La ideología de género y los médicos

febrero 20, 2017

.

Pedro trevijano

Don Pedro Trevijano, sacerdote y teólogo

.

La ideología de género y los médicos

La ideología de género es «el arma más eficaz que tiene el Diablo en su lucha contra el Bien».

Por Pedro Trevijano Etcheverria 

.

A lo largo de los siglos, siempre ha habido una lucha entre el Bien y el Mal, entre la Verdad y la Mentira, entre Dios y el Demonio.

La Ideología de Género, totalmente opuesta a la Moral Católica, salvo en el caso de violación, es actualmente, por su oposición a la vida con su defensa del aborto y la eutanasia, su afán de destruir el matrimonio, la familia, la maternidad y la religión, así como inducir a los niños, adolescentes y jóvenes a la corrupción, el arma más eficaz que tiene el Diablo en su lucha contra el Bien.

No es extraño por ello que aquellas profesiones cuyo sentido propio es defender la vida y servir a los demás, sean precisamente un objetivo claro de la ideología de género. Padres, médicos, maestros y sacerdotes son, por tanto, objetivos preciados de esta ideología. Hoy vamos a hablar de los médicos.

Ya desde el siglo V antes de Cristo, los médicos se comprometían a luchar a favor de la vida, incluso desde antes de nacer: «tampoco daré un abortivo a ninguna mujer», dice el juramento hipocrático.

Es indudable que la gran cuestión en torno al aborto es la siguiente: cuando se destruye un embrión o un feto, ¿lo que se destruye es un ser humano, sí o no? Si lo que se destruye es un ser humano, estamos ante un crimen, si lo que se destruye, aunque sea un ser vivo, no es un ser humano, a eso no le podemos llamar crimen.

Pero los avances científicos médicos van todos en la dirección de que la vida empieza en el momento de la fecundación y eso es hoy una evidencia científica. Para la Iglesia Católica. «tanto el aborto como el infanticidio son crímenes nefandos» (GS nº 51).

En cuanto a la eutanasia es moralmente inaceptable y la experiencia indica que allí donde se admite, terminan matándose a muchos contra su voluntad. Como muestra el ejemplo de Holanda donde muchos ancianos, ante los múltiples asesinatos contra la voluntad de los pacientes, llevan consigo una tarjeta en la que se dice: «si caigo enfermo, no me lleven a un hospital».

En cambio  los cuidados paliativos son plenamente legítimos. Pero quienes admiten el aborto o la eutanasia y la practican son claramente criminales y es lo que pretende la ideología de género.

En Madrid se ha publicado una Ley  llamada de «Protección integral contra la LGTBIfobia y la discriminación por razón de orientación e identidad sexual en la Comunidad de Madrid». En ella, aprobada por unanimidad (tan sólo hubo dos diputados que se ausentaron para no traicionar su conciencia), se establece:

Artículo 70. Son infracciones muy graves: c) La promoción y realización de terapias de aversión o conversión con la finalidad de modificar la orientación sexual o identidad de género de una persona. Para la comisión de esta infracción será irrelevante el consentimiento prestado por la persona sometida a tales terapias.

Artículo 72.- Sanciones. 3.- Las infracciones muy graves serán sancionadas con multa de 20.001 hasta 45.000 euros”. En pocas palabras, si un médico intenta ayudar a un  paciente que le pide ayuda para salir de la homosexualidad, y recordemos que cada día hay más personas en el mundo y en España que lo están consiguiendo, le cae un multazo que lo deja doblado.

Al médico se le impide el libre ejercicio de su profesión, porque la ideología es más importante que la realidad. Un amigo mío, médico en Madrid, me contaba que hablando con sus colegas, no le podían creer, por lo que la discusión terminaba pidiéndoles su email y mandándoles la Ley.

Y, por último, los médicos deben ser idiotas, aunque esto todavía no sucede en España, sino en Inglaterra. La Asociación Médica Británica (BMA por sus siglas en inglés) ha facilitado a sus 160.000 médicos afiliados  un manual de lenguaje en el lugar de trabajo según los patrones de la ideología de género.

El documento enumera una serie de situaciones en las que la neolengua de género puede ser “más conveniente” que el lenguaje normal. La guía, recomienda a los doctores  no utilizar el término “madre” para referirse a las mujeres embarazadas  ya que podría herir la sensibilidad de “individuos que han dado a luz y no se identifican como mujeres”.

Este aviso llega semanas después de la campaña mediática en torno a Hayden Cross, transexual, quien ha sido presentada como el primer caso en Reino Unido en el que  un “hombre” está embarazado. Nacida como mujer hace veinte años, Hayden es legalmente un hombre y se ha quedado embarazada con esperma de un donante anónimo. Recordemos que en la ideología de género, cada uno decide libremente su sexo. ¿Se lo creen Vds.? Yo, no.

Pedro Trevijano Etcheverria, sacerdote

http://infocatolica.com/?t=opinion&cod=28620


El maná de cada día, 28.12.16

diciembre 28, 2016

Los Santos Inocentes

.

santos inocentes 1

Quienes ofrecen su dolor son corredentores con Cristo



Antífona de entrada

Los niños inocentes murieron por Cristo, son el cortejo del Cordero sin mancha, a quien alaban diciendo: Gloria a ti, Señor.


Oración colecta

Los mártires Inocentes proclaman tu gloria en este día, Señor, no de palabra, sino con su muerte; concédenos, por su intercesión, testimoniar con nuestra vida la fe que confesamos de palabra. Por nuestro Señor Jesucristo.


PRIMERA LECTURA: 1 Juan 1, 5–2,2

Os anunciamos el mensaje que hemos oído a Jesucristo: Dios es luz sin tiniebla alguna. Si decimos que estamos unidos a él, mientras vivimos en las tinieblas, mentimos con palabras y obras.

Pero, si vivimos en la luz, lo mismo que él está en la luz, entonces estamos unidos unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia los pecados. Si decimos que no hemos pecado, nos engañamos y no somos sinceros. Pero, si confesamos nuestros pecados, él, que es fiel y justo, nos perdonará los pecados y nos limpiará de toda injusticia. Si decimos que no hemos pecado, lo hacemos mentiroso y no poseemos su palabra.

Hijos míos, os escribo esto para que no pequéis. Pero, si alguno peca, tenemos a uno que abogue ante el Padre: a Jesucristo, el Justo. Él es víctima de propiciación por nuestros pecados, no sólo por los nuestros, sino también por los del mundo entero.


SALMO 123, 2-3.4-5.7b-8

Hemos salvado la vida, como un pájaro de la trampa del cazador.

Si el Señor no hubiera estado de nuestra parte,cuando nos asaltaban los hombres, nos habrían tragado vivos: tanto ardía su ira contra nosotros.

Nos habrían arrollado las aguas, llegándonos el torrente hasta el cuello; nos habrían llegado hasta el cuello las aguas espumantes.

La trampa se rompió, y escapamos. Nuestro auxilio es el nombre del Señor, que hizo el cielo y la tierra.

ALELUYA

A ti, oh Dios te alabamos, a ti, Señor, te reconocemos. A ti te ensalza el blanco ejército de los mártires.


EVANGELIO: Mateo 2, 13-18

Cuando se marcharon los magos, el ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, coge al niño y a su madre y huye a Egipto; quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo.»

José se levantó, cogió al niño y a su madre, de noche, se fue a Egipto y se quedó hasta la muerte de Herodes. Así se cumplió lo que dijo el Señor por el profeta: «Llamé a mi hijo, para que saliera de Egipto.» Al verse burlado por los magos, Herodes montó en cólera y mandó matar a todos los niños de dos años para abajo, en Belén y sus alrededores, calculando el tiempo por lo que había averiguado de los magos.

Entonces se cumplió el oráculo del profeta Jeremías: «Un grito se oye en Ramá, llanto y lamentos grandes; es Raquel que llora por sus hijos, y rehúsa el consuelo, porque ya no viven.»


Antífona de comunión: Apocalipsis 14, 4

Ellos son los rescatados como primicias de la humanidad para Dios y el Cordero; ellos son el cortejo del Cordero adondequiera que vaya.

.
.
.

EL MARTIRIO NECESARIO DE LOS SANTOS INOCENTES

Herodes rechazó la visita de Dios

.

Vino a los suyos, a su propia casa

.
La Navidad junto con la Pascua constituye el centro de nuestra fe. La Navidad, el comienzo; y la Pascua, la culminación.

En la Navidad, la Iglesia rebosa de gozo y admiración ante la manifestación plena de los designios divinos, guardados en la intimidad de la familia divina durante toda la eternidad. Es un acontecimiento que sobrecoge totalmente a la criatura, al sentirse y verse anegada por el Amor de Dios.

El Creador se desposa con la criatura. Dios se hace hombre para que éste llegue a ser Dios. Se trata de un “admirable intercambio”, algo totalmente impensable para la mente del hombre.

Por eso la Iglesia exulta de gozo, canta y danza para su Señor: como una novia se viste de fiesta y se adorna con sus joyas. Y celebra este desposorio en “el día que hizo el Señor”, prolongado por el espacio de una octava. ¡Qué menos! También la Pascua tiene su octava.

La Navidad permite al creyente renovar su amor al Señor desde lo más profundo de su ser. La contemplación de la pequeñez del Niño de Belén y la ternura de María y de José no pueden menos de avivar las ascuas del primer amor en cada creyente. Dios mismo por su Palabra invita a la Iglesia entera a despojarse del velo de tristeza y a vestirse de fiesta.

Todos los hombres y la creación entera deben saltar de júbilo y felicidad ante la maravillosa aparición del amor de Dios: algo que ni ojo vio, ni oído escuchó ni pudo imaginar jamás mente humana. Por si hacía falta, el Padre Dios acredita a su Hijo de manera inapelable: Y se oye la voz del Padre que grita: “Tratadlo bien; escuchadle, es el Maestro, mi hijo querido es”.

Adviento, desear a Dios

Muchos lo recibieron con alegría: Comenzando por su madre la Virgen María, y san José; y siguiendo por Isabel, los ángeles, los pastores, los sabios de Oriente, el anciano Simeón y la profetisa Ana en el templo.

Y una multitud de creyentes de todos los tiempos hasta nuestros días. Algunos dando la vida por él, como los Niños Inocentes, o como testigos suyos hasta derramar su sangre como san Esteban protomártir, y tantos y tantos, hasta hoy.

Pero otros, tristemente, rechazaron la visita de Dios y su amistad, comenzando por Herodes y siguiendo por otros contemporáneos suyos hasta llegar a nuestros días. Según el evangelio de Juan, La Palabra de Dios, que era la Vida de los hombres, vino a su propia casa, pues todo fue pensado en ella y por ella realizado.

El Creador visitó a su criatura, pero ésta “no lo reconoció” como su Hacedor. Incomprensiblemente el hombre no se dejó seducir por la ternura y la debilidad de Dios, no se admiró de su humildad, se resistió, y, finalmente no adoró a su Señor. Hasta intentó matarlo. Y al no alcanzarlo, se ensañó con sus testigos. He ahí la cara trágica de la Navidad, que también se prolonga hasta nuestros días.

Dios en la persona del Verbo vino a los suyos y los suyos no lo recibieron. ¿Por qué?

Por las sinrazones del libre albedrío del hombre: porque rehuyeron que sus vidas fueran iluminadas por La Luz; porque temían que sus obras malas fueran reprobadas, al igual que sus mentiras y desnudez; porque estaban ocupados en sus cosas; porque no querían cambiar y menos perder su poder y sus placeres; porque les dominó la pereza, la cobardía y se hicieron los desentendidos; porque tenían sus riquezas y creían no necesitar de Dios.

En fin, porque pensaron que Dios era su enemigo y temieron perder lo que tenían.

Cuando Herodes escuchó de los sabios de Oriente que había nacido “el rey de los judíos”, se sobresaltó, y toda Jerusalén con él. Tanto le perturbó la noticia que decidió matar al niño anunciado como rey. Pero al sentirse burlado por los sabios, se enfureció mucho y mandó matar a todos los niños de Belén y alrededores que tuvieran menos de dos años.

He aquí cómo la Navidad, la noticia gozosa de la llegada de aquel que trae la Vida al mundo, se convierte en terrible noticia y trágica realidad cuando algunos hombres prefieren seguir en las tinieblas y se niegan a venir a la Luz. Los que no reconocen a su Señor prefieren vivir al margen de Dios menospreciando su invitación y entonces, no sólo se lastiman a sí mismos, sino que necesariamente dañarán también a los demás, aunque sólo en el cuerpo, por más que los masacren.

De esta manera, el Niño de Belén provoca contradictorias reacciones y actitudes entre los hombres. El anciano Simeón tomando al Niño en sus brazos dijo a María, su madre: “Mira, este niño va a ser motivo de que muchos caigan o se levanten en Israel. Será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón: así quedarán al descubierto las intenciones de todos” (Lc 2, 34-35).

Con esta actitud de rechazo el hombre se autocondena a vivir radicalmente desequilibrado, se daña a sí mismo en el núcleo de su ser: que es su condición de “religado” con Dios su Creador, condición “religiosa”. Consiguientemente, todo queda desordenado y violentado.

La increencia y el laicismo constituyen, objetivamente considerados, la mayor desgracia del hombre y su mayor empobrecimiento en el orden del ser: que se proyectará de manera negativa en el orden moral y en el orden afectivo y trascendental. Por el contrario, la mayor riqueza del hombre será conocer y adorar a Dios entrando en una relación gozosa con él, comenzada en el tiempo y prolongada en la eternidad.

Dios ha hecho al hombre a su imagen y semejanza, y su mayor dignidad y valía radican en la capacidad de relacionarse con Dios entrando a su misma familia. El hombre está llamado a ser hijo del Padre Dios, hermano de Cristo y templo del Espíritu Santo. No será más, pero tampoco menos que eso. Así lo determinó Dios porque sí, porque le pareció bien. No nos consultó. No obró buscando de manera egoísta su provecho. Él es amor. Decirle a Dios que se ha equivocado amándonos demasiado constituye nuestra mayor equivocación.

Por el contrario, agradecer ese designio santo es entrar en la vida para siempre. San Agustín lo reconoció agradecido: “Nos hiciste, Señor, para ti, y nuestro corazón estará inquieto hasta descansar en ti”. Lo confesó con humildad y alabó a Dios diciendo “tarde te amé, hermosura, tan antigua y tan nueva, tarde te amé”.

Si no os hacéis como niños…

La liturgia de la Madre Iglesia nos enseña que para llegar a la Navidad hay que pasar por el Adviento. Es decir, por un ejercicio del deseo de Dios. Toda persona en el fondo aspira a Dios y busca a Dios siempre, aunque a tientas.

Ante la increencia, nosotros deberíamos especializarnos en el arte del deseo, primero en nuestra propia casa y después ofreciendo nuestra experiencia al entorno laicista y ateo que nos envuelve.

Podríamos preguntarnos: ¿Qué buscan nuestros coetáneos cuando hacen turismo y viajan a veces de manera compulsiva, cuando juegan la lotería, luchan por el poder, vibran con el deporte y recurren con avidez a todo género de experiencias placenteras y gratificantes? Quizás han elegido mal el objeto de su satisfacción, buscando la felicidad allá donde no está.

Cuando uno observa cómo muchos hombres de nuestro tiempo, aparentemente al menos, se alejan de Dios y no les interesa conocerlo y menos adorarlo, no puede quedar indiferente.

¿Quedará Dios indiferente ante este fenómeno del ateísmo y del laicismo? ¿Cómo verá Dios nuestro mundo, qué sentirá?

Quizás decepción infinita… pero a la vez compasión infinita, porque, de hecho, cada año, cada Navidad, vuelve a repetir su apuesta por el hombre, y sigue viniendo en debilidad e indefensión. Pongo ante ti, la vida y la muerte, elige la vida y vivirás. ¿Cuál es tu respuesta, cuál está siendo? “Dios que te creó sin ti, no te salvará sin ti”, recuerda san Agustín.

Es tu oportunidad. Aprovéchala y compra tu felicidad de una vez por todas. ¡Sería tu mejor Navidad, la que no pasa!

.


Elecciones en Estados Unidos: Ambos candidatos retan cualquier perspectiva católica

octubre 10, 2016

.

Candidatos electorales

Candidatos electorales: Hillary Clinton y  Donald Trump

.

Elecciones en Estados Unidos: Ambos candidatos retan cualquier perspectiva católica

Ante el segundo debate entre Hillary Clinton y Donald Trump

Por Jaime Septién

En la primera parte de esta larga entrevista que concedió a Aleteia el doctor Hosffman Ospino, colombiano de origen, profesor de teología pastoral y catequesis en la Escuela de Teología y Ministerio de Boston College, tocó el tema del nuevo rostro (latino) del catolicismo en Estados Unidos.

Para 2035, la mitad de los católicos estadounidenses serán de origen latino. O quizá antes.

Esto lleva a un enorme experimento de integración entre la comunidad latina y la anglosajona del cual podría salir un nuevo modelo de catolicismo, amplio, integrador y de puertas abiertas, “tal y como lo quiere el Papa Francisco”, dice Ospino.

Y de cara a las elecciones que hoy domingo 9 de octubre enfrentan el segundo debate entre Hillary Clinton del Partido Demócrata y Donald Trump, del Partido Republicano, el voto católico también enfrenta un dilema profundo. ¿Qué saldrá de todo ello?

En esta segunda y última parte de la entrevista Hosffman Ospino  –una autoridad en lo que se refiere al catolicismo hispano en Estados Unidos– responde.

Doctor Ospino: hoy los católicos hispanos en Estados Unidos están divididos entre un conservador Trump que asegura que tiene 34 asesores católicos sobre temas de libertad religiosa, pero que los ataca continuamente, y una liberal Clinton que, sin atacarlos, está abiertamente a favor del aborto.

¿Qué puede salir de esto?

Yo creo que lo más importante, y lo que nos señala el tema de fondo de estas elecciones es que necesitamos, urgentemente, un catolicismo latino educado. Cuando se mira al electorado latino se le mira con un carácter sentimental: que mi abuelita va a ser deportada por Donald Trump, entonces hay que votar por otro candidato.  O, como los latinos somos pro-vida y a favor de los niños, entonces no podemos votar por alguien que está a favor del aborto…

Esto es muy primario. Repito: sentimental. El catolicismo latino-estadounidense debe dar un paso adelante.

¿Qué hay, entonces, que hacer?

Preguntarnos (y actuar en consecuencia), en qué momento la comunidad católica latina nos vamos a sentar a discutir la complejidad del sistema político, social, religioso de los Estados Unidos –pero ya como estadounidenses—y ver cómo podemos enriquecerlo y cómo nos podemos enriquecer de este sistema. Pasar del sentimiento a la propuesta.

¿Saldrá el catolicismo estadounidense, en su conjunto, robustecido tras estas elecciones?

Yo creo que vamos a ver un desfase entre las comunidades católicas de blancos y de latinos; jerarquía y pueblo…  Nos vamos a encontrar –creo yo— bastante divididos. Yo espero que la Iglesia católica salga fortalecida, pero va a ser bien difícil que esto suceda.

¿Tiene esto que ver, obviamente, con el perfil de los dos candidatos, no es así?

Ambos candidatos retan, desafían profundamente cualquier perspectiva católica. Ya ni siquiera la ortodoxia católica, sino también la heterodoxia. Bueno, hasta los católicos progresistas están siendo desafiados en este proceso previo a las elecciones y, desde luego, lo serán aún más en el momento de la elección el 8 de noviembre.

Para muchos estas elecciones serán algo así como un fin y un principio de algo… ¿Para usted?

Pueden ser el cierre de un capítulo del experimento democrático en los Estados Unidos y el inicio de otro capítulo del cual aún no sabemos qué va a pasar. Puede, incluso, llegar a ser la disolución de los partidos tradicionales. De hecho ya se está viendo esta especie de disolución.

¿Y el papel de las iglesias, cuál será entonces?

También se va a definir bien claro cuál es su papel ya sean protestantes, católicas, evangélicas. Anteriormente era sencillo posicionarse, tales con los republicanos, estos otros con los demócratas… Eso se va a acabar, se va a acabar la idea del “single issue”, es decir, de que un solo tema define mi voto. Va a llegar el momento en que hay que comenzar a pensar en un trabajo de participación democrática mucho más crítica.

¿Y eso qué implicaría?

Hacer concesiones. Aprender a negociar. Tomar posiciones y asumir las consecuencias. A veces queremos todo. Como dicen en Estados Unidos, queremos tener el pastel y comérnoslo al mismo tiempo. Eso ya no es posible.

 


Conferencia Episcopal en contra de píldora del día siguiente

agosto 25, 2016

.

Consejo permanente

Asamblea de la Conferencia Episcopal Peruana

.

Obispos señalaron que medida cautelar no respeta la Constitución y criticaron al Gobierno por respaldar distribución

Conferencia Episcopal Peruana

COMUNICADO sobre la píldora del día siguiente

Los Obispos del Perú a lo largo de los últimos años hemos manifestado en diferentes oportunidades nuestra preocupación por la defensa de la vida de los peruanos desde su concepción hasta su muerte natural, así como por los valores propios de la familia, núcleo de la sociedad, porque, como decía san Juan Pablo II, en ella “se forja el futuro de la humanidad” y, por tanto, el futuro del Perú.

La Constitución Peruana reconoce nuestra participación en la vida pública del país, pues dentro de un espíritu de autonomía e independencia, “el Estado reconoce a la Iglesia Católica como elemento importante en la formación histórica, cultural y moral del Perú, y le presta su colaboración” (Art. 51).

Así pues, llama la atención que en diversos ámbitos donde se resalta la tolerancia como valor, existan intolerancia y prejuicios hacia la participación de los sacerdotes, médicos o abogados católicos en defensa de la vida y de la familia que, a pesar de esgrimir argumentos científicos o jurídicos, son tildados de fundamentalistas o de emplear argumentos de fe. Llamamos al intercambio justo de opiniones y sin prejuicios para que la verdad y la justicia se abran camino a través del diálogo.

Ratificamos nuestro comunicado del 23 de agosto de 2003 en torno a la Píldora del Día Siguiente (PDS), también llamada Anticoncepción Oral de Emergencia (AOE), que se identifica con lo que el Papa Francisco ha señalado: ”La vida humana es sagrada e inviolable. Todo derecho civil se asienta en el reconocimiento del primero y fundamental de los derechos, el derecho a la vida, que no está subordinado a condición alguna, ni cualitativa, ni económica, ni tanto menos ideológica” (Discurso a los miembros del Movimiento Italiano por la Vida, 14 abril de 2014).

No nos toca como Pastores de la Iglesia analizar con profundidad los criterios jurídicos, además de científicos, por los cuales el Juez del Primer Juzgado Especializado en lo Constitucional de Lima, aceptó una acción de amparo en favor de la PDS, pero sí nos toca evidenciar con preocupación cómo diversos intereses e ideologías en el Perú juegan contra la vida del concebido.

En ese sentido, salimos en defensa de quienes ni tienen voz ni están siendo defendidos, a pesar de que la Constitución los reconoce como sujetos de derechos desde su concepción (Art 2, 1). Desconocer este principio es desconocer algo fundamental de la Constitución del Perú. Al respecto señalamos lo siguiente:

1) Rechazamos la medida cautelar emitida por el Juez del Primer Juzgado Especializado en lo Constitucional de Lima, pues basta el sentido común para ver con claridad que el supuesto bien que se quiere lograr con el uso de la píldora, no es mayor que la vida del concebido. Precisamente por la naturaleza del proceso, eso es lo que tiene que establecer el Juez en su sentencia definitiva.

2) Reafirmamos el valor de la vida humana y denunciamos que esta viene siendo manipulada por una ideología, que pretende redefinir conceptos tan importantes como el inicio de la vida, la concepción y el embarazo, no con criterios científicos, sino sencillamente para lograr objetivos en favor de unos presuntos “derechos sexuales y reproductivos”, entre los cuales se incluyen el aborto y la muerte del concebido. Lamentamos que la ciencia sea puesta de lado para que el derecho de unos implique la muerte de otros.

3) Llama la atención que la definición utilizada sobre la concepción para defender el efecto no abortivo de la PDS, tome como referencia el significado de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para esta Organización el concepto de concepción es equivalente al de anidación, pero la Constitución Peruana, y de acuerdo con lo señalado por el Tribunal Constitucional, considera el inicio de la vida desde la fertilización, que iguala con el término concepción.

4) Esta terminología ideológica considera el inicio del embarazo solo a partir de la implantación. De esta manera, se viene confundiendo a la opinión pública al decirle que la ciencia ha comprobado que la Píldora del Día Siguiente no es abortiva, cuando en la verdad del hecho biológico, al cambiar los términos de concepción y embarazo, deja en el “limbo” al concebido hasta su implantación. De esta manera, no considera como aborto su eliminación antes de su anidamiento en el útero de la madre, engañando así a la mayoría de la población peruana amante de la vida.

5) Preocupa gravemente que quienes son llamados por mandato a hacer cumplir la Constitución, hayan impulsado o acogido desde hace varios años, y no solo en el presente, iniciativas que desprotegen al concebido, y que se han manifestado en las carteras de Salud, Justicia, de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. Igualmente, esperamos que la Defensoría del Pueblo defienda al concebido, el cual, al no tener voz, necesita ser protegido, según las leyes peruanas, como sujeto de derechos frente a diversos intereses.

6) Asimismo nos preocupa que en un proceso judicial, y según lo manifestado por la Ministra de Salud, tanto demandante como demandado se encuentren de acuerdo en distribuir nuevamente este fármaco. ¿Es posible así un proceso judicial objetivo y transparente en defensa del concebido?

7) Las pruebas, que el Tribunal Constitucional recibió el año 2009 para declarar fundada la petición para que no se distribuya la Píldora del Día Siguiente, siguen vigentes: la Food & Drug Administration y diversos laboratorios a nivel mundial siguen señalando la presencia de un efecto en el endometrio que impediría la anidación del concebido. Estos elementos llevaron a la consistencia de una duda razonable, a favor del concebido. Ante el mismo escenario, esperamos que la sentencia final del Juez responda a la de los Magistrados del Tribunal Constitucional.

Lima, 24 de agosto de 2016.

LOS OBISPOS DEL PERÚ

http://www.iglesiacatolica.org.pe/cep_prensa/archivo_documentos/comunicado-pildora-dia-siguiente.pdf

http://elcomercio.pe/sociedad/peru/conferencia-episcopal-contra-pildora-dia-siguiente-noticia-1926647


Perú: Documento Episcopal sobre la Píldora del día después

agosto 24, 2016

.

Conferencia episcopal

Conferencia episcopal

.

Perú: Documento Episcopal sobre la Píldora del día después

El “no matarás” implica para el cristiano, el imperativo de respetar, amar y promover la vida de cada hermano, especialmente cuando es más débil o está amenazada

Por: Conferencia Episcopal Peruana | Fuente: http://es.catholic.net

Ante la decisión del gobierno peruano de promover la “anticoncepción de emergencia”, el pasado 23 de agosto, el Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Peruana, hizo pública una declaración sobre la llamada “píldora del día después o del día siguiente”, uno de los métodos usados para la “anticoncepción de emergencia”. Se llama genéricamente “anticoncepción de emergencia” a un modo de provocar el aborto, antes que anide el óvulo fecundado en el útero materno, usando:

a) píldoras anticonceptivas de toma diaria,

b) la “píldora del día después”,

c) o recurriendo a la inserción del DIU.
.

“DEFENDAMOS LA VIDA”

“Pediré cuentas de la vida del hombre al hombre” (cf. Gn. 9, 5)”

1. “La vida humana es sagrada porque desde su inicio comporta “la acción creadora de Dios” y permanece siempre en una especial relación con el Creador, su único fin. Sólo Dios es Señor de la vida desde su comienzo hasta su término: nadie, en ninguna circunstancia, puede atribuirse el derecho de matar de modo directo a un ser humano inocente” (Evangelium Vitae N° 53). Con estas palabras el Magisterio de la Iglesia expone el contenido central de la revelación de Dios sobre el carácter sagrado e inviolable de la vida humana.

2. En esta misma línea de la Enseñanza de la Iglesia, la Conferencia Episcopal Peruana ha hecho conocer al Congreso de la República, en el marco de la Reforma Constitucional, que “El ser humano, desde el primer momento de su existencia, que comienza con el proceso de la fertilización, tiene dignidad de persona y es, por lo tanto, sujeto de derechos, entre los cuales el primer derecho es el de la vida”.

3. La vida humana es, pues, sagrada e inviolable. Por ello preocupa enormemente que la política de población del Gobierno esté introduciendo en nuestra sociedad un estilo que no respeta la vida y que mina las bases sociales, la maternidad, la paternidad verdaderamente responsable, la cohesión familiar, hoy tan necesarias en el mundo y en el Perú.

Lamentablemente es una política anti-vida y es una quiebra de valores donde intervienen ideologías e intereses dirigidos contra la dignidad de la persona y contrarios a la vida humana. Sucede, a menudo, que estas campañas son debidas a presiones y están financiadas por capitales provenientes del extranjero y, en algún caso, están subordinadas a las mismas y a la asistencia económico-financiera (Sollicitudo Rei Socialis, nº 25).

4. En este contexto, queremos llamar la atención, sobre la píldora “del día siguiente” llamada también “anticoncepción oral de emergencia”:

La píldora del día siguiente ejerce un mecanismo de tipo predominantemente “antianidatorio”, es decir, que impide que el eventual óvulo fecundado, que es un embrión humano, se implante en la pared uterina, mediante un mecanismo de alteración de dicha pared. El resultado final será, por tanto, la expulsión y la pérdida de dicho embrión.

Es claro que la evidente acción “antianidatoria” de la píldora “del día siguiente”, en realidad no es otra cosa sino un aborto realizado con medios químicos. No es coherente intelectualmente, ni justificable científicamente, afirmar que no se trate de la misma cosa. Por lo demás, parece bastante claro que la intención de quien pide o propone el uso de dicha píldora, tiene directamente la finalidad de interrumpir un eventual embarazo en curso, exactamente como en el caso del aborto. El embarazo, de hecho, comienza desde la fecundación y no desde la implantación del óvulo fecundado en la pared uterina, como en cambio se pretende sugerir implícitamente.

5. Frente a la difusión de tal modo de proceder, exhortamos vivamente a todos los profesionales del sector salud a poner en acto, con firmeza, una objeción de conciencia moral y que, con coraje, den testimonio sobre el valor inalienable de la vida humana, sobre todo frente a una nueva forma encubierta de agresión a los individuos más débiles e indefensos, como es el caso del embrión humano.

6. El “no matarás” implica para el cristiano, el imperativo de respetar, amar y promover la vida de cada hermano, especialmente cuando es más débil o está amenazada. Esto es una exigencia no sólo personal sino también social, que todos debemos cultivar, poniendo el respeto incondicional de la vida humana como fundamento de una sociedad renovada.

7. Hoy, una gran multitud de seres humanos débiles e indefensos, como son los niños aún no nacidos, están siendo aplastados en su derecho fundamental a la vida. La Iglesia no puede callar frente a esta injusticia grave, considerada por algunas ideologías, como elemento de progreso de cara a la organización de un nuevo orden mundial.

8. Esta reflexión, unida a todo el Magisterio de la Iglesia, quiere ser una afirmación precisa y firme del valor de la vida humana y de su carácter inviolable.

9. Queremos también, hacer un llamado a todos y cada uno, en nombre de Dios a ¡respetar, defender, amar y servir a la vida, a toda vida humana! “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hch 5, 29).

Sólo siguiendo este camino el Perú encontrará justicia, desarrollo, libertad, y verdadera paz.

Lima, 23 de agosto de 2003. El Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Peruana.

Conferencia Episcopal Peruana

http://es.catholic.net/op/articulos/3875/cat/265/peru-documento-episcopal-sobre-la-pildora-del-dia-despues.html

De interés:

COMENTARIO de actualidad en Perú, 23 de agosto 2016

Las lecturas bíblicas de la misa de hoy parecen especialmente seleccionadas para iluminar la NOTICIA de portada de muchos diarios en este día: EL ESTADO DISTRIBUIRÁ GRATUITAMENTE LA PÍLDORA DEL DÍA SIGUIENTE EN TODOS LOS CENTROS MÉDICOS DEL PERÚ.

Se trata del “anticonceptivo oral de emergencia”. ¿Anticonceptivo, o abortivo? ¿De emergencia, o de correctivo desesperado, a la prepo y a como dé lugar, de una conducta irresponsable?

Dice el Evangelio de hoy: ¡Guías ciegos, que filtran el mosquito y se tragan el camello! Que tergiversan la verdad hablando de discriminación y de derechos de la madre, de emancipación de la mujer, de salud reproductiva. No juguemos con medias verdades.

¿Así se educa a las nuevas generaciones, así se ayuda a la mujer y a la madre? ¿Así se respeta su dignidad y el derecho del no nacido? Con esos principios, qué podremos edificar? Con esas facilidades se forjarán hombres y mujeres libres, auténticos, sinceros y responsables de sus actos, y en particular de los actos relacionados con el amor y entrega de los esposos, con el don de la vida y con la generación de un nuevo ser humano? Si esto es lo que sembramos ¿qué cosecharemos?

El Evangelio es buena noticia que se debe anunciar, y es también denuncia de lo que está mal y daña al ser humano en su integridad. Queremos sentirnos pecadores, para aprender y corregirnos. No deseamos ser cínicos en nuestras posturas, llamando bien al mal. No deseamos ser corruptos ni tampoco hipócritas.

Pero Jesús se atrevió a decirlo, alto y claro, para que lo oiga el que quiera y pueda oír: ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que limpian por fuera la copa y el plato, mientras por dentro están rebosando de robo y desenfreno!

El que bien te quiere, a tiempo te avisa. Dios quiere que todos se salven. Él es el Dios de Dios, luz de luz, Dios verdadero de Dios verdadero: En Él no hay ni pizca de tiniebla o de mentira.

Los responsables de la educación y de la orientación de la sociedad, ¿realmente están a la altura de lo que se espera de ellos? ¿Sabrán realmente lo que tienen entre manos? No manejan cosas; se les ha confiado la persona humana que tiene un valor absoluto, es sujeto de derechos y es propiedad sagrada de Dios.

Con estas disposiciones, ¿no están abriendo una puerta ancha al permisivismo, a la tolerancia y a la irresponsabilidad más absoluta, reduciendo la sexualidad, humana y sagrada, a un mero juego erótico, egoísta y necesariamente errado y por eso siempre insatisfactorio?

Y a esto, ¿lo llaman “gobernar”, que sería equivalente a “educar”, a extraer de los peruanos lo más valioso que tienen inscrito en su naturaleza por el Creador y celosamente guardado en su patrimonio histórico, cultural y cristiano? Gobernar y formar como lo hacen los padres con los hijos: Dándoles lo que les conviene,  y también negándoles aquello que les hará mal. Es decir, formándolos, dándoles forma.

Dios bendiga nuestro Perú. Bendiga a nuestros gobernantes: Que no quieren jugar con los sentimientos de los peruanos, que nos toman en serio. Ellos nos estimularon al bien común e integral durante la capaña electoral y durante la fiesta del día de las elecciones, y que ahora, por cinco años, no quieren defraudarnos, y que desean conducirnos incluso más allá de nuestras propias expectativas… Bendiciones.

Miraflores, Lima, 23 agosto 2016

 


Arzobispo de San Antonio rechaza presencia de Hillary Clinton en universidad católica

julio 28, 2016

.

Arzobispo

Arzobispo de San Antonio, Mons. José H. Gómez

 

Arzobispo de San Antonio rechaza

la presencia de Hillary Clinton en universidad católica

“Por tratarse de un personaje público que defiende abiertamente el aborto”.

.

Para la Iglesia Católica el aborto es “un ‘crimen abominable’ y un tema no-negociable”.

.

SAN ANTONIO, 13 Feb. 08 / 11:33 am (ACI).-

El Arzobispo de San Antonio, Mons. José H. Gómez, rechazó la anunciada e inminente presencia de la precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton, en una universidad católica de su jurisdicción, por tratarse de un personaje público que defiende abiertamente el aborto.

Mons. Gómez y sus obispos auxiliares, Mons. Patrick J. Zurek y Mons. Thomas J. Flanagan (retirado), publicaron una declaración en respuesta a la presencia de Clinton en la Universidad St. Mary.

“Ha sido para mí una sorpresa recibir la noticia de que la Senadora Hillary Clinton se presentará en la Universidad St. Mary. No he sido informado ni consultado por la universidad antes de que decidieran permitir que la Senadora Clinton hable en la universidad”, indicó Mons. Gómez.

El Arzobispo explicó que “las instituciones católicas tienen el deber de enseñar y promover los valores católicos en todas las circunstancias. Esto es especialmente importante cuando las personas miran a nuestras universidades católicas en búsqueda de liderazgo y claridad sobre los discursos políticos, normalmente complicados y contradictorios”.

Mons. Gómez precisó que “el historial de votación de la Senadora Clinton así como de algunos de los demás candidatos a la presidencia no es consistente con las enseñanzas de la Iglesia Católica en lo que se refiere al importante tema de la vida”.

“No es mi intención decir a las personas por quién deben votar. Sin embargo, exhorto a los católicos a que entiendan las enseñanzas de la Iglesia de manera integral en lo que se refiere a los temas públicos de gran importancia hoy. Ruego a los profesores y al equipo de pastoral de la Universidad St. Mary que sigan cumpliendo con su deber de educar a sus alumnos en su responsabilidad política, siguiendo las enseñanzas de la Iglesia Católica“, agregó.

.

Hilary

Hilary Clinton

En este sentido, precisó que “nuestras instituciones católicas deben promover una clara comprensión de nuestras profundas convicciones sobre un tema como el aborto, un acto que la Iglesia llama un ‘crimen abominable’ y un tema no-negociable”.

Clinton está visitando el sur de Texas para conseguir el voto latino después de haber perdido en las elecciones primarias del Potomac y estar por debajo de Barack Obama en el número de delegados necesarios para consagrarse como la candidata presidencial del Partido Demócrata.


Cardenal Sarah: Ideología de género es mortal y demoniaca

junio 5, 2016

.

Cardenal Robert Sarah

Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos

.

Cardenal Sarah: Ideología de género es mortal y demoniaca

En el mundo de hoy, “la violencia contra los cristianos no es solo física, sino que es también política, ideológica y cultural. Esta forma de persecución religiosa es tan dañina o más, pero es más escondida. No destruye físicamente pero sí lo hace espiritualmente” (Card. R. Sarah).

NOTA: Hoy el Perú está votando al presidente que lo gobernará la Nación hasta el 2021, segundo centenario de su Independencia. Como católicos creo que no nos damos cuenta de lo que nos estamos jugando, de la batalla que se está librando con estas elecciones. Y no deberíamos pecar de ingenuidad, pues nos puede conducir a la complicidad. 

Porque me da la impresión de que la mayoría de católicos, aun practicantes, y también seguramente muchos sacerdotes y -no me meto con los obispos- no discernimos bien lo que implican determinadas posturas de opinión y las ideologías que se promueven en la sociedad buscando -según nuestra fe, de manera equivocada- el bien común.

Por eso, me parece muy conveniente -para el hoy y para el mañana- divulgar esta postura del Card. Sarah que está en plena comunión con el magisterio petrino de Benedicto XVI y del Papa Francisco.

Es posible y hasta probable que estemos faltando de omisión… Pero bueno, que cada uno se informe, discierna, consulte, ore con el corazón… y decida cómo participar en la edificación del Reino de Dios en este mundo y aquí en nuestra bienamada Iglesia católica que peregrina en nuestro querido Perú. 

.

WASHINGTON D.C., 18 May. 16 / 01:15 pm (ACI).- El Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos en el Vaticano, Cardenal Robert Sarah, afirmó que la ideología de género es “demoniaca” y un “impulso mortal” que ataca a las familias.

Así lo indicó el Purpurado africano en su intervención en el tradicional Desayuno Nacional de Oración que se realizó en Washington D.C. en Estados Unidos, en el que se reúnen diversos líderes del país para tratar diversos temas de gran importancia.

En su ponencia, el Cardenal dijo que en ningún lugar la persecución religiosa es “más clara que en la amenaza de las sociedades contra las familias a través de la una demoniaca ideología de género, un impulso mortal que se experimenta en un mundo que extirpa cada vez más a Dios a través de la colonización ideológica” denunciada en distintas ocasiones por el Papa Francisco.

El Prefecto dijo luego que defender a la familia es una tarea fundamental en la sociedad de hoy: “no es una guerra ideológica. Se trata en realidad de defendernos a nosotros mismos, a nuestros hijos y a las generaciones futuras ante una ideología demoniaca (la ideología de género) que dice que los niños no necesitan madres y padres. Ella niega la naturaleza humana y quiere extirpar a Dios de generaciones enteras”.

“La ruptura de las relaciones fundamentales en la vida de la persona –a través de la separación, el divorcio o las imposiciones distorsionadas de la familia como la convivencia y las uniones del mismo sexo– es una herida profunda que cierra el corazón al amor que se dona hasta la muerte y que lleva al cinismo y a la desesperanza”.

Estas situaciones, continuó el Cardenal, “dañan a los niños pequeños al infligirles una duda existencial profunda sobre el amor. Son un escándalo y un obstáculo que hace que los más vulnerables no crean en tal amor, y un peso que aplasta y que puede impedir que se abran al poder sanador del Evangelio”.

En medio de todo esto, dijo el Purpurado africano, la Iglesia y el Papa Francisco a la cabeza, intentan combatir la globalización de la indiferencia y la negación de la enseñanza de siempre sobre la familia.

“Por esta razón el Santo Padre, abierta y vigorosamente, defiende la enseñanza de la Iglesia sobre la anticoncepción, el aborto, la homosexualidad, las tecnologías reproductivas, la educación de los niños y muchas otras más”, indicó el Cardenal.

En el mundo de hoy, continuó el Cardenal Sarah, “la violencia contra los cristianos no es solo física” como la que sufren los fieles de Medio Oriente a manos del Estado Islámico, “sino que es también política, ideológica y cultural”.

“Esta forma de persecución religiosa es tan dañina o más, pero es más escondida. No destruye físicamente pero sí lo hace espiritualmente”, precisó.

El Purpurado dijo luego que actualmente y “en nombre de la ‘tolerancia’ las enseñanzas de la Iglesia sobre el matrimonio, la sexualidad y la persona humana están siendo desmanteladas” y criticó la legalización de las uniones del mismo sexo, el mandato abortivo de la administración Obama y las leyes que permiten el acceso a los baños de acuerdo a la llamada “identidad de género”.

El Cardenal se dirigió a los asistentes al Desayuno Nacional de Oración resaltando que llegó hasta Estados Unidos para “alentarlos a ser proféticos, fieles y sobre todo, para que recen”.

“Estas tres sugerencias –prosiguió– hacen presente que la batalla por el alma de América y el alma del mundo, es básicamente espiritual. Muestran que la batalla se pelea primeramente con nuestra propia conversión a Dios cada día”.

Es importante para esa misión, continuó, un importante discernimiento sobre cómo “en sus vidas, en sus hogares, en sus lugares de trabajo, en su nación, Dios está siendo erosionado, eclipsado y liquidado”.

Recordando el título de su libro, el Cardenal concluyó: “al final, es Dios o nada”.

“Dieu o rien” (Dios o nada) es el nombre del libro en el que aparece la extensa entrevista realizada por el periodista francés Nicolas Diat al Cardenal Sarah. Este hombre de prensa también ha escrito un libro sobre Benedicto XVI.

Los temas del libro son variados y no excluyen algunos polémicos como los abusos sexuales de algunos miembros del clero y la enérgica y decisiva reacción de Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco con su política de tolerancia cero; además de las grandes preguntas del mundo posmoderno que vive al margen de Dios.

El Cardenal Sarah fue ordenado sacerdote en 1969 y fue consagrado obispo en 1979, convirtiéndose en el más joven del mundo.

En el año 2001 fue convocado a Roma por el Papa Juan Pablo II para servir como Secretario de la Evangelización de los Pueblos.

Benedicto XVI lo eligió como presidente del Pontificio Consejo Cor Unum en el 2010 y en el año 2014 el Papa Francisco lo nombró Presidente del dicasterio vaticano que se ocupa de la liturgia.

https://www.aciprensa.com/noticias/cardenal-sarah-ideologia-de-genero-es-mortal-y-demoniaca-25608/