Alarmas de peligro totalitario

junio 30, 2020

.

Para alejar la amenaza totalitaria es imprescindible contar con una prensa libre y plural y unos tribunales independientes e imparciales.

.

Alarmas de peligro totalitario. Tercera de ABC

«La amenaza totalitaria no ha desaparecido y para evitarla es imprescindible contar con una prensa libre y plural y unos tribunales independientes e imparciales, que son las dos cosas que tratan de copar y mediatizar aquellas ideologías, como nos recuerda la historia de un pasado relativamente reciente y que no debemos olvidar»

Actualizado:

En los años noventa, con ocasión de la caída del «muro de Berlín» y sucesivo hundimiento del imperio soviético, la Unión Internacional de Magistrados (federación de carácter mundial de asociaciones judiciales) organizó una serie de conferencias dirigidas a los jueces de los países del Este, que se asomaban tímidamente a la Democracia, para ilustrarlos sobre lo que había de ser su labor en un Estado de Derecho, fundado, por su propia naturaleza, en la independencia de quienes integran el Poder Judicial y deciden los conflictos sociales aplicando las leyes.

En esa labor pedagógica trabajó intensamente, entre otros muchos, el magistrado noruego Arne Christiansen, que nos contó un suceso insólito: Al terminar una de esas sesiones de verdadera formación profesional de jueces, uno de los asistentes preguntó que, si lo había entendido bien, a partir de ahora, en lugar de consultar los fallos que había de dictar con el delegado del Politburó, había de evacuar esa consulta con los dirigentes de los diferentes partidos políticos; error del que el conferenciante le sacó inmediatamente.

Aunque el relato de nuestro compañero nos hizo sonreír, advertimos dolidos que reflejaba la trágica situación en que habían vivido esos jueces, a los que se había llegado a imbuir, mediante la asfixiante propaganda comunista, de que sus sentencias habían de acomodarse a los intereses políticos de quienes ejercían el poder al servicio de valores indiscutibles, como lo eran los de servir a la clase trabajadora, mediante la «dictadura del proletariado».

La anécdota nos hizo recordar la película «El juicio de Nuremberg», que dirigida por Stanley Kramer e interpretada por Espencer Tracy, mereció dos Oscar y en la que también se relata la trágica situación a la que habían llegado las instituciones alemanas durante el dominio Nacional-socialista, que produjo un poder judicial al servicio de la pureza de la raza aria, con la colaboración de una medicina desviada de sus funciones naturales y todo sometido a la propaganda de la «gran mentira» del ministerio dirigido por Goebbels.

En la escena de la conversación del veterano juez norteamericano, presidente del Tribunal que juzgaba los crímenes de guerra del nazismo, con las personas que con él convivían y servían en su temporal residencia en la capital germana donde se desarrolló el proceso, se hace visible, con palabras y gestos elocuentes, hasta qué punto se puede conseguir anestesiar a casi todo un pueblo por el totalitarismo criminal de quienes, no solo quieren cambiar la sociedad a su capricho, sino que también pretenden cambiar las conciencias, sometiéndolas sin posibilidad de reacción.

Y es que las diferentes doctrinas totalitarias parten siempre de una inmoralidad radical, que consiste en negar que haya más fines defendibles que los suyos y que esos fines justifican todos los medios, entre los que suelen estar la mentira, la extorsión y en los casos más extremos, el crimen, como llegó a suceder por millones, tanto en la Alemania de Hitler, con la locura del Holocausto, como en los países comunistas bajo la bota de Stalin, tras el telón de acero, que durante decenas de años sirvió para evitar que los ciudadanos huyeran hacia la libertad y para que se ocultaran los horrores del Gulag.

La amenaza totalitaria no ha desaparecido y para evitarla es imprescindible contar con una prensa libre y plural y unos tribunales independientes e imparciales, que son las dos cosas que tratan de copar y mediatizar aquellas ideologías, como nos recuerda la historia de un pasado relativamente reciente y que no debemos olvidar.

En España, tras años de libertades y Democracia, nacidas de la mano del Rey Don Juan Carlos I y bajo la seguridad jurídica creada, desde el principio, por jueces independientes, que protegieron la Constitución española de 1978, han empezado a aparecer signos del peligro totalitario.

En efecto y solo a título de ejemplos, hemos visto cómo todos los periódicos de Cataluña publicaban el mismo editorial; cómo se produce de manera homogénea el mismo tratamiento televisivo en ciertas noticias, con una confusa mezcla entre información y opinión, en dirección a la «verdad única»; cómo se extiende el silencio sobre otros acontecimientos; cómo se organiza una cacerolada contra el actual Rey Don Felipe VI y en apoyo de la república con el apoyo expreso y público de un vicepresidente del Gobierno, faltando a la promesa de lealtad, prestada al asumir el cargo; cómo se vertía pintura sobre la puerta del domicilio particular del magistrado del Tribunal Supremo, instructor de la llamada «causa del procés», Pablo Llarena; cómo se vituperaba al ya fallecido magistrado instructor en Barcelona de otra de las tropelías del separatismo; cómo, desde otro ángulo, se hacía lo mismo en Madrid con la magistrada instructora de la llamada «causa del 8 M» y cómo en la actualidad las terminales mediáticas de una ideología que se reconoce comunista, tanto como sus operadores en las redes sociales, tratan inútilmente de desprestigiar no solo el trabajo, sino también la persona del magistrado-juez de Instrucción, número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, por haber tenido la osadía de investigar la extraña conducta procesal de una de las partes en la compleja y diversa causa del comisario Villarejo, de donde ha resultado investigable también, la propia conducta personal del vicepresidente del Gobierno, rozando la púrpura de un intocable.

Lo que empieza, tal vez, a ser más preocupante es que estas alarmas de peligro totalitario se recrudezcan con un Gobierno de coalición entre el Partido Socialista, que cooperó tan decisivamente a traer a España las libertades y la democracia en que consiste nuestro sistema político desde 1978, y otro partido que no oculta su propósito antisistema, contando además con el imprescindible apoyo parlamentario de todo un panel de partidos políticos que, con sinceridad que no puede dejar de reconocerse, proclaman el propósito de destruir la unidad nacional de España, situación que no se ha producido nunca y sería impensable en cualquier nación de nuestro entorno.

Ramón Rodríguez Arribas fue presidente de la Unión Internacional de Magistrados

https://www.abc.es/opinion/abci-ramon-rodriguez-arribas-alarmas-peligro-totalitario-202006282321_noticia.html

 


La Tercera: La responsabilidad de Casado

junio 28, 2020

.

Juan Van-Halen Acedo, junto a su retrato en la galería de expresidentes de la Asamblea de Madrid – COMUNIDAD

.

 

La Tercera: La responsabilidad de Casado

«Mientras, el ministro de Justicia proclama que vivimos “una crisis Constituyente”. No fue un desliz sino un anuncio más. La sociedad española debe decidir entre ser Europa o Venezuela y Cuba. Y se acaba el tiempo. Así está el patio»

Actualizado:

.

Un editorial de ABC destacaba el acoso que sufre la Monarquía y el silencio cómplice del Gobierno. Sánchez asiste silente y a veces es colaborador necesario en la estrategia de ataques a la forma de Gobierno que consagra la Constitución por parte de sus socios, cuyo objetivo es su derribo.

Entre las instituciones y poderes del Estado, todos en el punto de mira de unos políticos vocingleros y petulantes pero activos, la Monarquía es el más indefenso por una derecha acomplejada; por el insólito apoyo a Sánchez, a veces decisivo, de un proclamado centrismo desnortado; por la complicidad de un Gobierno que ha pactado con los dinamiteros, y por la ambición de su presidente que acaso oculte delirantes aspiraciones a ocupar la cúpula de una opción republicana que ni la Constitución contempla ni la voluntad de los españoles desea. No son más ni tienen más razón los que más gritan.

El presidente Sánchez llegó a Moncloa por un claro golpe parlamentario disfrazado de moción de censura. Se basaba en una sentencia de corrupción manipulada que, además, no condenaba al partido gobernante y amparada supuestamente en hechos que no afectaban al Gobierno censurado.

Pero ni entonces ni después se escucharon voces representativas que lo denunciasen ni con firmeza la del propio Rajoy. Desde entonces Sánchez ha sumado los votos de quienes no creen en España.

Lo más preocupante es que la sociedad española no reacciona por comodidad, confianza o ambas cosas. Me temo que sea ya tarde cuando los españoles sensatos reaccionen. Bastó que unos matones de oficio violentaran a pacíficos ciudadanos que opinaban en las calles para que se acabaran las caceroladas. El ejemplo de lo que puede suceder está en la Venezuela de Chávez.

El acoso y derribo a la Monarquía se apuntaba ya el 15-M de 2011, quedaba muy claro tras la creación de Podemos en 2014 y se ha reiterado con fuerza siendo Iglesias vicepresidente del Gobierno.

Las pruebas son numerosas, como estas declaraciones en internet: «Las fuerzas sociales y políticas expresadas en forma de mayorías en el ciclo 15-M deben tomar las riendas de un cambio profundo y radical», «deslegitimamos este régimen y por tanto sus leyes y nuestra guía es actuar en base a lo legítimo y no a lo legal», «exigimos la abolición de la Monarquía, institución arcaica, clasista y antidemocrática».

Y un reciente ejemplo más que anecdótico: la ministra Irene Montero fue entrevistada en RTVE luciendo una pulsera republicana. El Ejecutivo tiene el deber institucional de denunciar este acoso y detenerlo.

El ataque a la Monarquía parlamentaria ha creído descubrir un nuevo filón: el Rey padre Juan Carlos I (no empleo Rey emérito porque me parece una cursilería). La acusación se ha reiterado hasta el cansancio en medios afines y beneficiados ignorando la presunción de inocencia y con una condena previa.

La fiscal General del Estado encargó impropiamente a un fiscal del Tribunal Supremo investigar al Rey de la Transición sin prueba alguna el mismo día en que se movió para salvar las responsabilidades del delegado del Gobierno en Madrid que autorizó el 8-M y para rebajar la responsabilidad de Trapero, jefe de los Mozos de Escuadra durante la jornada golpista del 1-O.

La fiscal General, hasta entonces ministra de Justicia y diputada socialista, hace sus deberes de militante.

La contradicción es una práctica clásica del comunismo. Es la que va del pisito en Vallecas que nunca abandonaría al casoplón campestre; de la Guardia Civil protectora de los poderosos y la misma Benemérita que protege masivamente al líder y multa a una ciudadana por circular delante de su dacha con la bandera nacional; de la lógica protección de los hijos ante un posible escrache a su residencia, cortando incluso su calle, y el escrache a la casa de la entonces vicepresidenta del Gobierno con su bebé en ella. El comunismo tiene dos varas de medir: la suya y la de los demás.

El acoso a la Monarquía tiene un objetivo: Felipe VI y como consecuencia el acceso a una República sectaria calcada de la amarga experiencia de 1931. Cada paso no es inocente y uno de ellos es el desprestigio de la Transición que supuso un ejemplo de responsabilidad entre adversarios y de superación de los enfrentamientos del pasado.

Uno de los últimos episodios es la proposición no de ley impulsada por Podemos y apoyada por este PSOE de Sánchez, tan distinto del genuino, y por el desnortado C’s, para abolir los títulos nobiliarios discernidos entre 1948 y 1978; fue una decisión del Rey Juan Carlos I concederlos o en su caso validarlos en estricta aplicación de la ley.

No es asunto baladí, es un avance más en el camino de cambiar el sistema de 1978. La abstención del PP es sorprendente. Casado tiene una responsabilidad histórica y no puede transitar por la realidad como si fuese una democracia normal y como si cada decisión del Gobierno y sus socios no respondiese a una estrategia de derribo.

Sus diputados no deben servir, ni por omisión, para blanquear el plan oculto de un Gobierno que se propone el desmantelamiento de los compromisos de la Transición y el orden constitucional.

Lo demás es jugar a una normalidad que no existe. Cuando Casado pide una Comisión Parlamentaria se encuentra con la que tenemos, nacida muerta, y ahora pide otra para encontrarse con lo mismo.

Difícilmente se puede entender que en medio de una ácida campaña contra la Corona un partido que ha gobernado España y ha resuelto dos veces las graves quiebras económicas heredadas de gobiernos del PSOE transite a bandazos y no se percate, y si lo hace yerre, de que este tipo de iniciativas tiene sólo un fin: dar carpetazo a la Monarquía de todos empezando por tratar de anular el espíritu de la Transición y en este caso los reconocimientos a sus protagonistas por parte de quien era competente para decidirlos: el Rey.

La responsabilidad de Casado es histórica. Liderar la oposición no es influir en asuntos lógicos pero menores como solicitar días de luto nacional o pedir que se haga un merecido monumento a los muertos de la pandemia, iniciativas que al final se apunta Sánchez y nadie recuerda quién lo pidió primero; en lo de más calado ni le escuchan.

Liderar la oposición es alertar a los socios europeos de que en España lo que peligra es la libertad, de la que nadie habla. Es no caer en la trampa cuando es encasillado en la extrema derecha, espacio que el PP ni ocupa ni ocupó, sin denunciar cada día que Sánchez tiene un vicepresidente y cuatro ministros comunistas.

Es ser cauteloso con las encuestas favorables y valorar su intención. Además de brillantes discursos parlamentarios hace falta liderazgo, convicción y firmeza. En España la libertad está en riesgo.

Mientras, el ministro de Justicia proclama que vivimos «una crisis Constituyente». No fue un desliz sino un anuncio más. La sociedad española debe decidir entre ser Europa o Venezuela y Cuba. Y se acaba el tiempo. Así está el patio.

Juan Van-Halen Acedo

https://www.abc.es/opinion/abci-juan-van-halen-responsabilidad-casado-202006262304_noticia.html


El maná de cada día, 2.6.20

junio 2, 2020

Martes de la 9ª semana del Tiempo Ordinario

.

monedacesar
«Lo que es del César pagádselo al César, y lo que es de Dios, a Dios.»


PRIMERA LECTURA: 2 Pedro 3, 12-15a.17-18

Esperad y apresurad la venida del Señor, cuando desaparecerán los cielos, consumidos por el fuego, y se derretirán los elementos. Pero nosotros, confiados en la promesa del Señor, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva en que habite la justicia.

Por tanto, queridos hermanos, mientras esperáis estos acontecimientos, procurad que Dios os encuentre en paz con él, inmaculados e irreprochables. Considerad que la paciencia de Dios es nuestra salvación.

Así, pues, queridos hermanos, vosotros estáis prevenidos; estad en guardia para que no os arrastre el error de esos hombres sin principios, y perdáis pie. Creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, a quien sea la gloria ahora y hasta el día eterno. Amén.

SALMO 89

Señor, tú has sido nuestro refugio de generación en generación.

Antes que naciesen los montes o fuera engendrado el orbe de la tierra, desde siempre y por siempre tú eres Dios.

Tú reduces el hombre a polvo, diciendo: «Retornad, hijos de Adán.» Mil años en tu presencia son un ayer, que pasó; una vela nocturna.

Aunque uno viva setenta años, y el más robusto hasta ochenta, la mayor parte son fatiga inútil, porque pasan aprisa y vuelan.

Por la mañana sácianos de tu misericordia, y toda nuestra vida será alegría y júbilo. Que tus siervos vean tu acción, y sus hijos tu gloria.

ALELUYA: Ef 1, 17-18

El Padre de nuestro Señor Jesucristo ilumine los ojos de nuestro corazón, para que comprendamos cuál es la esperanza a la que nos llama.

EVANGELIO: Marcos 12, 13-17

En aquel tiempo, enviaron a Jesús unos fariseos y partidarios de Herodes, para cazarlo con una pregunta. Se acercaron y le dijeron: «Maestro, sabemos que eres sincero y que no te importa de nadie; porque no te fijas en lo que la gente sea, sino que enseñas el camino de Dios sinceramente. ¿Es lícito pagar impuesto al César o no? ¿Pagamos o no pagamos?»

Jesús, viendo su hipocresía, les replicó: «¿Por qué intentáis cogerme? Traedme un denario, que lo vea.» Se lo trajeron. Y él les preguntó: «¿De quién es esta cara y esta inscripción?»
Le contestaron: «Del César.»

Les replicó: «Lo que es del César pagádselo al César, y lo que es de Dios, a Dios.»

Se quedaron admirados.


El escepticismo creciente – ONU

mayo 14, 2020

.

UN Photo/Kim Haughton

.

El escepticismo creciente, ONU

Inocencio F. Arias – 14/05/2020

Diplomático y ex representante permanente de España ante las Naciones Unidas

.

La ONU, inventada para aportar soluciones a los problemas mundiales especialmente a los de paz y seguridad, viene dando una de cal y otra de arena desde su fundación. No ha llenado, en definitiva, las expectativas para las que surgió y esto, más que por intrínseca incompetencia, viene por el egoísmo y la división de los estados que la componen.

