Venezuela: El Papa pide oración y reconciliación

febrero 26, 2014

.

Oremos por Venezuela, por la paz y reconciliación

Oremos por Venezuela, por la paz y reconciliación

.

Venezuela: Papa Francisco clama por la paz y concordia para la Nación.

.

VATICANO, 26 Feb. 14 / 10:21 am (ACI/EWTN Noticias).- Desde la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el Papa Francisco hizo llegar hoy su cercanía al pueblo de Venezuela, al transmitir su preocupación por los sucesos violentos en el país a raíz de las protestas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro y los enfrentamientos que ya cobraron al menos la vida de 16 personas.

El Pontífice hizo un apremiante llamado a la oración, para que cese de inmediato la violencia, y pidió a los responsables políticos e institucionales que “no escatimen esfuerzos para favorecer la reconciliación nacional, a través del perdón mutuo y el diálogo”.

El pedido del Santo Padre está en línea con lo solicitado por los obispos venezolanos que, desde el inicio de las manifestaciones y de la violenta represión, han instado a todos los actores a dialogar para superar el conflicto con la verdad para lograr la paz.

Este miércoles en Caracas se realiza una marcha de mujeres que sale desde la Conferencia Episcopal Venezolana. Entre las participantes está “la madre de Génesis Carmona, la estudiante de 22 años y Miss Carabobo que fue asesinada en Valencia”.

“Anoche hubo saqueos en Valencia y Maracay, y en Maracay murió un muchacho de un disparo esta madrugada”, dijo una fuente cercana a ACI Prensa que se mantiene en el anonimato por razones de seguridad.

“El país está revuelto. Maduro decretó días no laborables el jueves y el viernes para que la gente se vaya a disfrutar un carnaval largo. Y el miércoles se cumple un año de la muerte de Hugo Chávez por lo que ese día seguro no habrá trabajo tampoco”, agregó.

“Maduro ha salido en cadena nacional cantando y bailando mientras las madres están enterrando a sus hijos. Ayer en Táchira murió otro joven”, relató. Estos hechos fueron criticados por la población, que rechazó la actitud de Maduro de festejar en medio de las protestas.

Los estudiantes, indicó la fuente, “ya tienen planificadas protestas y movilizaciones en todo el país. No se cansan, están dando una muestra admirable de amor por su Patria y de la defensa de sus derechos”.

El clamor del Papa

El Santo Padre dijo hoy que sigue

“con particular preocupación lo que está sucediendo en estos días en Venezuela. Anhelo vivamente que cesen cuanto antes las violencias y hostilidades y que todo el pueblo venezolano, empezando por los responsables políticos e institucionales, no escatimen esfuerzos para favorecer la reconciliación nacional, a través del perdón mutuo y del diálogo sincero, en el respeto de la verdad y de la justicia, capaz de afrontar temas concretos para el bien común”.

Tras la catequesis de la audiencia general, el Papa Francisco dijo además que

“al tiempo que aseguro mi constante y ferviente oración, especialmente por aquellos que perdieron la vida en los enfrentamientos y por sus familiares, invito a todos los creyentes a elevar súplicas a Dios, por la intercesión materna de Nuestra Señora de Coromoto, para que el país vuelva a encontrar pronto la paz y la concordia”.

 

Anuncios

El maná de cada día, 26.2.14

febrero 26, 2014

Miércoles de la 7ª semana del Tiempo Ordinario

El que no está contra nosotros está a favor nuestro

El que no está contra nosotros está a favor nuestro

.

PRIMERA LECTURA: Santiago 4, 13-17

Vosotros decís: «Mañana o pasado iremos a esa ciudad y pasaremos allí el año negociando y ganando dinero».

Y ni siquiera sabéis qué pasará mañana. Pues, ¿qué es vuestra vida? Una nube que aparece un momento y en seguida desaparece.

Debéis decir así: «Si el Señor lo quiere y vivimos, haremos esto o lo otro.» En vez de eso, no paráis de hacer grandes proyectos, fanfarroneando; y toda jactancia de ese estilo es mala cosa.

Al fin y al cabo, quien conoce el bien que debe hacer y no lo hace es culpable.


SALMO 48,2-3.6-7.8-10.11

Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Oíd esto, todas las naciones; escuchadlo, habitantes del orbe: plebeyos y nobles, ricos y pobres.

¿Por qué habré de temer los días aciagos, cuando me cerquen y acechen los malvados, que confían en su opulencia y se jactan de sus inmensas riquezas?

Si nadie puede salvarse ni dar a Dios un rescate. Es tan caro el rescate de la vida, que nunca les bastará para vivir perpetuamente sin bajar a la fosa.

Mirad: los sabios mueren, lo mismo que perecen los ignorantes y necios, y legan sus riquezas a extraños.


Aclamación antes del Evangelio: Jn 14, 6

Yo soy el camino, y la verdad, y la vida -dice el Señor-; nadie va al Padre, sino por mí.


EVANGELIO: Marcos 9, 38-40

En aquel tiempo, dijo Juan a Jesús: «Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros.»

Jesús respondió: «No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro.»


.

DEL ORGULLO DE IMPONER MI CRITERIO, LÍBRAME, JESÚS

Nuestro egoísmo y nuestro «yo» soberbio nos hacen vivir en la tiranía de nuestro propio criterio. Imponemos nuestra forma de ver las cosas, nuestra opinión, nuestros planes, sólo porque necesitamos reafirmar ante los demás eso que, en el fondo, sabemos que no somos.

A veces, incluso, ayudamos a imponer el criterio que más nos conviene o interesa, según la lógica de las componendas humanas, sólo porque así no nos arriesgamos a quedar mal ante nadie.

Cuántas veces escondemos la verdad de las cosas o de las personas, incluso en nombre del Evangelio, por conseguir esos intereses personales que tanto nos benefician ante los hombres, o por entrar en el juego de las políticas humanas.

Nos cuesta mucho escuchar a otros, contrastar con ellos esa idea, o ese parecer, que, por ser mío, siempre me parecerá el mejor y el que ha de imponerse a otros.

Entre las cosas que más nos enamoran de Cristo está su deseo de agradar siempre al Padre, viviendo sólo para hacer su voluntad. Siendo Dios, no impuso la Verdad sino con la fuerza del amor, humillando su propio criterio y voluntad hasta el extremo de la Cruz.

No llegarás muy lejos, ni en las cosas de los hombres, ni en las cosas de Dios, si haces de tu propio juicio el pedestal sobre el que asentar tu propio monumento.

Entras en la lógica de la insatisfacción y la infelicidad cuando haces de tu soberbio «yo» el bastón sobre el que apoyar tus pasos.

Quizá los demás terminen haciendo lo que tú digas, te alaben por tus brillantes ideas, o se inclinen contentos ante tus insuperables ocurrencias, porque también a ellos les beneficia tu parecer; pero, corres el riesgo de quedarte solo, acompañado sólo por la ponzoña de tu egoísmo altivo, cuando ellos encuentren a otro que les ofrezca halagos mejores y mayores.

Lañas diarias www.mater-dei.es


A %d blogueros les gusta esto: