Venezuela y Ucrania: Crisis político-religiosa en las redes sociales

febrero 28, 2014

.

Ininterrumpidas y numerosas  campañas de oración por la paz y reconciliación para Venezuela

Ininterrumpidas y numerosas campañas de oración por la paz y reconciliación en Venezuela

.

.

.Ucrania y Venezuela: de la necesidad de Dios en la era digital

En Facebook, Twitter y Google+ el hashtag #prayforVenezuela y #prayforUcrania se convirtió en punto de encuentro

Por Jorge Enrique Mújica

ROMA, 26 de febrero de 2014 (Zenit.org) – No ha pasado desapercibido un rasgo aparentemente periférico que en las manifestaciones de Ucrania y Venezuela ha terminado por ser característica importante: la dimensión cristiana que ha acompañado los sucesos.

Con esto no se alude a motivaciones religiosas como motor de las reivindicaciones o de las denuncias ante gobiernos subyugadores; nos referimos más bien al cariz religioso cristiano como elemento de cohesión tanto de las multitudes que abarrotan las calles como de quienes se suman a ellas por medio de las redes sociales.

En FacebookTwitter y Google+ el hashtag (etiqueta común que facilita seguir conversaciones en torno a una temática específica) #prayforVenezuela y #prayforUcrania ha terminado por convertirse en el punto de encuentro para quienes quieren conocer en tiempo real qué está pasando en ambos países o para quienes desean solidarizarse con la causa.

La cara dramática de los enfrentamientos... vidas segadas y pérdidas irreparables

La cara dramática de los enfrentamientos… vidas segadas y pérdidas insospechas e  irreparables

.

Han usado el hashtag lo mismo millones de usuarios comunes que estrellas del espectáculo y del deporte: de Paulina Rubio a Juanes, pasando por Paris Hilton, Ricardo Montaner, Ricky Martin, Alejandro Sanz o Rihanna.

Evidentemente, el «pray» al que se alude («reza», en español) supone al menos una remota valoración de la oración y, en ese sentido, dice relación a Dios que es el destinatario final de las oraciones. Pero lo que acontece en las redes sociales no es un mero fenómeno reducible a las fronteras de lo digital.

Las numerosas fotografías de sacerdotes ortodoxos y católicos en medio de policías y manifestantes, tratando de ofrecer a ambos atención espiritual, han sido una constante en las manifestaciones de Ucrania.

No pocas de esas fotos han pasado a ser verdaderos contenidos virales que han posibilitado conocer ese rostro muchas veces oculto de entrega por parte del clero en tantas ocasiones maltratado por la prensa generalista.

Valerse de símbolos religiosos para ratificar la gravedad de la protesta

Valerse de símbolos religiosos para legitimar y justificar el sentido de la protesta

Algunos corresponsales de medios internacionales comentaban desde Twitter la sorpresa que suponía ver tantos elementos de fe en las manifestaciones de los ciudadanos comunes (imágenes de la Virgen María en los estrados, crucifijos e iconos como bandera que clama justicia, etc.) hasta llegar a decir: «esto parece más una vigilia de oración que una manifestación política».

En Venezuela el acontecer no ha sido muy diferente: jóvenes estudiantes en las calles portan Rosarios y piden que sea la Iglesia católica la que medie en el conflicto entre ciudadanos y gobierno. El asesinato y las golpizas propinadas por militares y policías filo-chavista hacia algunos sacerdotes no ha hecho sino cohesionar más al pueblo con la Iglesia que es también atacada en sus ministros de culto.

Es verdad que estos elementos también pueden ser usados para intereses mezquinos e incluso prostituirlos en su sentido.

Pero manteniéndonos en un plano meramente fenomenológico-sociológico no parece apresurado ver en todo esto la capacidad cohesionadora y de identidad que el cristianismo favorece todavía hoy, en medio de sociedades tan fraccionadas ideológicamente.

Y esto lleva a poner los ojos en el acento de trascendencia que está detrás: después de todo, apelar a simbologías como las referidas y ampararse en el poder de la oración suponen una perspectiva horizontal, de la tierra al cielo, que, en definitiva, conlleva reconocer la necesidad de Dios, de su capacidad de intervención para el bien en el mundo y así como puerta de esperanza… También en la era de las redes sociales.

* El autor es analista de ZENIT News Agency para temas relacionados con internet y fe, comunicación institucional y periodismo religioso.

 


El maná de cada día, 28.2.14

febrero 28, 2014

Viernes de la 7ª semana del Tiempo Ordinario

.

Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre

Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre



PRIMERA LECTURA: Santiago 5, 9-12

No os quejéis, hermanos, unos de otros, para no ser condenados. Mirad que el juez está ya a la puerta.

Tomad, hermanos, como ejemplo de sufrimiento y de paciencia a los profetas, que hablaron en nombre del Señor.

Llamamos dichosos a los que tuvieron constancia. Habéis oído ponderar la paciencia de Job y conocéis el fin que le otorgó el Señor. Porque el Señor es compasivo y misericordioso.

Pero ante todo, hermanos míos, no juréis ni por el cielo ni por la, tierra, ni pronunciéis ningún otro juramento; vuestro sí sea un sí y vuestro no un no, para no exponeros a ser juzgados.


SALMO 102,1-2.3-4.8-9.11-12

El Señor es compasivo y misericordioso.

Bendice, alma mía, al Señor, y todo mi ser a su santo nombre. Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides sus beneficios.

Él perdona todas tus culpas y cura todas tus enfermedades; él rescata tu vida de la fosa y te colma de gracia y de ternura.

El Señor es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia; no está siempre acusando ni guarda rencor perpetuo.

Como se levanta el cielo sobre la tierra, se levanta su bondad sobre sus fieles; como dista el oriente del ocaso, así aleja de nosotros nuestros delitos.


Aclamación antes del Evangelio: Jn 17, 17ba

Tu palabra, Señor, es verdad: conságranos en la verdad.


EVANGELIO: Marcos 10,1-12

En aquel tiempo, Jesús se marchó a Judea y a Transjordania; otra vez se le fue reuniendo gente por el camino, y según costumbre les enseñaba.

Se acercaron unos fariseos y le preguntaron, para ponerlo a prueba: «¿Le es licito a un hombre divorciarse de su mujer?»

Él les replicó: «¿Qué os ha mandado Moisés?»

Contestaron: «Moisés permitió divorciarse, dándole a la mujer un acta de repudio.»

Jesús les dijo: «Por vuestra terquedad dejó escrito Moisés este precepto. Al principio de la creación Dios “los creó hombre y mujer. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne.” De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.»

En casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo.

Él les dijo: «Si uno se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra la primera. Y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro, comete adulterio.»


Pretensiones de la Junta de Andalucía: La Mezquita de Córdoba

febrero 27, 2014

.

Mezquita-Catedral de Córdoba, vista nocturna desde el río

Mezquita-Catedral de Córdoba, vista nocturna desde el río Guadalquivir

.

La Junta de Andalucí­a insiste en ser propietaria de la catedral-mezquita de Córdoba

La Iglesia indica que la pretensión es ‘contraria a la normativa jurídica vigente’

.

Por Iván de Vargas

MADRID, 26 de febrero de 2014 (Zenit.org) – El Ejecutivo andaluz lanzó ayer una “oferta de diálogo” a la Iglesia, tras la polémica suscitada por la propiedad de la inigualable catedral de esta ciudad al sur de España.

La Iglesia que mantiene desde hace 8 siglos la mezquita de Córdoba, convertida en catedral, la inmatriculó en 2006 para pasar de la propiedad de hecho a la de derecho.

Por su parte, la Junta de Andalucía admite que está estudiando todas las posibilidades, “incluidas las jurídicas”, para realizar “la demanda ciudadana” apoyada por 80 mil firmas, de forma que ésta sea de patrimonio público, aunque la gestión le quede a las autoridades eclesiásticas.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, ha señalado que al tratarse de un bien de “tanta cercanía, desde el punto de vista ciudadano”, si pasa a formar parte del patrimonio público engrandece sus posibilidades.

Por este motivo, ha considerado un “sinsentido” la “carrera” emprendida por la Diócesis para ostentar su propiedad, algo que “no se corresponde ni con la doctrina de la Iglesia”.

Y Miguel Ángel Vázquez, portavoz de la Junta ha dicho que el Ejecutivo andaluz está estudiando todas las posibilidades, “incluidas las jurídicas, para responder a la demanda ciudadana, para que este bien cultural sea de patrimonio público”.

Tras conocer las palabras del portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, y las del vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, el Cabildo Catedralicio cordobés, titular del principal templo de la ciudad, ha mostrado en una nota su “sorpresa” por una postura que “en su conjunto no se ajusta a la realidad” y es “contraria a la normativa jurídica vigente”.

En su escrito, el Cabildo defiende que “siempre ha mantenido entendimiento y colaboración leal con las Administraciones Públicas” y al mismo tiempo, ha cumplido con “la misión encomendada en sus tres vertientes esenciales: culto, cultura y caridad” respecto a la gestión de la catedral.

Además, señala que lo ha hecho “a lo largo de ocho siglos de manera pública, pacífica e ininterrumpidamente a título de dueño”.

Por último, los canónigos subrayan en su comunicado que “mantendrán su espíritu de colaboración con todas las Administraciones Públicas como siempre lo ha hecho” el Cabildo para que “redunde en los intereses de la ciudad y los cordobeses”.

Añaden también que los cordobeses, ante la petición de la Junta de que se acceda gratuitamente al templo, “gozan de la entrada gratuita igual que otros colectivos”. Y concluyen recordando que el Gobierno regional “nunca cuestionó” la titularidad de la Catedral.

España: campaña para que la Catedral de Córdoba sea de gestión pública. La Junta de Andalucía estudia pedir la titularidad del edificio


El maná de cada día, 27.2.14

febrero 27, 2014

Jueves de la 7ª semana del Tiempo Ordinario

.

Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.



PRIMERA LECTURA: Santiago 5, 1-6

Ahora, vosotros, los ricos, llorad y lamentaos por las desgracias que os han tocado. Vuestra riqueza está corrompida y vuestros vestidos están apolillados. Vuestro oro y vuestra plata están herrumbrados, y esa herrumbre será un testimonio contra vosotros y devorará vuestra carne como el fuego.

¡Habéis amontonado riqueza, precisamente ahora, en el tiempo final!

El jornal defraudado a los obreros que han cosechado vuestros campos está clamando contra vosotros; y los gritos de los segadores han llegado hasta el oído del Señor de los ejércitos.

Habéis vivido en este mundo con lujo y entregados al placer. Os habéis cebado para el día de la matanza. Condenasteis y matasteis al justo; él no os resiste.


SALMO 48,14-15ab.15cd-16.17-18.19-20

Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Éste es el camino de los confiados, el destino de los hombres satisfechos: son un rebaño para el abismo, la muerte es su pastor.

Y bajan derechos a la tumba; se desvanece su figura, y el abismo es su casa.

Pero a mí, Dios me salva, me saca de las garras del abismo y me lleva consigo.

No te preocupes si se enriquece un hombre y aumenta el fasto de su casa: cuando muera, no se llevará nada, su fasto no bajará con él.

Aunque en vida se felicitaba: «Ponderan lo bien que lo pasas», irá a reunirse con sus antepasados, que no verán nunca la luz.


Aclamación antes del Evangelio: 1Ts 2, 13

Acoged la palabra de Dios, no como palabra de hombre, sino, cual es en verdad, como palabra de Dios.


EVANGELIO: Marcos 9, 41-50

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «El que os dé a beber un vaso de agua, porque seguís al Mesías, os aseguro que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeñuelos que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar.

Si tu mano te hace caer, córtatela: más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al infierno, al fuego que no se apaga.

Y, si tu pie te hace caer, córtatelo: más te vale entrar cojo en la vida, que ser echado con los dos pies al infierno.

Y, si tu ojo te hace caer, sácatelo: más te vale entrar tuerto en el reino de Dios, que ser echado con los dos ojos al infierno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga.

Todos serán salados a fuego. Buena es la sal; pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la sazonaréis? Que no falte entre vosotros la sal, y vivid en paz unos con otros.»


.

LO QUE IMPORTA ES IR AL CIELO

P. Francisco Fernández Carvajal

Ser instrumento de salvación para muchos

La consideración de nuestro fin último ha de llevarnos a la fidelidad en lo poco de cada día, a ganarnos el Cielo con los quehaceres y las incidencias diarias, a remover todo aquello que sea un obstáculo en nuestro caminar.

También nos ha de llevar al apostolado, a ayudar a quienes están junto a nosotros para que encuentren a Dios y le sirvan en esta vida y sean felices con Él por toda la eternidad. Ésta es la mayor muestra de caridad y de aprecio que podemos tener.

La primera forma de ayudar a los demás es la de estar atentos a las consecuencias de nuestro obrar y de las omisiones, para no ser nunca, ni de lejos, escándalo, ocasión de tropiezo para otros.

El Evangelio de la Misa recoge también estas palabras de Jesús: Y al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le pongan al cuello una piedra de molino, de las que mueve un asno, y sea arrojado al mar.

En otro momento ya había dicho el Señor: Es imposible que no sucedan escándalos; pero ¡ay de aquel que los causa! (15)

Pocas palabras encontramos en el Evangelio tan fuertes como éstas; pocos pecados tan graves como el de causar la ruina de un alma, porque el escándalo tiende a destruir la obra más grande de Dios, que es la Redención, con la pérdida de las almas: da muerte al alma del prójimo quitándole la vida de la gracia, que es más preciosa que la vida del cuerpo.

Los pequeños, para Jesús, son en primer lugar los niños, en cuya inocencia se refleja de una manera particular la imagen de Dios; pero también lo son esa inmensa muchedumbre de personas sencillas, con menos formación y, por lo mismo, más fáciles de escandalizar.

Ante las muchas causas de escándalo que diariamente se dan en el mundo, el Señor nos pide a sus discípulos desagravio y reparación por tanto mal, siendo ejemplos vivos que arrastren a otros a ser buenos cristianos, practicando la corrección fraterna oportuna, afectuosa, prudente, que ayude a otros a remediar sus errores o a que se separen de una situación dañosa para su alma, moviendo a muchos para que acudan al sacramento de la Penitencia, donde enderecen sus pasos torcidos.

La realidad de la existencia del infierno, que nos enseña la fe, es una llamada al apostolado, a ser para muchos instrumento de salvación.

Acudamos a la Virgen Santísima: iter para tutum! (16), prepáranos, a nosotros y a todos los hombres, un camino seguro: el que termina en la eterna felicidad del Cielo.

(15) Lc 17, 1.- (16) LITURGIA DE LAS HORAS, Segundas Vísperas del Común de la Virgen, Himno Ave, maris stella.

http://www.homiletica.org


Venezuela: El Papa pide oración y reconciliación

febrero 26, 2014

.

Oremos por Venezuela, por la paz y reconciliación

Oremos por Venezuela, por la paz y reconciliación

.

Venezuela: Papa Francisco clama por la paz y concordia para la Nación.

.

VATICANO, 26 Feb. 14 / 10:21 am (ACI/EWTN Noticias).- Desde la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el Papa Francisco hizo llegar hoy su cercanía al pueblo de Venezuela, al transmitir su preocupación por los sucesos violentos en el país a raíz de las protestas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro y los enfrentamientos que ya cobraron al menos la vida de 16 personas.

El Pontífice hizo un apremiante llamado a la oración, para que cese de inmediato la violencia, y pidió a los responsables políticos e institucionales que “no escatimen esfuerzos para favorecer la reconciliación nacional, a través del perdón mutuo y el diálogo”.

El pedido del Santo Padre está en línea con lo solicitado por los obispos venezolanos que, desde el inicio de las manifestaciones y de la violenta represión, han instado a todos los actores a dialogar para superar el conflicto con la verdad para lograr la paz.

Este miércoles en Caracas se realiza una marcha de mujeres que sale desde la Conferencia Episcopal Venezolana. Entre las participantes está “la madre de Génesis Carmona, la estudiante de 22 años y Miss Carabobo que fue asesinada en Valencia”.