No va a haber muchas celebraciones para conmemorar el 75 aniversario de las Naciones Unidas. En estas fechas ya había arrancado la Conferencia de San Francisco en la que nacieron.

Vio finalmente la luz el día de san Juan, el 24 de junio de 1945, un poco con fórceps porque los cinco vencedores de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña… tuvieron que emplear la amenaza para imponer algo horripilante: que ellos dominarían la nueva organización.

No habrá festejos. De un lado, porque el horno de la pandemia no está para bollos de ceremonias. Por no hablar del aspecto logístico y de seguridad de cualquier reunión en estas fechas.

De otro, porque la ONU atraviesa una de sus intermitentes crisis de desprestigio y el manejo de la pandemia por la OMS, dependiente de Naciones Unidas, ha tenido lunares graves.

Es cierto, aunque el Gobierno de España se hizo el sueco permitiendo las manifestaciones feministas de marzo, que la OMS había advertido en enero de la existencia del virus, pero se cree que fue excesivamente complaciente aceptando explicaciones fulleras de China que minimizaban la gravedad del problema.

Una vez más, los organismos adscritos a la ONU se pliegan ante las peticiones de los grandes y China es un grande grandísimo, el emergente gran rival de Estados Unidos.

La ONU, inventada para aportar soluciones a los problemas mundiales, especialmente a los de paz y seguridad, viene dando una de cal y otra de arena desde su fundación.

No ha llenado, en definitiva, las expectativas para las que surgió y esto, más que por intrínseca incompetencia –ha demostrado su eficacia en terrenos como protección de la infancia o refugiados…–, viene por el egoísmo y la división de los estados que la componen, especialmente de las cinco potencias que poseen el veto.

Es dudoso que el trauma mundial que vivimos ahora, que prueba fehacientemente que no se puede vivir aislado al enseñar claramente que el mundo es una aldea, vaya a hacer cambiar sustancialmente esa conducta egoísta. Tenemos mil ejemplos que lo prueban. El mundo ha vivido varias crisis de seguridad, guerras…

Se ha reiterado ad nauseam que el ingente dinero dedicado a armamento debería emplearse en el bienestar diario de los seres humanos.

Bien. ¿Quienes son los países del mundo que gastan más en armas o los que más exportan? Los cinco grandes que deberían velar porque eso no fuera así: Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, China y Francia.

Hace días el Consejo de Seguridad de la ONU quiso celebrar una sesión telemática para discutir la imposición de una tregua obligatoria de un mes en todos los conflictos armados que azotan el mundo.

Surgió el de Siria –más de 400.000 muertos y cinco millones de desplazados–, en el que la ONU es inoperante por el veto de Rusia a que actúe.

Moscú puso dificultades a la creación de pasillos humanitarios, Washington intentó colar que se investigara si China había mentido en el coronavirus y que se pusiera en solfa a la OMS. La ONU, una vez más, quedó trabada.

Trump es un chivo expiatorio, pero las medidas egoístas adoptadas por él en la pandemia (cierre de fronteras, supresión de vuelos…) han sido rápidamente seguidas por los que lo critican.

En la profunda crisis que siguió a la Segunda Guerra Mundial Europa se puso de pie porque llegó el Plan Marshall, ayuda que vino de Estados Unidos y no de la ONU.

Ahora tenemos en Washington un presidente individualista y aislacionista poco proclive a repetir el gesto de Truman y que considera a bastantes naciones europeas, incluida la nuestra, como gorrones. Queda el hada madrina europea para devolvernos la confianza. Su papel será clave, aunque tampoco debamos esperar milagros.

La Unión está profundamente dividida desde hace más de una década prácticamente sobre cualquier tema: los refugiados, la profundización de las instituciones comunitarias, la defensa, la cooperación contra el terrorismo, la actitud ante Putin o Trump y, por supuesto, la cuestión sanitaria, que se enfoca de forma variopinta hasta en la distancia entre personas durante la epidemia, dos metros en Italia, uno y medio en Alemania, uno en Francia.

El escepticismo sobre Europa se ha disparado en Italia, algo en Hungría, en Polonia. Alemania, que tiene la llave de cualquier rescate, también muestra un cierto cansancio hacia los países del sur. Su Tribunal Supremo ya ha dado un aviso.

Un amigo centroeuropeo me comenta que varios países del norte encuentran irritante que España, por ejemplo, tenga más del doble de cargos políticos que Alemania y seamos, con otros del sur, reiteradamente campeones del gasto alegre y del déficit.

Los embustes de Sánchez también empiezan a ser notados. La sensata Merkel, a la que echaremos de menos, ha dicho que vivimos ahora sobre una capa de hielo muy fina.

En estos momentos en que aumenta la desconfianza sobre el globalismo, en que las llamadas solidarias del Papa Francisco no obtienen el eco necesario, en que surgen malévolos interrogantes sobre la capacidad de las democracias para combatir la pandemia –China dixit–, la convicción de la justeza del Estado de derecho y de que la Europa democrática es importante para superar la crisis son cruciales.

Y surgen dos preguntas: ¿Creerá Europa en el propósito de la enmienda de nuestro Gobierno y que no despilfarrará la eventual ayuda que nos concedan?

¿Será Europa capaz de montar una política sanitaria común para luchar contra cualquier futura epidemia, proteger a los trabajadores de vanguardia, sanitarios, policías…, garantizar las cadenas de aprovisionamiento?

Tengo dudas sobre ambas.

Inocencio F. Arias
Diplomático y ex representante permanente de España ante las Naciones Unidas

Fecha de Publicación: 14 de Mayo de 2020
https://alfayomega.es/204562/el-escepticismo-creciente

China debe responder… pero no así.

mayo 8, 2020

.

La Luz vino al mundo para dar testimonio de la Verdad. Y enseñó: “La verdad los hará libres”.
.

.

China debe responder… pero no así.

El miedo de Pekín a que se conozca la verdad del Covid-19 es una burla al sufrimiento de media humanidad.

Francisco de Andrés. Actualizado

.

El horror a la transparencia del régimen comunista chino –con el pretexto que sea– puede tener efectos catastróficos, porque impide que la investigación de la cura y de la vacuna para el Covid-19 avancen al ritmo que exige la salud de toda la población mundial.

No son los políticos sino los virólogos los que coinciden en que conocer el origen del coronavirus es capital para poder prevenir en el futuro otra pandemia similar.

Negar la mayor o, lo que es lo mismo, tratar de callar que el primer foco de infección se localizó en China es ponerse por montera meses de sufrimiento en todo el planeta.

Por eso, la decisión de los representantes diplomáticos europeos en Pekín de denunciar la censura de un artículo es un paso en la buena dirección. Europa no debe amedrentarse ante las amenazas veladas de Pekín, y hace bien en presionar –como lo hace EE.UU.– en favor de que investigadores independientes entren en Wuhan.

Afortunadamente, no se ha repetido en esta ocasión el papelón de la representación diplomática de la UE, que hace una semana se plegó a las amenazas chinas, y autocensuró un documento comunitario en el que se denunciaba la propaganda del régimen de Pekín, para ocultar su responsabilidad en el origen de la pandemia.

Tal como denunciaron entonces los dos principales diarios norteamericanos –el New York Times y el Washington Post, nada sospechos de ser pro-Trump–, la decisión de censurar el documento para evitar la ira china partió del propio Alto Representante diplomático de la UE, Josep Borrell.

Su autoproclamada política del «pragmatismo» es en realidad sectaria, como demuestran sus mensajes de simpatía hacia el régimen de Putin, el cubano o el venezolano. Si Maduro no quiere irse, ha venido a decir Borrell, convivamos con él, «no repitamos el error de las sanciones a Cuba».

El problema de ese «realismo» diplomático con sistemas matones como el chino que llevan hasta la autocensura es que siempre –es matemático– hacen sentirse más fuerte al que intimida.

Francisco de AndrésFrancisco de Andrés – RedactorFrancisco de Andrés

Los obispos plantearán al Gobierno retomar las misas con “mascarillas” y manteniendo la distancia

abril 22, 2020

.

Queremos que el culto progresivamente pudiera volver a nuestros templos.

.

Los obispos plantearán al Gobierno retomar las misas con “mascarillas” y manteniendo la distancia

.

La Conferencia Episcopal Española (CEE) quiere reunirse con el Gobierno para plantear que, durante la fase de desescalada, se pueda retomar la celebración de las misas con público -que aunque no estaba prohibida se había interrumpido en la mayoría de templos-, tomando las medidas recomendadas por los sanitarios como acudir “con mascarilla”, mantener la distancia física entre los fieles o encontrar una manera de distribuir la comunión que no suponga un riesgo de transmisión del coronavirus COVID-19.

“Queremos que el culto progresivamente pudiera volver a nuestros templos. Por eso, nuestro deseo de poder conversar tanto a escala del Gobierno, como de las comunidades autónomas, para poder hacer esto sin dar pie a situaciones problemáticas, a intervenciones de la Policía, a conflictos de interpretación del artículo 7 y 11 del Real Decreto (por el que se declara el Estado de Alarma)”, ha subrayado el secretario general y portavoz de la CEE, Luis Argüello, este lunes 20 de abril, en rueda de prensa telemática.

Así se ha referido a los incidentes ocurridos en las pasadas semanas en algunos templos, como la Catedral de Granada, donde la Policía ha desalojado a los fieles que asistían a misa, y en los que el portavoz de los obispos considera que ha habido una actuación “desmedida” de los agentes, “interrumpiendo el culto”, ya que en el artículo 11 del Real Decreto se permite la celebración en el templo siempre que se guarde la distancia entre los fieles de al menos un metro.

En este contexto, para este tramo final del Estado de Alarma y para la progresiva salida de los ciudadanos a la calle, la Conferencia Episcopal quiere “clarificar con el Gobierno la situación del culto” para que se puedan retomar las misas con presencia del pueblo sin que la Policía irrumpa en mitad del culto.

Por ello, Argüello ha comentado que estos días están “en conversaciones tanto con médicos como con las administraciones públicas” así como dentro de la propia Iglesia para estudiar las posibles medidas que lo permitan.

En concreto, aquello en lo que los médicos les están “insistiendo” es en que deben retirarse o clausurarse las pilas de agua bendita, algo que ya propusieron los obispos cuando comenzaron a llegar los primeros casos de COVID-19 a España; que se pida a los participantes en la misa “que se laven las manos” a la entrada a los templos; “el uso de mascarillas” y el mantenimiento de una “distancia física”.

Además, están estudiando “cómo distribuir la comunión de forma que se asegure que ni el ministro de culto ni quien la recibe pueda ser cauce de contagio”. En todo caso, estas reflexiones habrán de ser contrastadas y sometidas a lo que las autoridades sanitarias dicten, según ha añadido Argüello.

El secretario general de la CEE ha insistido en que los templos se han cerrado en muchos lugares de España pero “la vida de la Iglesia se ha mantenido” y ha reconocido que ha habido algunas “cuestiones confusas” como “la redacción del artículo 7 y 11 del Real Decreto de Estado de Alarma” pues en el primero no se incluye ir a misa como una de las razones permitidas para salir a la calle pero en el 11 tampoco se prohíbe la celebración de la eucaristía, algo que, por otra parte, Argüello destaca que “no podría ser de otra manera” de acuerdo al artículo 16 de la Constitución Española que regula libertad religiosa y de culto.

https://www.20minutos.es/noticia/4232726/0/los-obispos-plantearan-al-gobierno-retomar-las-misas-con-mascarillas-y-manteniendo-la-distancia/


Trump congela la financiación a la OMS por su gestión del coronavirus

abril 16, 2020

.

El presidente Donald Trump congela la financiación a la OMS

.

Trump congela la financiación a la OMS por su gestión del coronavirus

La organización «no cumplió en sus obligaciones básicas» y «no fue capaz de obtener y compartir información sobre la epidemia a tiempo y con transparencia», según ha manifestado el presidente de EE.UU.

Por Javier Ansorena, corresponsal en Nueva York. Actualizado 15, abril, 2020

.

Donald Trump ha confeccionado una lista amplia de cabezas de turco en el impacto de la epidemia de coronavirus en EE.UU., el país más afectado con más de 600.000 contagios y casi 26.000 muertos.

El presidente de EE.UU., al que se le acusa de una reacción tardía frente a la expansión de la epidemia, ha responsabilizado a China, al Gobierno de Barack Obama o a los gobernadores de los estados del país.

En los últimos días, ha centrado las culpas en la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este martes, anunció que EE.UU. suspende la financiación a la organización internacional por su gestión de la pandemia.

La OMS, en su opinión, «no cumplió en sus obligaciones básicas» y «no fue capaz de obtener y compartir información sobre la epidemia a tiempo y con transparencia».

Trump cumplió así con la amenaza de la semana pasada, en la que advirtió con el congelamiento de fondos, y calificó a la OMS de «chino-céntrica».

Ahora, dijo, la financiación estará sujeta a una revisión de la actuación de la OMS que se ejecutará entre los próximos 60 y 90 días.

El año pasado, las contribuciones de EE.UU. supusieron una quinta parte de los 4.400 millones de dólares del presupuesto de la OMS.

Buena parte de la defensa de Trump sobre su gestión de la epidemia tiene que ver con la prohibición de viajes desde China que decretó el 31 de enero.

El presidente de EE.UU. acusó a la OMS de haberse posicionado contra las decisiones de cerrar fronteras y que su medida salvó «miles y miles de vidas», mientras que la postura de la organización internacional multiplicó «por veinte» los casos en el mundo.

También denunció a la OMS por confiar en la información proporcionada por China, a quien se ha acusado de falsear y ocultar datos sobre el brote en Wuhan y la expansión por el resto del país.

«La OMS fracasó a la hora de investigar informaciones creíbles de fuentes en Wuhan que contradecían directamente a las autoridades chinas», dijo Trump.

La OMS «aceptó voluntariamente lo que decía China» y «defendió sus acciones, incluso alabando a lo que calificó como transparencia».

Pero el propio Trump, en un mensaje de Twitter del 24 de enero, cuando la epidemia asolaba China y EE.UU. ya había registrado un caso, aseguró que el gigante asiático estaba trabajando «muy duro para contener el coronavirus» y que EE.UU. «aprecia enormemente sus esfuerzos y su transparencia».

La presidenta de la Asociación Médica de EE.UU., Patrice Harris, aseguró que cortar la financiación a la OMS «en lugar de centrarse en las soluciones, es una decisión peligrosa en un momento precario».


Grandes preguntas

abril 14, 2020

.

«China ha causado este desastre, pero ahora quiere llevarse el mérito de salvarnos exportando test, muchos de los cuales no funcionan, y mascarillas».

.

Grandes preguntas

Por Luis Ventoso, Director Adjunto. Actualizado 13.04.2020

.

Niall Ferguson, historiador escocés afincado en Estados Unidos, me ganó en 2011 con su libro «Civilización» y desde entonces le sigo. Allí explicaba con clarividencia cómo los europeos, un atajo de brutos en el Medievo comparados con civilizaciones como la china, se erigieron contra pronóstico en señores del mundo a partir de 1500.

Ferguson atribuía su triunfo a lo que parafraseando el lenguaje informático llama «cinco aplicaciones letales»: la competencia entre los estados-nación, germen del capitalismo; el imperio de la ley, la ciencia, la medicina, el consumo y la ética de trabajo.

Europa empieza a pagar el haber olvidado dos de esas herramientas: la inventiva y la laboriosidad.

A Ferguson le anda hoy en la cabeza el rol del régimen chino ante el Covid-19. No se anda con pasteleos: «China ha causado este desastre, pero ahora quiere llevarse el mérito de salvarnos exportando test, muchos de los cuales no funcionan, y mascarillas».

Recuerda la campaña de desinformación del Ministerio de Exteriores chino, que aseguró que soldados estadounidenses fueron quienes llevaron el virus a Wuhan. El historiador lanza varias preguntas interesantes al Gobierno chino, que por supuesto jamás serán respondidas.

La primera es qué pasó exactamente en Wuhan. Si todo se generó en un mercado de alimentación insalubre, como dicen, las autoridades fallaron al no cerrarlo en hora; pero si el virus se fugó del imponente laboratorio de virología sito en la metrópoli, peor.

La segunda pregunta es por qué con 104 casos y 15 muertos entre el 12 de diciembre y finales de ese mes, el día 31 el Gobierno chino afirmó que no había «una clara evidencia de transmisión entre humanos», tesis que mantuvo hasta el 20 de enero.

Tras expandirse el virus desde Wuhan a toda Hubei, las autoridades aislaron la provincia del resto de China, ¿por qué no aislaron también a Hubei del resto del mundo?

Ferguson recuerda que en enero, y en algunos casos todavía en febrero, seguían despegando vuelos directos desde Wuhan a Londres, París, Roma, Nueva York… Pero ahora China prohíbe la entrada a extranjeros para protegerse. ¿Por qué ese cambio de enfoque?

Por último, pregunta por el paradero de dos críticos que se han volatilizado: el importante empresario Ren Zhi Quiang, que afeó la gestión de Xi, y la doctora Ai Fen, facultativa en Wuhan, que alertó tempranamente del virus.

China debe respuestas al mundo y también una contabilidad sincera de contagios y muertos, pues sus cifras resultan inverosímiles para un país de 1.400 millones de habitantes que fue el primero en enfrentarse a un nuevo virus.

Faltan además aclaraciones sobre la exportación de material defectuoso, que no solo ha ocurrido en España. Holanda ha devuelto mascarillas y la República Checa asegura que el 80% de sus test chinos no funcionan.

Pero este debate no existe para la izquierda española. El problema es Trump, y no la mayor dictadura del planeta.

China fabrica la mitad de los coches del mundo, el 80% de los ordenadores, el 90% de los teléfonos y pronto estará en las tripas de nuestra seguridad a través del 5G. Si quiere seguir pintando algo, Europa tendría que plantearse muchas cosas.

Luis VentosoLuis Ventoso. Director Adjunto

Gobierno de China debe disculparse por epidemia de coronavirus, dice Cardenal

abril 3, 2020

.

Xi Jinping, presidente de China. Crédito: Kremlin (CC BY 4.0)

.

Gobierno de China debe disculparse por epidemia de coronavirus, dice Cardenal

Redacción ACI Prensa. 2 de abril de 2020 

El Cardenal Muang Bo, presidente de la federación de conferencias episcopales asiáticas, afirmó que el gobierno comunista de China le debe una disculpa y una compensación a quienes están sufriendo a causa de la pandemia del coronavirus, especialmente en los países pobres.

“El régimen chino, liderado por el todopoderoso Xi Jinping y el PCC (Partido Comunista de China) –no su gente– deben una disculpa y una compensación por toda la destrucción que ha causado el coronavirus”, escribió el también Arzobispo de Yangon (Myanmar) en un artículo publicado el 2 de abril en UCANews.

“China es un país con una gran y antigua civilización que ha contribuido mucho al mundo a través de la historia, pero su régimen es responsable, con su negligencia criminal y represión, por la pandemia que está barriendo nuestras calles hoy”, dijo el Purpurado.

“Permítanme ser claro: el PCC es el responsable, no el pueblo de China, y nadie debe responder a esta crisis con odio hacia los chinos. De hecho, el pueblo chino es la primera víctima de este virus y han sido las primeras víctimas de este régimen. Ellos merecen nuestra simpatía, nuestra solidaridad y nuestro apoyo. Son la represión, las mentiras y la corrupción del PCC los responsables”, indicó.

El Cardenal mencionó luego un claro ejemplo de personas que fueron silenciadas por el Partido Comunista Chino.

“Los médicos que trataron de dar la voz de alarma –como el Dr. Li Wenliang en el Wuhan Central Hospital, que lanzó la advertencia a sus compañeros médicos el 30 de diciembre– recibieron la orden de la policía de ‘dejar de hacer comentarios falsos’. El Dr. Li, oftalmólogo de 34 años, fue acusado de ‘difundir rumores’ y fue obligado por la policía a firmar una confesión. Luego murió a causa del coronavirus”, denunció el Purpurado.

Una de las críticas al régimen chino se refiere a la falta de información para la comunidad internacional sobre el coronavirus. El 1 de abril, el sitio web Bloomberg informó que la inteligencia de Estados Unidos descubrió evidencia sobre la desinformación de China sobre casos y muertes por coronavirus.

Esta manera de proceder del gobierno chino, lamentó el Cardenal Bo, ha contribuido a la expansión de la enfermedad, especialmente en los países pobres como el suyo.

“En mi país, Myanmar, somos muy vulnerables. Tenemos frontera con China, donde comenzó el COVID19, y somos una nación sin los recursos sociales ni médicos que sí poseen los países desarrollados”.

El Cardenal recordó que “los sistemas de salud en la mayoría de los países desarrollados están saturados. Así que imaginen los peligros en un país pobre y conflictuado como Myanmar”.

Diversos expertos en todo el mundo han alertado sobre las graves consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus, como el crecimiento del desempleo.

El primer caso de la enfermedad se registró en Wuhan, en la provincia china de Hebei en diciembre de 2019. Ahora se ha esparcido por más de 200 países con más de un millón de casos y más de 50 mil fallecidos.

El Cardenal también pidió que China cancele las deudas que otros países tienen con ella, para así poder cubrir los costos de la epidemia del coronavirus.

Hace unos días el Cardenal filipino Luis Antonio Tagle, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, pidió que los países ricos perdonen las deudas de los países pobres, que luchan por financiar una respuesta al coronavirus.

El Purpurado dijo que el dinero que los gobiernos gastan en militares y seguridad podría destinarse a mascarillas y ventiladores para hacer frente a la epidemia.

El Cardenal Bo señaló que existe una fuerte preocupación de que las estadísticas oficiales del régimen chino minimicen la escala de infección dentro del mismo país y, posteriormente, intenten acusar a otros países de haber generado la pandemia.

“Las mentiras y la propaganda han puesto en peligro millones de vidas en todo el mundo”, escribió el Purpurado.

El Cardenal Bo también denunció la persecución religiosa emprendida en los últimos años por el gobierno chino y lamentó que “Hong Kong, una de las ciudades más abiertas de Asia, haya visto sus libertades, los derechos humanos y la aplicación de la ley dramáticamente erosionados”.

“Los cristianos creemos en las palabras del apóstol Pablo cuando dice que ‘la verdad os hará libres’. La verdad y la libertad son dos pilares mellizos sobre los que nuestras naciones deben construir cimientos más seguros y fuertes”, concluyó.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

https://www.aciprensa.com/noticias/gobierno-de-china-debe-disculparse-por-epidemia-de-coronavirus-dice-cardenal-54883


EE.UU. ofrece 15 millones de dólares por Nicolás Maduro por narcotráfico

marzo 27, 2020

.

Nicolás Maduro y Diosdado Cabello

.

EE.UU. ofrece 15 millones de dólares por Nicolás Maduro por narcotráfico

El Departamento de Justicia también extendió la recompensa a otros jerarcas como Diosdado Cabello y Hugo Carvajal
ABC destapó en exclusiva en 2015 la vinculación del régimen chavista con el narcotráfico

David Alandete, corresponsal en Washington. Actualizado:

.

La fiscalía de Estados Unidos ha presentado cargos por narcotráfico contra el líder del régimen venezolano, Nicolás Maduro, 11 colaboradores suyos y dos dirigentes de la guerrilla colombiana de las Farc.

El gobierno norteamericano ofrece además hasta 50 millones de dólares (45 millones de euros) por información que permita la captura de cualquiera de los imputados, 15 millones por Maduro y 10 por algunos de los demás, como el ‹número dos› Diosdado Cabello.

Esta nueva acción emprendida por EE.UU. abunda en la vinculación del régimen chavista con el narcotráfico, que ABC destapó en exclusiva en 2015.

Este diario avanzó entonces que Washington ya cerraba el cerco en torno a altos cargos venezolanos, con una investigación abierta sobre Cabello, siguiendo acusaciones de testigos que dibujaban una situación de narcoestado.

Cinco meses después, una información de «The Wall Street Journal» ratificó lo publicado por ABC.

Según ha dicho el fiscal general (ministro de Justicia) de EE.UU., William Barr, «el régimen de Maduro es criminal y corrupto». «Mientras los venezolanos sufren, con esta trama se enriquecen por medio del dinero del narcotráfico y la corrupción», añadió Barr al revelar los cargos en una conferencia de prensa en Washington.

Entre los imputados en juzgados federales de Nueva York, Washington y Miami están Maduro; Cabello; el juez del Supremo Maikel Moreno; el ministro de Defensa Vladimir Padrino López; el vicepresidente Tareck el Aisami; el mayor general del ejército Cliver Alcalá, y el jefe de inteligencia Hugo Carvajal (huido a España y hoy prófugo de la justicia).

También se han presentado cargos contra Luciano Marín alias “Ivan Marquez,” y Seuxis Paucis Hernández Solarte alias “Jesús Santrich,” ambos líderes de las Farc.

Según la fiscalía el régimen venezolano ha inundado EE.UU. de cocaína en las pasadas dos décadas. Estiman los fiscales que las rutas abiertas por el régimen que hoy preside Maduro con asistencia de la guerrilla colombiana de las Farc han servido para inyectar en el mercado de la droga estadounidense hasta 250 toneladas métricas de cocaína.

Si Maduro llegara a ser extraditado, se enfrenta a un juicio y una pena máxima de 50 años si es declarado culpable.

Uno de los fiscales norteamericanos que han trabajado en este caso cinco años, Geoffrey Berman, asegura que «el alcance y la magnitud de esta supuesta trama de narcotráfico fue posible solo porque Maduro y otros corrompieron las instituciones de Venezuela y proporcionaron el amparo político y militar necesario para los crímenes de narcotráfico descritos en nuestros cargos».

Es más, el fiscal Berman asegura que «Maduro y los otros acusados tenían la intención expresa de inundar EE.UU. de cocaína para perjudicar la salud y el bienestar del país. Maduro desplegó muy deliberadamente la cocaína como arma».

Según los detalles dados por la fiscalía, el régimen de Maduro le ha otorgado a la guerrilla de las Farc el control de una serie de rutas para transportar cocaína dentro de territorio soberano venezolano.

Esta trama permite operar a lo que el gobierno estadounidense denomina Cártel de los Soles, un grupo conformado primero por miembros corruptos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y en las últimas décadas por elementos del gobierno bolivariano para el tráfico de drogas.

Se le llama así por las insignias en forma de sol que llevan en la solapa los altos mandos militares de Venezuela. Según la acusación, Maduro y sus colaboradores forman parte de ese cártel desde 1999.

Maduro ha respondido por medio de su cuenta de Twitter que es víctima de una conspiración internacional para apartarle del poder:

«¡Ratifico mi denuncia! Desde EE.UU. y Colombia se conspira y han dado la orden de llenar de violencia a Venezuela. Como jefe de Estado estoy obligado a defender la Paz y la estabilidad de toda la Patria, en cualquier circunstancia que se nos presente. ¡No han podido ni podrán!».

La cadena CNN dijo este jueves, citando fuentes de gobierno estadounidense, que el departamento de Estado tenía intención de incluir a Venezuela en la lista de países que patrocinan el terrorismo, en la que se incluyen ya Corea del Norte, Irán, Siria y Sudán. Este paso le permitiría al presidente cortar ayudas, la prohibición de venta de material militar y otras duras restricciones financieras.

Fuentes consultadas por ABC en el departamento de Estado aseguran que esa decisión no es definitiva.

El año pasado, EE.UU. reconoció al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente encargado y representante legítimo del país, una decisión que después imitó medio centenar de países. En abril, altos funcionarios de EE.UU. apoyaron un pronunciamiento militar contra Maduro que fracasó por la traición, entre otros, del juez Moreno y el ministro Padrino, ahora imputados.

https://www.abc.es/internacional/abci-eeuu-incluira-venezuela-lista-paises-promueven-terrorismo-202003261434_noticia.html


A %d blogueros les gusta esto: