El maná de cada día, 1.8.17

agosto 1, 2017

Martes de la 17ª semana del Tiempo Ordinario

.

10-commandments

El Señor no las abrogó, sino que les dio ple­nitud

.

PRIMERA LECTURA: Éxodo 33, 7-11; 34, 5b-9. 28

En aquellos días, Moisés levantó la tienda de Dios y la plantó fuera, a distancia del campamento, y la llamó «tienda del encuentro».

El que tenía que visitar al Señor salía fuera del campamento y se dirigía a la tienda del encuentro. Cuando Moisés salía en dirección a la tienda, todo el pueblo se levantaba y esperaba a la entrada de sus tiendas, mirando a Moisés hasta que éste entraba en la tienda; en cuanto él entraba, la columna de nube bajaba y se quedaba a la entrada de la tienda, mientras él hablaba con el Señor, y el Señor hablaba con Moisés.

Cuando el pueblo vela la columna de nube a la puerta de la tienda, se levantaba y se prosternaba, cada uno a la entrada de su tienda. El Señor hablaba con Moisés cara a cara, como habla un hombre con un amigo. Después él volvía al campamento, mientras Josué, hijo de Nun, su joven ayudante, no se apartaba de la tienda. Y Moisés pronunció el nombre del Señor.

El Señor pasó ante él, proclamando: «Señor, Señor, Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia y lealtad. Misericordioso hasta la milésima generación, que perdona culpa, delito y pecado, pero no deja impune y castiga la culpa de los padres en los hijos y nietos, hasta la tercera y cuarta generación.»

Moisés, al momento, se inclinó y se echó por tierra.
Y le dijo: «Si he obtenido tu favor, que mi Señor vaya con nosotros, aunque ése es un pueblo de cerviz dura; perdona nuestras culpas y pecados y tómanos como heredad tuya.»

Moisés estuvo allí con el Señor cuarenta días con sus cuarenta noches: no comió pan ni bebió agua; y escribió en las tablas las cláusulas del pacto, los diez mandamientos.

SALMO 102, 6-7. 8-9. 10-11. 12-13

El Señor es compasivo y misericordioso.

El Señor hace justicia y defiende a todos los oprimidos; enseñó sus caminos a Moisés y sus hazañas a los hijos de Israel.

El Señor es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia; no está siempre acusando ni guarda rencor perpetuo.

No nos trata como merecen nuestros pecados ni nos paga según nuestras culpas. Como se levanta el cielo sobre la tierra, se levanta su bondad sobre sus fieles.

Como dista el oriente del ocaso, así aleja de nosotros nuestros delitos. Como un padre siente ternura por sus hijos, siente el Señor ternura por sus fieles.


Aclamación antes del Evangelio

La semilla es la palabra de Dios, el sembrador es Cristo; quien lo encuentra vive para siempre.


EVANGELIO: Mateo 13, 36-43

En aquel tiempo, Jesús dejó a la gente y se fue a casa.

Los discípulos se le acercaron a decirle: «Acláranos la parábola de la cizaña en el campo.»

Él les contestó: «El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del reino; la cizaña son los partidarios del Maligno; el enemigo que la siembra es el diablo; la cosecha es el fin del tiempo, y los segadores los ángeles.

Lo mismo que se arranca la cizaña y se quema, así será al fin del tiempo: el Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y arrancarán de su reino a todos los corruptores y malvados y los arrojarán al horno encendido; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga.»

.

EL TESTAMENTO DE DIOS

San Ireneo (Contra los herejes 4, 16, 2-5)

Moisés dice al pueblo en el Deuteronomio: El Señor, nuestro Dios, hizo alianza con nosotros en el Horeb; no hizo esa alianza con nuestros padres, sino con nosotros.

¿Por qué razón no la hizo con nuestros pa­dres? Porque la ley no ha sido instituida para el justo; y los padres eran justos, tenían la eficacia del decálogo inscrita en sus cora­zones y en sus almas, amaban a Dios, que los había creado, y se abstenían de la injusticia con respecto al prójimo: razón por la cual no había sido necesario amonestarlos con un texto de corrección, ya que la justicia de la ley la llevaban dentro de ellos.

Pero cuando esta justicia y amor hacia Dios cayeron en olvido y se extinguieron en Egipto, Dios, a causa de su mucha misericordia hacia los hombres, tuvo que manifestarse a sí mismo mediante la palabra.

Con su poder, sacó de Egipto al pueblo para que el hombre volviese a seguir a Dios; y afligía con prohibiciones a sus oyentes, para que nadie despreciara a su Creador.

Y lo alimentó con el maná, para que recibiera un alimento espiritual, como dice también Moisés en el Deuteronomio: Te alimentó con el maná, que tus padres no conocieron, para enseñarte que no sólo vive el hombre de pan, sino de todo cuanto sale de la boca de Dios.

Exigía también el amor hacia Dios e insi­nuaba la justicia que se debe al prójimo, para que el hombre no fuera injusto ni indigno para con Dios, preparando de antemano al hombre mediante el decálogo, para su amistad y la concordia que debe mantener con su prójimo; cosas todas provechosas para el hombre, sin que Dios necesitara para nada de él.

Efectivamente, todo esto glorificaba al hom­bre, completando lo que le faltaba, esto es la amistad de Dios, pero a Dios no le era de nin­guna utilidad, pues Dios no necesitaba del amor del hombre.

En cambio, al hombre le faltaba la gloria de Dios, y era absolutamente imposible que la alcanzara, a no ser por su empeño en agradarle. Por eso, dijo también Moisés al pueblo: Elige la vida, y viviréis tú y tu descendencia, amando al Señor, tu Dios, escuchando su voz, pegándote a él, pues él es tu vida y tus muchos años en la tierra.

A fin de preparar al hombre para semejante vida, el Señor dio, por sí mismo y para todos los hom­bres, las palabras del Decálogo: por ello estas palabras continúan válidas también para no­sotros, y la venida de la carne de nuestro Señor no las abrogó, antes al contrario les dio ple­nitud y universalidad.

En cambio, aquellas otras palabras que contenían sólo un significado de servidumbre, aptas para la erudición y el castigo del pueblo de Israel, las dio separadamente, por medio de Moisés, y solo para aquel pueblo, tal como dice el mismo Moisés: Yo os enseño los mandatos y decretos que me mandó el Señor.

Aquellos preceptos, pues, que fueron dados como signo de servidumbre a Israel han sido abrogados por la nueva alianza de libertad; en cambio, aquellos otros que forman parte del mismo derecho natural y son origen de libertad para todos los hombres, quiso Dios que encontraran mayor plenitud y universalidad, concediendo con largueza y sin límites que todos los hombres pudieran conocerlo como padre adoptivo, pudieran amarlo y pudieran seguir, sin dificultad, a aquél que es su Palabra.


Papa Francisco: De nuestros actos en biotecnología “deberemos responder ante Dios”

abril 10, 2017

.

Laboratorio de biotecnología y experimentación

.

Papa Francisco: De nuestros actos en biotecnología “deberemos responder ante Dios”

Por Miguel Pérez Pichel

.

VATICANO, 10 Abr. 17 / 05:00 am (ACI).- El Papa Francisco recordó a los científicos la necesidad de actuar con responsabilidad cuando se investiga en biotecnología. “El principio de responsabilidad es una función imprescindible de la acción humana. De nuestros actos y omisiones deberemos responder delante de nosotros mismos, delante de los demás y, finalmente, delante de Dios”, recordó.

En un discurso que pronunció ante miembros del Comité Nacional para la Bioseguridad, la Biotecnología y las Ciencias de la Vida, a los que recibió en audiencia en el Palacio Apostólico del Vaticano, el Santo Padre señaló que “la tecnología, aún más que la ciencia, pone en manos del hombre un poder enorme y creciente”.

Se trata de un poder que entraña riesgos, el más grave de los cuales es que “los ciudadanos, y a veces también aquellos que les representan y que les gobiernan, no adviertan plenamente la seriedad del desafío que presenta ese poder, la complejidad de los problemas que deben resolverse y el peligro de usar mal la potencia que la ciencia y la tecnología de la vida ponen en nuestras manos”.

Ese riesgo se incrementa cuando entran en juego los intereses económicos. “Cuando la interacción entre el poder tecnológico y el poder económico se hacen más estrechos, entonces los intereses pueden condicionar los estilos de vida y las orientaciones sociales en la dirección del beneficio de ciertos grupos industriales y comerciales, en detrimento de las poblaciones y de las naciones más pobres”.

“No es fácil conseguir una composición armoniosa entre las diferentes instancias científicas, productivas, éticas, sociales, económicas y políticas, promoviendo un desarrollo sostenible que respete la ‘casa común’”.

“Esta composición armoniosa –continuó el Pontífice– requiere humildad, valentía y apertura a confrontar entre las diferentes posiciones, en la certeza de que el testimonio que los hombres de ciencia dan de la verdad y del bien común, contribuyen a la maduración de la conciencia civil”.

En este sentido, Francisco advirtió que “la ciencia y la tecnología están hechas para el hombre y para el mundo, no el hombre y el mundo para la ciencia y la tecnología.”

Por ello, el Papa subrayó ante los presentes que “vuestra tarea no solo es promover el desarrollo armónico e integrado en la investigación científica y tecnológica que se preocupa por los procesos biológicos de la vida vegetal, animal y humana; a vosotros también se os pide predecir y prevenir las consecuencias negativas que pueda provocar un uso distorsionado de los conocimientos y habilidades de manipulación de la vida”, concluyó.


El maná de cada día, 24.2.17

febrero 24, 2017

Viernes de la 7ª semana del Tiempo Ordinario


11128524-reflejos-de-luz

Un amigo fiel es un refugio seguro, y quien lo encuentra ha encontrado un tesoro



PRIMERA LECTURA: Eclesiástico 6, 5-17

Una palabra amable multiplica los amigos y aleja a los enemigos, y la lengua afable multiplica los saludos.

Sean muchos los que estén en paz contigo, pero tus confidentes, solo uno entre mil.

Si haces un amigo, ponlo a prueba, y no tengas prisa en confiarte a él. Porque hay amigos de ocasión, que no resisten en el día de la desgracia.

Hay amigos que se convierten en enemigo, y te avergüenzan descubriendo tus litigios. Hay amigos que comparten tu mesa y no resisten en el día de la desgracia.

Cuando las cosas van bien, es como otro tú, e incluso habla libremente con tus familiares. Pero si eres humillado, se pone contra ti y se esconde de tu presencia.

Apártate de tus enemigos y sé cauto incluso con tus amigos.

Un amigo fiel es un refugio seguro, y quien lo encuentra ha encontrado un tesoro. Un amigo fiel no tiene precio y su valor es incalculable. Un amigo fiel es medicina de vida, y los que temen al Señor lo encontrarán.

El que teme al Señor afianza su amistad, porque, según sea él, así será su amigo.


SALMO 118, 12. 16. 18. 27. 34. 35

Guíame, Señor, por la senda de tus mandatos.

Bendito eres, Señor, enséñame tus decretos.

Tus decretos son mi delicia, no olvidaré tus palabras.

Ábreme los ojos, y contemplaré las maravillas de tu ley.

Instrúyeme en el camino de tus mandatos, y meditaré tus maravillas.

Enséñame a cumplir tu ley y a guardarla de todo corazón.

Guíame por la senda de tus mandatos, porque ella es mi gozo.


Aclamación antes del Evangelio: Jn 17, 17

Tu palabra, Señor, es verdad; santifícanos en la verdad.


EVANGELIO: Marcos 10, 1-12

En aquel tiempo, Jesús se marchó a Judea y a Transjordania; otra vez se le fue reuniendo gente por el camino y según su costumbre les enseñaba.

Acercándose unos fariseos, le preguntaban para ponerlo a prueba: «¿Le es lícito al hombre repudiar a su mujer?».

Él les replicó: «¿Qué os ha mandado Moisés?».

Contestaron: «Moisés permitió escribir el acta de divorcio y repudiarla».

Jesús les dijo: «Por la dureza de vuestro corazón dejó escrito Moisés este precepto. Pero al principio de la creación Dios los creó hombre y mujer. Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne. De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Pues lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre».

En casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo.

Él les dijo: «Si uno repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra la primera, Y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio».


El maná de cada día, 12.2.17

febrero 11, 2017

Domingo VI del Tiempo Ordinario, Ciclo A

.

philippe-de-champaigne-1602-1674-le-sermon-sur-la-montagne-e1388960440436

Antes pasarán el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta la última letra o tilde de la Ley

.
Antífona de entrada: Sal 30, 3-4

Sé la roca de mi refugio, Señor, un baluarte donde me salve, tú que eres mi roca y mi baluarte; por tu nombre dirígeme y guíame.


Oración colecta

Señor, tú que te complaces en habitar en los rectos y sencillos de corazón, concédenos vivir por tu gracia de tal manera que merezcamos tenerte siempre con nosotros. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.


PRIMERA LECTURA: Eclesiástico 15, 16-21

Si quieres, guardarás los mandatos del Señor, porque es prudencia cumplir su voluntad; ante ti están puestos fuego y agua: echa mano a lo que quieras; delante del hombre están muerte y vida: le darán lo que él escoja.

Es inmensa la sabiduría del Señor, es grande su poder y lo ve todo; los ojos de Dios ven las acciones, él conoce todas las obras del hombre; no mandó pecar al hombre, ni deja impunes a los mentirosos.


SALMO 118, 1-2. 4-5. 17-18. 33-34

Dichoso el que camina en la voluntad del Señor.

Dichoso el que, con vida intachable, camina en la voluntad del Señor; dichoso el que, guardando sus preceptos, lo busca de todo corazón.

Tú promulgas tus decretos para que se observen exactamente. Ojalá esté firme mi camino, para cumplir tus consignas.

Haz bien a tu siervo: viviré y cumpliré tus palabras; ábreme los ojos, y contemplaré las maravillas de tu voluntad.

Muéstrame, Señor, el camino de tus leyes, y lo seguiré puntualmente; enséñame a cumplir tu voluntad y a guardarla de todo corazón.


SEGUNDA LECTURA: 1 Corintios 2, 6-10

Hermanos: Hablamos, entre los perfectos, una sabiduría que no es de este mundo, ni de los príncipes de este mundo, que quedan desvanecidos, sino que enseñamos una sabiduría divina, misteriosa, escondida, predestinada por Dios antes de los siglos para nuestra gloria.

Ninguno de los príncipes de este mundo la ha conocido; pues, si la hubiesen conocido, nunca habrían crucificado al Señor de la gloria. Sino, como está escrito: «Ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni el hombre puede pensar lo que Dios ha preparado para los que lo aman.»

Y Dios nos lo ha revelado por el Espíritu. El Espíritu lo sondea todo, incluso lo profundo de Dios.


Aclamación antes del Evangelio: Mt 11, 25

Bendito seas, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has revelado los secretos del reino a la gente sencilla.


EVANGELIO: Mateo 5, 17-37

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«No creáis que he venido a abolir la Ley y los profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud.

Os aseguro que antes pasarán el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta la última letra o tilde de la Ley. El que se salte uno sólo de los preceptos menos importantes, y se lo enseñe así a los hombres será el menos importante en el reino de los cielos.

Pero quien los cumpla y enseñe será grande en el reino de los cielos. Os lo aseguro: Si no sois mejores que los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.

Habéis oído que se dijo a los antiguos: “No matarás”, y el que mate será procesado. Pero yo os digo: Todo el que esté peleado con su hermano será procesado. Y si uno llama a su hermano “imbécil”, tendrá que comparecer ante el Sanedrín, y si lo llama “renegado”, merece la condena del fuego.

Por tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda.

Con el que te pone pleito, procura arreglarte en seguida, mientras vais todavía de camino, no sea que te entregue al juez, y el juez al alguacil, y te metan en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último cuarto.

Habéis oído el mandamiento “no cometerás adulterio”. Pues yo os digo: El que mira a una mujer casada deseándola, ya ha sido adúltero con ella en su interior.

Si tu ojo derecho te hace caer, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en el infierno. Si tu mano derecha te hace caer, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero al infierno.

Está mandado: “El que se divorcie de su mujer, que le dé acta de repudio.” Pues yo os digo: El que se divorcie de su mujer, excepto en caso de impureza, la induce al adulterio, y el que se case con la divorciada comete adulterio.

Habéis oído que se dijo a los antiguos: “No jurarás en falso” y “Cumplirás tus votos al Señor”. Pues yo os digo que no juréis en absoluto: ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra, que es estrado de sus pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del Gran Rey. Ni jures por tu cabeza, pues no puedes volver blanco o negro un solo pelo. A vosotros os basta decir “sí” o “no”. Lo que pasa de ahí viene del Maligno.»


Antífona de comunión: Jn 3, 16

Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único, para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna.

.

LECTIO DIVINA, DOMINGO VI del TIEMPO ORDINARIO, CICLO A

Antes de abrir tu Biblia, abre tu corazón a la acción del Espíritu Santo.

Paso 1. Disponerse: Ponte en la presencia del Señor. Él te ha llamado, te espera. Míralo así: “Es Dios quien quiere hablar conmigo en la lectura”. El Espíritu es la fuerza del amor de Dios que nos revela a Jesús. Llámale con tus palabras y a tu modo, con mucha confianza: Ven, Espíritu Santo.

Mt 5,17-37

No creáis que he venido a abolir la Ley y los Profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud. En verdad os digo que antes pasarán el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta la última letra o tilde de la ley. El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes y se lo enseñe así a los hombres será el menos importante en el reino de los cielos. Pero quien los cumpla y enseñe será grande en el reino de los cielos. Porque os digo que si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.

Habéis oído que se dijo a los antiguos: “No matarás”, y el que mate será reo de juicio. Pero yo os digo: todo el que se deja llevar de la cólera contra su hermano será procesado. Y si uno llama a su hermano «imbécil», tendrá que comparecer ante el Sanedrín, y si lo llama «necio», merece la condena de la gehenna del fuego.

Por tanto, si cuando vas a presentar tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda. Con el que te pone pleito procura arreglarte enseguida, mientras vais todavía de camino, no sea que te entregue al juez y el juez al alguacil, y te metan en la cárcel. En verdad te digo que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último céntimo.

Habéis oído que se dijo: “No cometerás adulterio”. Pero yo os digo: todo el que mira a una mujer deseándola, ya ha cometido adulterio con ella en su corazón. Si tu ojo derecho te induce a pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en la gehenna. Si tu mano derecha te induce a pecar, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero a la gehenna.

Se dijo: “El que repudie a su mujer, que le dé acta de repudio”. Pero yo os digo que si uno repudia a su mujer —no hablo de unión ilegítima— y se casa con otra, comete adulterio.

También habéis oído que se dijo a los antiguos: “No jurarás en falso” y “Cumplirás tus juramentos al Señor”. Pero yo os digo que no juréis en absoluto: ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra, que es estrado de sus pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del Gran Rey. Ni jures por tu cabeza, pues no puedes volver blanco o negro un solo cabello. Que vuestro hablar sea sí, sí, no, no. Lo que pasa de ahí viene del Maligno.

.

Paso 2. Leer: Busca el sentido de cada frase. ¿Qué sabes de la importancia de la ley para los judíos? ¿A qué te suena la expresión: “Pues yo os digo…”? ¿Ves que Jesús pide llegar más allá de la letra de la ley?

Paso 3. Escuchar: Busca un mensaje del texto para tu vida, tal como estás ahora. Libérate de prejuicios. Estrena una mente amplia, acogedora, dócil. Deja que las palabras resuenen en tu interior. ¿Cuál es la frase o expresión que más te llega del texto? ¿Qué es el reino de los cielos para Jesús: un lugar o una forma de vida? ¿Y a ti cómo te afectan estas palabras?

Paso 4. Orar: ¿Qué te hace decir al Señor esta lectura? Deja que las palabras resuenen en tu interior. ¿Qué te revela el Espíritu en tu interior? Háblale a Jesús con confianza del reino en la tierra. Háblale de tus dificultades para acogerlo y llevarlo a los demás. Habla con Dios, desde el fondo de tu corazón, sobre lo que te ha llegado de esta lectura.

Paso 5. Vivir: ¿A qué te mueve esta lectura? ¿A vivir de otra manera? ¿Qué tiene que ver el reino con la gente que te rodea, con los tuyos?

Inspirado en: http://semillas-edit.es/

.

No creáis que he venido a abolir la Ley y los Profetas

S.S. Benedicto XVI. Ángelus del domingo 13 de febrero de 2011

Queridos hermanos y hermanas:

En la Liturgia de este domingo prosigue la lectura del llamado «Sermón de la montaña» de Jesús, que comprende los capítulos 5, 6 y 7 del Evangelio de Mateo. Después de las «bienaventuranzas», que son su programa de vida, Jesús proclama la nueva Ley, su Torá, como la llaman nuestros hermanos judíos.

En efecto, el Mesías, con su venida, debía traer también la revelación definitiva de la Ley, y es precisamente lo que Jesús declara: «No creáis que he venido a abolir la Ley y los Profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud».

Y, dirigiéndose a sus discípulos, añade: «Si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos» (Mt 5, 17.20). Pero ¿en qué consiste esta «plenitud» de la Ley de Cristo, y esta «mayor» justicia que él exige?

Jesús lo explica mediante una serie de antítesis entre los mandamientos antiguos y su modo de proponerlos de nuevo. Cada vez comienza diciendo: «Habéis oído que se dijo a los antiguos…», y luego afirma: «Pero yo os digo…». Por ejemplo: «Habéis oído que se dijo a los antiguos: “No matarás”; y el que mate será reo de juicio. Pero yo os digo: “todo el que se deja llevar de la cólera contra su hermano será procesado”» (Mt 5, 21-22). Y así seis veces.

Este modo de hablar suscitaba gran impresión en la gente, que se asustaba, porque ese «yo os digo» equivalía a reivindicar para sí la misma autoridad de Dios, fuente de la Ley.

La novedad de Jesús consiste, esencialmente, en el hecho de que él mismo «llena» los mandamientos con el amor de Dios, con la fuerza del Espíritu Santo que habita en él. Y nosotros, a través de la fe en Cristo, podemos abrirnos a la acción del Espíritu Santo, que nos hace capaces de vivir el amor divino.

Por eso todo precepto se convierte en verdadero como exigencia de amor, y todos se reúnen en un único mandamiento: ama a Dios con todo el corazón y ama al prójimo como a ti mismo. «La plenitud de la Ley es el amor», escribe san Pablo (Rm 13, 10).

Ante esta exigencia, por ejemplo, el lamentable caso de los cuatro niños gitanos que murieron la semana pasada en la periferia de esta ciudad, en su chabola quemada, impone que nos preguntemos si una sociedad más solidaria y fraterna, más coherente en el amor, es decir, más cristiana, no habría podido evitar ese trágico hecho.

Y esta pregunta vale para muchos otros acontecimientos dolorosos, más o menos conocidos, que acontecen diariamente en nuestras ciudades y en nuestros países.

Queridos amigos, quizás no es casualidad que la primera gran predicación de Jesús se llame «Sermón de la montaña». Moisés subió al monte Sinaí para recibir la Ley de Dios y llevarla al pueblo elegido. Jesús es el Hijo de Dios que descendió del cielo para llevarnos al cielo, a la altura de Dios, por el camino del amor.

Es más, él mismo es este camino: lo único que debemos hacer es seguirle, para poner en práctica la voluntad de Dios y entrar en su reino, en la vida eterna.

Una sola criatura ha llegado ya a la cima de la montaña: la Virgen María. Gracias a la unión con Jesús, su justicia fue perfecta: por esto la invocamos como Speculum iustitiae.

Encomendémonos a ella, para que guíe también nuestros pasos en la fidelidad a la Ley de Cristo.

http://www.vatican.va


El maná de cada día, 8.2.17

febrero 8, 2017

Miércoles de la 5ª semana de Tiempo Ordinario

.

humble-prayer

Crea en mí, Señor, un corazón puro



PRIMERA LECTURA: Génesis 2, 4b-9. 15-17

Cuando el Señor Dios hizo tierra y cielo, no había aún matorrales en la tierra, ni brotaba hierba en el campo, porque el Señor Dios no había enviado lluvia sobre la tierra, ni había hombre que cultivase el campo. Sólo un manantial salta del suelo y regaba la superficie del campo.

Entonces el Señor Dios modeló al hombre de arcilla del suelo, sopló en su nariz un aliento de vida, y el hombre se convirtió en ser vivo.

El Señor Dios plantó un jardín en Edén, hacia oriente, y colocó en él al hombre que había modelado.

El Señor Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles hermosos de ver y buenos de comer; además, el árbol de la vida, en mitad del jardín, y el árbol del conocimiento del bien y el mal.

El Señor Dios tomó al hombre y lo colocó en el jardín de Edén, para que lo guardara y lo cultivara.

El Señor Dios dio este mandato al hombre: “Puedes comer de todos los árboles del jardín; pero del árbol del conocimiento del bien y el mal no comas; porque el día en que comas de él, tendrás que morir.”


SALMO 103, 1-2a. 27-28. 29be-30

Bendice, alma mía, al Señor.

Bendice, alma mía, al Señor, ¡Dios mío, qué grande eres! Te vistes de belleza y majestad, la luz te envuelve como un manto.

Todos ellos aguardan a que les eches comida a su tiempo: se la echas, y la atrapan; abres tu mano, y se sacian de bienes.

Les retiras el aliento, y expiran, y vuelven a ser polvo; envías tu aliento, y los creas, y repueblas la faz de la tierra.


Aclamación antes del Evangelio: Jn 17, 17b.a

Tu palabra, Señor, es verdad; conságranos en la verdad.


EVANGELIO: Marcos 7, 14-23

En aquel tiempo, llamó Jesús de nuevo a la gente y les dijo: «Escuchad y entended todos: Nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre. El que tenga oídos para oír, que oiga.»

Cuando dejó a la gente y entró en casa, le pidieron sus discípulos que les explicara la parábola.

Él les dijo: «¿Tan torpes sois también vosotros? ¿No comprendéis? Nada que entre de fuera puede hacer impuro al hombre, porque no entra en el corazón, sino en el vientre, y se echa en la letrina.»

Con esto declaraba puros todos los alimentos.

Y siguió: «Lo que sale de dentro, eso sí mancha al hombre. Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro.»


.

De la frivolidad en el hablar, líbrame Jesús

Cuánta superficialidad en nuestro hablar. Cuánta apariencia, y hasta mentira, escondemos, a veces, detrás de la amabilidad de nuestras palabras o de la cortesía en nuestro trato. No es cuestión de buena educación; es, sobre todo, cuestión de cuidar la caridad con el otro en aquello que decimos, opinamos o pensamos de él, por respeto a su dignidad y por amor a Cristo, que está presente en él.

No tenemos reparo en desplumar la gallina, en dejar títere sin cabeza, en indagar en la vida del otro hasta llegar a su primera papilla, con tal de dar cuerda al desorden de la curiosidad. Podemos convertir nuestros ambientes de trabajo, de apostolado, de parroquia, en patios de corralas, en los que todos saben todo de todos. Parece que, en nombre del Evangelio, tenemos derecho a saber y contar la última novedad en cotilleo y en chismes, por el cierto prestigio que eso parece darnos ante los demás.

Hemos de contemplar más el silencio de Jesús. Silencio de la Palabra hecha carne en Belén. Silencio en los largos años de la vida oculta de Nazaret. Silencio, sobre todo, en la Cruz, en donde sólo habló su amor al Padre y a todos los hombres.

Pero hemos de contemplar también su modo de hablar. Algo había en su palabra que atraía irresistiblemente a las multitudes. Aquel trato tan exquisito en detalles de caridad, aquella cercanía tan respetuosa con todos, aquella mirada tan veraz y sincera, que envolvía a los que se le acercaban, hacía creíble su mensaje de misericordia incondicional a todo hombre.

No quieras ser tú de los que entretienen su entrega a Dios con el trajín de dímes y diretes que a todos gusta. No caigas en la sutil tentación de halagar inútilmente tu curiosidad con el ruido de los chismes y cotilleos que otros te cuentan, porque cualquier día recogerás tú las plumas que otro te quitó.

http://www.mater-dei.es


Los “ideólogos” de la teoría o ideología de género al descubierto.

febrero 3, 2017

.

Imagen

Imagen que aparece en un folleto que difunde la ideología de género, Gobierno de México

.

Los “ideólogos” de la teoría o ideología de género al descubierto. Un resumen de esa chusma degenerada

¿Quienes han sido los “ideólogos” de la “Teoria de Género”?, ¿cómo ha sido su vida personal?

Exponemos una breve reseña de los más significativos (y animamos a ampliar el tema con otras lecturas):

Simone de Beauvoir: Feminista radical partidaria del amor libre y del aborto, atea militante, escandalosa, alternativamente heterosexual o lesbiana, “comprometida” con el socialismo y con todas las causas “progresistas” y transgresoras.

Su vida estuvo subordinada a su amante J. P. Sartre. Su libro “El segundo sexo” (1949) constituye el inicio del pensamiento feminista radical de la igualdad.

Alfred Kinsey: Figura central de la revolución sexual del s. XX. Construyó una utopía sexual dando rienda suelta a todo tipo de perversiones. La homosexualidad se extendió a todo su entorno así como prácticas pedófilas y zoológicas.

Utilizó métodos fraudulentos para “demostrar” que la homosexualidad era algo normal en la sociedad, afirmando que al menos el 10% de la población lo era (en España este dato falso se utilizó para justificar la implantación del “matrimonio” homosexual). Fue un masturbador compulsivo con tendencia al bestialismo y un pederasta confeso.

Wilhelm Reich: Desarrolló un particular odio a la familia como proyección de la angustia que sentia por la suya. Su objetivo fue la destrucción de la moralidad, la familia y toda forma de represión. Practicaba el bestialismo con los animales de la granja familiar y era un asiduo de los burdeles.

En su clínica psicoanalítica de Berlin se practicaban todas las perversiones sexuales. Murió en un hospital psiquiátrico donde fue diagnosticado de paranoia y esquizofrenia.

Michael Foucault: Filósofo francés y quizá el pensador más influyente en todos los movimientos de la ideología de género, referente intelectual de homo, bi, transexuales y lesbianas. Sadomasoquista homosexual y drogadicto, intentó suicidarse en varias ocasiones. Murió de sida en 1984.

Margaret Sanger: Fundadora del lobby abortista más importante del mundo: PlannedPerenthood. Se entregó al goce sexual tan obsesivamente que se desentendió de sus hijos. Terminó sus dias en un delirio alcohólico internada en una clínica.

Margaret Mead: Bisexual y partidaria del amor libre. Declaró que la heterosexualidad rígida es una perversión de la naturaleza. Fue una de las pioneras del aborto en EEUU así como del amor libre, de la lucha contra el matrimonio monogámico, del divorcio y de la liberación sexual de los niños.

Su frase “Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos reflexivos y comprometidos puede cambiar el mundo” es uno de los lemas de Hazte Oir.

Shulamith Firestone: Su objetivo prioritario ha sido suprimir la familia. Partidaria de la emancipación sexual de la infancia. La maternidad representa (según ella) “la opresión radical que sufre la mujer”, “la servidumbre reproductiva determinada por la biología”.

Su obra más conocida es: “La dialéctica del sexo” (1970) en la que sustituye la lucha de clases por la lucha de sexos. Esta degenerada, es otra firme defensora de la pederastia, el incesto y la supresión de la familia: “Lo que hace a la mujer un sexo oprimido es la maternidad, una servidumbre reproductiva determinada por la biología”.

La familia es la causa de la existencia del tabú del incesto, el auténtico origen de la represión sexual percibida por el niño desde la infancia. Bastará por tanto con eliminar la familia biológica para eliminar el tabú del incesto, y en consecuencia inhibir los instintos reprimidos, o las pulsiones básicas de placer, que oprimen a los individuos y a la sociedad. La represión sexual precoz es el mecanismo básico en la construcción de las estructuras de poder, que sostienen la servidumbre política, ideológica y económica que sufren las mujeres

Está recluida en una clínica psiquiátrica por una enfermedad cerebral.

Kate Millett: Maoista casada con un japonés y posteriormente lesbiana. En su libro “Política sexual” (1969) expone todos los aspectos relacionados con el sexo, transmitiendo el mensaje de que la mujer está universalmente oprimida y explotada por el hombre.

Firme defensora de la pederastia infantil: “Uno de los derechos esenciales de los niños es el de expresarse sexualmente, probablemente entre ellos en un principio, pero también con los adultos. Puede existir una relación erótico-amorosa entre un niño y un hombre y entre una niña y una mujer

Ingresada en una institución psiquiátrica por deterioro mental.

Germaine Greer: Autora de “La mujer eunuco” (1970) en la que absolitiza el valor del orgasmo, denuncia la conduta sexual insatisfactoria y pasiva de las mujeres. Defensora (inicialmente) de la homosexualidad y el lesbianismo, en su última obra “Sexo y destino” sus convicciones feministas cambian y llega a defender la maternidad, el control del cuerpo e incluso la castidad.

Sin embargo, no ocultaba una de las finalidades de su pensamiento radical como es hacer de la familia tradicional un objetivo a abatir: “La revolución sexual debe consistir en romper las relaciones socialmente legitimadas como el matrimonio; la mujer debe ser autosuficiente y evitar de manera deliberada establecer dependencias exclusivas.”

Philip Pettit: Profesor de la Universidad de Princeton (EEUU) y líder del movimiento (autodenominado) “republicanismo cívico” (que trata de llevar a la humanidad al estado de “no dominación”), es el “ideólogo de cabecera” del nefasto e incompetente político español Rodríguez Zapatero. Es el ideólogo de la paridad y el género (que ha “iluminado” a Zapatero en sus absurdas y sectarias políticas sociales).

Según Pettit, el ejemplo más claro de las dominaciones que sufrimos es la identidad sexual. Por tanto: nada de sexos, sino géneros definidos a voluntad. La libertad, según este movimiento, es el valor más importante (de ahí la frase de Zapatero a las juventudes de su partido: “… la libertad os hará verdaderos”).

Lecturas recomendadas:

  • La ideología de género (libro). J. Trillo-Figueroa. Ed. Libroslibres, 2009 (recomendación preferente)
  • Semanario ALBA (www.albadigital.es): 31-12-2010 y 21-1-2011 (recomendación preferente)
  • Mujer y Varón (libro). P. Martínez Peroni (coordinadora). Ed. Ciudadela, 2008
  • En torno a la ideología de género. En defensa de la familia (libro). B. Blanco. Ed. Espasa, 2010
  • Semanario Alfa y Omega (www.alfayomega.es): 26-11-2009

https://ifvmes.wordpress.com/2013/10/25/los-idelogos-de-la-teora-de-gnero-al-descubierto-un-resumen-de-esa-chusma-degenerada/

(http://www.actuall.com/familia/las-siete-verdades-desmienten-los-mitos-la-ideologia-genero/)


Debate sobre pornografía: el proyecto Lescano al desnudo

enero 5, 2017

.

yonhy

El congresista Yonhy Lescano, autor y promotor de este proyecto de Ley

.

Congresista plantea prohibir la difusión de pornografía en la web. Expertos creen que plan no tiene sustento legal ni médico

Por Fernando Alayo Orbegozo

.

“Una generación sin pornografía se dedicará más al deporte y al estudio”.

De esta manera, el congresista Yonhy Lescano (Acción Popular) defiende el proyecto de ley –que presentó el pasado 21 de diciembre– para restringir en nuestro país el acceso a los contenidos pornográficos a través de Internet.

Según la iniciativa legal 00825-2016, con la prohibición de la pornografía en páginas web y otras plataformas virtuales se evitará “una afectación a la salud mental y a la educación sexual de las personas”, así como “un factor que incentiva los delitos sexuales”.

El documento fue ingresado a las comisiones de Transportes y Comunicaciones, y de Mujer y Familia el 26 de diciembre, aunque recién podría ser debatido en la próxima legislatura, que comienza en marzo.

—Sobre la salud mental—

En la exposición de motivos de su proyecto de ley, Lescano argumenta que prohibir la pornografía en Internet era “una necesidad” para la protección del desarrollo físico y mental de los peruanos. Asimismo, indica que estos contenidos generan adicción y conductas agresivas, entre otras patologías psicológicas. Sin embargo, no cita ningún estudio que avale tales afirmaciones.

Para Humberto Castillo, ex director del Instituto Nacional de Salud Mental, atribuir a la pornografía el origen de algunas conductas patológicas es un exceso. “Este tipo de contenidos podría limitar a una persona en su desarrollo emocional, pero para ello deben existir condiciones previas como la ansiedad o la depresión. La pornografía en sí misma no genera adicción ni una conducta violenta”, agrega.

En la misma línea está Ricardo Bustamante, presidente de la Asociación Psiquiátrica Peruana, quien indica que no existen fuentes científicas que demuestren de manera concluyente lo expuesto por el congresista Lescano.

Consultado al respecto por El Comercio, Lescano dice: “No necesito consultar a los psiquiatras. Solo me basta con pasear por las calles para ver cómo están los niños, las generaciones. Voy a las cabinas de Internet para ver la realidad [sobre los efectos de la pornografía]”.

—Sobre el aspecto legal—

En los artículos 2 y 3 de su proyecto de ley, Lescano plantea que las empresas proveedoras del servicio de Internet instalen bloqueadores que impidan la visualización de páginas web con contenido pornográfico. De incumplirlo, no podrían renovar sus autorizaciones en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

El parlamentario cita como ejemplo el caso de Corea del Sur, donde el gobierno obliga al proveedor de servicios de Internet a bloquear el acceso a contenidos pornográficos, de violencia sexual o de acoso cibernético.

Víctor García Toma, ex presidente del Tribunal Constitucional, considera que aplicar esa disposición sería complicado, ya que se requerirá de alguna entidad estatal para determinar qué contenido es pornográfico o no. “El gran problema es que un adulto tiene todo el derecho de consumir estos contenidos si así lo desea”, dice.

Para el constitucionalista Samuel Abad, la propuesta de Lescano pretende “una regulación estatal desproporcionada”, la cual vulneraría la libertad individual. “Si se quiere proteger a los menores de edad, hay un marco legal vigente”, agrega.

Actualmente, las leyes 28119 y 29139 prohíben el acceso de menores a páginas web con contenido pornográfico en las cabinas de Internet, y obliga a sus administradores a instalar bloqueadores. También está la Ley de Delitos Informáticos, que establece penas de hasta 15 años para quienes exhiban o fabriquen material con pornografía infantil.

Según dice Lescano a El Comercio, este marco legal “no ha detenido ningún delito”, y asegura que sí lo lograría su proyecto de ley a través de una restricción definitiva del contenido pornográfico en Internet.

—Datos—

46% de la población de 6 y más años de edad tiene acceso a Internet en el Perú, según estadísticas del INEI (a marzo del 2016).

69% de los usuarios peruanos de Internet confía en este medio de información, de acuerdo a una encuesta de GfK (de octubre del 2015).

http://elcomercio.pe/sociedad/peru/debate-sobre-pornografia-proyecto-lescano-al-desnudo-noticia-1958097