“Anoche hubo saqueos en Valencia y Maracay, y en Maracay murió un muchacho de un disparo esta madrugada”, dijo una fuente cercana a ACI Prensa que se mantiene en el anonimato por razones de seguridad.

“El país está revuelto. Maduro decretó días no laborables el jueves y el viernes para que la gente se vaya a disfrutar un carnaval largo. Y el miércoles se cumple un año de la muerte de Hugo Chávez por lo que ese día seguro no habrá trabajo tampoco”, agregó.

“Maduro ha salido en cadena nacional cantando y bailando mientras las madres están enterrando a sus hijos. Ayer en Táchira murió otro joven”, relató. Estos hechos fueron criticados por la población, que rechazó la actitud de Maduro de festejar en medio de las protestas.

Los estudiantes, indicó la fuente, “ya tienen planificadas protestas y movilizaciones en todo el país. No se cansan, están dando una muestra admirable de amor por su Patria y de la defensa de sus derechos”.

El clamor del Papa

El Santo Padre dijo hoy que sigue

“con particular preocupación lo que está sucediendo en estos días en Venezuela. Anhelo vivamente que cesen cuanto antes las violencias y hostilidades y que todo el pueblo venezolano, empezando por los responsables políticos e institucionales, no escatimen esfuerzos para favorecer la reconciliación nacional, a través del perdón mutuo y del diálogo sincero, en el respeto de la verdad y de la justicia, capaz de afrontar temas concretos para el bien común”.

Tras la catequesis de la audiencia general, el Papa Francisco dijo además que

“al tiempo que aseguro mi constante y ferviente oración, especialmente por aquellos que perdieron la vida en los enfrentamientos y por sus familiares, invito a todos los creyentes a elevar súplicas a Dios, por la intercesión materna de Nuestra Señora de Coromoto, para que el país vuelva a encontrar pronto la paz y la concordia”.

 


El maná de cada día, 26.2.14

febrero 26, 2014

Miércoles de la 7ª semana del Tiempo Ordinario

El que no está contra nosotros está a favor nuestro

El que no está contra nosotros está a favor nuestro

.

PRIMERA LECTURA: Santiago 4, 13-17

Vosotros decís: «Mañana o pasado iremos a esa ciudad y pasaremos allí el año negociando y ganando dinero».

Y ni siquiera sabéis qué pasará mañana. Pues, ¿qué es vuestra vida? Una nube que aparece un momento y en seguida desaparece.

Debéis decir así: «Si el Señor lo quiere y vivimos, haremos esto o lo otro.» En vez de eso, no paráis de hacer grandes proyectos, fanfarroneando; y toda jactancia de ese estilo es mala cosa.

Al fin y al cabo, quien conoce el bien que debe hacer y no lo hace es culpable.


SALMO 48,2-3.6-7.8-10.11

Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Oíd esto, todas las naciones; escuchadlo, habitantes del orbe: plebeyos y nobles, ricos y pobres.

¿Por qué habré de temer los días aciagos, cuando me cerquen y acechen los malvados, que confían en su opulencia y se jactan de sus inmensas riquezas?

Si nadie puede salvarse ni dar a Dios un rescate. Es tan caro el rescate de la vida, que nunca les bastará para vivir perpetuamente sin bajar a la fosa.

Mirad: los sabios mueren, lo mismo que perecen los ignorantes y necios, y legan sus riquezas a extraños.


Aclamación antes del Evangelio: Jn 14, 6

Yo soy el camino, y la verdad, y la vida -dice el Señor-; nadie va al Padre, sino por mí.


EVANGELIO: Marcos 9, 38-40

En aquel tiempo, dijo Juan a Jesús: «Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros.»

Jesús respondió: «No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro.»


.

DEL ORGULLO DE IMPONER MI CRITERIO, LÍBRAME, JESÚS

Nuestro egoísmo y nuestro «yo» soberbio nos hacen vivir en la tiranía de nuestro propio criterio. Imponemos nuestra forma de ver las cosas, nuestra opinión, nuestros planes, sólo porque necesitamos reafirmar ante los demás eso que, en el fondo, sabemos que no somos.

A veces, incluso, ayudamos a imponer el criterio que más nos conviene o interesa, según la lógica de las componendas humanas, sólo porque así no nos arriesgamos a quedar mal ante nadie.

Cuántas veces escondemos la verdad de las cosas o de las personas, incluso en nombre del Evangelio, por conseguir esos intereses personales que tanto nos benefician ante los hombres, o por entrar en el juego de las políticas humanas.

Nos cuesta mucho escuchar a otros, contrastar con ellos esa idea, o ese parecer, que, por ser mío, siempre me parecerá el mejor y el que ha de imponerse a otros.

Entre las cosas que más nos enamoran de Cristo está su deseo de agradar siempre al Padre, viviendo sólo para hacer su voluntad. Siendo Dios, no impuso la Verdad sino con la fuerza del amor, humillando su propio criterio y voluntad hasta el extremo de la Cruz.

No llegarás muy lejos, ni en las cosas de los hombres, ni en las cosas de Dios, si haces de tu propio juicio el pedestal sobre el que asentar tu propio monumento.

Entras en la lógica de la insatisfacción y la infelicidad cuando haces de tu soberbio «yo» el bastón sobre el que apoyar tus pasos.

Quizá los demás terminen haciendo lo que tú digas, te alaben por tus brillantes ideas, o se inclinen contentos ante tus insuperables ocurrencias, porque también a ellos les beneficia tu parecer; pero, corres el riesgo de quedarte solo, acompañado sólo por la ponzoña de tu egoísmo altivo, cuando ellos encuentren a otro que les ofrezca halagos mejores y mayores.

Lañas diarias www.mater-dei.es


Carta a las Familias: El Papa pide oración por el Sínodo

febrero 25, 2014

.

El Papa Franscisco saluda a la gente en la Plaza de San Pedro

El Papa Franscisco saluda a la gente en la Plaza de San Pedro

.

Carta a las Familias pidien oración por el Sínodo

.

VATICANO, 25 Feb. 14 / 10:17 am (ACI/EWTN Noticias).- El Papa Francisco ha escrito una carta a todas las familias del mundo, en la que pide oraciones por el Sínodo que se realizará en octubre en el Vaticano sobre el tema “Los retos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización”.

El Santo Padre pide rezar mucho para poder afrontar los retos actuales con la luz y la fuerza del Evangelio.

La carta está fechada el 2 de febrero, festividad de la Presentación de Jesús en el Templo, y ha sido dada a conocer hoy por la Santa Sede.

“Queridas familias:

Me presento a la puerta de su casa para hablarles de un acontecimiento que, como ya saben, tendrá lugar el próximo mes de octubre en el Vaticano.

Se trata de la asamblea general extraordinaria del Sínodo de los Obispos, convocada para tratar el tema ‘Los retos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización’.

Pues la Iglesia hoy está llamada a anunciar el Evangelio afrontando también las nuevas emergencias pastorales relacionadas con la familia.

Este señalado encuentro es importante para todo el Pueblo de Dios, Obispos, sacerdotes, personas consagradas y fieles laicos de las Iglesias particulares del mundo entero, que participan activamente en su preparación con propuestas concretas y con la ayuda indispensable de la oración.

El apoyo de la oración es necesario e importante especialmente de parte de ustedes, queridas familias.

Esta Asamblea sinodal está dedicada de modo especial a ustedes, a su vocación y misión en la Iglesia y en la sociedad, a los problemas de los matrimonios, de la vida familiar, de la educación de los hijos, y a la tarea de las familias en la misión de la Iglesia.

Por tanto, les pido que invoquen con insistencia al Espíritu Santo, para que ilumine a los Padres sinodales y los guíe en su grave responsabilidad.

Como saben, a esta Asamblea sinodal extraordinaria seguirá un año después la Asamblea ordinaria, que tratará el mismo tema de la familia. Y, en ese contexto, en septiembre de 2015, tendrá lugar el Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia.

Así pues, oremos todos juntos para que, mediante estas iniciativas, la Iglesia realice un auténtico camino de discernimiento y adopte los medios pastorales adecuados para ayudar a las familias a afrontar los retos actuales con la luz y la fuerza que vienen del Evangelio.

Les escribo esta carta el día en que se celebra la fiesta de la Presentación de Jesús en el templo.

En el Evangelio de Lucas vemos que la Virgen y San José, según la Ley de Moisés, llevaron al Niño al templo para ofrecérselo al Señor, y dos ancianos, Simeón y Ana, impulsados por el Espíritu Santo, fueron a su encuentro y reconocieron en Jesús al Mesías.

Simeón lo tomó en brazos y dio gracias a Dios porque finalmente había ‘visto’ la salvación; Ana, a pesar de su avanzada edad, cobró nuevas fuerzas y se puso a hablar a todos del Niño.

Es una hermosa estampa: dos jóvenes padres y dos personas ancianas, reunidas por Jesús.

¡Realmente Jesús hace que generaciones diferentes se encuentren y se unan! Él es la fuente inagotable de ese amor que vence todo egoísmo, toda soledad, toda tristeza.

En su camino familiar, ustedes comparten tantos momentos inolvidables: las comidas, el descanso, las tareas de la casa, la diversión, la oración, las excursiones y peregrinaciones, la solidaridad con los necesitados…

Sin embargo, si falta el amor, falta la alegría, y el amor auténtico nos lo da Jesús: Él nos ofrece su Palabra, que ilumina nuestro camino; nos da el Pan de vida, que nos sostiene en las fatigas de cada día.

Queridas familias, su oración por el Sínodo de los Obispos será un precioso tesoro que enriquecerá a la Iglesia. Se lo agradezco, y les pido que recen también por mí, para que pueda servir al Pueblo de Dios en la verdad y en la caridad.

Que la protección de la Bienaventurada Virgen María y de San José les acompañe siempre y les ayude a caminar unidos en el amor y en el servicio mutuo. Invoco de corazón sobre cada familia la bendición del Señor”.

(Los subrayados con negrita con míos)


El maná de cada día, 25.2.14

febrero 25, 2014

Martes de la 7ª semana del Tiempo Ordinario

.

Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos

Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos



PRIMERA LECTURA: Santiago 4, 1-10

¿De dónde proceden las guerras y las contiendas entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, que luchan en vuestros miembros?

Codiciáis y no tenéis; matáis, ardéis en envidia y no alcanzáis nada; os combatís y os hacéis la guerra. No tenéis, porque no pedís. Pedís y no recibís, porque pedís mal, para dar satisfacción a vuestras pasiones.

¡Adúlteros! ¿No sabéis que amar el mundo es odiar a Dios? El que quiere ser amigo del mundo se hace enemigo de Dios.

No en vano dice la Escritura: «El espíritu que Dios nos infundió está inclinado al mal.»

Pero mayor es la gracia que Dios nos da. Por eso dice la Escritura: «Dios se enfrenta con los soberbios y da su gracia a los humildes.»

Someteos, pues, a Dios y enfrentaos con el diablo, que huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y Dios se acercará a vosotros.

Pecadores, lavaos las manos; hombres indecisos, purificaos el corazón, lamentad vuestra miseria, llorad y haced duelo; que vuestra risa se convierta en llanto y vuestra alegría en tristeza.

Humillaos ante el Señor, que él os levantará.


SALMO 54, 7-8.9-10a.10b-11.23

Encomienda a Dios tus afanes, que él te sustentará.

Pienso: «¡Quién me diera alas de paloma para volar y posarme! Emigraría lejos, habitaría en el desierto.»

«Me pondría en seguida a salvo de la tormenta, del huracán que devora, Señor; del torrente de sus lenguas.»

Violencia y discordia veo en la ciudad: día y noche hacen la ronda sobre sus murallas.

Encomienda a Dios tus afanes, que él te sustentará; no permitirá jamás que el justo caiga.


Aclamación antes del Evangelio: Ga 6, 14

Dios me libre de gloriarme sino es en la cruz del Señor, en la cual el mundo está crucificado para mí, y yo para el mundo.


EVANGELIO: Marcos 9, 30-37

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos.

Les decía: «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará.» Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle.

Llegaron a Cafarnaún, y, una vez en casa, les preguntó: «¿De qué discutíais por el camino?»

Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante.

Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo: «Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.»

Y, acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo: «El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí no me acoge a mí, sino al que me ha enviado.»


.

LA HUMILDAD NOS PONE EN NUESTRO SITIO

El pecado original sigue actuando en nosotros como una poderosa fuerza centrípeta: continuamente nos arrastra hacia un egocentrismo que, si no sabemos desenmascarar a tiempo, termina por convertirse en el eje que va desequilibrando nuestra vida interior y hasta nuestra psicología o nuestra afectividad.

Tendemos a engrandecer y sobrevalorar todo lo nuestro, con lo que nos hacemos engreídos, soberbios, vanidosos y orgullosos, y terminamos viviendo subidos en el pedestal del propio ego, soñando en el mundo ideal de un yo ficticio e irreal.

Tendemos también a infravalorarnos, llegando incluso hasta el autodesprecio, creyendo quizá que así somos más humildes ante los demás, sin darnos cuenta de que detrás de esa autocompasión, de esa no aceptación de uno mismo, de esa visión negativa, pesimista y autodestructiva, seguimos encaramados en el mismo pedestal de nuestro ego y alimentando la misma imagen ficticia e irreal de nosotros mismos.

La humildad es el contrapeso que equilibra esta fuerza egocéntrica.

Es la virtud que atempera el voluntarismo, que modera los sentimentalismos, que doblega la razón y nos coloca ajustadamente en nuestro sitio, ante Dios y ante los demás.

Humildad es vivir serenamente en la realidad de lo que somos, sin ocultar ni aparentar lo contrario, sin huir de nuestra propia condición, carácter o forma de ser, sin ñoñerías ni falsos rebuscamientos.

No midas tu propia talla con la medida que te ponen los demás, ni tampoco con la que tú te pones a ti mismo; tu verdadera medida te la da el amor sin medida de Dios, para quien siempre serás hijo predilecto en el Hijo (El subrayado con negrita es mío).

http://www.mater-dei.es


Cardenal Poli: Hay un acercamiento a la Iglesia fruto de la cercanía de Francisco

febrero 24, 2014

.

Cardenal Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires

Cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires

.

Entrevista al nuevo cardenal, Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires

¿Bergoglio era antes un poco más serio?

.

Por H. Sergio Mora

CIUDAD DEL VATICANO, 22 de febrero de 2014 (Zenit.org) – En el Consistorio, reservado a los purpurados, han participado también los arzobispos que han sido constituidos cardenales hoy sábado.

Anoche al concluir la sesión, el arzobispo de Buenos Aires Mario Poli salió para ir a donde se aloja, a pocos kilómetros del Vaticano. A pesar de que una persona primero, y tres religiosas después le ofrecieron acercarle en auto, Mons. Poli prefirió ir con el transporte público.

Mientras iba hacia el paradero de autobús, conversó con ZENIT sobre el papa Francisco y la Iglesia hoy: Esta es la breve entrevista que les presentamos a nuestros lectores.

Quien vivió con Bergoglio dice que está muy cambiado. ¿Antes era un poco más serio?

–Monseñor Poli: Me parece que se ha exagerado un poquito en eso. Es cierto que, desde el año 92 que es obispo de Buenos Aires, primero auxiliar, luego con el cardenal Quarrachino como Vicario general,  cardenal, conferencia episcopal… sufrió un agotamiento serio, pero mantuvo siempre el buen humor, la espiritualidad que lo caracteriza; y una de las cosas que vemos es que sigue siempre tan creativo, desde la Palabra de Dios, porque el Papa es un gran lector orante de la Escritura.

Como aquel anciano del Evangelio… saca del arcón lo nuevo y lo viejo; eso siempre es novedoso. Eso siempre nos ha deslumbrado y lo tiene intacto. Y creo que eso es lo que lleva al magisterio universal, y lo hace tan bien; esa es la novedad: sin perder la altura teológica y doctrinaria, sin embargo tiene una gran veta pastoral; esa es la clave para entenderlo. 

¿Cuáles son sus particularidades?

–Monseñor Poli: Él tiene un equilibrio muy grande. Y luego la capacidad de escucha: el jueves y viernes estuvo mañana y tarde escuchando, escuchó todo el tiempo.

Eso lo han hecho todos los pontífices de los últimos tiempos. Aquí están los sínodos, los obispos, los peritos y demás, y se trata de escuchar la voz de la Iglesia. Hoy el magisterio de la Iglesia tiene esta instancia para recoger primero, y después guardar, digamos, la elaboración y la palabra del Papa que le da forma al magisterio y autoridad.

Pero primero escucha mucho. Y eso lo hemos aprendido nosotros que estuvimos de auxiliares en Buenos Aires.

El carisma ¿cómo lo ha cambiado? ¿Es una gracia de estado?

–Monseñor Poli: Francisco dice que es el Espíritu Santo que le da fuerza y alegría. Sigue levantándose muy temprano, físicamente se siente muy bien, bueno hay que reconocer que aquí lo han atendido de manera muy especial.

Pero nosotros lo veíamos tan cansado, que no se podía parar bien -estar de pie, tieso- tenía un problema de debilidad en las piernas. Hoy tiene una vitalidad que sorprende, y me parece que gracias también a que Dios cuida a su apóstol.

En Argentina ¿cómo se vieron esos frutos de conversión?

–Monseñor Poli: En Argentina es lo mejor que nos ha pasado, y se puede usar para todo: hay quienes lo buscan para la foto y quienes se han acercado a la Iglesia.

Lo dicen todos los curas, párrocos de los santuarios, los capellanes de hospitales, de cárceles… Hay un acercamiento a la Iglesia, fruto de su cercanía.

Él ha causado una empatía, la empatía que tuvo en Buenos Aires, ese carisma tan lindo, y hace que la gente se le arrime. Eso sigue a nivel universal, en diversas lenguas, en Filipinas como en Burundi.

¿Y entre la gente más pobre en Argentina?

–Monseñor Poli: Cuando voy a las villas como todos los curas que tenemos relación de villa, ahora veo que tiene un millón de amigos, todos tienen un recuerdo de él, no sé cuándo ni cómo, tienen un cuadrito y me cuentan que ha entrado por aquí, etc.

Tienen esta vivencia tan linda, religiosa en ese momento, creo que hoy tenerlo tan cercano y tenerlo como Papa es una alegría que tiene la gente que es admirable.

Ha crecido lo que siempre decíamos o escuché de chico: ‘al Papa hay que quererlo mucho’. Bueno, lo quieren, como lo quieren también a Benedicto, después de su renuncia ejemplar, y me gustaría decir algo sobre esto.

Sí, nos gustaría si nos puede decir algo sobre Benedicto XVI

–Monseñor Poli: Para mí se trata de un hombre sabio, santo, que llega en sus años maduros, no era un hombre joven sino un anciano venerable y sin embargo ha dado pasos tan importantes, ha dejado un magisterio tan prolífero, y una teología; porque tras leer los tres libros sobre Jesús de Nazaret, los aconsejo, y al seminarista que no los leyó se los recomiendo para que los lea.

Nos ha dejado finalmente como broche de oro de su verdad y autenticidad una renuncia virtuosa y ejemplar. Y creo que va a ser un punto obligado de referencia, de lo que significa no aferrarse a ningún poder, no solamente al papado que en realidad no es un poder sino un mandato.

Y a pesar de todas las críticas que ha tenido y con el ejemplo de un papa como Juan Pablo II que no se ha bajado de la cruz hasta el último momento, y que es santo. Y entre tanto, él tuvo esta lucidez; yo creo que esto produjo lo que estamos viviendo ahora; fue el momento del origen de esto.   

¿No tiene la impresión de que la Iglesia está viviendo un momento muy particular, con un papa mejor que otro?

–Monseñor Poli: Como todos los momentos de la Iglesia –soy profesor de Historia de la Iglesia– hemos tenido en el siglo XX papas muy buenos, santos, y realmente un magisterio fantástico, una Iglesia misionera, viva, seria, con sus hilachas también, que somos nosotros, con nuestras debilidades.

Una Iglesia que tiene un rostro y que refleja el rostro de Dios.


El maná de cada día, 24.2.14

febrero 24, 2014

Lunes de la 7ª semana del Tiempo Ordinario

Los que procuran la paz están sembrando la paz, y su fruto es la justicia

Los que procuran la paz están sembrando la paz, y su fruto es la justicia



PRIMERA LECTURA: Santiago 3, 13-18

¿Hay alguno entre vosotros sabio y entendido? Que lo demuestre con una buena conducta y con la amabilidad propia de la sabiduría.

Pero, si tenéis el corazón amargado por la envidia y las rivalidades, no andéis gloriándoos, porque sería pura falsedad. Esa sabiduria no viene del cielo, sino que es terrena, animal, diabólica.

Donde hay envidias y rivalidades, hay desorden y toda clase de males.

La sabiduría que viene de arriba ante todo es pura y, además, es amante de la paz, comprensiva, dócil, llena de misericordia y buenas obras, constante, sincera. Los que procuran la paz están sembrando la paz, y su fruto es la justicia.



SALMO 18, 8.9.10.15

Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón.

La ley del Señor es perfecta y es descanso del alma; el precepto del Señor es fiel e instruye al ignorante.

Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón; la norma del Señor es límpida y da luz a los ojos.

La voluntad del Señor es pura y eternamente estable; los mandamientos del Señor son verdaderos y enteramente justos.

Que te agraden las palabras de mi boca, y llegue a tu presencia el meditar de mi corazón, Señor, roca mía, redentor mío.


Aclamación antes del Evangelio: 2Tm 1, 10

Jesucristo, nuestro Salvador, ha vencido la muerte y ha hecho resplandecer la vida por medio del Evangelio.


EVANGELIO: Marcos 9, 14-29

En aquel tiempo, cuando Jesús y los tres discípulos bajaron de la montaña, al llegar adonde estaban los demás discípulos, vieron mucha gente alrededor, y a unos escribas discutiendo con ellos. Al ver a Jesús, la gente se sorprendió, y corrió a saludarlo.

Él les preguntó: «¿De qué discutís?»

Uno le contestó: «Maestro, te he traído a mi hijo; tiene un espíritu que no le deja hablar y, cuando lo agarra, lo tira al suelo, echa espumarajos, rechina los dientes y se queda tieso. He pedido a tus discípulos que lo echen, y no han sido capaces.»

Él les contestó: «¡Gente sin fe! ¿Hasta cuándo estaré con vosotros? ¿Hasta cuándo os tendré que soportar? Traédmelo.»

Se lo llevaron. El espíritu, en cuanto vio a Jesús, retorció al niño; cayó por tierra y se revolcaba, echando espumarajos.

Jesús preguntó al padre: «¿Cuánto tiempo hace que le pasa esto?»

Contestó él: «Desde pequeño. Y muchas veces hasta lo ha echado al fuego y al agua, para acabar con él. Si algo puedes, ten lástima de nosotros y ayúdanos.»

Jesús replicó: «¿Si puedo? Todo es posible al que tiene fe.»

Entonces el padre del muchacho gritó: «Tengo fe, pero dudo; ayúdame.»

Jesús, al ver que acudía gente, increpó al espíritu inmundo, diciendo: «Espíritu mudo y sordo, yo te lo mando: Vete y no vuelvas a entrar en él.»

Gritando y sacudiéndolo violentamente, salió. El niño se quedó como un cadáver, de modo que la multitud decía que estaba muerto. Pero Jesús lo levantó, cogiéndolo de la mano, y el niño se puso en pie.

Al entrar en casa, sus discípulos le preguntaron a solas: «¿Por qué no pudimos echarlo nosotros?»

Él les respondió: «Esta especie sólo puede salir con oración y ayuno.»


.

METERÉ MI LEY EN SU PECHO

San León Magno. Sermón sobre las bienaventuranzas 95,1-2

Amadísimos hermanos: Al predicar nuestro Señor Jesu­cristo el Evangelio del reino, y al curar por toda Galilea enfermedades de toda especie, la fama de sus milagros se había extendido por toda Siria, y, de toda la Judea, in­mensas multitudes acudían al médico celestial.

Como a la flaqueza humana le cuesta creer lo que no ve y esperar lo que ignora, hacía falta que la divina sabiduría les conce­diera gracias corporales y realizara visibles milagros, para animarlas y fortalecerlas, a fin de que, al palpar su poder bienhechor, pudieran reconocer que su doctrina era sal­vadora.

Queriendo, pues, el Señor convertir las curaciones ex­ternas en remedios internos y llegar, después de sanar los cuerpos, a la curación de las almas, apartándose de las turbas que lo rodeaban, y llevándose consigo a los apósto­les, buscó la soledad de un monte próximo.

Quería ense­ñarles lo más sublime de su doctrina, y la mística cátedra y demás circunstancias que de propósito escogió daban a entender que era el mismo que en otro tiempo se dignó hablar a Moisés. Mostrando, entonces, más bien su terri­ble justicia; ahora, en cambio, su bondadosa clemencia.

Y así se cumplía lo prometido, según las palabras de Jere­mías: Mirad que llegan días –oráculo del Señor– en que haré con la casa de Israel y la casa de Judá una alianza nueva. Después de aquellos días –oráculo del Señor– meteré mi ley en su pecho, la escribiré en sus corazones.

Así, pues, el mismo que habló a Moisés fue el que habló a los apóstoles, y era también la ágil mano del Ver­bo la que grababa en lo íntimo de los corazones de sus discípulos los decretos del nuevo Testamento; sin que hubiera como en otro tiempo densos nubarrones que lo ocultaran, ni terribles truenos y relámpagos que aterro­rizaran al pueblo, impidiéndole acercarse a la montaña, sino una sencilla charla que llegaba tranquilamente a los oídos de los circunstantes.

Así era como el rigor de la ley se veía suplantado por la dulzura de la gracia, y el espíritu de hijos adoptivos sucedía al de esclavitud en el temor.

Las mismas divinas palabras de Cristo nos atestiguan cómo es la doctrina de Cristo, de modo que los que anhe­lan llegar a la bienaventuranza eterna puedan identificar los peldaños de esa dichosa subida. Y así dice: Dicho­sos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Podría no entenderse de qué pobres hablaba la misma Verdad, si, al decir: Dichosos los pobres, no hubiera añadido cómo había de entenderse esa pobreza; porque podría parecer que para merecer el reino de los cielos basta la simple miseria en que se ven tantos por pura necesidad, que tan gravosa y molesta les resulta.

Pero, al decir dichosos los pobres en el espíritu, da a entender que el reino de los cielos será de aquellos que han merecido más por la humildad de sus almas que por la carencia de bienes.


A %d blogueros les gusta esto: