacer un curso de reiki e ir por ahí imponiendo manos? Tengamos cuidado con esto, cuidado a qué nos abrimos”.

Para ver el itinerario del padre Adrián Santarelli en España: misionmas.wordpress.com

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=33485



El maná de cada día, 27.1.14

enero 27, 2014

Lunes de la 3ª semana del Tiempo Ordinario

El pecado es una cárcel en la que nosotros mismos nos encerramos



PRIMERA LECTURA: 2 Samuel 5, 1-7.10

En aquellos días, todas las tribus de Israel fueron a Hebrón a ver a David y le dijeron:

«Hueso tuyo y carne tuya somos: ya hace tiempo, cuando todavía Saúl era nuestro rey, eras tú quien dirigías las entradas y salidas de Israel. Además el Señor te ha prometido: “Tú serás el pastor de mi pueblo Israel, tu serás el jefe de Israel.”»

Todos los ancianos de Israel fueron a Hebrón a ver al rey, y el rey David hizo con ellos un pacto en Hebrón, en presencia del Señor, y ellos ungieron a David como rey de Israel.

Tenía treinta años cuando empezó a reinar, y reinó cuarenta años; en Hebrón reinó sobre Judá siete años y medio, y en Jerusalén reinó treinta y tres años sobre Israel y Judá. El rey y sus hombres marcharon sobre Jerusalén, contra los jebuseos que habitaban el país.

Los jebuseos dijeron a David: «No entrarás aquí. Te rechazarán los ciegos y los cojos.»

Era una manera de decir que David no entraría. Pero David conquistó el alcázar de Sión, o sea, la llamada Ciudad de David. David iba creciendo en poderío, y el Señor de los ejércitos estaba con él.


SALMO 88, 20.21-22.25-26

Mi fidelidad y misericordia lo acompañarán.

Un día hablaste en visión a tus amigos: «He ceñido la corona a un héroe, he levantado a un soldado sobre el pueblo.»

«Encontré a David, mi siervo, y lo he ungido con óleo sagrado; para que mi mano esté siempre con él y mi brazo lo haga valeroso.»

«Mi fidelidad y misericordia lo acompañarán, por mi nombre crecerá su poder: extenderé su izquierda hasta el mar, y su derecha hasta el Gran Río.»


Aclamación antes del Evangelio: 2Tm 1, 10

Nuestro Salvador Jesucristo destruyó la muerte y sacó a la luz la vida. por medio del Evangelio.


EVANGELIO: Marcos 3, 22-30

En aquel tiempo, los escribas que habían bajado de Jerusalén decían: «Tiene dentro a Belzebú y expulsa a los demonios con el poder del jefe de los demonios.»

Él los invitó a acercarse y les puso estas parábolas: «¿Cómo va a echar Satanás a Satanás? Un reino en guerra civil no puede subsistir; una familia dividida no puede subsistir. Si Satanás se rebela contra sí mismo, para hacerse la guerra, no puede subsistir, está perdido. Nadie puede meterse en casa de un hombre forzudo para arramblar con su ajuar, si primero no lo ata; entonces podrá arramblar con la casa.

Creedme, todo se les podrá perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan; pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, cargará con su pecado para siempre.»

Se refería a los que decían que tenía dentro un espíritu inmundo.


.

EL PECADO CONTRA EL ESPÍRITU SANTO

Juan Pablo Magno PP II – Encíclica “Dominum et vivificantem”

¿Por qué la blasfemia contra el Espíritu Santo es imperdonable? ¿En qué sentido hay que entender esta blasfemia? Santo Tomás de Aquino responde que se trata de un pecado “irremisible por su misma naturaleza porque excluye los elementos gracias a los cuales se concede la remisión de los pecados”.

Según tal exégesis, esta blasfemia no consiste, propiamente, en decir palabras ofensivas contra el Espíritu Santo, sino que consiste en no querer recibir la salvación que Dios ofrece al hombre a través del Espíritu Santo que actúa en virtud del sacrificio de la cruz.

Si el hombre rechaza la “manifestación del pecado” que viene del Espíritu Santo (Jn 16, 8) y que tiene un carácter salvífico, rechaza, al mismo tiempo, la “venida” del Paráclito (Jn 16, 7), “venida” que tiene lugar en el misterio de Pascua, en unión con el poder redentor de la Sangre de Cristo, Sangre que “purifica la conciencia de las obras muertas” (Heb 9, 14).

Sabemos que el fruto de una tal purificación es la remisión de los pecados. En consecuencia, quien rechaza al Espíritu y la Sangre (cf 1 Jn 5, 8) permanece en las “obras muertas”, en el pecado. Y la blasfemia contra el Espíritu Santo consiste, precisamente, en el rechazo radical de esta remisión de la cual él es el dispensador íntimo, y que presupone la verdadera conversión que él opera en la conciencia.

Si Jesús dice que el pecado contra el Espíritu Santo no puede ser perdonado ni en este mundo ni en el otro es porque esta “no-remisión” está ligada, como a su causa, a la “no-penitencia”, es decir, al rechazo radical de convertirse…

La blasfemia contra el Espíritu Santo es el pecado cometido por el hombre que presume y reivindica el “derecho” a perseverar en el mal –en el pecado, cualquiera que sea su forma- y por ahí mismo rechaza la Redención. El hombre permanece encerrado en el pecado, haciendo, pues, por su parte, imposible la conversión y, por consiguiente, también la remisión de los pecados, la cual él no juzga esencial ni importante para su vida.

En este caso, hay una situación de ruina espiritual, porque la blasfemia contra el Espíritu Santo no permite al hombre salir de la cárcel en la cual él mismo se ha encerrado.


A %d blogueros les gusta esto: