Diez pasos que cada parroquia debería considerar ya… o puede que desaparezca en diez o veinte años

enero 16, 2018

.

¿Qué quedará de la Parroquia cuando este bebé tenga 20 años?  

.

Diez pasos que cada parroquia debería considerar ya… o puede que desaparezca en diez o veinte años

Por P. J. Ginés/ReL

.

Karl Vaters es un pastor evangélico de California con una obsesión: equipar a las parroquias pequeñas (las que no son “mega-iglesias”) para ser capaces de crear equipos, dar frutos de evangelización, madurar y llegar a más gente.

Investiga sobre eso sin cesar y escribe todo lo que encuentra en su blog NewSmallChurch.com. El concepto “equipar” o “capacitar” se toma de Efesios 4,12: Equipar [o capacitar] a los santos [es decir, a los cristianos] para la obra del ministerio [es decir, para servir], para edificar el cuerpo de Cristo [es decir, la Iglesia].

Después de años trabajando estos temas, Vaters cree que en los próximos 10 ó 20 años las parroquias van a cambiar mucho… o simplemente van a desaparecer.

Eso lo vaticina para las parroquias evangélicas norteamericanas, pero se puede aplicar en parte a las parroquias católicas españolas (y a las de otras latitudes): cada vez hay menos clero y más envejecido, y también está más envejecida la feligresía.

Solo un 8% de los jóvenes de 15 a 24 años se declara “católico practicante” (a lo que hay que sumar otro 14% que se declara “católico no muy practicante”), según la reciente encuesta de la Fundación Santa María. Y nunca en España había habido tan pocas bodas católicas: las bodas civiles superan a las católicas en todas las provincias, excepto quizá en Jaén. Y solo un 7% de jóvenes españoles piensa casarse sin cohabitar antes con su pareja.

Visto desde EEUU, pero pensando en todo Occidente, Karl Vaters escribe: “La cultura a nuestro alrededor está experimentando un giro de los de una vez por milenio, ahora mismo. Es una recalibración de la forma de pensar en todo: desde la moral, la sexualidad, nuestra identidad y nuestra teología”.

Él propone en ChristianityToday dos ideales para enfrentar esta situación desde las parroquias:

1- Mantener con fuerza los principios de Dios que nunca cambian (la teología y la moral perenne)

2- Adaptar los métodos parroquiales a un mundo de cambios rápidos

Para ello, propone plantear 10 principios, y afirma que las iglesias o parroquias que no los trabajen desaparecerán en los próximos 10 ó 20 años.

1. Firmeza en los temas bíblicos esenciales

Las iglesias que mantienen los “temas bíblicos esenciales” (es decir, las que son conservadoras en temas de fe, familia, vida, lucha contra el pecado, necesidad de oración, confianza en la Biblia, etc…) se mantendrán mejor. Hay numerosas estadísticas que lo demuestran.

Las iglesias protestantes “liberales”, que no defienden la vida, el matrimonio, lo sobrenatural, etc… se vacían. “Una iglesia que abandone los principios bíblicos no solo no logrará sobrevivir, es que no merece sobrevivir”, escribe Vaters. (El padre Longenecker explicaba aquí por qué no sobrevivirán).

2. Enfatizar el discipulado y el entrenamiento de líderes

Efesios 4,11-12 pide “capacitar a los santos para el servicio”. Los pastores -y párrocos- que hacían de todo (y no conseguían gran cosa) lograrán frutos si entrenan a otros miembros de la parroquia como responsables de muchas funciones importantes. Los métodos que formen discípulos y maestros de discípulos (2 Timoteo 2,2: “enseña a otros capaces de enseñar”) darán fruto. (Sobre esto se habla mucho aquí en los Encuentros de Nueva Evangelización).

3. Reducir gastos

En Estados Unidos las colectas y los donativos cada vez son menores, y no parece que vayan a crecer. En ambientes católicos europeos, la acumulación de templos, estructuras, etc… puede ahogar recursos que deberían servir para evangelizar. Karl Vaters avisa de que cada vez habrá menos personal pagado en las parroquias.

En España, donde casi no hay, se debería hacer lo contrario: profesionalizar al menos algunos laicos eficaces en evangelización. Así, Cursos Alpha (con sede en Londres) o Life Teen (con sede en Atlanta) cuentan con equipos profesionales mínimos en España, de uno o dos laicos asalariados, dedicados a formar evangelizadores. La reducción de gastos pasaría por edificios más pequeños, voluntariado más eficaz, etc…

4. Replantearse el edificio: optimizar los espacios

En Estados Unidos, cuanto más grande era tu edificio eclesial, más prestigio daba y más personas podía atraer. Esto ya no es así. También en el mundo empresarial recomiendan aplazar todo lo que puedas antes de comprar un edificio o alquilar un despacho: lo que puedas hacer desde tu ordenador de casa o taller del garaje, hazlo.

También en lo eclesial las parroquias deben mantenerse austeras en sus instalaciones. Es importante encontrar las formas de sacar el máximo rendimiento a los espacios parroquiales que ya se tienen, adaptando horarios, actividades, etc…

5. Buscar socios estratégicos

En muchos lugares hay iglesias pequeñas, incluso de denominaciones distintas, que se unen para trabajar en temas concretos comunes, quizá de servicio a los pobres o de evangelización. Hay grupos capaces de formar líderes y equipos de servicio en nuestra parroquia y que lo harán gratis o casi gratis.

En ambientes católicos, esto podría implicar que parroquias vecinas o amigas colaboraran. O recurrir a los distintos movimientos y realidades eclesiales, que pueden dar mucha vida y frutos en una parroquia si se les ofrece espacios y acompañamiento.

Los scouts (si son de buena doctrina) o LifeTeen (para adolescentes), Cursos Alpha, Cursillos de Cristiandad, Encuentros Emaús, movimientos matrimoniales o marianos, etc… pueden ser esos “socios estratégicos” que forman católicos adultos y activos en las parroquias.

6. Implicarse en el barrio o pueblo

“Deberían dejar de conocer a tu iglesia como ‘el edificio que está en tal calle’ y referirse a ella como ‘la gente que trabaja con los chicos y los pobres’, o cualquier otro colectivo o servicio”. La gente ha de saber que en la parroquia hay pasión por ofrecer ese servicio a la gente: a los pobres, o las madres solas, o los ancianos, o los inmigrantes, o los chicos de la calle…

7. Enfatizar a Jesús y la Palabra de Dios

Muchas cosas distraen de lo esencial y otras cosas que antes funcionaban y nos gustaban ahora ya no lo hacen. Por eso, párrocos y evangelizadores deben plantearse esta pregunta: “¿Estoy dispuesto a dejar tal o cual método o actividad [piense aquí usted en sus actividades preferidas] si con eso logro llegar a más personas para acercarlas a Jesús?”

¿Hemos hecho ídolos de técnicas o tradiciones populares o parroquiales que ya no dan fruto? Al final, siempre hay que enfatizar a Jesús y la Palabra de Dios.

8. Reestructurar lo que haya que reestructurar

“Deja de luchar por mantener tu método, servicio o tradición preferida viva. Si no es parte de la solución, es parte del problema”. (O, como se decía en este encuentro, “si no sirve para evangelizar tíralo a la basura”).

9. Hacer discípulos, no solo conversos

“Los conversos se suman a un club: los discípulos empiezan un movimiento. Los conversos siguen costumbres: los discípulos siguen a Jesús. Los conversos cambian de mentalidad: los discípulos cambian su vida… y las vidas de otros”. (Lea aquí: 12 características de ser discípulo).

10. Responder a esto: ¿por qué debería sobrevivir tu parroquia?

En ambientes católicos, las parroquias se mantienen porque lo decide así el obispo. Pero los clérigos y laicos que se esfuerzan en evangelizar y servir en la Iglesia con su tiempo y recursos pueden hacerse esta pregunta respecto a muchas de sus tareas.

“Si tu iglesia (o parroquia, grupo o servicio) desapareciera mañana, ¿qué es lo que de verdad se perdería? Sí, es una pregunta dura. Quizá parece incluso cruel, irrespetuosa. Pero no lo es: es esencial. Cualquier congregación que no pueda responder rápidamente por qué debería sobrevivir, no lo conseguirá hacer”.

Empezar hoy

“Se dice que el mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años, y que el segundo mejor momento es hoy. Lo mismo pasa con estos principios. Si ya los están aplicando, fortalécelos. Si no, empieza ahora. Sé incansable con ellos. No este año, sino cada año. La supervivencia de tu iglesia local depende de ello”, insiste Karl Vaters.

Lea también, sobre esto: El padre Mallon da la clave para renovar las parroquias: expulsar okupas y crear expectativas altas (aquí)

Lea también, sobre liderazgo ineficaz: ¿Por qué hay obispos timoratos, irrelevantes e inoperantes? Responde un psicólogo militar clásico (aquí)

https://religionenlibertad.com/pasos-que-cada-parroquia-deberia-considerar-puede-que-61776.htm

Anuncios

Un ejército de 8000 jóvenes entrenados para evangelizar la universidad: boom del catolicismo en EEUU

enero 9, 2018

.

Más de 8.000 jóvenes católicos se reunieron en Chicago en un congreso de liderazgo para evangelizar en la universidad

.

Un ejército de 8000 jóvenes entrenados para evangelizar la universidad: boom del catolicismo en EEUU

Éxito rotundo del congreso de Focus para evangelizar y formar a los futuros líderes

Por Javier Lozano

.

Estados Unidos se está convirtiendo en una de las grandes fuerzas del catolicismo en Occidente. Tras sacudirse los escándalos financieros y de abusos sexuales del pasado que dejaron muy herida a la Iglesia y pese a la secularización que afecta también a la sociedad norteamericana, aparece con fuerza un catolicismo sin complejos, donde los jóvenes están teniendo un papel determinante.

La juventud estadounidense es la generación menos religiosa de la historia del país, hay menos católicos pero los que siguen a la Iglesia son más comprometidos y fieles. Así se entiende, por ejemplo, cómo los seminarios están empezando a llenarse de jóvenes “millenials” y los conventos de clausura a recibir una gran cantidad de chicas jóvenes con carreras universitarias y buenos puestos de trabajo.

Un fenómeno que llama la atención de los medios generalistas

Este boom vocacional ha llamado la atención de los grandes medios de comunicación estadounidenses. Periódicos como The New York Times o Washington Post, entre otros, han dedicado extensos reportajes a este fenómeno.

Evangelizar a los líderes del mañana

Y otro gran ejemplo de esta pujanza del catolicismo estadounidense ha sido el rotundo éxito estos días del Congreso SLS18, una cumbre de Liderazgo Estudiantil organizada por Focus, la Hermandad de Estudiantes Universitarios Católicos.

Con un claro cariz misionero, este grupo evangeliza y forma a los católicos universitarios que en el futuro están llamados a ser los líderes del país y de la Iglesia.

La organización del congreso, que se celebra cada dos años, esperaba a 5.000 jóvenes pero todas las previsiones quedaron desbordadas al ser más de 8.000 los católicos universitarios que acudieron porque quieren llevar el mensaje de Cristo a sus universidades.

Presentes en 137 campus universitarios

Focus nació en 1998 para evangelizar en los campus universitarios, principalmente los de las universidades no católicas. Veinte años después están presentes en 137 campus, y tienen decenas de evangelizadores a tiempo completo.

Los frutos han sido enormes durante estos años. Los evangelizadores son formados para ello y saben ofrecer respuestas a las dudas de muchos estudiantes no creyentes, alejados o que vivían de manera indiferente su vida católica. Así han surgido numerosas conversiones y vocaciones al sacerdocio, la vida religiosa y al matrimonio.

De evangelizados en la universidad a evangelizadores

En este congreso estaban Conner y Jennifer Wurth, matrimonio actualmente asignado a la Universidad Estatal del Sureste de Missouri, donde ahora viven con su hija recién nacida. Ellos mismos se convirtieron al catolicismo mientras estudiaban en la Universidad de Tulsa gracias a los misioneros de Focus.

En declaraciones a Catholic News AgencyJennifer contaba que aunque era católica vivía como si Dios no existiera y no asistía a ninguna celebración. Así fue durante el primer curso de la universidad. Pero en segundo, un misionero de Focus la invitó a un estudio de biblia. Decidió asistir y ahí empezó el cambio en su vida.

Ver el amor con que le hablaban de la “verdad” conmovió a esta joven, que nunca se sintió forzada a nada sino que se sintió atraída por este grupo.

Algo similar le ocurrió al que ahora es su marido. Católico nominal, llevaba años sin apenas pisar una iglesia. En primero de carrera conoció un alumno de un curso superior que participaba en Focus y que le invitó a asistir a una conferencia de este grupo evangelizador. Allí volvió a confesar después de varios años. “Durante la noche en la que confesé, también había adoración. Esa fue la primera vez que experimenté qué era la adoración, nunca había tenido la oportunidad antes de ver a Jesús cara a cara así”, agregaba.

Herramientas, entrenamiento y habilidades para evangelizar

Para llegar a cada vez más estudiantes y ser más efectivos, Focus da claves, enseña habilidades y les invita a vivir una vida cristiana radical para así poder ellos anunciar el Evangelio después. Sus armas las toman del propio Cristo y sus apóstoles, por lo que centran su ministerio en formar “pequeños grupos que vivan en una amistad auténtica que quieran seguir a Cristo radicalmente”.

Durante los días que duró el Congreso, del 2 al 6 de enero, hubo charlas multitudinarias, trabajo en grupos pequeños, entrenamientos para envangelizar, formación pero también oración y adoración.

La arenga de Caviezel: “El mundo necesita guerreros”

Uno de los oradores sorpresa en esta edición, pues no se había anunciado su intervención, fue Jim Caviezel, actor y protagonista de La Pasión de Cristo, que realizó una impresionante arenga ante un auditorio con miles de jóvenes:

“Quiero que salgáis a este mundo pagano, quiero que tengáis la valentía de ir a este mundo pagano y mostréis en público, sin vergüenza, vuestra fe. El mundo necesita guerreros orgullosos animados por su fe. Guerreros como San Pablo y San Lucas, que arriesgaron su nombre y su reputación para llevar al mundo su fe y su amor por Jesús.  Dios nos llama a cada uno de nosotros, a cada uno de vosotros, a hacer grandes cosas, pero ¡con cuánta frecuencia fallamos en nuestra respuesta, descartándola como una ocurrencia! Es hora de que nuestra generación acepte la llamada de Dios urgiéndonos a todos a entregarnos enteramente a Él y ver su dulce mano guiando vuestro camino”.

Y acabó así: “Todos los hombres mueren. No todos los hombres viven de verdad. Tú, tú, tú, yo, todos debemos luchar por esa auténtica libertad y, ¡amigos!, vivir, vivir por Dios. ¡Y con el Espíritu Santo como vuestro escudo y con Cristo como vuestra espada, uníos a San Miguel y a todos los ángeles y devolved a Lucifer y a sus secuaces directamente al infierno al que pertenecen!”.

“La mayor alegría que he experimentado”

Uno de los jóvenes presente en el congreso, Chis Rueve, estudiante de primer año en la Universidad de Missouri-Columbia, destaca que fue la adoración al Santísimo que se produjo el jueves por la noche el momento que más ha marcado su vida.

“Durante la adoración, me invadió la mayor alegría que jamás haya experimentado, y me di cuenta de que tenía que dárselo a otras personas y no quedármelo sólo para mí”, afirma.

Una generación volcada en los no nacidos

El congreso se clausuró con una Eucaristía presidida por el cardenal Cupich, arzobispo de Chicago, ciudad que albergó esta edición.  En su homilía hizo un llamamiento a defender la vida familiar y destacó el importante papel provida que deben encarnar estos jóvenes.

“Vosotros, los de esta generación, debéis centraros particularmente en los no nacidos porque hay muchos que hoy no pueden estar en este auditorio porque no se les permitió venir al mundo”, dijo el purpurado.

https://www.religionenlibertad.com/ejercito-8000-jovenes-entrenados-para-evangelizar-universidad-boom-61646.htm


El maná de cada día, 9.1.18

enero 9, 2018

Martes de la 1ª semana del Tiempo Ordinario

.

prayer

El Señor levanta del polvo al desvalido 



PRIMERA LECTURA: 1 Samuel 1, 9-20

En aquellos días, después de la comida en Siló, mientras el sacerdote Elí estaba sentado en su silla junto a la puerta del templo, Ana se levantó y, con el alma llena de amargura, se puso a rezar al Señor, llorando a todo llorar.

Y añadió esta promesa: «Señor de los ejércitos, si te fijas en la humillación de tu sierva y te acuerdas de mí, si no te olvidas de tu sierva y le das a tu sierva un hijo varón, se lo entrego al Señor de por vida, y no pasará la navaja por su cabeza.»

Mientras ella rezaba y rezaba al Señor, Elí observaba sus labios. Y, como Ana hablaba para sí, y no se oía su voz aunque movía los labios, Elí la creyó borracha y le dijo: «¿Hasta cuándo te va a durar la borrachera? A ver si se te pasa el efecto del vino.»

Ana respondió: «No es así, Señor. Soy una mujer que sufre. No he bebido vino ni licor, estaba desahogándome ante el Señor. No creas que esta sierva tuya es una descarada; si he estado hablando hasta ahora, ha sido de pura congoja y aflicción.»

Entonces Elí le dijo: «Vete en paz. Que el Dios de Israel te conceda lo que le has pedido.»

Ana respondió: «Que puedas favorecer siempre a esta sierva tuya.»

Luego se fue por su camino, comió, y no parecía la de antes. A la mañana siguiente madrugaron, adoraron al Señor y se volvieron. Llegados a su casa de Ramá, Elcaná se unió a su mujer Ana, y el Señor se acordó de ella.

Ana concibió, dio a luz un hijo y le puso de nombre Samuel, diciendo: «Al Señor se lo pedí.»

SALMO: 1Sam 2,1.4-5.6-7.8abcd

Mi corazón se regocija por el Señor, mi salvador.

Mi corazón se regocija por el Señor, mi poder se exalta por Dios; mi boca se ríe de mis enemigos, porque gozo con tu salvación.

Se rompen los arcos de los valientes, mientras los cobardes se ciñen de valor; los hartos se contratan por el pan, mientras los hambrientos engordan; la mujer estéril da a luz siete hijos, mientras la madre de muchos queda baldía.

El Señor da la muerte y la vida, hunde en el abismo y levanta; da la pobreza y la riqueza, humilla y enaltece.

Él levanta del polvo al desvalido, alza de la basura al pobre, para hacer que se siente entre príncipes y que herede un trono de gloria.


Aclamación antes del Evangelio: 1Ts 2, 13

Acoged la palabra de Dios, no como palabra de hombre, sino, cual es en verdad, como palabra de Dios.


EVANGELIO: Marcos 1, 21-28

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos entraron en Cafarnaún, y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad.

Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar: «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios.»

Jesús lo increpó: «Cállate y sal de él.»

El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió. Todos se preguntaron estupefactos: «¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen.»

Su fama se extendió en seguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.

.


CUATRO MODELOS

Papa Francisco en Casa Santa Marta
Martes 14 de enero de 2014

La gente sigue a quien enseña como Jesús, a quien lleva consigo la novedad de la Palabra de Dios, su amor. Y no a quien —sea laico, cristiano, sacerdote u obispo— es un corrupto y tiene el corazón corrompido. El Papa Francisco volvió a hablar del testimonio de fe que deben dar quienes, sobre todo en razón de su misión, están llamados a transmitirla al pueblo de Dios. Durante la homilía de la misa del martes 14 de enero repitió que no existe otra vía más que la que enseñó Cristo.

A esta enseñanza hacen referencia las dos lecturas propuestas por la liturgia, tomadas del primer libro de Samuel (1, 9-20) y del Evangelio de Marcos (1, 21b-28). En ellos, indicó el Pontífice, se describen «cuatro modelos de creyentes predicadores: Jesús, los escribas, el sacerdote Elí, y detrás de él —no está explícito, pero están— los dos hijos de Elí, sacerdotes».

Los escribas enseñaban y predicaban poniendo sobre los hombros de la gente cargas pesadas. «Y la pobre gente —dijo el Papa— no podía seguir adelante». El reproche que les hace Jesús es que no mueven ni un dedo para ayudar a estas personas. Y dirá luego a la gente: «Haced lo que dicen, pero no lo que hacen». Gente incoherente, explicó el Pontífice hablando de los escribas y fariseos, que se comportaban «como si apaleasen a las personas». Y Jesús les advertía «diciéndoles: si os comportáis así, vosotros cerráis las puertas de los cielos; no dejáis entrar a ninguno y tampoco vosotros entráis».

Es así que aún hoy, subrayó el Papa, se usa este modo equivocado de predicar, de enseñar, de dar testimonio de la propia fe. «Y son muchos —lamentó— los que piensan que la fe es así».

Luego, el Obispo de Roma se centró en el modo de obrar de Elí, «un anciano… pobrecito» que —confesó— «a mí me da cierta ternura», pero que, sin embargo, «no era de verdad un buen hombre: era un pobre sacerdote, débil, tibio y dejaba hacer, no tenía fuerza. Dejaba hacer muchas cosas malas a sus hijos». El Santo Padre contó el episodio de Elí cuando confundió con una borracha a una pobre mujer que rezaba en silencio, moviendo apenas los labios para pedir al Señor la gracia de un hijo. Ella «rezaba como reza la gente humilde, sencillamente, desde el corazón, con angustia, y movía los labios. Muchas mujeres buenas rezan así en nuestras iglesias y en nuestros santuarios. Y ésta rezaba así, pedía un milagro. Y el anciano Elí, pobrecito, no tenía nada que hacer. La miraba y pensaba: ésta es una borracha. Y la despreció. Él era el representante de la fe», quien hubiese tenido que enseñar la fe, pero «su corazón no percibía bien y despreció a esta señora. Le dijo: vete, vete borracha».

«Cuántas veces el pueblo de Dios —constató el Santo Padre— no se siente querido por quienes deben dar testimonio, por los cristianos, los laicos cristianos, los sacerdotes, los obispos». Volviendo entonces a Elí, el Papa Francisco explicó por qué siente por él cierta simpatía: «Porque en el corazón tenía aún la unción. Cuando la mujer le explicó su situación, Elí le dijo: vete en paz y que el Dios de Israel te conceda el favor que le has pedido. Aflora la unción sacerdotal. Pobre hombre, la tenía escondida dentro de su pereza. Era un tibio. Y luego termina mal, pobrecito».
En el pasaje de la Escritura, observó el Pontífice, sus hijos no se ven, pero eran quienes gestionaban el templo. «Eran bandidos. Eran sacerdotes —dijo— pero bandidos. Iban detrás del poder y del dinero; explotaban a la gente, se aprovechaban de las limosnas y de las ofrendas. Dice la Biblia que tomaban los mejores trozos de los sacrificios para comer ellos. Explotaban. El Señor sanciona con fuerza a éstos dos».

Para el Papa ellos representan «la figura del cristiano corrupto, del laico corrupto, del sacerdote corrupto, del obispo corrupto. Aprovechan la situación, el privilegio de la fe, el ser cristianos. Y su corazón termina corrompido. Pensemos en Judas: comenzó, quizá, la primera vez por celos, por envidia, a meter la mano en la bolsa», y así «su corazón comenzó a corromperse. Juan —el apóstol bueno a quien ama todo el mundo, que predica el amor— dice de Judas: era un ladrón. Punto. Está claro: era corrupto. Y de un corazón corrupto surge también la traición. Traiciona a Jesús».

Y, por último, el modo de predicar de Jesús. ¿Qué tiene de especial? ¿Por qué la gente dice: «enseña como uno que tiene autoridad; esta es una enseñanza nueva»? Jesús —afirmó el Pontífice— enseñaba la ley, enseñaba a Moisés y a los profetas. ¿Dónde está lo nuevo? Tiene poder, el poder de la santidad, porque los espíritus impuros huyen. La novedad de Jesús es que lleva consigo la Palabra de Dios, el mensaje de Dios, es decir, el amor de Dios por cada uno de nosotros. Acerca a la gente a Dios. Y para hacerlo se acerca Él. Es cercano a los pecadores, va a comer con Mateo, un ladrón, traidor de la patria; perdona a la adúltera que la ley decía que debía ser castigada; habla de teología con la Samaritana que no era un “angelito”, tenía su historia». Por lo tanto, Jesús «busca el corazón de las personas, Jesús se acerca al corazón herido de las personas. A Jesús sólo le interesa la persona y Dios. Y busca acercar a Dios a las personas y a las personas a Dios».

Y aún más: «Jesús es como el buen samaritano que cura las heridas de la vida. Jesús es el intercesor que va a rezar por la gente solo a la montaña, y da la vida por la gente. Jesús quiere que la gente se acerque y la busca; y se conmueve cuando la ve como ovejas sin pastor. Toda esta actitud es la que la gente define como una actitud nueva. No, no es nueva la enseñanza, es el modo de hacerlo nuevo. La transparencia evangélica».

«Pidamos al Señor —concluyó el Papa Francisco— que estas dos lecturas nos ayuden en nuestra vida de cristianos», para que cada uno, en el papel que está llamado a desempeñar en la misión de la Iglesia, no sea simplemente legalista, puro pero hipócrita como los escribas y los fariseos. La invitación del Pontífice es a «no ser corruptos como los hijos de Elí; a no ser tibios como Elí; sino a ser como Jesús, con ese celo de buscar a la gente, curar a la gente, amar a la gente».

www.vatican.va


Reiki, satanismo, rituales masónicos, Islam y la emoción del chef Pepe Rodríguez: el Top Ten de ReL

diciembre 29, 2017

.

Temas preferidos por los internautas lectores; artículos más visitados, según ReL

.

Reiki, satanismo, rituales masónicos, Islam y la emoción del chef Pepe Rodríguez: el Top Ten de ReL

Las diez historias más leídas de 2017 en ReL son, sobre todo, testimonios apasionantes

.

Al acabar el año, repasamos cuáles han sido los 10 artículos más leídos de ReL de entre los publicados en 2017. Como de costumbre, los publicados en enero tienen cierta ventaja sobre los publicados en diciembre, ya que tienen más tiempo para sumar visitas.

A los lectores les siguen interesando los testimonios de conversión, todo lo ligado a la masonería, la new age y los exorcismos, y las historias edificantes de superación.

Destaca, por contraste, la historia de un sacerdote que estaba cansado en un día muy ajetreado pero se dejó mover por Dios a un servicio más. Aunque las grandes polémicas sobre ideología de género o laicismo, los avisos sobre los abusos de las pantallas o las historias de evangelización también logran muchas visitas, ninguno de estos temas consigue colocarse entre los 10 más leídos. Las ponemos en lista, de más, a menos leídas,

1. Del satanismo, lesbianismo y adicción a las agujas, Angélica pasó a consagrarse a la Virgen María

La historia de la joven colombiana Angélica María Páez Gómez, que se publicó originariamente en Portaluz, fue la más leída de todas las publicadas en ReL en 2017. El mismo título lo indica: había muchos elementos duros, que contrastaban con la acción de Dios y la Virgen. Depresiones, drogas, una sexualidad desordenada que le llevó al lesbianismo, decenas de piercings e incluso la influencia demoníaca.

Buena parte de ese mal venía de su propia madre, que practicaba el ocultismo acudiendo a brujos y echando las cartas. Pero cuando la madre cambió, hizo de puente para la sanación de la hija. “Ella empezó a ir a misa, rezar el Rosario, oraba y asistía a los congresos de Teleamiga y casa Belén”.

Léalo aquí.

2. «Europa es estúpida si no ve que el Islam utiliza su tolerancia para islamizar», avisa Samir Khalil

En agosto, tras los atentados por atropello que efectuaron jóvenes yihadistas en Cataluña, jóvenes que se habían educado ya en escuelas catalanas y que parecían integrados en la sociedad, muchos se preguntaron qué más podía pasar. ReL recuperó una entrevista-análisis de 2015 del jesuita egipcio e islamólogo Samir Khalil. 

Khalil avisó: “Cuando de una minoría de un cinco o diez por ciento los musulmanes llegan a tener ya la presencia de un treinta por ciento, como el caso de Malasia o de Mindanao en Filipinas, exigen la islamización de la sociedad. Y cuando el islam ha ido adquiriendo zonas de poder e influencia, nunca retrocede”.

El jesuita egipcio hacía dos propuestas: evitar la autodestrucción y el auto-odio que practican muchos occidentales y dejar claro a los inmigrantes musulmanes que “han de aceptar vivir en una Europa con las condiciones de Europa, no viniendo a promover en Europa un proyecto musulmán utilizando el esquema tolerante europeo, que está muy extendido entre los musulmanes. Europa es estúpida si no ve eso, si no se da cuenta de que pueden usar la tolerancia para islamizar Europa”.

Léalo aquí.

3. Varias misas, tres horas de confesión, un funeral… el cura estaba harto y Dios le hizo un regalazo

El portal Aleteia recogió este testimonio del sacerdote mexicano Sergio Argüello,  un religioso paulino que hace apostolado como “youtuber” a través de internet (aquí su canal).

Argüello explica cómo cierto día, estando especialmente atareado y cansado, Dios le impulsó a hacer aún algo más. Él no tenía ninguna gana, pero se dejó mover. Más adelante supo por qué: vale la pena escuchar a Dios.

Léalo aquí. 

4. Los adventistas le enseñaron a odiar a la Iglesia pero ella se enamoró del Santísimo y hoy es monja

En febrero publicamos este testimonio que nos hizo llegar la puertorriqueña Mireily Rodríguez Vargas. Creció en una familia católica poco religiosa. Cuando tenía 16 años, conoció a los Adventistas del Séptimo Día, una rama protestante más bien puritana, que no cree en el infierno y no celebra el domingo, sino el sábado. Eran especialmente anti-católicos, muy insistentes.

Mireily pasó a ser Sor María Faustina, y cuenta su historia. Mireily cuenta cómo la presencia de Dios en el Santísimo fue lo que cambió su vida y la llevó a hacerse monja pese a toda la propaganda adventista.

Léalo aquí.

5. Juan era maestro de reiki, vivió una terrible experiencia y hoy alerta del gran peligro que conlleva

En marzo Juan Sánchez acudió a contar su testimonio con el reiki y la New Age en la Vigilia de Asalto al Cielo, que organiza el padre Álvaro Cárdenas en la parroquia de Colmenar de Arroyo (Madrid). Explicó cómo, por motivos de salud, se adentró primero en las terapias “naturales” y luego en el mundo de la Nueva Era y, sobre todo, el reiki, que fue lo que más le dañó.

Es importante señalar que durante un tiempo pensaba que podía hacer compatibles estas prácticas con su vida como católico y catequista. Llegó el momento en que entendió que era imposible.  Juan Sánchez hoy mantiene un blog con noticias sobre la Nueva Era y sus daños y peligros.

Lea aquí el testimonio de Juan (con vídeo)

6.  A los masones de grado 29 se les obliga a pisar un crucifijo con los pies y consagrarse al demonio

En enero, el abogado e historiador Alberto Bárcena explicó a ReL las revelaciones sobre los rituales masónicos de su interesante libro “Iglesia y masonería“.

En concreto, el ritual de iniciación en el grado 29 según el Rito Antiguo y Aceptado, uno de los más mayoritarios dentro de las logias masónicas, lo explica así: “El Baphomet, dios andrógino, penetra en el templo (de la logia) llevado por el Vigilante Primero y por el Segundo, o sea, por las dos máximas autoridades después del Venerable Maestro. Es paseado en forma circular por la logia siguiendo las agujas del reloj. A su paso se rinde veneración (genuflexión de la pierna izquierda)”.

“Baphomet queda situado en el centro de la logia mirando hacia Oriente y hasta allí es conducido el candidato con los ojos vendados. Cuando está frente a él, se le quita la venda. De modo que en este momento de su recorrido iniciático el masón se encuentra cara a cara con esta representación del `Portador de la Luz´”.

El masón iniciado en el rito 29 debe “ahora escoger entre la cruz cristiana, `símbolo de muerte y destrucción´ y la de ´la Luz y la Vida´, en forma de X, asociada a Baphomet, dios de la Luz”. “La elección se manifiesta `pisando la cruz (cristiana) con el pie izquierdo y con el derecho en este orden´. (…)

A continuación, el candidato recita la fórmula del juramento ´con los brazos en forma de X sobre el pecho, el derecho sobre el izquierdo´”.

Lea más sobre estos rituales masónicos aquí.

Consiga el libro “Iglesia y Masonería”:
www.ociohispano.es/libro/iglesia-y-masoneria/

7. «En los exorcismos el diablo mismo me dice que entra en las personas a través de la televisión»

Fiorenzo Castorri es el exorcista de Sarsina, en el centro de Italia, y recibe a unas 200 personas cada año con consultas ligadas a lo demoníaco. Es el guardián de un objeto especial, la cadena de San Vicinio, con la que bendice a miles de peregrinos, un gesto de humildad, penitencia y purificación para quien lo solicita.

Lo específico de esta historia que cuenta a la prensa local italiana es que Castorri apunta a una forma de infestación demoníaca peculiar: a través de la televisión. Lo publicamos en enero y se convirtió en una de las historias más leídas del año.

Fiorenzo Castorri, exorcista de la basílica de San Vicinio, con el collar o cadena del santo

Léala aquí

8. «Vergüenza»: la oración de desagravio que rezó el Papa tras el Via Crucis empieza a hacerse viral

Otros años fue más breve, pero en el Viernes Santo de 2017, en abril, el Papa Francisco, centró sus palabras al finalizar el Via Crucis del Coliseo en una intensa oración en torno a la palabra “Vergüenza”: compunción y arrepentimiento de nuestros pecados ante la Cruz que los redime.

La oración de desagravio del Papa empezó a viralizarse en las redes sociales. Sin duda, muchos la usaron como oración penitencial y de arrepentimiento, en casa o en la parroquia. No es común que una oración entre en la lista de las 10 historias más leídas del año.

Puede rezar esa oración que publicamos aquí.

9. Pepe Rodríguez, jurado de Masterchef: «Nunca me he emocionado al comer; al comulgar, sí»

Pepe Rodríguez, considerado uno de los mejores cocineros de España, popular por el programa de Televisión Española, ‘Masterchef’, en el que actúa de jurado, habló de su fe cristiana en una entrevista que fue portada en la revista “Misión”.

Explica cómo va a misa cada domingo, cómo intenta vivir la fe de forma coherente y cómo los Cursillos de Cristiandad cambiaron su vida enganchándola a Cristo. Su testimonio se leyó en ReL más de 117.000 veces.

Léalo aquí.

10. Pablo Ráez, el joven icono de lucha contra la leucemia que recibió juntos el Bautismo y la Comunión

A finales de febrero fue enterrado en Marbella Pablo Ráez, un joven malagueño que se convirtió en un fenómeno mediático por su lucha contra la leucemia y a favor de los transplantes. Con 300.000 seguidores en Facebook, muchos lo recordarán por su frase más conocida “Mucha fuerza”, con la que se animaba él mismo pero con la que sobre todo él exhortaba a personas enfermas como él.

Deportista animoso, contaba su enfermedad día a día, siempre con un enfoque positivo. Logró lo que no consiguen los Estados ni las políticas: multiplicar de manera espectacular la cifra de donantes de médula. Su historia se convirtió en algo propio para cientos de miles de personas que seguían su día a día. Pero fue sobre todo un ejemplo de cómo afrontar la enfermedad. Casi 110.000 personas lo leyeron en ReL.

Pablo y el sacerdote don Pepe tenían una relación muy especial; el cura fue una gran ayuda para el joven durante la enfermedad

Lea aquí su testimonio.   

https://www.religionenlibertad.com/reiki-satanismo-rituales-masonicos-islam-emocion-del-chef-pepe-61434.htm


El maná de cada día, 16.12.17

diciembre 16, 2017

Sábado de la 2ª semana de Adviento

.

2a__san_juan_bautista__patrimonio

Los discípulos entendieron que se refería a Juan el Bautista

.
PRIMERA LECTURA: Eclesiástico 48, 1-4.9-11

Surgió Elías, un profeta como un fuego, cuyas palabras eran horno encendido.

Les quitó el sustento del pan, con su celo los diezmó; con el oráculo divino sujetó el cielo e hizo bajar tres veces el fuego.

¡Qué terrible eras, Elías!; ¿quién se te compara en gloria? Un torbellino te arrebató a la altura; tropeles de fuego, hacia el cielo.

Está escrito que te reservan para el momento de aplacar la ira antes de que estalle, para reconciliar a padres con hijos, para restablecer las tribus de Israel.

Dichoso quien te vea antes de morir, y más dichoso tú que vives.


SALMO: 79

Oh Dios, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve.

Pastor de Israel, escucha, tú que te sientas sobre querubines, resplandece; despierta tu poder y ven a salvarnos.

Dios de los ejércitos, vuélvete: mira desde el cielo, fíjate, ven a visitar tu viña, la cepa que tu diestra plantó, y que tú hiciste vigorosa.

Que tu mano proteja a tu escogido, al hombre que tú fortaleciste. No nos alejaremos de ti: danos vida, para que invoquemos tu nombre.


Aclamación antes del Evangelio: Lucas 3, 4. 6

Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos. Todos verán la salvación de Dios.


EVANGELIO: Mateo 17, 10-13

Cuando bajaban de la montaña, los discípulos preguntaron a Jesús: «¿Por qué dicen los escribas que primero tiene que venir Elías?»

Él les contestó: «Elías vendrá y lo renovará todo. Pero os digo que Elías ya ha venido, y no lo reconocieron, sino que lo trataron a su antojo. Así también el Hijo del hombre va a padecer a manos de ellos.»

Entonces entendieron los discípulos que se refería a Juan el Bautista.


.

Las promesas de Dios se nos conceden por su Hijo

San Agustín. Comentario sobre los salmos 109, 1-3

Dios estableció el tiempo de sus promesas y el momento de su cumplimiento.

El período de las promesas se extiende desde los profe­tas hasta Juan Bautista. El del cumplimiento, desde éste hasta el fin de los tiempos.

Fiel es Dios, que se ha constituido en deudor nuestro, no porque haya recibido nada de nosotros, sino por lo mucho que nos ha prometido. La promesa le pareció poco, incluso; por eso, quiso obligarse mediante escritura, ha­ciéndonos, por decirlo así, un documento de sus promesas para que, cuando empezara a cumplir lo que prometió, viésemos en el escrito el orden sucesivo de su cumplimiento. El tiempo profético era, como he dicho muchas veces, el del anuncio de las promesas.

Prometió la salud eterna, la vida bienaventurada en la compañía eterna de los ángeles, la herencia inmar­cesible, la gloria eterna, la dulzura de su rostro, la casa de su santidad en los cielos y la liberación del miedo a la muerte, gracias a la resurrección de los muertos. Esta última es como su promesa final, a la cual se enderezan todos nuestros esfuerzos y que, una vez alcanzada, hará que no deseemos ni busquemos ya cosa alguna. Pero tam­poco silenció en qué orden va a suceder todo lo relativo al final, sino que lo ha anunciado y prometido.

Prometió a los hombres la divinidad, a los mortales la inmortalidad, a los pecadores la justificación, a los mise­rables la glorificación.

Sin embargo, hermanos, como a los hombres les parecía increíble lo prometido por Dios –a saber, que los hombres habían de igualarse a los ángeles de Dios, saliendo de esta mortalidad, corrupción, bajeza, debilidad, polvo y ceni­za–, no sólo entregó la escritura a los hombres para que creyesen, sino que también puso un mediador de su fide­lidad. Y no a cualquier príncipe, o a un ángel o arcángel sino a su Hijo único. Por medio de éste había de mostrarnos y ofrecernos el camino por donde nos llevaría al fin prometido.

Poco hubiera sido para Dios haber hecho a su Hijo manifestador del camino. Por eso, le hizo camino, para que, bajo su guía, pudieras caminar por él.

Debía, pues, ser anunciado el unigénito Hijo de Dios en todos sus detalles: en que había de venir a los hombres y asumir lo humano, y, por lo asumido, ser hombre, morir y resucitar, subir al cielo, sentarse a la derecha del Padre y cumplir entre las gentes lo que prometió. Y, después del cumplimiento de sus promesas, también cumpliría su anuncio de una segunda venida, para pedir cuentas de sus dones, discernir los vasos de ira de los de misericordia, y dar a los impíos las penas con que amenazó, y a los justos los premios que ofreció.

Todo esto debió ser profetizado, anunciado, encomia­do como venidero, para que no asustase si acontecía de repente, sino que fuera esperado porque primero fue creído.


El maná de cada día, 15.12.17

diciembre 15, 2017

Viernes de la 2ª semana de Adviento

.

El que te sigue, Señor, tendrá la luz de la vida

El que te sigue, Señor, tendrá la luz de la vida



PRIMERA LECTURA: Isaías 48, 17-19

Así dice el Señor, tu redentor, el Santo de Israel: «Yo, el Señor, tu Dios, te enseño para tu bien, te guío por el camino que sigues.

Si hubieras atendido a mis mandatos, sería tu paz como un río, tu justicia como las olas del mar; tu progenie sería como arena, como sus granos, los vástagos de tus entrañas; tu nombre no sería aniquilado ni destruido ante mí.»


SALMO 1, 1-2.3.4.6

El que te sigue, Señor, tendrá la luz de la vida.

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, ni entra por la senda de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los cínicos; sino que su gozo es la ley del Señor, y medita su ley día y noche.

Será como un árbol plantado al borde de la acequia: da fruto en su sazón y no se marchitan sus hojas; y cuanto emprende tiene buen fin.

No así los impíos, no así; serán paja que arrebata el viento. Porque el Señor protege el camino de los justos, pero el camino de los impíos acaba mal.


Aclamación antes del Evangelio

El Señor llega, salid a su encuentro; él es el Príncipe de la paz.


EVANGELIO: Mateo 11, 16-19

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente:

«¿A quién se parece esta generación? Se parece a los niños sentados en la plaza, que gritan a otros: “Hemos tocado la flauta, y no habéis bailado; hemos cantado lamentaciones, y no habéis llorado.”

Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: “Tiene un demonio.” Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: “Ahí tenéis a un comilón y borracho, amigo de publicanos y pecadores.”

Pero los hechos dan razón a la sabiduría de Dios.»


.

NO OS CANSÉIS DE HACER EL BIEN

Es difícil no hacer el bien cuando sabemos que, en el fondo, algo conseguiremos a cambio. Aunque sean unas migajas de reconocimiento, de valoración personal, de subir puestos o de caer bien a los demás.

Pero, las personas somos tan volubles en nuestros sentimientos y estados de ánimo que, al final, ese buen actuar puede quedar a merced de la simpatía o antipatía que tengamos hacia los demás.

No, un bien así, apoyado en motivaciones humanas tan frágiles, a la larga no se sostiene.

Sólo la gracia es capaz de sostener, hasta lo inimaginable, esa caridad que debe impregnar tus gestos, palabras, actitudes, criterios, todo el entramado de tu día a día.

Y sólo la gracia es capaz de animar infatigablemente ese afán de hacer el bien en el que el alma encuentra su verdadero descanso.

Hace falta un corazón muy puro y desprendido, muy empapado de amor a Dios, para buscar siempre el bien y hacerlo sin cálculos ni reservas, sin reparar en si me dijo o no me dijo, si me hizo una vez o no me hizo, si me lo sabrá agradecer o no…

¿Crees que el Señor se dedicó en aquella oración de Getsemaní a sopesar y valorar si le convenía o no, si le compensaba o no abrazar la Cruz? ¿Crees que el Señor se dejó crucificar sólo porque tú y yo le caímos bien o íbamos a corresponder a su entrega?

Has de pedirle muchas veces al Señor que te sostenga en el bien. No te canses de repartirlo a manos llenas, aunque caiga, como aquella semilla, a lo largo del camino, en terreno pedregoso o entre abrojos.

http://www.mater-dei.es



.


El maná de cada día, 28.11.17

noviembre 28, 2017

Martes de la 34ª semana del Tiempo Ordinario

.———————————

Maqueta del Beit Hamikdash, (El Gran Templo Judío)



PRIMERA LECTURA: Daniel 2, 31-45

En aquellos días, dijo Daniel a Nabucodonosor: «Tú, rey, viste una visión: una estatua majestuosa, una estatua gigantesca y de un brillo extraordinario; su aspecto era impresionante.

Tenía la cabeza de oro fino, el pecho y los brazos de plata, el vientre y los muslos de bronce, las piernas de hierro y los pies de hierro mezclado con barro. En tu visión, una piedra se desprendió sin intervención humana, chocó con los pies de hierro y barro de la estatua y la hizo pedazos.

Del golpe, se hicieron pedazos el hierro y el barro, el bronce, la plata y el oro, triturados como tamo de una era en verano, que el viento arrebata y desaparece sin dejar rastro. Y la piedra que deshizo la estatua creció hasta convertirse en una montaña enorme que ocupaba toda la tierra.

Éste era el sueño; ahora explicaremos al rey su sentido: Tú, majestad, rey de reyes, a quien el Dios del cielo ha concedido el reino y el poder, el dominio y la gloria, a quien ha dado poder sobre los hombres, dondequiera que vivan, sobre las bestias del campo y las aves del cielo, para que reines sobre ellos, tú eres la cabeza de oro.

Te sucederá un reino de plata, menos poderoso. Después un tercer reino, de bronce, que dominará todo el orbe. Vendrá después un cuarto reino, fuerte como el hierro. Como el hierro destroza y machaca todo, así destrozará y triturará a todos.

Los pies y los dedos que viste, de hierro mezclado con barro de alfarero, representan un reino dividido; conservará algo del vigor del hierro, porque viste hierro mezclado con arcilla. Los dedos de los pies, de hierro y barro, son un reino a la vez poderoso y débil.

Como viste el hierro mezclado con la arcilla, así se mezclarán los linajes, pero no llegarán a fundirse, lo mismo que no se puede alear el hierro con el barro.

Durante ese reinado, el Dios del cielo suscitará un reino que nunca será destruido ni su dominio pasará a otro, sino que destruirá y acabará con todos los demás reinos, pero él durará por siempre; eso significa la piedra que viste desprendida del monte sin intervención humana y que destrozó el barro, el hierro, el bronce, la plata y el oro.

Éste es el destino que el Dios poderoso comunica a su majestad. El sueño tiene sentido, la interpretación es cierta.»


SALMO: Dn 3, 57.58.59.60.61

Ensalzadlo con himnos por los siglos.

Criaturas todas del Señor, bendecid al Señor.

Ángeles del Señor, bendecid al Señor.

Cielos, bendecid al Señor.

Aguas del espacio, bendecid al Señor.

Ejércitos del Señor, bendecid al Señor.


Aclamación antes del Evangelio: Ap 2, 10c

Sé fiel hasta la muerte -dice el Señor-, y te daré la corona de la vida.


Evangelio: Lucas 21, 5-11

En aquel tiempo, algunos ponderaban la belleza del templo, por la calidad de la piedra y los exvotos.

Jesús les dijo: «Esto que contempláis, llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido.»

Ellos le preguntaron: «Maestro, ¿cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?»

Él contestó: «Cuidado con que nadie os engañe. Porque muchos vendrán usurpando mi nombre, diciendo: “Yo soy”, o bien “El momento está cerca”; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque eso tiene que ocurrir primero, pero al final no vendrá en seguida.»

Luego les dijo: «Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países epidemias y hambre. Habrá también espantos y grandes signos en el cielo.»


.

Vivir el tiempo de la espera como tiempo de testimonio y perseverancia, sin dejarse engañar por falsos mesías

Papa Francisco  
Ángelus del domingo 17 de noviembre de 2013

El Evangelio de este domingo (Lc 21, 5-19) consiste en la primera parte de un discurso de Jesús: sobre los últimos tiempos. Jesús lo pronuncia en Jerusalén, en las inmediaciones del templo; y la ocasión se la dio precisamente la gente que hablaba del templo y de su belleza. Porque era hermoso ese templo.

Entonces Jesús dijo: «Esto que contempláis, llegarán días en que no quedará piedra sobre piedra que no sea destruida» (Lc 21, 6). Naturalmente le preguntan: ¿cuándo va a ser eso?, ¿cuáles serán las señales? Pero Jesús desplaza la atención de estos aspectos secundarios —¿cuándo será? ¿cómo será?—, la desplaza a las verdaderas cuestiones.

Y son dos. Primero: no dejarse engañar por los falsos mesías y no dejarse paralizar por el miedo. Segundo: vivir el tiempo de la espera como tiempo del testimonio y de la perseverancia. Y nosotros estamos en este tiempo de la espera, de la espera de la venida del Señor.

Este discurso de Jesús es siempre actual, también para nosotros que vivimos en el siglo XXI. Él nos repite: «Mirad que nadie os engañe. Porque muchos vendrán en mi nombre» (v. 8). Es una invitación al discernimiento, esta virtud cristiana de comprender dónde está el espíritu del Señor y dónde está el espíritu maligno.

También hoy, en efecto, existen falsos «salvadores», que buscan sustituir a Jesús: líder de este mundo, santones, incluso brujos, personalidades que quieren atraer a sí las mentes y los corazones, especialmente de los jóvenes. Jesús nos alerta: «¡No vayáis tras ellos!». «¡No vayáis tras ellos!».

El Señor nos ayuda incluso a no tener miedo: ante las guerras, las revoluciones, pero también ante las calamidades naturales, las epidemias, Jesús nos libera del fatalismo y de falsas visiones apocalípticas.

El segundo aspecto nos interpela precisamente como cristianos y como Iglesia: Jesús anuncia pruebas dolorosas y persecuciones que sus discípulos deberán sufrir, por su causa. Pero asegura: «Ni un cabello de vuestra cabeza perecerá» (v. 18).

Nos recuerda que estamos totalmente en las manos de Dios. Las adversidades que encontramos por nuestra fe y nuestra adhesión al Evangelio son ocasiones de testimonio; no deben alejarnos del Señor, sino impulsarnos a abandonarnos aún más a Él, a la fuerza de su Espíritu y de su gracia.

En este momento pienso, y pensamos todos. Hagámoslo juntos: pensemos en los muchos hermanos y hermanas cristianos que sufren persecuciones a causa de su fe. Son muchos. Tal vez muchos más que en los primeros siglos.

Jesús está con ellos. También nosotros estamos unidos a ellos con nuestra oración y nuestro afecto; tenemos admiración por su valentía y su testimonio. Son nuestros hermanos y hermanas, que en muchas partes del mundo sufren a causa de ser fieles a Jesucristo. Les saludamos de corazón y con afecto.

Al final, Jesús hace una promesa que es garantía de victoria: «Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas» (v. 19).

¡Cuánta esperanza en estas palabras! Son una llamada a la esperanza y a la paciencia, a saber esperar los frutos seguros de la salvación, confiando en el sentido profundo de la vida y de la historia: las pruebas y las dificultades forman parte de un designio más grande; el Señor, dueño de la historia, conduce todo a su realización.

A pesar de los desórdenes y los desastres que agitan el mundo, el designio de bondad y de misericordia de Dios se cumplirá. Y ésta es nuestra esperanza: andar así, por este camino, en el designio de Dios que se realizará. Es nuestra esperanza.

Este mensaje de Jesús nos hace reflexionar sobre nuestro presente y nos da la fuerza para afrontarlo con valentía y esperanza, en compañía de la Virgen, que siempre camina con nosotros.

www.vatican.va