Domingo, Día del Señor

noviembre 15, 2009

P4290089Es domingo. Es el Día del Señor: el gallo vigilante anuncia la llegada de la luz, una y otra vez hasta que el Resucitado se hace presente y esplendoroso en el corazón… Domingo. Un día especial para dedicarlo a Dios y también a la familia, a los amigos. Así que aprovecho para mandaros un saludo deseándoos el sosiego necesario para seguir sirviendo a Dios y a los hermanos en la próxima semana. Que todo vaya bien, p. Ismael

Anuncios

La fraternidad seglar renueva el Consejo Nacional y reflexiona sobre las Escrituras

noviembre 15, 2009

NOVIEMBRE 2009. ESPAÑA.

Ciento treinta miembros pertenecientes a diez fraternidades seglares agustino-recoletas de España se han reunido los días 7 y 8 de noviem-bre en Pozuelo de Alarcón (Madrid) para celebrar el V Encuentro Na-cional bajo el lema “Evangelizados para evangelizar”. El granadino Juan Pérez Rodríguez ha sido elegido nuevo presidente del Consejo Nacional de la Fraternidad Seglar en España.

Compartir |



Tras las votaciones y el consiguiente escrutinio sale elegido presidente del Consejo Nacional Juan Pérez Rodríguez, de la Fraternidad Santo Tomás de Villanueva, de Granada.
En los Encuentros Nacionales las fraternidades seglares proceden a renovar el Conse-jo Nacional. Con seis meses de antelación se había preparado el material y el modo de proceder en la elección del nuevo Consejo Nacional, según establece el Manual de la fraternidad. Los miembros de las fraternidades presentaron oportunamente candidatos a presidente nacional y a consejeros provinciales de fraternida-des.

Tras las votaciones y el consiguiente escrutinio sale elegido presidente del Consejo Nacional Juan Pérez Rodríguez, de la Fraternidad Santo Tomás de Villanueva, de Granada, que toma posesión del cargo y convoca la elección para consejeros. Son elegidos Juan Ramírez Moreno, de la Fraternidad de Chiclana, Martín Martínez Martínez, de la Fraternidad “La Encarnación del Señor”, de Granada, y Paulina Rivas Rienda, de la Fraternidad de Santa Florentina, de Madrid.

Además de los 130 seglares, miembros de diez fraternidades con sede en distintos puntos de la geografía española, asistieron diez religiosos: los asistentes espirituales de las fraternidades españolas y el padre Miguel Miró, Vicario General de la Orden de Agustinos Recoletos y presidente del Secretariado General de Espiritualidad, or-ganismo del que depende la animación y asistencia de las fraternidades.

La Biblia

La primera de las ponencias programadas en este encuentro corrió a cargo de Jorge Martínez Arribas, antiguo alumno y actual profesor en el colegio San Agustín de Valladolid. Tituló su intervención “¿Cómo usar la Biblia?”. En 45 minutos intentó despertar en los oyentes el hambre de la Sagrada Escritura e interesarlos por su lectu-ra y conocimiento, pero sobre todo por la experiencia del encuentro con el Dios vivo a través de la oración mediante la lectura orante de las Escrituras.

El trabajo por grupos que siguió a la conferencia ayudó a profundizar en el tema expuesto.

San Agustín

Jesús Suela, Secretario General de la Orden de Agustinos Recoletos, fue el confe-renciante de la tarde. “¿Por qué leer las Sagradas Escrituras? San Agustín y la Bi-blia”, fue el título de su ponencia. Suela animó a tomar en las manos las Sagradas Escrituras haciendo propio el “toma y lee” de las Confesiones y siguiendo el ejemplo de san Agustín, que dedicó la mayor parte de su vida a estudiar y exponer las Escrituras y a orar con ellas.

A la conferencia le siguió el coloquio con el ponente, que avivó el interés despertado en la conferencia para adentrarse en el encuentro con Dios en su Palabra.

Testimonios

Después llegó el momento de que los seglares presentes ofrecieron su propio testi-monio. Cada fraternidad presentó en siete minutos “El uso de la Sagrada Escritura en mi fraternidad”. Las presentaciones fueron una expresión viva de la fe que las anima.

En este V Encuentro han participado cuatro fraternidades de Madrid, que tienen su sede en otras tantas parroquias agustino-recoletas: Santa Rita, Santa Florentina, Santa Mónica y Nuestra Señora de Buenavista de Getafe; dos de Granada, denominadas de “Santo Tomás” y la “Encarnación del Señor”. Finalmente, asistieron también las fraternidades de Motril (Granada), Monteagudo (Navarra), Valladolid y Chiclana (Cádiz).


Las “madres mónicas”

noviembre 5, 2009

MADRID, 25 May. 08 / 01:06 pm (ACI)

Madre cristiana

Madre cristiana

La Asociación de Madres Cristianas (AMC) Santa Mónica -familiarmente conocidas como “mónicas”- es una organización católica dedicada a rezar por la conversión de sus hijos a ejemplo de la madre de san Agustín; y ayudar así a las mujeres a vivir “en la fidelidad a su vocación como esposas y madres cristianas“.

La AMC cuenta actualmente con más de 12 mil integrantes en diez países y fue fundada en la parroquia Santa Rita (Madrid) en la década de los ochenta por el recoleto P. Lorenzo Infante para “responder a la inquietud de las madres que no sabían qué hacer ante la pérdida de la fe de sus hijos y nietos”, indican los Agustinos Recoletos, quienes promueven la asociación, en su sitio web.

“‘Las Mónicas tienen en la madre de san Agustín su modelo de vida y oración” y por eso buscan conocer “cada vez mejor la vida de santa Mónica para poder imitarla más fielmente”, agregan.

Asimismo, indican que la AMC no busca “agobiar a las madres con más cargas” sino “ayudarlas en la fidelidad a su vocación como esposas y madres cristianas”, y en la transmisión de la fe como “el valor primordial y referente esencial”.

La Asociación está formada por innumerables coros de oración. El coro de oración agrupa a siete madres: cada una reza por los hijos propios y ajenos, especialmente el día de la semana que ha elegido; de esta manera la oración nunca se interrumpe.

La AMC fue reconocida canónicamente por la Arquidiócesis de Madrid como una asociación pública de fieles el 6 noviembre de 1987, y desde ese momento se comenzó a extender por otras diócesis españolas. El P. Lorenzo promovió esta difusión con la intención de recibir el reconocimiento del Episcopado español.

Actualmente está presente en Argentina; Venezuela con 123 coros a los que pertenecen 861 madres; Costa Rica con 37 coros y 269 madres, España 238 coros y 1 666 integrantes. Asimismo, en Estados Unidos hay 59 coros con 413 madres; en Italia 18 coros y 126 madres; México 390 coros 2730 asociadas. Perú es el país con más coros y madres afiliadas: 746 con 5 222 participantes. La Asociación sigue creciendo en otros muchos lugares.

También hay coros de oración en Hungría (170 con 1190 madres) donde el pasado 17 de mayo celebraron su reunión anual a la que asistieron más de mil madres para rezar por la fe de sus hijos. La Eucaristía fue presidida por el Arzobispo de Esztergom-Budapest, Cardenal Peter Erdo, en la Catedral de Vac (al norte de Budapest).


Saludo a las madres mónicas

noviembre 4, 2009
ismaelojeda_01MADRID. 27 OCTUBRE 2009
Queridas Madres Cristianas Santa Mónica de Venezuela: Espero que les haya ido muy bien en este mes del Rosario. Les pasé un comentario breve del Avemaría. Ojalá que les haya servido para rezar mejor. Se lo envío de nuevo en atención a las que no lo recibieron.
Recordarán que el pasado 17 hubo una gran manifestación por la vida y contra el aborto en Madrid. Hubo mucha adhesión internacional. Así que allá estuvimos todos espiritualmente, sobre todo las madres mónicas, y físicamente algunas de Madrid y otras venidas de provincias. La víspera hubo otra manifestación contra el hambre, en la que también participamos. Son gestos que testimonian nuestra opción por la vida, por la familia y por la mujer.

Hay una noticia que nos llena de alegría como hijos de la Iglesia y es la vuelta de muchos hermanos anglicanos al seno de la Iglesia Católica. Ellos mismos han agradecido que Dios haya escuchado su oración, y también la nuestra, y nos haya concedido más de lo que pedíamos. Como le sucedió a santa Mónica. Este hecho supone un fortalecimiento de la unidad de la Iglesia y un testimonio ante el mundo de su valentía en proclamar el evangelio de Jesucristo, aunque a veces no guste a la gente, a ciertas autoridades e instituciones. Recordemos que en la iglesia anglicana se produjo hace pocos años un cisma debido a la ordenación de mujeres como pastores y obispos, incluidos homosexuales y lesbianas. Los hermanos que ahora se unen a la Iglesia Católica son los que se opusieron a esa novedosa práctica y la rechazaron provocando una ruptura interna. Seguimos orando por la unidad de nuestra Madre la Iglesia secundando el deseo de Cristo: “Que sean uno, Padre, como tú y yo somos uno, para que el mundo crea”. En documento adjunto les copio la oración del prefacio de la misa votiva por la unidad de los cristianos.

No les quito más tiempo. Me uno espiritualmente a los encuentros de oraciones y reuniones que tendrán mañana, día 27. Que ustedes se mantengan firmes en la fe, y que Dios bendiga sus hogares, y siga estando grande con ustedes. Con estima personal.

P. Ismael Ojeda


Hello world!

noviembre 4, 2009

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!


Oración de los padres que esperan un hijo

noviembre 1, 2009

 


Señor Dios nuestro, con todo amor nos ponemos en tu presencia como pareja de esposos que tú has bendecido. Te damos gracias por llamarnos a formar una comunidad conyugal abierta a la vida y a la plenitud del amor. En particular te damos gracias, Señor, porque estás bendiciendo nuestro matrimonio dándonos al hijo que esperamos ilusionados.

Las palabras nos resultan cortas para expresar la felicidad que sentimos, y la emoción que embarga nuestros corazones. Resulta maravilloso experimentar que tú nos haces colaboradores tuyos para trasmitir la vida. Nos llena de gozo el saber que somos creadores contigo de esta nueva criatura, nuestra y tuya a la vez, Dios nuestro, fuente de vida.

Conscientes de la grandeza de esta vocación de esposos y padres, queremos ahora purificarnos de todo mal para ser canales limpios por donde pase la vida y la fe a nuestro hijo, a nuestra familia, a la Iglesia, al mundo. Queremos ser signo de tu amor, sacramento de tu misterio de vida y comunión.

Deseamos ser siempre una pareja ejemplar y formar una familia santa para gloria tuya. Como no podemos alcanzar esas metas sino con tu gracia, ahora rezamos el uno por el otro y nos bendecimos mutuamente en tu nombre y en tu amor.

(Marido-padre) Te doy gracias, Señor, por el don de mi esposa. Ella me hace cercano tu amor, tu perdón y tu preocupación por mí. Ella es la prueba de que me amas y me tomas en serio. Por eso, te doy gracias todos los días de mi vida y te pido que me hagas digno de un don tan maravilloso. Quiero sinceramente ser mejor esposo y padre cada día. A la vez, te pido perdón si no he sabido valorar a mi mujer debidamente, si he sido duro con ella. Perdón por cualquier debilidad con la que le haya defraudado y ofendido. En adelante prometo, con tu gracia, ser más delicado y responsable en todos mis comportamientos, particularmente ahora durante la gestación. Quiero darle a mi esposa cariño y protección en estos momentos, para que la criatura pueda sentir a través de nosotros el infinito amor que tú le tienes desde siempre.

Que yo sea un sacramento de tu amor providente para mi esposa y para nuestro hijo. Quiero que ellos descubran en mi conducta responsable y fiel tu presencia protectora en nuestro hogar. Amén.

(Esposa-madre) Te doy gracias, Señor, por mi marido, el mayor regalo que me has dado en la vida, junto con esta criatura que se está formando dentro de mí. Me siento feliz de poder cumplir tu voluntad, como lo hizo María, siempre confiada y alegre en tu presencia. Señor, que se haga también en mí lo que tú dispongas: quiero ser la alegría de mi esposo y de mi hijo, para su satisfacción y para gloria tuya. Perdóname si he causado preocupación a mi marido o si le he defraudado en algo. Por mi parte, estoy segura de que me darás cuanto necesite como esposa y madre. Creo en ti, Señor, pero aumenta mi fe y mi esperanza.

Santa María, Virgen y Madre, confío en ti; necesito tu ternura y fortaleza. Que esta criatura se parezca lo más posible a tu hijo Jesús. Que nuestro hijo se desarrolle sano de cuerpo y alma hasta que nazca. Así sea. Amén.

Señor Dios nuestro, te damos gracias por esta oración que nos has permitido dirigirte con amor. Que podamos cumplir con alegría y generosidad lo que te hemos prometido. Ten misericordia de nosotros pues somos débiles, pero confiamos en ti. Pues si tú nos regalas esta criatura, tú mismo nos ayudarás a cumplir la misión que nos confías.

Por eso, Padre de bondad, concédenos ser generosos dadores de vida. Señor Jesús, que acariciabas a los niños, bendice a nuestro hijo para que nazca sano y sea nuestra alegría y felicidad. Espíritu divino, ven sobre nosotros y asístenos mientras dure esta gestación, para que nuestro hijo sea lleno de gracia y bendición. Señor Dios nuestro, reina en nuestra familia. Es tuya, te la consagramos. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Amén.