El maná de cada día, 12.12.16

diciembre 12, 2016

Lunes de la 3ª semana de Adviento

.
12 de diciembre, Fiesta de la Virgen de Guadalupe, Patrona de México y de toda América Latina:
“La aparición de la imagen de la Virgen en la tilma de Juan Diego fue un signo profético de un abrazo, el abrazo de María a todos los habitantes de las vastas tierras americanas, a los que ya estaban allí y a los que llegarían después” (Papa Francisco, 11 dic. 2013)
.

Señor, instrúyeme en tus sendas

Señor, instrúyeme en tus sendas

.
PRIMERA LECTURA: Números 24, 2-7.15-17a

En aquellos días, Balaán, tendiendo la vista, divisó a Israel acampado por tribus.

El espíritu de Dios vino sobre él, y entonó sus versos: «Oráculo, de Balaán, hijo de Beor, oráculo del hombre de ojos perfectos; oráculo del que escucha palabras de Dios, que contempla visiones del Poderoso, en éxtasis, con los ojos abiertos: ¡Qué bellas las tiendas de Jacob y las moradas de Israel!

Como vegas dilatadas, como jardines junto al río, como áloes que plantó el Señor o cedros junto a la corriente; el agua fluye de sus cubos, y con el agua se multiplica su simiente. Su rey es más alto que Agag, y su reino descuella.»

Y entonó sus versos: «Oráculo de Balaán, hijo de Beor, oráculo del hombre de ojos perfectos; oráculo del que escucha palabras de Dios y conoce los planes del Altísimo, que contempla visiones del Poderoso, en éxtasis, con los ojos abiertos: Lo veo, pero no es ahora, lo contemplo, pero no será pronto: Avanza la constelación de Jacob, y sube el cetro de Israel.»
.
.
SALMO 24, 4-5ab.6-7bc.8-9

Señor, instrúyeme en tus sendas.

Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas: haz que camine con lealtad; enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador.

Recuerda, Señor, que tu ternura y tu misericordia son eternas; acuérdate de mí con misericordia, por tu bondad, Señor.

El Señor es bueno y es recto, enseña el camino a los pecadores; hace caminar a los humildes con rectitud, enseña su camino a los humildes.
.
.
Aclamación antes del Evangelio: Sal 84, 8

Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.

.
.
EVANGELIO: Mateo 21, 23-27

En aquel tiempo, Jesús llegó al templo y, mientras enseñaba, se le acercaron los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo para preguntarle: «¿Con qué autoridad haces esto? ¿Quién te ha dado semejante autoridad?»

Jesús les replicó: «Os voy a hacer yo también una pregunta; si me la contestáis, os diré yo también con qué autoridad hago esto. El bautismo de Juan ¿de dónde venía, del cielo o de los hombres?»

Ellos se pusieron a deliberar: «Si decimos “del cielo”, nos dirá: “¿Por qué no le habéis creído?” Si le decimos “de los hombres”, tememos a la gente; porque todos tienen a Juan por profeta.»

Y respondieron a Jesús: «No sabemos.»

Él, por su parte, les dijo: «Pues tampoco yo os digo con qué autoridad hago esto.»
.

El Papa Francisco:

Cuando en la Iglesia falta profecía, aparece el clericalismo

Homilía del 16 de diciembre de 2013 en la Domus Santa Marta

Cuando falta la profecía, el clericalismo ocupa su sitio, el rígido esquema de la legalidad que cierra la puerta en la cara al hombre. Por ello la oración para que, en la perspectiva de la Navidad, el espíritu de la profecía se haga sentir en el pueblo.

El Papa Francisco, en la misa celebrada el lunes 16 de diciembre, por la mañana, en la capilla de Santa Marta, quiso recordar que ser profetas es una vocación de todos los bautizados. Y lo hizo, como de costumbre, partiendo de la Palabra de Dios de la liturgia del día. El Pontífice repitió las palabras del libro de los Números (24, 2-7.15-17b) que describen la figura del profeta, «oráculo de Balaán, hijo de Beor, oráculo del hombre de ojos penetrantes; oráculo del que escucha palabras de Dios». He aquí, explicó, «éste es el profeta»: un hombre «que tiene los ojos penetrantes y que escucha y dice las palabras de Dios; que sabe ver en el momento e ir hacia el futuro. Pero antes ha escuchado, ha oído, la Palabra de Dios».

Y, en efecto, «el profeta tiene dentro de sí estos tres momentos». Ante todo «el pasado: el profeta —dijo el Santo Padre— es consciente de la promesa y tiene en su corazón la promesa de Dios, la promesa está viva, la recuerda, la repite». Pero «luego mira al presente, mira a su pueblo y siente la fuerza del espíritu para decir una palabra que le ayude a levantarse, a seguir el camino hacia el futuro».

Por lo tanto, prosiguió el Papa, «el profeta es un hombre de tres tiempos: promesa del pasado, contemplación del presente, valentía para indicar el camino hacia el futuro». Y, recordó, «el Señor siempre cuidó a su pueblo con los profetas en los momentos difíciles, en los momentos que el pueblo estaba desalentado o destruido; cuando el templo ya no estaba; cuando Jerusalén se encontraba bajo el poder de los enemigos; cuando el pueblo se interrogaba: pero Señor, tú nos has prometido esto, ¿y ahora qué sucede?». Al respecto agregó: «Lo mismo tal vez sucedió en el corazón de la Virgen, cuando estaba al pie de la cruz: Señor, tú me dijiste que Él sería el liberador de Israel, el jefe, quien nos daría la redención. ¿Y ahora?».

«En ese momento del pueblo de Israel —continuó el Pontífice— era necesaria la intervención del profeta. Y no siempre el profeta es bien recibido. Muchas veces se le rechaza. Jesús mismo dice a los fariseos que sus padres mataron a los profetas porque decían cosas incómodas, decían la verdad, recordaban la promesa». Pero, afirmó el Papa, «cuando falta la profecía en el pueblo de Dios, falta algo: falta la vida del Señor».

Un ejemplo es la historia del joven Samuel que, «mientras dormía, había oído la llamada del Señor pero no sabía de qué se trataba. Y la Biblia lo dice: en aquellos tiempos “era rara la palabra del Señor y no eran frecuentes las visiones”» (1 Libro di Samuel 3, 1). Era un tiempo en el que «Israel no tenía profetas». Pero, hizo notar el Obispo de Roma, «lo mismo sucede cuando viene un profeta y el pueblo no le recibe», como se lee en el pasaje del Evangelio de Mateo (21, 23-27).

«Cuando no hay profecía —comentó— se pone el acento en la legalidad. Y estos sacerdotes fueron a Jesús a pedirle la certificación de legalidad: ¿Con qué autoridad haces estas cosas?». Es como si hubiesen dicho: «Nosotros somos los dueños del templo; ¿con qué autoridad haces estas cosas?». En realidad «no comprendían las profecías, habían olvidado la promesa. No sabían leer los signos del momento, no tenían ni ojos penetrantes ni oído para la Palabra de Dios. Sólo tenían la autoridad».

Así «en el tiempo de Samuel, cuando la Palabra del Señor era rara y las visiones no eran frecuentes, era lo mismo. La legalidad y la autoridad». Y sucedía esto porque «cuando en el pueblo de Dios no hay profecía, el vacío que deja lo ocupa el clericalismo. Es precisamente este clericalismo que pregunta a Jesús: ¿con qué autoridad haces estas cosas, con qué legalidad?». Así, «la memoria de la promesa y la esperanza de seguir adelante se reducen sólo al presente: ni pasado ni futuro y esperanza». Es como si para seguir adelante valiese sólo lo que es «presente», lo que es «legal».

Cierto, explicó el Papa, «tal vez el pueblo de Dios que creía, que iba a rezar al templo, lloraba en su corazón porque no encontraba al Señor. Faltaba la profecía. Lloraba en su corazón como lloraba Ana, la mamá de Samuel, pidiendo la fecundidad del pueblo».

Esa fecundidad, indicó el Pontífice, «que viene de la fuerza de Dios, cuando Él despierta en nosotros la memoria de su promesa y nos impulsa hacia el futuro con la esperanza. Éste es el profeta. Éste es el hombre de ojo penetrante y que escucha las palabras de Dios».

El Papa Francisco concluyó su homilía proponiendo «una oración en estos días que nos preparamos para el Nacimiento del Señor». Una oración al Señor para que —invocó— «no falten profetas en tu pueblo. Todos nosotros, bautizados, somos profetas. Señor, que no olvidemos tu promesa; que no nos cansemos de seguir adelante; que no nos cerremos en las legalidades que cierran las puertas. Señor, libera a tu pueblo del espíritu del clericalismo y ayúdale con el espíritu de profecía».

http://www.vatican.va

.

EL ADVIENTO DE TU DÍA A DÍA

La liturgia del Adviento se va revistiendo de una intensidad única y sobrecogedora a medida que se van acercando los días de la celebración del nacimiento del Verbo.

Es difícil sintonizar interiormente con esta gozosa espera del Adviento cuando seguimos entreteniendo el corazón con las mil bagatelas de ese activismo descontrolado que distrae nuestra vida de lo esencial.

Seguimos enredados una y otra vez en ese ovillo de preocupaciones y afanes de nuestro día a día, sin que acertemos a poner en ellos un poco de ese Dios al que decimos que amamos por encima de todo.

Y así, se nos pasan, quizá, los días de nuestra vida, como flor que se deshoja entre los dedos, sin que hayamos gustado al menos un poco de su más suave aroma.

Decimos que el Adviento es espera de Dios y, en realidad, es el Señor quien nos espera desde siempre en su Adviento eterno. Nuestro Adviento litúrgico nos recuerda ese otro Adviento de Dios, que espera allá en la eternidad, en la otra orilla de la vida, adonde llegaremos vacíos de todas esas cosas y afanes que aquí tanto nos entretienen.

Si la liturgia de estos días clama deseosa ¡Ven, Señor!, qué será el deseo de ese Dios que, porque te espera desde siempre, te dice ¡ven! en cada uno de los instantes del día.

Vive pausado el adviento de cada momento de tu jornada pues, en las cosas y personas que llenan tu día a día, Dios sigue esperándote para encontrarse contigo.

En medio de los trajines que llenen hoy tu jornada, acuérdate de parar el corazón y deja que se escape de él ese ¡Ven, Señor! que anima los ritmos litúrgicos del Adviento.

Vive ese pequeño adviento de tu día a día, avivando en ti la presencia de ese Dios que debe llenar desde dentro todas tus cosas y afanes.

Que cada minuto de este día sea un pequeño adviento en el que abraces a ese Dios que espera de ti ese poco de amor y de intimidad que tú sepas ofrecerle como pesebre.

Mater Dei


.

NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE

P. Francisco Fernández Carvajal
.

Nuestra Señora de Guadalupe

Nuestra Señora de Guadalupe

— La aparición de la Virgen a Juan Diego.
— Nuestra Señora precede a todo apostolado y prepara las almas.
— La nueva evangelización. El Señor cuenta con nosotros. No desaprovechar las ocasiones.


I. La devoción a la Virgen de Guadalupe en México tiene su origen en los comienzos de su evangelización, cuando los creyentes eran aún muy pocos. Nuestra Señora se apareció en aquellos primeros años a un indio campesino, Juan Diego, y lo envió al Obispo del lugar para manifestarle el deseo de tener un templo dedicado a Ella en una colina próxima, llamada Tepeyac.

Le dijo la Virgen en la primera aparición: «en este santuario le daré a las gentes todo mi amor personal, mi mirada compasiva, mi auxilio, mi salvación: porque Yo, en verdad, soy vuestra Madre compasiva, tuya y de todos los hombres… Allí les escucharé su llanto, su tristeza, para remediar, para curar todas sus diferentes penas, sus miserias, sus dolores»1.

El Obispo del lugar, antes de acceder a esta petición, pidió una señal. Y Juan Diego, por encargo de la Señora de los Cielos, fue a cortar un ramo de rosas, en el mes de diciembre, sobre la árida colina, a más de dos mil metros de altura. Habiendo encontrado, con la consiguiente sorpresa, las rosas, las llevó al Obispo.

Juan Diego extendió su blanca tilma, en cuyo hueco había colocado las flores. Y cuando cayeron en el suelo «apareció de repente la Amada Imagen de la Virgen Santa María, Madre de Dios, en la forma y figura que ahora se encuentra»2. Esa imagen de Nuestra Señora de Guadalupe quedó impresa en la rústica tilma del indio, tejida con fibras vegetales. Representa a la Virgen como una joven mujer de rostro moreno, rodeada por una luz radiante.

María dijo a Juan Diego, y lo repite a todos los cristianos: «¿No estoy Yo aquí, que soy tu Madre? ¿No estás bajo mi sombra? ¿No estás por ventura en mi regazo?». ¿Por qué hemos de temer, si Ella es Madre de Jesús y Madre de los hombres?

Con la aparición de María en el cerro del Tepeyac comenzó en todo el antiguo territorio azteca un movimiento excepcional de conversiones, que se extendió a toda América Centro-Meridional y llegó hasta el lejano archipiélago de Filipinas.

«La Virgen de Guadalupe sigue siendo aún hoy el gran signo de la cercanía de Cristo, al invitar a todos los hombres a entrar en comunión con Él, para tener acceso al Padre. Al mismo tiempo, María es la voz que invita a los hombres a la comunión entre ellos…»3.

La Virgen ha ido siempre por delante en la evangelización de los pueblos. No se entiende el apostolado sin María. Por eso, cuando el Papa, Vicario de Cristo en la tierra, pide a los fieles la recristianización de Europa y del mundo acudimos a Ella para que «indique a la Iglesia los caminos mejores que hay que recorrer para realizar una nueva evangelización.

Le imploramos la gracia de servir a esta causa sublime con renovado espíritu misionero»4. Le suplicamos que nos señale a nosotros el modo de acercar a nuestros amigos a Dios y que Ella misma prepare sus almas para recibir la gracia.


II. «Virgen de Guadalupe, Madre de las Américas… mira cuán grande es la mies, e intercede junto al Señor para que infunda hambre de santidad en todo el Pueblo de Dios…»5, que los fieles «caminen por los senderos de una intensa vida cristiana, de amor y de humilde servicio a Dios y a las almas»6. Solo así –con una intensa vida cristiana, con amor y deseos de servir– podremos llevar a cabo esa nueva evangelización en todo el mundo, empezando por los más cercanos.

¡Cuánta mies sin brazos que la recojan!, gentes hambrientas de la verdad que no tienen quienes se la enseñen, personas de todo tipo y condición que desearían acercarse a Dios y no encuentran el camino. Cada uno de nosotros debe ser un indicador claro que señale, con el ejemplo y con la palabra, el camino derecho que, a través de María, termina en Cristo.

De Europa partió la primera llamarada que encendió la fe en el continente americano. ¡Cuántos hombres y mujeres, de razas tan diversas, han encontrado la puerta del Cielo, por la fe heroica y sacrificada de aquellos primeros evangelizadores! La Virgen les fue abriendo camino y, a pesar de las dificultades, con tesón, paciencia y sentido sobrenatural enseñaron por todas partes los misterios más profundos de la fe.

«Ahora nos encontramos en una Europa en la que se hace cada vez más fuerte la tentación del ateísmo y del escepticismo; en la que arraiga una penosa incertidumbre moral con la disgregación de la familia y la degeneración de las costumbres; en la que domina un peligroso conflicto de ideas y movimientos»7.

De estos países que fueron profundamente cristianos, algunos dan la impresión de estar en camino de volver al paganismo del que fueron sacados, muchas veces con la sangre del martirio y siempre con la ayuda eficaz de la Virgen.

Toda una civilización cimentada sobre ideas cristianas parece encontrarse sin recursos para reaccionar. Y desde estas naciones, de donde salió en otros tiempos la luz de la fe para propalarse por todo el mundo, desgraciadamente «se envía al mundo entero la cizaña de un nuevo paganismo»8.

Los cristianos seguimos siendo fermento en medio del mundo. La fuerza de la levadura no ha perdido su vigor en estos veinte siglos, porque es sobrenatural y es siempre joven, nueva y eficaz. Por eso nosotros no nos quedaremos parados, como si nada pudiéramos hacer o como si las dimensiones del mal pudieran ahogar la pequeña simiente que somos cada uno de los que queremos seguir a Cristo.

Si los primeros que llevaron la fe a tantos lugares se hubieran quedado paralizados ante la tarea ingente que se les presentaba, si solo hubieran confiado en sus fuerzas humanas, nada habrían llevado a cabo. El Señor nos alienta continuamente a no quedar rezagados en esta labor, que se presenta «fascinadora desde el punto sobrenatural y humano»9.

Pensemos hoy ante Nuestra Señora de Guadalupe, una vez más, qué estamos haciendo a nuestro alrededor: el interés por acercar a Cristo a nuestros familiares y amigos, si aprovechamos todas las ocasiones, sin dejar ninguna, para hablar con valentía de la fe que llevamos en el corazón, si nos tomamos en serio nuestra propia formación, de la que depende la formación de otros, si prestamos nuestro tiempo, siempre escaso, en catequesis o en otras obras buenas, si colaboramos también económicamente en el sostenimiento de alguna tarea que tenga como fin la mejora sobrenatural y humana de las personas.

No nos debe detener el pensar que en ocasiones es poco lo que tenemos a nuestro alcance, en medio de un trabajo profesional que llena el día y aún le faltan horas. Dios multiplica ese poco; y, además, muchos pocos cambian un país entero.


III. Id por todo el mundo; predicad el Evangelio a todas las criaturas10. Estas palabras del Señor son actuales en cada época y en todo tiempo, y no excluyen a ningún pueblo o civilización, a ninguna persona. Los Apóstoles recibieron este mandato de Jesucristo, y ahora lo recibimos nosotros.

En un mundo que muchas veces se muestra como pagano en sus costumbres y modos de pensar, «se impone a los cristianos la dulcísima obligación de trabajar para que el mensaje divino de la revelación sea conocido por todos los hombres de cualquier lugar de la tierra»11.

Contamos con la asistencia siempre eficaz del Señor: Yo estaré con vosotros hasta la consumación de los siglos12.

Dios actúa directamente en el alma de cada persona por medio de la gracia, pero es voluntad del Señor, afirmada en muchos pasajes del Evangelio, que los hombres sean instrumento o vehículo de salvación para los demás hombres. Id, pues, a los caminos, y a cuantos encontréis llamadlos a las bodas13.

Y comenta San Juan Crisóstomo: «Son caminos también todos los conocimientos humanos, como los de la filosofía, los de la milicia, y otros por el estilo. Dijo, pues: id a la salida de todos los caminos, para que llamen a la fe a todos los hombres, cualquiera que sea su condición»14.

Los mismos viajes, de negocios o de descanso, son ocasiones que Dios pone muchas veces a nuestro alcance para dar a conocer a Cristo15. También los lazos familiares, la enfermedad, una visita de cortesía a casa de unos amigos, una felicitación de Navidad, una carta a un periódico…

«Son innumerables las ocasiones que tienen los seglares para ejercitar el apostolado de la evangelización y de la santificación»16.

Nosotros, cada uno, tendríamos que decir con Santa Teresa de Lisieux: «No podré descansar hasta el fin del mundo mientras haya almas que salvar»17. ¿Y cómo vamos a descansar, si además esas almas están en el mismo hogar, en el mismo trabajo, en la misma Facultad, en el vecindario?

Hemos de pedir a la Virgen el deseo vivo y eficaz de ser almas valientes, audaces, atrevidas para sembrar el bien, procurando, sin respetos humanos, que no haya rincones de la sociedad en los que no se conozca a Cristo18.

Es preciso desterrar el pesimismo de pensar que no se puede hacer nada, como si hubiera una predeterminación hacia el mal. Con la gracia del Señor, seremos como la piedra caída en el lago, que produce una onda, y esta otra más grande19, y no para hasta el fin de los tiempos. El Señor da una eficacia sobrenatural a nuestras palabras y obras que nosotros desconocemos la mayor parte de las veces.

Hoy pedimos a Nuestra Señora la Virgen de Guadalupe que se muestre como Madre compasiva con nosotros, que nos haga anunciadores del Evangelio, que sepamos comprender a todos, participando de sus gozos y esperanzas, de todo lo que inquieta su vida, para que, siendo muy humanos, podamos elevar a nuestros amigos al plano sobrenatural de la fe.

«¡Reina de los Apóstoles! Acepta nuestra prontitud para servir sin reserva a la causa de tu Hijo, la causa del Evangelio y la causa de la paz, basada sobre la justicia y el amor entre los hombres y entre los pueblos»20.

1 Nican Mopohua, según la traducción de M. Rojas, México 1981, nn. 28-32. — 2 Ibídem, nn. 181-183. — 3 Juan Pablo II, Ángelus 13-XII-1987. — 4 Ibídem. — 5 Cfr. ídem, Oración a la Virgen de Guadalupe, México 27-I-1979. — 6 Ibídem. —7 ídem, Discurso 6-XI-1981. — 8 A. del Portillo, Carta pastoral 25-XII-1985. — 9 Ibídem. — 10 Mc 16, 1. — 11 Conc. Vat. II, Decr. Apostolicam actuositatem, 3. — 12 Mt 28, 18. — 13 Mt 22. 9. — 14 San Juan Crisóstomo, en Catena Aurea, vol. III, p. 63. — 15 Cfr. Conc. Vat. II, loc. cit., 14. — 16 Ibídem, 6. — 17 Santa Teresa de Lisieux, Novissima verba, en Obras completas, Monte Carmelo, 5ª ed., Burgos 1980. — 18 Cfr. San Josemaría Escrivá, Forja, n. 716. — 19 Cfr. ídem, Camino, n. 831. — 20 Juan Pablo II, Homilía en Guadalupe, 27-I-1979.

http://www.homiletica.org


Cuba después de Fidel: ¿de mal en peor?

diciembre 5, 2016

.

Fidel Castro

Cenizas de Fidel Castro son portadas hacia el Cementerio Santa Porfiria

.

Cuba después de Fidel: ¿de mal en peor?

Por Andrés Oppenheimer

.

Ahora que Fidel Castro se ha ido y los jefes de estado de Canadá, México y otros países han hecho el ridículo al elogiar los supuestos logros de un dictador que destruyó la economía de su país y ejecutó a miles de personas, es hora de echar un vistazo al futuro de Cuba. A corto plazo, no pinta muy bien.

En teoría, las cosas deberían mejorar. El presidente Raúl Castro, de 86 años, ha demostrado ser más pragmático que su hermano mayor, y podría tener el camino allanado para hacer las reformas económicas que anunció en el VI Congreso del Partido Comunista en 2011.

Los pequeños pasos de Raúl Castro hacia un capitalismo estatal como el vietnamita habían sido frenados por Fidel. Sin Fidel, los “fidelistas” tendrían menos poder para detener las reformas, decía la teoría.

Pero la mayoría de los economistas coinciden en que Raúl Castro enfrenta una tormenta perfecta de malas noticias que le harán difícil reflotar la economía del país.

“Cuba sufre hoy su peor crisis económica desde los 1990”, dice el economista Carmelo Mesa Lago, profesor emérito de la Universidad de Pittsburgh, y uno de los principales analistas de la economía cubana. “Las proyecciones son que la economía se estancará o disminuirá en 2016, y que la situación empeorará en 2017”.

En primer lugar, los envíos de petróleo subsidiado de Venezuela a Cuba, que mantuvieron a flote a la economía de la isla en los últimos años, cayeron alrededor de un 40 por ciento durante los primeros seis meses de este año, según un reporte de Reuters. La economía venezolana está en crisis por la caída de los precios mundiales del petróleo y las desastrosas políticas económicas del gobierno.

En segundo lugar, las exportaciones cubanas de servicios médicos –una especie de esclavitud moderna, mediante la cual el régimen cubano envía a decenas de miles de médicos a Venezuela, Brasil y otros países, y se queda con más de la mitad de sus salarios– pueden estar en peligro.

Venezuela tiene dificultades para pagar estos servicios, y el nuevo gobierno de centro-derecha de Brasil podría no renovar estos contratos gubernamentales.

Tercero, la producción cubana de níquel y azúcar está deprimida por los bajos precios de las materias primas y la destrucción de las industrias cubanas en los últimos 60 años. Y Cuba importa más del 70 por ciento de sus alimentos.

En cuarto lugar, el turismo, la mayor esperanza de la isla desde la apertura del presidente Obama a Cuba en 2014, podría disminuir si el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, cumple con su amenaza de “terminar” el acuerdo de Obama con la isla.

“El pronóstico más optimista para Cuba es que después de unas décadas de lucha y reorientación, terminará con el nivel de ingresos de la República Dominicana”, escribió Tyler Cowen, profesor de economía de la Universidad George Mason en The Miami Herald.

Agregó que mientras el Banco Mundial estima el PIB cubano en $6,000 per cápita, esa cifra se basa en un tipo de cambio poco realista. El PIB real de Cuba problemente no sea mucho más alto que los $2,000 per cápita de Nicaragua, dijo Cowen.

“Si Cuba no hubiera tenido una revolución comunista en 1959, podría haber sido una de las economías latinoamericanas más exitosas”, agregó Cowen.

Mi opinión: En lugar de elogiar a un dictador que no tuvo la valentía de competir en una elección libre en casi seis décadas, los líderes de México, Canadá y otros países deberían haber citado la revolución de Cuba como ejemplo de un modelo económico que nadie debería seguir, y que va de mal en peor.

Si Trump se maneja con inteligencia, dejará a Cuba tranquila y no hará nada que le dé a la dictadura cubana una excusa para dar marcha atrás a sus tímidas reformas. Raúl Castro ha dicho que dejará el poder a comienzos de 2018, y sus sucesores tarde o temprano reconocerán lo que la gran mayoría de los cubanos ya han descubierto hace mucho tiempo: que el comunismo es el camino más largo –y más sangriento– entre el capitalismo y el capitalismo.

 

http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/andres-oppenheimer-es/article118547763.html


El fabricante de guerrillas

noviembre 30, 2016

.

Guerrilla

Fidel Castro, promotor de la guerra de guerrillas contra el Imperio

.

El fabricante de guerrillas, la columna de Cecilia Valenzuela

“El secreto de su longevidad en el poder fueron las guerras de guerrillas”

.

Los funerales de Fidel Castro durarán toda la semana, serán itinerantes; habrá una veintena de mandatarios visitando la isla para el adiós protocolar. A todos los motiva alguna modalidad de negocio, en política no existen los gestos desinteresados; los asistentes no han olvidado que el finado destruyó varias democracias en América Latina, vivió del tráfico de diamantes y de drogas, persiguió a opositores, ejecutó colaboradores, traicionó secuaces, se entronizó en el poder. Mandó a asesinar, a espiar, a robar durante 57 años.

Su condición de principal enemigo de Estados Unidos lo convirtió en el dictador más popular de los últimos tiempos; pero el secreto de su longevidad en el poder fueron las guerras de guerrillas: Castro gestó, respaldó, financió, alimentó, y finalmente, negoció cada uno de los movimientos subversivos que surgieron a lo largo y ancho de América del Sur.

Apoyado en la astucia de su jefe de inteligencia, Manuel Piñeiro ‘Barba Roja’, Castro usó los servicios de Inteligencia y Contrainteligencia cubanos para organizar las guerrillas latinoamericanas. El sistema de inteligencia de “la revolución” se forjó bajo la influencia de la Stasi, el aparato de inteligencia de la desaparecida Alemania Oriental –heredera de la inteligencia nazi–.

Y como una burbuja de ese sistema, Castro creó y puso en manos del mismo Piñeiro el Departamento América del Comité Central del Partido Comunista de Cuba: el ente dirigente de la izquierda latinoamericana.

El Departamento América asesoró a los chilenos del MIR que boicotearon, desde dentro, el gobierno de Salvador Allende. Pronto, capitalizó la insurgencia de Edén Pastora y los sandinistas en Nicaragua; y se encargó de alimentar al Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional en El Salvador.

Organizó comandos con los sudamericanos refugiados en Cuba y los envió a entrenar a los grupos radicales de las izquierdas en Latinoamérica. Así tomó el control militar y político del comunismo clandestino, y luego las guerrillas, a las que después negoció de acuerdo a sus intereses.

El triunfo del sandinismo en Nicaragua le dio tremendo poder, igual que el “empate” que logró con el Farabundo Martí en El Salvador (el FMLN llegó a dominar el 50% del territorio de su país).

Empoderado, olvidó las formas y ordenó asesinar al nicaragüense Edén Pastora en Costa Rica. Pastora se oponía a que el sandinismo, que había surgido contra la brutal dictadura de Somoza, se declarara marxista y se hiciera del poder. En el atentado contra su vida murieron ocho periodistas, la bomba que el Departamento América introdujo camuflada en una cámara de video a una conferencia de prensa que Pastora brindaría tenía el sello de la inteligencia cubana.

El mismo sello que marcaba a los chilenos que vinieron al Perú a entrenar al MRTA en 1985; y a enseñarles a secuestrar, asaltar y extorsionar, tal y como lo hicieran después en México con el subcomandante Marcos.

Hace 20 años el MRTA secuestró a 800 personas en la casa del embajador del Japón en Lima. Desesperado, el entonces presidente Alberto Fujimori voló a Cuba. Hizo lo mismo que había hecho el ex presidente colombiano César Gaviria cuando uno de los grupos guerrilleros de su país secuestró a su hermano: viajar a Cuba para negociar. El desenlace en el Perú, gracias a los comandos Chavín de Huántar, fue distinto; pero Gaviria terminó consiguiendo un avión para que los secuestradores de su hermano pudieran refugiarse en la Isla de Castro.

El fabricante de las guerrillas las encendía para mantener a EE.UU. ocupado en otro punto de Latinoamérica que no fuera su Isla; y las apagaba, sacrificando sin asco a sus dirigentes, cuando necesitaba negociar. Así sobrevivió el tirano al fin de la Unión Soviética y vivió en el poder largos años.

http://elcomercio.pe/politica/opinion/fabricante-guerrillas-columna-cecilia-valenzuela-noticia-1950097


¿Los pro vida católicos ayudaron a Trump a ganar la presidencia de Estados Unidos?

noviembre 11, 2016

.

Gesto de Victoria

El electo presidente de USA, Donald Trump, muestra el signo de victoria

.

¿Los pro vida católicos ayudaron a Trump a ganar la presidencia de Estados Unidos?

.

WASHINGTON D.C., 10 Nov. 16 / 04:40 pm (ACI).- En una columna de opinión publicada en el National Catholic Register, el periódico católico más antiguo de Estados Unidos, el historiador y teólogo Matthew Bunson destacó el papel del voto católico y pro vida en la victoria de Donald Trump sobre Hillary Clinton, en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

“¿Los pro vida católicos ayudaron a Donald Trump a ganar la elección? Aunque no podrían reclamar el crédito exclusivo, ciertamente hicieron su parte en una elección que estaba en la cuerda floja hasta el día de la elección”, señaló.

En su artículo, titulado “El triunfo de Trump impulsado por votantes religiosos”, Bunson indicó que si bien “los próximos días permitirán un estudio cuidadoso de las cifras”, los resultados hasta el momento apuntarían a que “Trump podría haber conseguido el mayor voto evangélico de la historia y la mayoría del voto católico”.

Si bien durante las Primarias del Partido Republicano, el proceso electoral para elegir al candidato del grupo político, “Trump raramente habló a los votantes de fe”, el historiador destacó que esto cambió en la convención republicana en Cleveland, en julio de 2016, “cuando habló directamente a los evangélicos en su discurso de aceptación de la nominación”.

“Y luego comenzó a dirigirse, algunos dijeron que muy tardíamente, a los católicos y a los votantes de fe en todo el país”.

Bunson destacó que Trump no solo se acercó a los católicos, sino que su estrategia “incluyó algo también comúnmente omitido por los medios de comunicación seculares”, pues “hizo un llamado directo a los votantes pro vida”.

En una carta difundida el 5 de octubre, Trump aseguró a los católicos estadounidenses que “estaré ahí para ustedes. Estaré con ustedes. Lucharé por ustedes”

En el campo de la vida, precisó el hoy presidente electo, “soy y seguiré siendo pro vida”.

Al concluir su artículo, Bunson alentó a rezar “por nuestro presidente y nuestro dividido país”, al tiempo que expresó su deseo de que Trump “abrace la sugerencia” del pensador francés Alexis de Tocqueville, que escribió que la libertad “no puede establecerse sin moralidad, ni moralidad sin fe”.

Para leer el artículo completo (en inglés), puede ingresar a este enlace.

También te puede interesar:

Planned Parenthood: Estamos devastados y enojados por victoria de Trump http://bit.ly/2eNQajC 

Planned Parenthood: Estamos devastados y enojados por victoria de Trump

La presidenta de la multinacional del aborto Planned Parenthood Federation of America (PPFA), Cecile Richards, remitió un correo a los colaboradores de la organización, reconociendo que se sienten…


Obispos de EEUU contestan: ¿Hillary o Trump?

octubre 16, 2016

.

Hillary o Trump

¿Hillary o Trump? La búsqueda del voto católico

.

Obispos de EEUU contestan: ¿Hillary o Trump?

El Evangelio sirve al bien común, no a las agendas políticas

Por Jaime Septién

.

A falta de tres semanas para que se lleven a cabo las elecciones presidenciales en Estados Unidos (8 de noviembre próximo), el cortejo al voto católico está marcando la pauta tanto de republicanos como, en menor medida, de los demócratas.

Por tal motivo –y para zanjar cualquier malentendido dentro de la Iglesia católica- el pasado 13 de octubre el arzobispo Joseph E. Kurtz de Louisville, Kentucky, presidente de la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos (USCCB), emitió un comunicado en el que invita a los católicos a reflexionar sobre uno de los principios sobre los cuales se fundó la nación americana: la libertad religiosa que garantiza el derecho de las comunidades de fe a preservar la integridad de sus creencias y su adecuado autogobierno.

“Ha habido informes recientes de que algunos pueden haber tratado de interferir en la vida interna de la Iglesia para obtener beneficios políticos a corto plazo. Si es verdad, esto es preocupante tanto para el bienestar de las comunidades de fe como para el bien de nuestro país”, subraya en su comunicado monseñor Kurtz.

El presidente de la USCCB recuerda que en la fe y en la Iglesia, “Cristo nos ha dado un don precioso”, sus enseñanzas que no son un “consenso forjado por las normas contemporáneas”.

Más adelante recuerda que el Evangelio se ofrece para todas las personas de todos los tiempos. “Nos invita a amar al prójimo y vivir en paz unos con otros. Por esta razón, la verdad de Cristo nunca es obsoleta o inaccesible. El Evangelio sirve al bien común, no (sirve a) agendas políticas”, remarca el arzobispo de Kentucky.

Excesos políticos

Desde esta perspectiva, monseñor Kurtz anima a católicos y personas de buena voluntad a que sean “buenos administradores de los derechos preciosos que hemos heredado como ciudadanos de este país”, especialmente, la libertad religiosa.

El presidente de los obispos estadounidenses urgió a los funcionarios públicos a “que respeten los derechos de las personas a vivir su fe sin interferencia del Estado”. Y agrega: “Cuando las comunidades de fe pierden este derecho, la idea misma de lo que significa ser un estadounidense se pierde”.

Y concluye amonestando fuertemente a los dos candidatos a la presidencia de la República, Hillary Clinton y Donald Trump, tanto como a sus equipos de campaña y a los voluntarios que los acompañan en su pretensión de llegar a ocupar la Casa Blanca.

Sin nombrar a nadie, el arzobispo Kurtz pide a los políticos, su personal y los voluntarios, que reflejen en su conducta y en sus proyectos las mejores aspiraciones de los ciudadanos estadounidenses.

Y remata: “El exceso de nuestro discurso político actual ha degradado a las mujeres y ha marginado a las personas de fe. Esto tiene que cambiar (…) (Con) las mejores esperanzas de nuestros padres fundadores, estamos seguros de que podemos hacerlo mejor como nación”.

Obispos de EEUU contestan: ¿Hillary o Trump?


El venezolano Arturo Sosa es el nuevo general de los jesuitas: Seguidor de Arrupe, amigo del Papa y defensor de los pobres

octubre 14, 2016

.

Arturo Sosa

Arturo Sosa y Adolfo Nicolás: Relevo de prior general en la Compañía de Jesús

.

Con este simpático gesto, el hasta ahora superior de los Jesuitas, Adolfo Nicolás, pasó el relevo al nuevo general, el venezolano Arturo Sosa. Mientras tanto, fuera de la Casa Generalicia, se respiraba gran satisfacción. Un portavoz dio así el anuncio.
.
“Esta mañana, tras cuatro días de oración y reflexión, la Sociedad de Jesús ha elegido al Padre Arturo Sosa, de Venezuela, como su nuevo superior general. Tiene 68 años y hasta ahora era el delegado para las Casas Internacionales de Roma”.
.
Uno de los electores era Federico Lombardi, antiguo portavoz del Papa, y gran amigo del nuevo general. Dice que el elegido “refleja muy bien el momento actual de los jesuitas”.
.
P. FEDERICO LOMBARDI
“Tiene una gran experiencia en el campo de la Fe y la Justicia. Pero también es una persona atenta al apostolado intelectual de la Compañía de Jesús, porque ha sido rector de una universidad durante diez años. Conoce muy bien las iniciativas de los jesuitas en Roma, como la Gregoriana, el “Istituto Orientale” y el Biblicum. Tiene mucha experiencia”.
.
Arturo Sosa es el general de los jesuitas número 31, y el primero no europeo.
.
Fue superior de los jesuitas de Venezuela hasta el año 2004, y rector de la Universidad Católica del Táchira, en la frontera con Colombia. De él dicen que es un hombre alegre, con sensibilidad social y muy buen mediador. Pero que es por encima de todo un hombre de fe, de gran espiritualidad, y un sacerdote.
.
http://www.romereports.com/2016/10/14/el-venezolano-arturo-sosa-es-el-nuevo-general-de-los-jesuitas
.

Seguidor de Arrupe, amigo del Papa y defensor de los pobres

Por Pedro Miguel Lamet

Decididamente en Roma soplan vientos latinoamericanos.

La Compañía de Jesús acaba de elegir a Arturo Marcelino Sosa Abascal, un venezolano de 68 años, abierto y comprometido, forjado al mismo tiempo en la lucha fronteriza a favor de los pobres, en importantes cargos de gobierno jesuíticos y con una profunda formación intelectual sobre todo en temas políticos y sociológicos.

¿A qué responde esta elección? Ayer mismo, durante una amigable comida, a la pregunta de Jesús Bastante, redactor-jefe de RD, sobre quién podría ser el futuro superior general, respondí sin dudarlo: Arturo Sosa.

¿Por qué? Muy sencillo: la Compañía, aparte de buscar un hombre de Dios con preparación y experiencia, no podía dejar de tener en cuenta de que a dos pasos de su Curia General gobierna un Papa latinoamericano y jesuita.

Pero es que además esta elección representa un nuevo respaldo a la línea Arrupe y la misión por él inaugurada de unir fe y justicia, un binomio que se inscribe en el diálogo con el mundo de la Iglesia del Vaticano II para afrontar los desafíos de un futuro complicado.

Luis Ugalde, SJ, otro politólogo muy influyente en Venezuela, ex provincial, ex rector de la Universidad, gran amigo de Sosa, –le conoce desde que este era un adolescente y congregante mariano–, que se encuentra estos días en Madrid, me confesaba hoy mismo:

“Le he seguido paso a paso y puedo decir que es excepcional. Cuando era un muchacho le encargué que vendiera un libro, “Lo social y yo”, de Carlos Giner y colocó muchos más de los que le había pedido. Dirigí su vocación y cuando entró en la Compañía, después estudiar en Roma teología y doctorarse en Ciencias Políticas, lo nombré director del Centro Gumilla. Antes durante el tiempo de “maestrillo” (docente antes de ordenarse sacerdote) no estuvo en colegios, sino en la creación de un Movimiento de Cooperativas de Ahorro y Crédito para Campesinos”.

En el Centro Gumilla de los jesuitas, dedicado a investigación y la acción social contra la exclusión, dirigió la revista Sic, un órgano de pensamiento muy prestigiado en Venezuela. Más tarde Ugalde apoyó su provincialato, llegando a ser el primer provincial nativo de la Compañía en su país.

La amistad con Bergoglio procede de la Congregación General XXXIII, donde ambos coincidieron, y se ha consolidado con su último cargo de Delegado del General, una especie de superior de las casas interprovinciales de Roma.

¿Qué piensa social y políticamente el nuevo general? Sus conocimientos de profesor los ha contrastado en la frontera de los más postergados y pobres.

Jesús Rodríguez Villarroel, Txuo para los amigos, es un joven jesuita venezolano que concluye en España sus estudios en Cooperación Internacional trabajando al mismo tiempo en Entreculturas:

“Estuve con él ocho años en la RAIF, una labor conjunta entre venezolanos y colombianos en la frontera, una zona difícil, calificada de Tierra de Misión. Él era rector de nuestra Universidad de Táchiara y superior de nuestra comunidad. Nos animaba con una apertura increíble y mucha fe en las personas. Cree en la gente, incluso aunque le falle, escucha mucho, es cercano. Como el Papa no tiene miedo a abrazar y besar. Cree también en los laicos, las redes, y es muy chistoso. Para los jesuitas venezolanos ha sido siempre un referente. Goza de buena salud, aunque a veces se queja de ciática. Será un gran general y nos durará”.

Respecto a sus ideas políticas hay constancia en vídeos, sobre todo uno de una conferencia pronunciada en Medellín (Colombia). Ahí se pronuncia como antichavista, aunque algunos le acusan de haber pronunciado estas críticas fuera del país y haber guardado silencio dentro.

Luis Ugalde, gran conocedor de la situación y también muy crítico de la misma, afirma: “Al principio la situación era tan mala que nosotros teníamos cierta esperanza en la llegada de Chaves, pero sin tomar partido. Recuerdo que Arturo y yo fuimos a verlo para presentarle un diagnóstico de lo que nosotros pensábamos sobre las carencias de Venezuela. Nada resultó de aquella entrevista. Vimos enseguida lo obvio: que estábamos en manos de un militar”.

En la actual Venezuela de Maduro, aunque no tenga ni por asomo esa intencionalidad, se puede tachar la elección de un golpe contra el régimen y a favor de la oposición. Sobre todo porque cae sobre mojado, ya que la erección al cardenalato de Baltasar Porras, muy crítico con el Gobierno, ha sentado como un jarro de agua fría en las altas esferas.

Sin embargo Rodríguez Villarroel piensa que “puede ser un puente, un llamado para los venezolanos y gran asesor en este tema para el Papa”.

De apariencia informal, Ugalde recuerda que cuando el padre Kolvenbach hizo una visita a Venezuela y él le encargó de las relaciones con la Prensa, sus padres tuvieron que buscarle rápidamente un traje, pues no tenía ni uno decente.

Desde muy joven luce bigote, ahora cano, sobre un rostro sonrosado y cordial. ¿Se lo afeitará el que a partir de ahora, según el tópico popular, es “papa negro”? Txuo y otros amigos aseguran que no, que es parte de su personalidad, por otra parte no carente de carácter.

Por último algunas curiosas anécdotas sobre sus raíces. Su abuelo materno era español, santanderino por más señas, y sastre de profesión. Vivió 104 años, y era muy cordial y tan aficionado a los toros que procuraba no perderse las corridas de San Isidro en Madrid, hasta el extremo que llegó a sentarse en el tendido con más de cien años. Su padre, Arturo Sosa, llegó a ser ministro del Gobierno venezolano, y su madre, de 90 años aún vive.

En una palabra, a Adolfo Nicolás sucede una figura según el corazón del papa Francisco, que revela la importancia de América Latina en la Iglesia actual, la teología en favor de los pobres, los emigrantes, los últimos, y la vigencia del Vaticano II y del padre Pedro Arrupe, ese gran testigo del siglo XX que fue además, como se está comprobando, aunque incomprendido en su tiempo, profeta del XXI.

http://blogs.periodistadigital.com/pedro-miguel-lamet.php/2016/10/14/p390573#more390573

Elecciones en Estados Unidos: Ambos candidatos retan cualquier perspectiva católica

octubre 10, 2016

.

Candidatos electorales

Candidatos electorales: Hillary Clinton y  Donald Trump

.

Elecciones en Estados Unidos: Ambos candidatos retan cualquier perspectiva católica

Ante el segundo debate entre Hillary Clinton y Donald Trump

Por Jaime Septién

En la primera parte de esta larga entrevista que concedió a Aleteia el doctor Hosffman Ospino, colombiano de origen, profesor de teología pastoral y catequesis en la Escuela de Teología y Ministerio de Boston College, tocó el tema del nuevo rostro (latino) del catolicismo en Estados Unidos.

Para 2035, la mitad de los católicos estadounidenses serán de origen latino. O quizá antes.

Esto lleva a un enorme experimento de integración entre la comunidad latina y la anglosajona del cual podría salir un nuevo modelo de catolicismo, amplio, integrador y de puertas abiertas, “tal y como lo quiere el Papa Francisco”, dice Ospino.

Y de cara a las elecciones que hoy domingo 9 de octubre enfrentan el segundo debate entre Hillary Clinton del Partido Demócrata y Donald Trump, del Partido Republicano, el voto católico también enfrenta un dilema profundo. ¿Qué saldrá de todo ello?

En esta segunda y última parte de la entrevista Hosffman Ospino  –una autoridad en lo que se refiere al catolicismo hispano en Estados Unidos– responde.

Doctor Ospino: hoy los católicos hispanos en Estados Unidos están divididos entre un conservador Trump que asegura que tiene 34 asesores católicos sobre temas de libertad religiosa, pero que los ataca continuamente, y una liberal Clinton que, sin atacarlos, está abiertamente a favor del aborto.

¿Qué puede salir de esto?

Yo creo que lo más importante, y lo que nos señala el tema de fondo de estas elecciones es que necesitamos, urgentemente, un catolicismo latino educado. Cuando se mira al electorado latino se le mira con un carácter sentimental: que mi abuelita va a ser deportada por Donald Trump, entonces hay que votar por otro candidato.  O, como los latinos somos pro-vida y a favor de los niños, entonces no podemos votar por alguien que está a favor del aborto…

Esto es muy primario. Repito: sentimental. El catolicismo latino-estadounidense debe dar un paso adelante.

¿Qué hay, entonces, que hacer?

Preguntarnos (y actuar en consecuencia), en qué momento la comunidad católica latina nos vamos a sentar a discutir la complejidad del sistema político, social, religioso de los Estados Unidos –pero ya como estadounidenses—y ver cómo podemos enriquecerlo y cómo nos podemos enriquecer de este sistema. Pasar del sentimiento a la propuesta.

¿Saldrá el catolicismo estadounidense, en su conjunto, robustecido tras estas elecciones?

Yo creo que vamos a ver un desfase entre las comunidades católicas de blancos y de latinos; jerarquía y pueblo…  Nos vamos a encontrar –creo yo— bastante divididos. Yo espero que la Iglesia católica salga fortalecida, pero va a ser bien difícil que esto suceda.

¿Tiene esto que ver, obviamente, con el perfil de los dos candidatos, no es así?

Ambos candidatos retan, desafían profundamente cualquier perspectiva católica. Ya ni siquiera la ortodoxia católica, sino también la heterodoxia. Bueno, hasta los católicos progresistas están siendo desafiados en este proceso previo a las elecciones y, desde luego, lo serán aún más en el momento de la elección el 8 de noviembre.

Para muchos estas elecciones serán algo así como un fin y un principio de algo… ¿Para usted?

Pueden ser el cierre de un capítulo del experimento democrático en los Estados Unidos y el inicio de otro capítulo del cual aún no sabemos qué va a pasar. Puede, incluso, llegar a ser la disolución de los partidos tradicionales. De hecho ya se está viendo esta especie de disolución.

¿Y el papel de las iglesias, cuál será entonces?

También se va a definir bien claro cuál es su papel ya sean protestantes, católicas, evangélicas. Anteriormente era sencillo posicionarse, tales con los republicanos, estos otros con los demócratas… Eso se va a acabar, se va a acabar la idea del “single issue”, es decir, de que un solo tema define mi voto. Va a llegar el momento en que hay que comenzar a pensar en un trabajo de participación democrática mucho más crítica.

¿Y eso qué implicaría?

Hacer concesiones. Aprender a negociar. Tomar posiciones y asumir las consecuencias. A veces queremos todo. Como dicen en Estados Unidos, queremos tener el pastel y comérnoslo al mismo tiempo. Eso ya no es posible.