Mensaje del Santo Padre: Para que puedas contar y grabar en la memoria (cf. Ex 10,2)

enero 26, 2020

 

.

Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2020: “Mirar al mundo y a los acontecimientos con ternura”.

.

Mensaje del Santo Padre. Jornada de las Comunicaciones Sociales. 

.

Para que puedas contar y grabar en la memoria (cf. Ex 10,2)

La vida se hace historia

.

Quiero dedicar el Mensaje de este año al tema de la narración, porque creo que para no perdernos necesitamos respirar la verdad de las buenas historias: historias que construyan, no que destruyan; historias que ayuden a reencontrar las raíces y la fuerza para avanzar juntos.

En medio de la confusión de las voces y de los mensajes que nos rodean, necesitamos una narración humana, que nos hable de nosotros y de la belleza que poseemos.

Una narración que sepa mirar al mundo y a los acontecimientos con ternura; que cuente que somos parte de un tejido vivo; que revele el entretejido de los hilos con los que estamos unidos unos con otros.

  1. Tejer historias

El hombre es un ser narrador. Desde la infancia tenemos hambre de historias como tenemos hambre de alimentos. Ya sean en forma de cuentos, de novelas, de películas, de canciones, de noticias…, las historias influyen en nuestra vida, aunque no seamos conscientes de ello.

A menudo decidimos lo que está bien o mal hacer basándonos en los personajes y en las historias que hemos asimilado. Los relatos nos enseñan; plasman nuestras convicciones y nuestros comportamientos; nos pueden ayudar a entender y a decir quiénes somos.

El hombre no es solamente el único ser que necesita vestirse para cubrir su vulnerabilidad (cf. Gn 3,21), sino que también es el único ser que necesita “revestirse” de historias para custodiar su propia vida. No tejemos sólo ropas, sino también relatos: de hecho, la capacidad humana de “tejer” implica tanto a los tejidos como a los textos.

Las historias de cada época tienen un “telar” común: la estructura prevé “héroes”, también actuales, que para llevar a cabo un sueño se enfrentan a situaciones difíciles, luchan contra el mal empujados por una fuerza que les da valentía, la del amor.

Sumergiéndonos en las historias, podemos encontrar motivaciones heroicas para enfrentar los retos de la vida.

El hombre es un ser narrador porque es un ser en realización, que se descubre y se enriquece en las tramas de sus días. Pero, desde el principio, nuestro relato se ve amenazado: en la historia serpentea el mal.

  1. No todas las historias son buenas

«El día en que comáis de él, […] seréis como Dios» (cf. Gn 3,5). La tentación de la serpiente introduce en la trama de la historia un nudo difícil de deshacer. “Si posees, te convertirás, alcanzarás…”, susurra todavía hoy quien se sirve del llamado storytelling con fines instrumentales.

Cuántas historias nos narcotizan, convenciéndonos de que necesitamos continuamente tener, poseer, consumir para ser felices. Casi no nos damos cuenta de cómo nos volvemos ávidos de chismes y de habladurías, de cuánta violencia y falsedad consumimos.

A menudo, en los telares de la comunicación, en lugar de relatos constructivos, que son un aglutinante de los lazos sociales y del tejido cultural, se fabrican historias destructivas y provocadoras, que desgastan y rompen los hilos frágiles de la convivencia.

Recopilando información no contrastada, repitiendo discursos triviales y falsamente persuasivos, hostigando con proclamas de odio, no se teje la historia humana, sino que se despoja al hombre de la dignidad.

Pero mientras que las historias utilizadas con fines instrumentales y de poder tienen una vida breve, una buena historia es capaz de trascender los límites del espacio y del tiempo. A distancia de siglos sigue siendo actual, porque alimenta la vida.

En una época en la que la falsificación es cada vez más sofisticada y alcanza niveles exponenciales (el deepfake), necesitamos sabiduría para recibir y crear relatos bellos, verdaderos y buenos. Necesitamos valor para rechazar los que son falsos y malvados.

Necesitamos paciencia y discernimiento para redescubrir historias que nos ayuden a no perder el hilo entre las muchas laceraciones de hoy; historias que saquen a la luz la verdad de lo que somos, incluso en la heroicidad ignorada de la vida cotidiana.

  1. La Historia de las historias

La Sagrada Escritura es una Historia de historias. ¡Cuántas vivencias, pueblos, personas nos presenta! Nos muestra desde el principio a un Dios que es creador y narrador al mismo tiempo. En efecto, pronuncia su Palabra y las cosas existen (cf. Gn 1). A través de su narración Dios llama a las cosas a la vida y, como colofón, crea al hombre y a la mujer como sus interlocutores libres, generadores de historia junto a Él.

En un salmo, la criatura le dice al Creador: «Tú has creado mis entrañas, me has tejido en el seno materno. Te doy gracias porque son admirables tus obras […], no desconocías mis huesos. Cuando, en lo oculto, me iba formando, y entretejiendo en lo profundo de la tierra» (139,13-15).

No nacemos realizados, sino que necesitamos constantemente ser “tejidos” y “bordados”. La vida nos fue dada para invitarnos a seguir tejiendo esa “obra admirable” que somos.

En este sentido, la Biblia es la gran historia de amor entre Dios y la humanidad. En el centro está Jesús: su historia lleva al cumplimiento el amor de Dios por el hombre y, al mismo tiempo, la historia de amor del hombre por Dios.

El hombre será llamado así, de generación en generación, a contar y a grabar en su memoria los episodios más significativos de esta Historia de historias, los que puedan comunicar el sentido de lo sucedido.

El título de este Mensaje está tomado del libro del Éxodo, relato bíblico fundamental, en el que Dios interviene en la historia de su pueblo. De hecho, cuando los hijos de Israel estaban esclavizados clamaron a Dios, Él los escuchó y rememoró: «Dios se acordó de su alianza con Abrahán, Isaac y Jacob. Dios se fijó en los hijos de Israel y se les apareció» (Ex 2, 24-25).

De la memoria de Dios brota la liberación de la opresión, que tiene lugar a través de signos y prodigios. Es entonces cuando el Señor revela a Moisés el sentido de todos estos signos: «Para que puedas contar [y grabar en la memoria] de tus hijos y nietos […] los signos que realicé en medio de ellos. Así sabréis que yo soy el Señor» (Ex 10,2).

La experiencia del Éxodo nos enseña que el conocimiento de Dios se transmite sobre todo contando, de generación en generación, cómo Él sigue haciéndose presente. El Dios de la vida se comunica contando la vida.

El mismo Jesús hablaba de Dios no con discursos abstractos, sino con parábolas, narraciones breves, tomadas de la vida cotidiana. Aquí la vida se hace historia y luego, para el que la escucha, la historia se hace vida: esa narración entra en la vida de quien la escucha y la transforma.

No es casualidad que también los Evangelios sean relatos. Mientras nos informan sobre Jesús, nos “performan[1] a Jesús, nos conforman a Él: el Evangelio pide al lector que participe en la misma fe para compartir la misma vida. El Evangelio de Juan nos dice que el Narrador por excelencia —el Verbo, la Palabra— se hizo narración: «El Hijo único, que está en el seno del Padre, Él lo ha contado» (cf. Jn 1,18).

He usado el término “contado” porque el original exeghésato puede traducirse sea como “revelado” que como “contado”. Dios se ha entretejido personalmente en nuestra humanidad, dándonos así una nueva forma de tejer nuestras historias

  1. Una historia que se renueva

La historia de Cristo no es patrimonio del pasado, es nuestra historia, siempre actual. Nos muestra que a Dios le importa tanto el hombre, nuestra carne, nuestra historia, hasta el punto de hacerse hombre, carne e historia. También nos dice que no hay historias humanas insignificantes o pequeñas. Después de que Dios se hizo historia, toda historia humana es, de alguna manera, historia divina.

En la historia de cada hombre, el Padre vuelve a ver la historia de su Hijo que bajó a la tierra. Toda historia humana tiene una dignidad que no puede suprimirse. Por lo tanto, la humanidad se merece relatos que estén a su altura, a esa altura vertiginosa y fascinante a la que Jesús la elevó.

Escribía san Pablo: «Sois carta de Cristo […] escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en las tablas de corazones de carne» (2 Co 3,3). El Espíritu Santo, el amor de Dios, escribe en nosotros. Y, al escribir dentro, graba en nosotros el bien, nos lo recuerda. Re-cordar significa efectivamente llevar al corazón, “escribir” en el corazón.

Por obra del Espíritu Santo cada historia, incluso la más olvidada, incluso la que parece estar escrita con los renglones más torcidos, puede volverse inspirada, puede renacer como una obra maestra, convirtiéndose en un apéndice del Evangelio.

Como las Confesiones de Agustín. Como El Relato del Peregrino de Ignacio. Como la Historia de un alma de Teresita del Niño Jesús. Como Los Novios, como Los Hermanos Karamazov. Como tantas innumerables historias que han escenificado admirablemente el encuentro entre la libertad de Dios y la del hombre.

Cada uno de nosotros conoce diferentes historias que huelen a Evangelio, que han dado testimonio del Amor que transforma la vida. Estas historias requieren que se las comparta, se las cuente y se las haga vivir en todas las épocas, con todos los lenguajes y por todos los medios.

  1. Una historia que nos renueva

En todo gran relato entra en juego el nuestro. Mientras leemos la Escritura, las historias de los santos, y también esos textos que han sabido leer el alma del hombre y sacar a la luz su belleza, el Espíritu Santo es libre de escribir en nuestro corazón, renovando en nosotros la memoria de lo que somos a los ojos de Dios.

Cuando rememoramos el amor que nos creó y nos salvó, cuando ponemos amor en nuestras historias diarias, cuando tejemos de misericordia las tramas de nuestros días, entonces pasamos página. Ya no estamos anudados a los recuerdos y a las tristezas, enlazados a una memoria enferma que nos aprisiona el corazón, sino que abriéndonos a los demás, nos abrimos a la visión misma del Narrador.

Contarle a Dios nuestra historia nunca es inútil; aunque la crónica de los acontecimientos permanezca inalterada, cambian el sentido y la perspectiva. Contarle al Señor es entrar en su mirada de amor compasivo hacia nosotros y hacia los demás.

A Él podemos narrarle las historias que vivimos, llevarle a las personas, confiarle las situaciones. Con Él podemos anudar el tejido de la vida, remendando los rotos y los jirones. ¡Cuánto lo necesitamos todos!

Con la mirada del Narrador —el único que tiene el punto de vista final— nos acercamos luego a los protagonistas, a nuestros hermanos y hermanas, actores a nuestro lado de la historia de hoy.

Sí, porque nadie es un extra en el escenario del mundo y la historia de cada uno está abierta a la posibilidad de cambiar. Incluso cuando contamos el mal podemos aprender a dejar espacio a la redención, podemos reconocer en medio del mal el dinamismo del bien y hacerle sitio.

No se trata, pues, de seguir la lógica del storytelling, ni de hacer o hacerse publicidad, sino de rememorar lo que somos a los ojos de Dios, de dar testimonio de lo que el Espíritu escribe en los corazones, de revelar a cada uno que su historia contiene obras maravillosas.

Para ello, nos encomendamos a una mujer que tejió la humanidad de Dios en su seno y —dice el Evangelio— entretejió todo lo que le sucedía. La Virgen María lo guardaba todo, meditándolo en su corazón (cf. Lc 2,19). Pidamos ayuda a aquella que supo deshacer los nudos de la vida con la fuerza suave del amor:

Oh María, mujer y madre, tú tejiste en tu seno la Palabra divina, tú narraste con tu vida las obras magníficas de Dios. Escucha nuestras historias, guárdalas en tu corazón y haz tuyas esas historias que nadie quiere escuchar. Enséñanos a reconocer el hilo bueno que guía la historia.

Mira el cúmulo de nudos en que se ha enredado nuestra vida, paralizando nuestra memoria. Tus manos delicadas pueden deshacer cualquier nudo. Mujer del Espíritu, madre de la confianza, inspíranos también a nosotros. Ayúdanos a construir historias de paz, historias de futuro. Y muéstranos el camino para recorrerlas juntos.

Vaticano, 24 de enero de 2020, fiesta de san Francisco de Sales.

FRANCISCUS

_______________________________

[1] Cf. Benedicto XVI, Carta enc. Spe salvi, 2: «El mensaje cristiano no era sólo “informativo”, sino “performativo”. Eso significa que el Evangelio no es solamente una comunicación de cosas que se pueden saber, sino una comunicación que comporta hechos y cambia la vida».

© Librería Editorial Vaticana

https://es.zenit.org/articles/jornada-de-las-comunicaciones-sociales-una-narracion-que-mire-al-mundo-con-ternura/?fbclid=IwAR2kbR5NWigJrKRSY0ZM9fnEjE5fUo8lgMybOjCBDd5Fp45unxy-zfE8VQ4

Radio María, un éxito sin precedentes en España: salva vidas, logra conversiones y se codea con las grandes emisoras

enero 14, 2020

.

Radio María está de celebración con su 20 aniversario en España

.

Radio María, un éxito sin precedentes en España: salva vidas, logra conversiones y se codea con las grandes emisoras

Por Cari Filii

Radio María ha cumplido 20 años en España y es un fenómeno digno de estudio cómo se ha convertido en una de las radios españolas más escuchadas, compitiendo de tú a tú con las generalistas, y a la vez vivir única y exclusivamente de los donativos que ofrecen sus oyentes, sin nada de publicidad.

Y además donde muchas otras emisoras no logran llegar allí está esta emisora que está bajo la protección de la Virgen.

Pero si hay una característica que define a Radio María es su capacidad para cambiar vidas y llevar esperanza a cientos de miles de personas en España.

Luis Fernando de Prada, sacerdote y director de Radio María España, recuerda en un reportaje que publica Revista Misión “el caso de una chica casada y con dos hijas que había tenido cierta educación cristiana pero que se había alejado de la Iglesia. En un momento en que la vida le sabía a poco, descubrió Radio María y empezó a oírla. Un día, de repente, escuchó: ‘Cristo ha muerto por ti’. Y en ese momento le tocó el corazón hasta el punto de que se fue a confesar y ha vuelto a la Iglesia”.

Este es uno de los numerosos casos de vuelta a la fe o de conversión que ha propiciado Radio María en estas dos décadas. Pero incluso con más fuerza ha servido de consuelo y compañía para personas solas, enfermas o incluso encarceladas.  Hasta ha llegado a evitar suicidios o parar abortos.

Inmaculada, de 51 años, estaba desesperada hasta tal punto que estaba decidida a acabar con su vida. Un día, por casualidad, sintonizó Radio María: “Escuché algo que había olvidado: ‘Dios te ama’. Empecé a llorar desesperadamente. Vosotros me salvasteis del suicidio, gracias a vuestra ayuda mis hijos siguen teniendo madre”, escribía en el testimonio que envió a la emisora.

Una radio en crecimiento

Ernesto también la conoció por azar. Su dial cayó en ella mientras rezaban el rosario. Era el año 2007 y aquello le pareció como de los 60, pero se convirtió en oyente habitual.

En 2010 la vida le pegó un revés: la llegada de la crisis, la pérdida del trabajo y un divorcio con un niño pequeño de por medio. “Fueron momentos difíciles y Radio María me ayudó mucho a entender la vida en conexión con la fe”, explica.

Son solo dos de los miles de testimonios que les han llegado en dos décadas de existencia.

Era enero de 1999 cuando desde unos pequeños locales de la parroquia de Santa María de la Dehesa de Madrid comenzaron las emisiones de Radio María en España.

Una de aquellas voluntarias, y que todavía hoy lo sigue siendo, era Toñi Rodríguez. “Fueron unos comienzos muy difíciles, porque no teníamos nada. Y yo lo mismo locutaba que hacía el control de sonido, cogía la escoba o abría cartas de oyentes”, recuerda.

Además, explica que “a la hora de hablar, no hablaba yo, sino Ella, que estaba detrás, empujándome. Si hace 20 años me hubieran dicho que iba a tener la difusión por toda España y por el mundo que tiene hoy, hubiera pensado que era una locura”.

Por su parte, Yolanda Gómez, directora de informativos evoca aquellos inicios y asegura que para ella ha sido “un privilegio ver cómo ha ido creciendo esta radio que tanto bien hace. Es cosa de la Virgen, porque nosotros hacemos un poquito, pero cuando sale todo en antena a través de las ondas es Ella la que transforma los corazones”.

Hasta 170 programas

Actualmente, Radio María en España puede sobrevivir sin publicidad gracias a sus donantes y aún así recaudar fondos para que esta radio siga extendiéndose por el mundo.

En poco tiempo por fin se cumplirá el sueño de que Radio María pueda empezar a emitir desde Nazaret, al lado de la casa de la Virgen y del lugar en el que creció Jesús. Tras recaudar miles de euros para tal fin las obras ya comenzaron y en breve el mensaje de María también se podrá escuchar desde su hogar.

En España, Radio María tiene 170 programas. Desde la emisión de la misa o el rezo del Rosario y de la Liturgia de las Horas a programas dedicados a familias, niños, enfermos, música o la vida consagrada.  Y todo ello, gracias en su mayor parte a voluntarios.


Australia, incendios, aborto y confusión

enero 14, 2020

.

No pierdo las esperanzas en un mundo donde haya un mínimo de coherencia y sentido común.

.

Australia, incendios, aborto y confusión

Por Francisco LLambías

.

I. Aborto

Pisé tierra australiana el 26 de junio de 2019, principalmente en búsqueda de nuevas aventuras. Para resumirlo, es que son varias las razones que llevan a alguien a tomar la decisión de viajar por un tiempo.

Recién llegado y en un día despejado, mirando el cielo, pude ver la formación de una frase escrita con el humo esparcido por una avioneta que decía “save unborn”. En ese momento, solo entendí que se trataba de un grupo de gente pro vida que reclamaba protección para los niños por nacer.

Pasado un tiempo, capté la verdadera razón de ser de tal reclamo social, es que el 26 de septiembre del 2019 se había aprobado el aborto en Nueva Gales del Sur, último estado australiano en el que todavía no se había legalizado tal crimen.

A partir de esa fecha, se habilita legalmente destruir al ser humano en pleno desarrollo y formación, incluso hasta la semana 22 del embarazo.

Entiéndase bien: el estado australiano da licencia a los médicos para terminar voluntariamente con la vida de los bebés aún no nacidos que por determinada razón, no son deseados.

II. Incendios

Hoy, diez de enero del 2020, el país, particularmente el estado de New South Wales (el más afectado), vive una catástrofe sin precedentes de incendios que al momento no se pueden controlar, la que se está llevando puestas miles de hectáreas forestales y millones de vidas animales, poniendo en peligro de extinción a algunas especies y obligando a poblaciones enteras a evacuarse, llevándose incluso a más de una vida humana.

Ante estos terribles hechos, se vio una reacción, seguramente tardía, del estado australiano y luego de otros países como los E.E.U.U.

Asimismo, muchísimos actores y figuras internacionales se movilizaron para solicitar ayuda. Todos los medios de comunicación y las redes sociales hablan del tema con mucha preocupación.

III. Confusión

Ante todo este panorama, estoy muy confundido. Mi confusión se origina a raíz de que: Veo a Australia y al mundo entero estremecerse por los incendios forestales y todos los males que son su consecuencia, desde el daño generado al planeta, pasando por la pérdida de tantos animales, hasta la muerte de bomberos y civiles que perecieron a causa del fuego.

Veo a muchos entristecerse y enternecerse ante la muerte de canguros y koalas, entre otros animales.

Pero no vi a nadie decir una sola palabra ni indignarse después del 26/9/19, día en que se sentenció a muerte a un sinnúmero de bebés indefensos e inocentes.

Y ahí está mi confusión y mi interrogante ¿el mundo llora la pérdida de bosques, animales e incluso personas (ya nacidas) pero nada le sucede (si es que no lo festeja) cuando se legaliza la matanza indiscriminada (verdadero genocidio) de los seres humanos por nacer?

¿No sería razonable que las personas se preocupen y actúen tanto para proteger al planeta de las catástrofes acaecidas en su seno como la vida de aquellos que aún no nacieron?

No pierdo las esperanzas en un mundo donde haya un mínimo de coherencia y sentido común.

https://www.lacumbrera.com/entrada-individual/2020/01/13/Australia-incendios-aborto-y-confusi%C3%B3n?fbclid=IwAR0-wMqZOytzkUFDHwmy5HXx9Nx78CNYV6_zX3RKv27fiyVZyIbVDk3qmXc


Discurso para Año Nuevo de 2020 del presidente de CMG a la audiencia extranjera

enero 4, 2020

.

Shen Haixiong: ¡Que en 2020 el amor se disperse por el mundo! ¡Bendiciones para China, para el mundo, y para ustedes!

.

Discurso para Año Nuevo de 2020 del presidente de CMG a la audiencia extranjera

.

El 1 de enero de 2020, el presidente del Grupo de Medios de China (CMG), Shen Haixiong, envió un mensaje de Año Nuevo a la audiencia extranjera en todo el mundo a través de Radio Internacional de China e Internet, deseándoles un feliz año nuevo. Aquí están las palabras de Shen Haixiong:

Queridos amigos:

2020 es un número auspicioso y hermoso, ya que según los internautas chinos, su pronunciación consuena con la expresión “te amo, te amo”. Con motivo de la llegada de 2020, en nombre del Grupo de Medios de China (CMG), ¡les mando desde Beijing nuestras felicitaciones de Año Nuevo!

La historia de la humanidad está compuesta por infinitos momentos. Los incontables instantes del año 2019 se han perpetuado en la memoria. El primero de octubre, celebramos con solemnidad el septuagésimo aniversario de la fundación de la República Popular China.

A través de los programas presentados por CMG como el documental traducido en múltiples idiomas Caminamos en el Gran Camino, y la película en vivo en 4K “Cuando China Fascina al Mundo: el Gran Desfile Militar 2019”, ustedes han podido disfrutar de estas selectas obras audiovisuales, y de ahí compartir con nosotros el camino magnífico que ha recorrido China en las últimas 7 décadas.

Al respecto, recibí las sinceras felicitaciones por parte de muchos amigos. Por ejemplo, el experto italiano en asuntos de China, Francesco Maringió, así me escribió en el correo electrónico: “Aplaudo por los extraordinarios logros que ha conseguido la República Popular China desde su fundación de hace 70 años. Creo que el pueblo chino tiene toda la razón para sentirse orgulloso de sus éxitos”.

En el pasado año, nos esforzamos por capturar cada instante brillante del avance de China, mostrando al mundo una China real, tridimensional, y global de la nueva época. Aplicamos las técnicas y formas de transmisión de 5G+4K/8K+AI, en el reportaje del Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, la Conferencia sobre el Diálogo de las Civilizaciones Asiáticas, la celebración por el vigésimo aniversario del retorno de Macao a China, entre otros eventos significantes.

Lanzamos los programas en múltiples idiomas como Frases Clásicas Citadas por Xi, y Si los Tesoros Nacionales Pudiesen Hablar, los cuales les han ofrecido a ustedes accesos a los valores de China de la nueva época, así como la milenaria historia y cultura de dicha nación.

Además, se suman la actividad organizada para el público global llamada “Avanzar con China”, la actividad creativa all-media “Interacción entre pueblos China-Rusia”, y los programas en distintos idiomas brindados por presentadores que han atraído gran número de seguidores, lo cual también ha convertido a muchos amigos en “fanáticos de China”.

Solo han pasado dos años desde la fundación del Grupo de Medios de China. Estamos bien enterados de que, en la era del Internet, si no avanzamos, o avanzamos despacio, nos esperará el retroceso.

Recordamos mentalmente las instrucciones del presidente Xi Jinping de “promover la innovación mientras se insiste en los principios básicos, y hacer buen uso de los nuevos medios y nuevas plataformas”, persistimos en la guía de la innovación, y avanzamos a ritmo acelerado hacia la meta de ser un influyente medio de comunicación innovador de primera clase a nivel internacional.

En el año 2019, establecimos el Laboratorio nacional clave de producción y presentación de vídeo y audio de ultra HD, único en su género de China. Lanzamos la plataforma de nuevos medios 5G denominada “Yangshipin”, que se enfoca en los nuevos medios audiovisuales controlables.

Prestamos mucha atención al desarrollo de alta calidad, lanzando más de 200 programas de calidad para presentar a los usuarios una mayor cantidad de programas creativos, buenos y atractivos.

Cubrir los asuntos de preocupación global de manera integral, objetiva e imparcial siempre ha sido nuestro principio. Adoptamos una actitud abierta y cooperativa en el intercambio con los homólogos nacionales y extranjeros.

En 2019, sostuve conversaciones y reuniones con los responsables de más de 150 medios de comunicación internacionales tales como AP, Reuters, AFP, BBC, etc. Entre nosotros compartimos cada día más consensos, y nuestro círculo de amistad se sigue ampliando.

Lamentablemente, también observo a algunos medios occidentales, sin saber su motivo, se hacen ciegos en cuanto a ciertos reportajes sobre China, e incluso publican noticias basadas en chismes o rumores en los que falta la autenticidad. Algunos de sus reportajes ya se asimilan a las novelas ficticias. Coincidimos en que los hechos son la vida de las noticias.

Publicar reportajes basados en la imaginación o inventar las noticias como si fueran novelas, causará gran daño a la credibilidad de cualquier organismo de medios de comunicación. Esto sirve como una advertencia para cada uno de nosotros, los responsables de los medios que defienden la ética profesional.

El escritor británico del siglo XVIII, Hazlitt, dijo: “El prejuicio es hijo de la ignorancia.” ¡Perseguir la verdad y eliminar el prejuicio es algo muy valioso! El Grupo de Medios de China seguirá manteniendo la posición objetiva e imparcial, para difundir a la comunidad internacional los hechos y las realidades, así como la voz de la justicia.

Zhang Jiuling, un famoso poeta de la dinastía Tang de China, exclamó: “Las largas distancias no pueden separar a los verdaderos amigos que comparten la misma aspiración.” Convivimos en el mismo planeta, lo cual es el destino que debemos apreciar.

Cuando visité a Brasil y Argentina, me complació mucho ver los jacarandá y buganvilla, y escuchar el canto del tordo, que se pueden encontrar también en la provincia china de Guangdong, lugar donde trabajé en el pasado; en Italia y España, probé comidas que se parecen mucho al licor de arroz glutinoso y lonjas de jamón de mi provincia natal de Zhejiang. ¡El concepto de “aldea global” nunca había sido tan real!

El pueblo que convive en esta “aldea” tiene que interaccionar, intercambiar y mezclarse entre sí. Estoy convencido de que, el intercambio entre los medios de comunicación es capaz de eliminar las brechas y los prejuicios, para que más gente se haga buenos amigos.

2020 es el año decisivo para que China concluya la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, y también el año en que China, país con una población de 1400 millones de personas, eliminará por completo la pobreza absoluta. Esto será un hecho sin precedentes en la historia humana.

Para ello, el Grupo de Medios de China registrará los momentos que ocurran en esta época, con su norma profesional seria y perfeccionista, a fin de transmitir más historias que están pasando en China y el mundo, brindando más energía positiva para promover la construcción de la comunidad de destino común para la humanidad.

¡Que en 2020 el amor se disperse por el mundo!

¡Bendiciones para China, para el mundo, y para ustedes!

Discurso para Año Nuevo de 2020 del presidente de CMG a la audiencia extranjera


Los dos Papas: un maravilloso duelo entre dos visiones de Iglesia

diciembre 26, 2019

.

Escena de ‘Los dos papas’, de Fernando Meirelles.

.

Los dos Papas: un maravilloso duelo entre dos visiones de Iglesia

Lo más acertado son los diálogos inventados, pero que provocan la sensación de poder ser ciertos. Los previos a la elección son tirantes y nos suministran la idea de que estamos ante dos visiones de la Iglesia distintas.

La verán millones de espectadores en el mundo entero pues la Iglesia sigue siendo un referente, para bien o para mal.

.

Aventuro que tendrá un gran éxito la última película de Netflix sobre los dos Papas, Benedicto XVI y Francisco. No sólo porque me ha entusiasmado a mí sino por la reacción de mi entorno, algunos poco interesados o ignorantes sobre la vida del Vaticano y la persona que dirige la Iglesia.

El acierto inicial del director Fernando Meirelles, ha sido la elección de los actores, Anthony Hopkins como Benedicto XVI y Jonathan Pryce como el Papa argentino. Es una maravilla ver cómo han sido capaces de interpretar unos personajes tan distintos de su vida diaria

La labor de recreación de la Capilla Sixtina que han hecho en los estudios de Cine Cita es magnífica y el cónclave que se celebra para la nominación de los pontífices en ese espacio, no puede ser mejor lograda. Las imágenes que nos ofrecen de la elección de los papas, con tanta tradición incluida, nos dan una lección de historia.

Pero lo más acertado son los diálogos inventados pero que provocan la sensación de poder ser ciertos. Los previos a la elección son tirantes y nos suministran la idea de que estamos ante dos visiones de la Iglesia distintas, por un lado, la defensa de la verdad y la negación del relativismo y, por otro, la primacía de la caridad que nos sitúan ante un maravilloso duelo.

Al espectador no se le oculta que son dos formas de entender la expansión del Reino enfrentadas, como las que se dan en todas las grandes comunidades, pues las personas que siguen a Jesucristo no son idénticas.

El director no disimula su simpatía por Francisco al que presenta más moderno y más anclado en la realidad que el Papa alemán.

Le gusta la música del grupo Abba, que Benedicto no conocía, y ver partidos de futbol, una afición que al final comparten pues ven por la televisión un Italia vs Alemania con una copa de vino en la mano. Acaban bailando un tango, un hecho un poco rebuscado que no pega en el Vaticano.

Pero el resultado final son dos figuras humanas enfrentadas a sus errores pasados y muy alejadas de una pompa vaticana que les hacían aparecer como irreales y casi dioses.

La verán millones de espectadores en el mundo entero pues la Iglesia sigue siendo un referente, para bien o para mal. En Los dos Papas prima el aspecto positivo pues favorece el aspecto humano que hay detrás de cada persona y además…, es muy entretenida.

Aunque nada es perfecto y podemos colocarle grandes pegas, le auguro un gran éxito pues combina el entretenimiento, dos maravillosos actores y un tema que apasiona.

https://www.religiondigital.org/isabel_gomez_acebo/Papas_7_2189551033.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook


Rueda de prensa del Papa: Óbolo, pollos hormonados y armas nucleares

noviembre 27, 2019

.

Rueda de prensa del Papa Francisco sobre la pena de muerte, el uso de las armas atómicas, el caso del Óbolo de San Pedro y las protestas en América Latina.

.

Rueda de prensa del Papa: Óbolo, pollos hormonados y armas nucleares

«Países europeos que hablan de paz y viven de las armas. Eso se llama hipocresía».

 | 

Publicamos a continuación la transcripción de la rueda de prensa del Papa cortesía de Aciprensa.

En el vuelo de regreso a Roma, luego de su viaje apostólico a Tailandia y Japón, el Papa Francisco concedió una rueda de prensa en la que abordó la pena de muerte, el uso de las armas atómicas, así como el caso del Óbolo de San Pedro y las protestas en América Latina.

A continuación el texto completo de la rueda de prensa concedida por el Santo Padre:

Papa Francisco: Ha sido un viaje intenso y también con un cambio de categoría porque una cosa era Tailandia y otra cosa fue el Japón, y no se pueden valorar las cosas con las mismas categorías. Las realidades se valoran según las categorías que vienen de las mismas realidades y son dos realidades totalmente distintas.

Por esto se requiere el doble de trabajo y gracias a ustedes por esto. Y también las jornadas muy intensas. Creo que el trabajo ha sido fuerte. Agradezco. Me he sentido cercano a ustedes en este trabajo. Gracias

Matteo Bruni: Entonces, apoyándonos, escuchando las preguntas, será una ocasión también para contar con más profundidad estos días.

P. Yamamoto, Makato (Catholic Shimbun – Japón): Buenas noches, Santo Padre. Le agradecemos de corazón haber venido al Japón desde tan lejos. Soy sacerdote diocesano de Fukuoka, un lugar muy cercano a Nagasaki e Hiroshima. Santo Padre, ¿cómo se ha sentido cuando estaba en Nagasaki e Hiroshima? Quisiera preguntar una cosa: ¿La sociedad y la Iglesia occidental tienen algo que aprender de la sociedad y la Iglesia oriental?

Papa Francisco: Comienzo por la última. Es una cosa que me ha iluminado mucho, un dicho: lux ex oriente, ex occidente luxus. La luz viene de oriente; y el lujo y el consumismo, vienen de occidente.

Es esta sabiduría oriental que no es solo sabiduría de conocimiento, sino sabiduría de los tiempos, sabiduría de contemplación, que a la sociedad occidental demasiado a prisa siempre, la ayuda mucho: aprender un poco de contemplación, de detenerse, de mirar también poéticamente las cosas. Sabe, pensando en esto –y esta es una opinión personal– pero creo que a occidente le falta un poco más de poesía.

Hay cosas poéticas bellísimas, pero el oriente va más allá, el oriente es capaz de mirar las cosas con ojos que van más allá. No quisiera usar la palabra trascendente porque algunas religiones orientales no tienen mucha trascendencia, pero tienen una visión más allá del límite de la inmanencia, sin decir trascendencia. Más allá.

Por eso uso poesía, que es gratuidad, es buscar también la propia perfección en el ayuno, en las penitencias y también en la lectura de la sabiduría de los sabios orientales. Creo que a nosotros los occidentales detenernos un poco es dar tiempo a la sabiduría y nos hará bien. Esta cultura de la prisa o la cultura del detenerse un poco, detente. No sé si sirve esto para iluminar la diferencia, pero es eso lo que necesitaríamos.

La primera: Nagasaki e Hiroshima, ambas han sufrido la bomba atómica y esto las asemeja, pero hay una diferencia. En Nagasaki no solo la bomba atómica sino también los cristianos. Nagasaki tiene raíces cristianas, un cristianismo antiguo, la persecución de los cristianos era en todo el Japón pero en Nagasaki fue muy fuerte.

El secretario de la Nunciatura me ha regalado un facsímil en madera donde está el “wanted” (se busca) de la época: ‘se buscan cristianos y si encuentras uno, denúncialo y tendrás mucho. Si encuentras un sacerdote, denúncialo y tendrás mucho’. Una cosa al ir al museo que lo toca a uno es esto: fueron siglos de persecución.

Este es un fenómeno cristiano que relativiza, en el buen sentido de la palabra, la bomba atómica, porque son dos cosas: si uno va solo a Nagasaki dice ‘si uno es cristiano, la bomba atómica’ y se queda allí. Si va a Hiroshima es solo la bomba atómica, porque no hay una ciudad cristiana como Nagasaki. Por esto he querido ir a las dos. En ambas está el desastre atómico.

Hiroshima fue una verdadera catequesis humana sobre la crueldad: la crueldad. Y no he podido ver el museo de Hiroshima, no hubo tiempo, porque fue un mal día ese, pero dicen que es terrible, terrible. Y también las cartas de los jefes de estado, de los generales, que explicaban cómo se pudo hacer un desastre tan grande. Para mí fue una experiencia más tocante que la de Nagasaki.

Nagasaki, la del martirio. He visto el museo del martirio, pero la de Hiroshima muy tocante. Allí he recordado que el uso de las armas nucleares es inmoral. Esto debe ir al Catecismo de la Iglesia Católica. Y no solo el uso sino la posesión porque un incidente de la posesión o la locura de cualquier gobernante (Nos mandan a descansar pero termino).

La locura de uno puede destruir a la humanidad. Pensemos en aquel dicho de Einstein: la cuarta guerra mundial se hará con bastones y con piedras. ¿Está dada la respuesta?

Kawarada, Shinichi (The Asahi Shimbun): Quisiera hacer una pregunta sobre las armas nucleares. Usted ha indicado justamente que una paz duradera no es realizable sin desarme. El Japón es un país que goza de la protección militar de los Estados Unidos y también es un productor de energía nuclear, algo que comporta un grave riesgo para el ambiente y para la humanidad, como quedó trágicamente demostrado por el incidente de Fukushima. ¿Cómo puede contribuir el Japón a la realización de la paz mundial? ¿Se deberían cerrar las centrales nucleares? Gracias.

Papa Francisco: Vuelvo sobre la posesión, de las industrias nucleares, ¿no? Siempre puede darse un incidente y ustedes lo han experimentado también con el ‘triple desastre’, que ha destruido mucho. Lo nuclear es el límite. Las armas las dejamos porque es destrucción, pero el uso está muy al límite porque todavía no hemos podido lograr llegar a la seguridad total.

Tú puedes decirme: sí, también con la electricidad se puede hacer un desastre por una inseguridad, pero es un pequeño desastre. Un desastre nuclear de una central nuclear será un desastre grande. Y todavía no ha sido elaborada la seguridad. Yo, pero esta es una opinión personal, no usaría la energía nuclear hasta que no exista una total seguridad para su uso, pero no soy experto en esto y digo una idea: algunos dicen que está más allá la custodia de lo creado y destruirá, que la energía nuclear debe detenerse. Está en discusión.

Yo me detengo en la seguridad: no hay seguridad para garantizar que no haya un desastre. Sí, uno en el mundo en diez años, pero también luego sobre lo creado, el desastre de la potencia nuclear sobre lo creado y también sobre la persona. También hubo el desastre nuclear en Ucrania, de muchos años.

Distingo de la guerra, de las armas, pero aquí digo que debemos hacer investigaciones sobre la seguridad, ya sea el desastre, ya sea sobre el ambiente y sobre el ambiente creo que hemos ido más allá del límite. En la agricultura los pesticidas, en la crianza de pollos. Los médicos dicen a las madres que no les den de comer a los niños pollos de crianza porque son engordados con hormonas y eso les hará daño a la salud. Muchas enfermedades raras que hay hoy por el uso no bueno para el ambiente, son enfermedades raras. La custodia del ambiente es una cosa que… o hoy o nunca. Volviendo a la energía nuclear en conclusión: seguridad y custodia del ambiente.

Elisabetta Zunica (47 Kyodo News – Japón): Buenos días Santo Padre. Hakamada Awao es un hombre japonés condenado a muerte y ahora está a la espera de la revisión de su proceso. Estuvo presente en la Misa en el Tokyo Dome pero no tuvo modo de hablar con usted. ¿Nos podría confirmar si estaba en el programa o no un breve encuentro con usted?, porque el tema de la pena de muerte en Japón es muy discutido. Hace más de un mes antes de la modificación sobre este tema se exigió la condena de 13 detenidos. Sobre este tema no hay una referencia en sus discursos de esta visita: ¿No se ha querido pronunciar en esta ocasión o ha podido conversar con el primer ministro?

Papa Francisco: Sobre ese caso de la pena de muerte no sabía de esa persona. Sobre el primer ministro: he hablado en general de muchos problemas, de condenas, de procesos eternos que no terminan nunca, sea con la muerte o sin muerte, pero he hablado del problema general, que también se da en otros países: las cárceles sobrepobladas de gente que espera con una prisión preventiva sin la presunción de inocencia, espera allí y espera.

Hace quince días intervine en un congreso internacional de derecho penal y he hablado seriamente del tema de las cárceles, de la precaución y luego la pena de muerte, que claramente se ha dicho que no es moral y no se puede dar. Creo que esto va unido a una conciencia que se desarrollada cada vez más. Por ejemplo, algunos países no osan la abolición por problemas políticos pero hacen la suspensión. Es un modo de declarar, sin declarar la cadena perpetua, por ejemplo.

Pero el problema de la condena siempre debe ser para la reinserción. Una condena sin ventanas de horizonte no es humana. También el condenado a cadena perpetua debe pensar cómo puede reinsertarse, dentro o fuera, pero siempre el horizonte, la reinserción. Usted me dirá: pero hay condenados locos, que tienen un problema de enfermedad, de locura, incorregibles genéticamente, digamos así, pero busquemos el modo que al menos produzca, que les dé espacio, que los haga sentirse personas.

Hoy en muchas partes del mundo las cárceles están sobrepobladas. Son un depósito de carne humana que en vez de crecer con salud muchas veces se corrompe de eso. Debemos luchar contra la pena de muerte lentamente, lentamente. Hay casos que me dan alegría porque hay estados o países que dicen nos detenemos. He hablado con el gobernador de un estado el año pasado y él antes de dejar su puesto la puso en suspensión, casi definitiva. Son pasos de consciencia humana. En vez de eso otros países no han logrado todavía incorporarlo en la línea de la humanidad. No sé si… gracias.

Guenois, Jean-Marie (Le Figaro – Francia): Usted dijo que la verdadera paz solo puede ser una paz desarmada, pero ¿qué sucede con la legítima defensa cuando un país es atacado por otro? En ese caso, ¿existe la posibilidad de una guerra justa? Se ha hablado de una encíclica sobre la no violencia, ¿está todavía en proyecto esa encíclica?

Papa Francisco: Sí, el proyecto está, pero la hará el próximo Papa porque apenas tengo tiempo. Hay proyectos que están en el cajón, ese sobre la paz, por ejemplo. Está ahí, madurando, pero cuando llegue el momento lo haré.

No obstante, hablo bastante. Por ejemplo, el problema del bullismo con los chicos de la escuela: ¡Es un problema de violencia! Precisamente hablé a los jóvenes japoneses sobre este asunto. Es un problema que estamos tratando de ayudar a resolver con diversos programas educativos. Es un problema de violencia, y los problemas de violencia se deben afrontar.

Sin embargo, una encíclica sobre la violencia todavía no siento que está madura, ciertamente debo rezar mucho y buscar el camino.

Sobre la paz y las armas está ese dicho romano: ‘Si vis pacem para bellum’. Y ahí todavía no estamos maduros. Las organizaciones internacionales no se arriesgan, las Naciones Unidas no se arriesgan. Hacen muchas cosas, muchas mediaciones valiosas. Países como Noruega, por ejemplo, siempre dispuesto a mediar y a encontrar una salida para evitar la guerra.

Eso se está haciendo y a mí me agrada, pero es poco. Todavía se debe hacer más. Piense, sin ofender, en el Consejo de Seguridad: hay un problema con las armas, están todos de acuerdo para resolver ese problema para evitar un incidente bélico, todos votan que sí, uno con derecho a veto dice ‘no’ y todo se para.

He escuchado (no sé juzgar) que quizás las Naciones Unidas deberían dar un paso adelante renunciando en el Consejo de Seguridad al derecho a veto de algunas naciones. No soy un técnico en esto, pero lo he escuchado como una posibilidad. No sé qué decir, pero estaría bien que todos tuviesen el mismo derecho.

Pero en el equilibrio mundial hay asuntos que en este momento no se pueden juzgar. No obstante, todo lo que se haga para detener la producción de armas y detener las guerras y avanzar hacia la negociación, también con la ayuda de facilitadores e intermediadores, se debe hacer siempre, siempre. Y ofrecer resultados.

Algunos dicen poco, pero comencemos con poco y luego avancemos. El resultado de la negociación es resolver problemas. Por ejemplo, el caso de Ucrania y Rusia, no se habla de armas, pero ha habido una negociación para el intercambio de prisioneros. Eso es positivo: siempre es un paso para la paz.

Ahora hay un intercambio para pensar la planificación de un régimen de gobierno en Donbass y están discutiendo. Hace poco ha sucedido una cosa bella y fea. La fea es, debo decirlo, la hipocresía armamentística: países cristianos, o al menos de cultura cristiana, países europeos que hablan de paz y viven de las armas. Eso se llama hipocresía.

Es una parábola evangélica, Jesús la decía muchas veces en el capítulo 23 de Mateo. Acabar con esa hipocresía implica que una nación tenga la valentía de decir: ‘Yo no puedo hablar de paz porque mi economía gana mucho con la fabricación de armas’. Son cosas que, sin insultar ni ensuciar a esos países, sino hablando como hermanos.

La fraternidad humana. Detengámonos porque la cosa es fea. En un puerto, ahora no recuerdo bien, llegó un barco lleno de armas que debía traspasar las armas a un barco mayor con destino a Yemen (todos sabemos lo que sucede en Yemen. Los trabajadores del puerto dijeron ‘no’. Fueron valientes aquellos trabajadores. El barco regresó a su casa. Es un caso, pero nos muestra cómo se debe actuar en esto. Y la paz hoy es muy débil, muy débil. Pero no nos desanimemos.

Guenois, Jean-Marie: ¿Y la legítima defensa con las armas?

Papa Francisco: La hipótesis de la legítima defensa siempre permanece. También es una hipótesis que se contempla en la teología moral, pero como último recurso, último recurso con las armas. La legítima defensa con la diplomacia, con la mediación… Último recurso: legítima defensa, pero subrayando lo de último recurso. Estamos avanzando en un progreso ético y me gusta poner en cuestión todas estas cosas. Quiere decir que la humanidad avanza en el bien, no sólo en el mal.

Caricato, Cristiana (TV2000 – Italia): La gente lee que la Santa Sede adquirió inmuebles por cientos de millones de euros en el corazón de Londres y se queda un poco desconcertada por el uso que se da a las finanzas vaticanas, en particular cuando se implica al Óbolo de San Pedro. ¿Usted conocía estas operaciones? ¿Es correcto el uso que se está haciendo del Óbolo de San Pedro? Usted con frecuencia ha dicho que no se debe hacer dinero con el dinero, con frecuencia ha denunciado el uso indiscriminado de las finanzas, y en cambio luego vemos estas operaciones que también implican a la Santa Sede. Esto escandaliza. ¿Cómo ve usted este asunto?

Papa Francisco: Gracias. Primero, de la buena administración normal sale la suma del Óbolo, ¿y qué hago?, ¿la meto en el cajón? No, esa es una mala administración. Trato de hacer una inversión y cuando necesito dar, cuando se evalúan las necesidades de un año, ese capital no se devalúa, se mantiene o crece un poco. Esa es una buena administración. La administración del cajón es mala. Se debe buscar una buena administración o una buena inversión. ¿Claro?

También una inversión… Entre nosotros se dice ‘una inversión de viudas’, como hacen las viudas, dos o tres, cinco allá, si cae uno hay otro… Que no se arruinan, siempre a lo seguro y dentro de la moral.

Si haces una inversión con el Óbolo de San Pedro en una fábrica de armamento, el Óbolo entonces no es Óbolo. Si haces una inversión durante años sin tocar el capital, entonces no funciona. El Óbolo se debe gastar en un año o año y medio, hasta que llegue otra colecta que se hace mundialmente y esa es una buena administración, sobre seguro, y sí, se puede también comprar una propiedad, alquilarla, y luego venderla, pero sobre seguro, con todas las seguridades por el bien de la gente del Óbolo. Luego pasó aquello que pasó, un escándalo y han hecho cosas que no parecían limpias.

Pero la denuncia no vino de fuera. Aquella reforma de la metodología económica que ya había iniciado Benedicto XVI y fue el Revisor de Cuentas interno quien dijo: ‘Aquí hay algo feo, aquí hay algo que no funciona’. Y vino junto a mí y le dije: ‘¿Está usted seguro?’. ‘Sí. ¿Qué debo hacer?’. ‘Está la justicia vaticana, vaya donde ellos y haga la denuncia al Promotor de Justicia’.

Y en eso quedé contento porque se ve que la administración vaticana tiene recursos para aclarar las cosas feas que suceden dentro, como en este caso, que si no es el caso del inmueble de Londres, porque todavía esto no está claro, pero ahí había casos de corrupción.

El promotor ha estudiado el asunto, ha hecho consultas y ha visto que había un desequilibrio en el balance, y luego me pidió permiso para hacer las indagaciones. Y le dije: ‘¿Está claro eso?’. ‘Sí, hay una presunta corrupción en estos casos, debo hacer averiguaciones’. Y le he firmado las autorizaciones. Fue una investigación en cinco oficinas y, a día de hoy, si bien hay presunción de inocencia, hay capitales que no han sido bien administrados, también con corrupción.

Creo que en menos de un mes iniciaremos los interrogatorios de las cinco personas que han sido bloqueadas porque había indicios de corrupción. Usted podrá decirme, ‘¿entonces estos cinco son corruptos?’. No, la presunción de inocencia es una garantía para todos, un derecho humano, pero hay corrupción y se ve. Con la investigación se verá si son culpables o no.

Es una cosa fea y no es bonito que sucedan estas cosas en el Vaticano. Pero ha salido a la luz por medio de mecanismos internos que comienzan a funcionar cuando el Papa Benedicto los puso en marcha. Por esto, yo doy gracias a Dios, no de que salga la corrupción, sino de que el sistema de control del Vaticano funcione bien.

Pullella, Philip (Reuters): En las últimas semanas han surgido preocupaciones por lo que está sucediendo con las finanzas del Vaticano. Según algunos, hay una guerra interna sobre quién debe controlar el dinero. La mayor parte de los miembros del consejo de administración del AIF ha dimitido. El grupo Egmont suspendió al Vaticano de las comunicaciones seguras después de la redada del 1 de octubre. El director del AIF está todavía suspendido y aún no hay un revisor general. ¿Qué puede usted hacer o decir para garantizar a la comunidad internacional financiera y a los fieles en general que están llamados a contribuir al Óbolo de San Pedro de que el Vaticano no volverá a ser considerado un país que no es de fiar y que las reformas no se detendrán y que no se regresará a los hábitos del pasado?

Papa Francisco: El Vaticano ha dado pasos adelante en su administración. Por ejemplo, el IOR hoy tiene la aceptación de todos los bancos y puede actuar como la banca italiana, normal, cosa que hace un año no podía.

Hay progresos. Luego, el grupo Egmont: es algo no oficial, internacional, es un grupo que pertenece al AIF. El control internacional no depende del grupo Egmont. El grupo Egmont es un grupo privado que tiene su peso. Es un grupo privado. Moneyval hará la inspección. La ha programado para los primeros meses del próximo año y la hará. El director del AIF ha sido suspendido porque había sospecha de mala administración.

El presidente del AIF hizo fuerza con el grupo Egmont para retomar la documentación. Y eso la justicia no puede hacerlo. Ante esto, yo hice las consultas ante la magistratura, a un magistrado italiano de nivel: ‘¿Qué debo hacer?’. La justicia, ante una acusación de corrupción, es soberana en un país, es soberana, nadie puede inmiscuirse ahí, nadie puede decirle al grupo Egmont: ‘Vuestros papeles está aquí’. No, deben ser estudiados los papeles de aquello que parece una mala administración en el sentido de un mal control.

Fue la AIF la que, parece, no controló los delitos de los demás. Su deber era controlar. Espero que se pruebe que no es así, porque todavía hay presunción de inocencia. Pero por el momento, el magistrado es soberano porque debe estudiar cómo ha ido, porque al contrario un país tendría una administración superior que lideraría la soberanía del país.

El mandato del presidente del AIF concluía el 19. Lo llamé algunos días antes y él no se dio cuenta de que lo estaba llamando, y anuncié el 19 dejaba el puesto. Ya he encontrado al sucesor, un magistrado de altísimo nivel jurídico, económico, nacional e internacional, y a mi regreso tomará cargo del AIF y continuará así.

Habría sido un contrasentido que la Autoridad de control fuese soberana por encima del Estado. Es una cosa difícil de entender. Pero aquello que ha perturbado un poco es el grupo Egmont. Es privado. Ayuda mucho, pero no es la autoridad de control de Moneyval. Moneyval estudiará los números, los procedimientos, cómo ha actuado el promotor de justicia, estudiará como juez y los jueces han determinado el asunto.

Sé que en estos días comenzará, o ya ha comenzado, el interrogatorio de cinco que han sido suspendidos. No es fácil, pero no debemos ser ingenuos, no debemos ser esclavos. Alguno me ha dicho que con esto hemos tocado al grupo Egmont, la gente se asusta, hacemos un poco de terrorismo… Dejémoslo de parte.

Nosotros vamos adelante con la ley, con Moneyval, con el nuevo presidente del AIF. Y el director ha sido suspendido, quizás fuese inocente. Yo lo quisiera así porque es bueno que si una persona es inocente y no es culpable. Pero se ha hecho un poco de ruido con este grupo que no quería que se tocasen los papeles que pertenecían al grupo.

Pullella, Philip: ¿La gente puede estar tranquila? ¿Qué le puede decir a la gente?

Papa Francisco: Es la primera vez que en el Vaticano el caso se descubre desde dentro, no desde fuera. Desde fuera, muchas veces. Pero en esto el Papa Benedicto fue sabio, comenzó un proceso que ha madurado y ahora las instituciones…, está funcionando el revisor. De verdad, no quiero ofender al grupo Egmont, que hace mucho bien y ayuda, pero en este caso la soberanía pertenece al Estado, también la justicia es más soberana que el poder ejecutivo. No es fácil comprenderlo, pero os pido que comprendáis esta dificultad.

Juchem, Roland (CIC, Alemania)Santo Padre, en el vuelo de Bangkok a Tokio envió un telegrama a Carrie Lam (jefa ejecutiva) de Hong Kong. ¿Qué piensa de la situación ahí, con las manifestaciones y después de las elecciones municipales? ¿Y cuándo podemos acompañarlo a Pekín?

Papa Francisco: Los telegramas se mandan a todos los jefes de Estado, es una cosa automática, son hechos de saludo, y también un modo cortés de pedir permiso para sobrevolar su territorio. Esto no tiene un significado ni de condena ni de apoyo, es una cosa mecánica que todos los aviones hacen cuando técnicamente entran. Avisan: ‘Estamos entrando’, y nosotros lo hacemos con cortesía, saludamos. Esto no tiene algún valor en el sentido que usted pregunta, solo un valor de cortesía.

Sobre lo otro que me dice, qué cosa pienso. Pero no es solo Hong Kong, piensa en Chile, piensa en Francia, la democrática Francia, un año de chalecos amarillos, piensa en Nicaragua, piensa en los demás países latinoamericanos, Brasil, que tiene problemas y también cualquier país europeo. Es una cosa general.

¿Qué hace la Santa Sede con esto? Llama al diálogo, a la paz. Pero no es solo Hong Kong. Son varias cosas que tienen problemas que yo en este momento no soy capaz de valorar. Respeto la paz y pido la paz para todos estos países que tienen problemas. Problemas también hay en España, problemas así. Conviene relativizar las cosas y llamar al diálogo, a la paz, para que se resuelvan los problemas.

Juchem, Roland: ¿Y Pekín…?

Papa Francisco: Me gustaría ir Pekín, amo a China.

Alazraki, Valentina (Televisa – México): Papa Francisco, América Latina está en llamas. Hemos visto, después de Venezuela, en Chile las imágenes que no pensábamos de revivir después de Pinochet. Hemos visto la situación en Bolivia, Nicaragua, otros países. Violencia en las calles, muertos, heridos, iglesias también violadas. ¿Cuál es su análisis de lo que está sucediendo en estos países? La Iglesia, y usted personalmente como Papa latinoamericano, ¿puede hacer algo?, ¿está haciendo algo?

Papa Francisco: Alguien me ha dicho esto, pero se debe hacer un análisis: “La situación hoy en América Latina se asemeja a la de 1974-1980”. Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay con (Alfredo) Stroessner, creo que Bolivia también. Tenían la Operación Cóndor. En aquel momento se llamaba, pero una situación así en llamas. Pero no sé si es un problema que se asemeja al otro. De verdad en este momento no soy capaz de hacer un análisis total de esto. Es verdad que hay declaraciones no precisamente de paz.

Lo de Chile me asusta, porque Chile sale de un problema de abusos que nos ha hecho sufrir tanto. Y ahora regresa a un problema de este tipo que no comprendemos bien. Pero está en llamas, como usted dice. Y se debe buscar el diálogo y también el análisis. Todavía no he encontrado un análisis bien hecho sobre la situación en América Latina. Y también los gobiernos débiles, muy débiles, que no llegan a poner orden y paz. Y por esto ocurre esta situación.

Alazraki, Valentina: Evo Morales ha pedido su mediación, por ejemplo. Cosas concretas.

Papa Francisco: Sí, cosas concretas. Venezuela pidió la mediación y la Santa Sede ha estado siempre dispuesta. Hay una buena relación, nosotros estamos ahí presentes para ayudar cuando es necesario. Bolivia ha hecho algo de este tipo, aún no sé bien a través de cuál medio, pero también ha hecho un pedido a las Naciones Unidas que ha enviado sus delegados, también algunos países de la Unión Europea.

Chile no lo sé si ha hecho algún pedido de mediación internacional. Brasil ciertamente no, pero también ahí hay problemas. Cosa un poco extraña. No quisiera decir una palabra de más, porque no estoy en capacidad porque no he estudiado bien, porque sinceramente no comprendo bien el problema.

Pero aprovecho su pregunta. Han hablado poco de Tailandia y Tailandia es otra cosa, diferente de Japón, es otra cultura. Diferente. Una cultura de la trascendencia y también de belleza, diferente a la belleza de Japón. Una cultura, tanta pobreza y tanta riqueza espiritual.

Pero también hay un problema que lastima el corazón y que nos hace pensar en Grecia y los demás. Usted es una maestra en este problema de la explotación. Lo ha estudiado bien y su libro ha hecho tanto bien. En Tailandia, algunas cosas de Tailandia son duras, son difíciles por esto.

Pero está la Tailandia del sur, y está también la bella Tailandia del norte, donde no he podido ir, la Tailandia tribal, como existe la India del noreste tribal que tiene otra cultura. He recibido unas veinte personas de esa zona que son los primeros bautizados, que vinieron a Roma.

Una cultura diferente, esa cultura tribal que en India se conoce bien, pero en Tailandia todavía no se conoce bien, ¿no?, al norte. Hemos visto que Bangkok es una ciudad modernísima. Es una ciudad fuerte, grande, pero tiene problemas diferentes a los problemas de Japón, y tiene riquezas diferentes a las riquezas de Japón.

Pero los problemas de la explotación he querido subrayarlo. Y le agradezco a usted y su libro. Y también quisiera agradecer el libro verde de Franca. ¿Dónde está Giansoldati? Ah, está ahí. Dos mujeres que vienen en el vuelo que han hecho un libro, cada una, que tocan los problemas de hoy. El problema ecológico, el problema de la destrucción de la madre tierra, del ambiente. Y el problema de la explotación humana que usted ha tocado.

Se ve que las mujeres trabajan más que los hombres y son capaces. Gracias. Gracias a ambas por esta contribución, gracias. Y todavía llevo en el corazón la camisa de Rocío. No la olvido. Y a todos ustedes gracias. Gracias por hacer las preguntas directas, gracias. Esto hace bien, siempre hace bien. Recen por mí. Buen almuerzo. Gracias.

https://infovaticana.com/2019/11/26/rueda-de-prensa-del-papa-obolo-armas-nucleares-y-china/


Voces Católicas lanza un mensaje de paz para Chile: ‘Somos parte de la solución’

noviembre 12, 2019

.

La manifestaciones sociales de Chile han derivado en episodios de violencia

.

Voces Católicas lanza un mensaje de paz para Chile: ‘Somos parte de la solución’

Julio Pozo: ‘Los pequeños gestos de fraternidad son los que verdaderamente pueden cambiar el futuro’

En medio del complejo panorama económico y social que vive el pueblo chileno, Vatican News entrevistó a Julio Pozo, laico y portavoz de Voces Católicas, organización sin fines de lucro que trabaja al servicio de la Iglesia.

Voces Católicas propone “ver esta realidad desde la perspectiva de la fe”. “Nosotros somos parte de la solución de Chile”, explica nuestro entrevistado.

(Vatican News).- Son momentos convulsos los que está viviendo el pueblo chileno en estas últimas semanas en las que nuevos episodios de violencia y saqueos han sido los protagonistas en las calles del país.

Saqueo en la Parroquia de la Asunción

Unas manifestaciones que en su origen buscaban la reivindicación de una mayor igualdad económica y justicia social entre ciudadanos pero que se han ido deformando hasta convertirse en un pretexto para hacer uso deliberado de la agresividad callejera.

Así lo reflejó el incidente acaecido el viernes 8 de noviembre cuando, según fuentes locales e imágenes compartidas en las Redes Sociales de todo el mundo, un grupo de personas que se manifestaba contra el actual gobierno nacional asaltó la Parroquia de la Asunción en la ciudad de Santiago de Chile, para robar del interior los bancos de madera, confesionarios e imágenes religiosas con las que posteriormente armaron unas improvisadas barricadas.

Chile necesita la paz para poder funcionar

Una escena lamentable en la que también se incendió parte del mobiliario. En medio de este contexto Vatican News entrevistó a Julio Pozo, laico, chileno y portavoz de Voces Católicas: una organización sin fines de lucro que trabaja al servicio de los medios de comunicación y de la Iglesia.

“Estas manifestaciones comenzaron como pacíficas pero luego han terminado en saqueos, barricadas, cortes del tránsito y del transporte público”, explica Julio, asegurando que todo este panorama hace muy difícil que la gente pueda trabajar y vivir en armonía ya que “muchos compatriotas están asustados” al haber perdido sus fuentes de trabajo a causa de estos hechos violentos.

La violencia nunca es el camino de la reivindicación

“Todavía la tensión se mantiene -añade el portavoz de Voces Católicas- y esto es inquietante porque necesitamos cierto grado de paz para poder funcionar”.

Asimismo, Julio Pozo subraya que, si bien estas “demandas sociales son totalmente válidas” y vienen formulándose desde “tiempos pretéritos, por lo menos desde hace 40 años, desde que Chile cambió su modelo económico”, la violencia nunca es el camino acertado para ningún tipo de reivindicación.

Entrevista a Julio Pozo: “Ver la realidad desde la fe”

En este sentido, la organización Voces Católicas compuesta por laicos que profesan distintos carismas, desempeña un papel fundamental: escuchar y difundir las “voces” que reflejan cómo se ve la realidad desde la fe, “siempre asentados en Cristo”.

“Nosotros procuramos dar un mensaje de diálogo y de paz en la sociedad, buscando la justicia”, asevera Julio haciendo hincapié en que son muchos los desafíos para lograr un sistema social más justo. Uno de ellos sería aplicar al sistema actual los principios que propone la Doctrina Social de la Iglesia.

Mensaje de paz para el pueblo chileno

Por último, pedimos a nuestro entrevistado un mensaje de paz y esperanza para su pueblo: “a mis compatriotas chilenos les diría que no esperemos solamente a que haya una decisión por parte del gobierno para solucionar estos problemas, sino que nosotros unidos como pueblo tenemos que solucionarlos, ya que somos parte de la solución de Chile”.

Y en este punto, Julio lanza un llamamiento colectivo invitando a cada chileno a “procurar ser más justo en cualquier ambiente en el que se encuentre”, empezando por los hogares, las familias y los lugares de trabajo. Solo así se puede lograr una mayor justicia social generalizada, partiendo del cuidado y respeto por los pequeños gestos de fraternidad que son los que verdaderamente pueden cambiar el futuro de una nación.

https://www.religiondigital.org/america/Voces-Catolicas-mensaje-Chile-solucion_0_2176282367.html


A %d blogueros les gusta esto: