Maná y Vivencias Cuaresmales (38), 3.4.20

abril 3, 2020

Viernes de la 5ª semana de Cuaresma

.

En el peligro invoqué al Señor, y me escuchó
En el peligro invoqué al Señor, y me escuchó.


Antífona de entrada: Salmo 30, 10. 16.18

Ten piedad de mí, Señor, porque estoy angustiado; líbrame del poder de mis enemigos y de aquellos que me persiguen. Señor, que no me avergüence de haberte invocado.

Oración colecta

Perdona las culpas de tu pueblo, Señor, y que tu amor y tu bondad nos libren del poder del pecado, al que nos ha sometido nuestra debilidad. Por nuestro Señor Jesucristo.

PRIMERA LECTURA: Jeremías 20, 10-13

Oía el cuchicheo de la gente: «Pavor en torno; delatadlo, vamos a delatarlo.» Mis amigos acechaban mi traspié: «A ver si se deja seducir, y lo abatiremos, lo cogeremos y nos vengaremos de él.»

Pero el Señor está conmigo, como fuerte soldado; mis enemigos tropezarán y no podrán conmigo. Se avergonzarán de su fracaso con sonrojo eterno que no se olvidará. Señor de los ejércitos, que examinas al justo y sondeas lo íntimo del corazón, que yo vea la venganza que tomas de ellos, porque a ti encomendé mi causa.

Cantad al Señor, alabad al Señor, que libró la vida del pobre de manos de los impíos.

SALMO 17, 2-3a.3bc-4.5-6.7

En el peligro invoqué al Señor, y me escuchó.

Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza; Señor, mi roca, mi alcázar, mi libertador.

Dios mío, peña mía, refugio mío, escudo mío, mi fuerza salvadora, mi baluarte. Invoco al Señor de mi alabanza y quedo libre de mis enemigos.

Me cercaban olas mortales, torrentes destructores me aterraban, me envolvían las redes del abismo, me alcanzaban los lazos de la muerte.

En el peligro invoqué al Señor, grité a mi Dios. Desde su templo él escuchó mi voz, y mi grito llegó a sus oídos.

Aclamación antes del Evangelio: Juan 6, 63. 68

Tus palabras, Señor, son Espíritu y vida; tú tienes palabras de vida eterna.

EVANGELIO: Juan 10, 31-42

En aquel tiempo, los judíos agarraron piedras para apedrear a Jesús.

Él les replicó: «Os he hecho ver muchas obras buenas por encargo de mi Padre: ¿por cuál de ellas me apedreáis?»

Los judíos le contestaron: «No te apedreamos por una obra buena, sino por una blasfemia: porque tú, siendo un hombre, te haces Dios.»

Jesús les replicó: «¿No está escrito en vuestra ley: “Yo os digo: Sois dioses”? Si la Escritura llama dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y no puede fallar la Escritura), a quien el Padre consagró y envió al mundo, ¿decís vosotros que blasfema porque dice que es hijo de Dios? Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis, pero si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que comprendáis y sepáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre.»

Intentaron de nuevo detenerlo, pero se les escabulló de las manos. Se marchó de nuevo al otro lado del Jordán, al lugar donde antes había bautizado Juan, y se quedó allí.

Muchos acudieron a él y decían: «Juan no hizo ningún signo; pero todo lo que Juan dijo de éste era verdad.»

Y muchos creyeron en él allí.

Antífona de comunión: 1 Pedro 2, 24

Jesús llevó a la cruz nuestros pecados, cargándolos en su cuerpo, a fin de que, muertos al pecado, vivamos para la justicia. Gracias a sus llagas, fuimos curados.

.

VIVENCIAS CUARESMALES

.

Os he hecho ver muchas obras buenas, ¿por cuál de ellas me apedreáis?

38. VIERNES

QUINTA SEMANA DE CUARESMA
.

TEMA INSPIRADOR.- Sigue el conflicto. Jesús es el Hijo de Dios consagrado y enviado por el Padre. Falta sólo una semana para entrar en el Triduo Pascual.

Este viernes es conocido como el “viernes de pasión” y también “viernes de concilio”, sobre todo en América, porque en este día tuvieron consejo los jefes de los judíos para ver la manera de acabar con Jesús de una vez por todas y a como diese lugar.

Lo narra el evangelio de la misa de mañana, sábado.

Como norma sería conveniente que al comenzar esta reflexión o tu oración personal, dedicaras un par de minutos a recordar y revivir lo experimentado el día anterior. De esta forma quedaría más grabado en tu interior y en tu vida, y podrías empalmar con lo siguiente.

Si no fluye nada, no te preocupes, pasa adelante: al nuevo día, al nuevo mensaje, a la nueva experiencia que Dios te tiene preparada para la nueva jornada.

En este día viernes recuerda y revive la Eucaristía de ayer o del último domingo. Algo te impactaría seguramente, revívelo y agradécelo. Recuerda que la Misa constituye un mar sin fondo; cualquier esfuerzo que hagas para descubrir ese tesoro será muy bien empleado.

Por otra parte, cuanto más vayas entendiendo y viviendo, eso mismo será un estímulo para seguir buscando incansablemente.

Considera hoy que la alianza con Dios se establece en lo profundo de tu corazón, mediante la fe sincera; pero como la fe debe ser tan manifiesta como profunda, debes sentir y expresar esa alianza con Dios en la existencia diaria, en una conversión permanente que te conduzca a reforzar tu nueva vida en el Espíritu debilitando en ti al hombre viejo con toda su maldad. Recuerda los frutos del buen Espíritu: Gálatas 5, 13-16-25.

A la Misa llevas esa lucha diaria. Con dos finalidades: primero, para confirmar lo bueno, uniéndolo a la gloria que Cristo tributa a su Padre para perfeccionar o completar, si se puede hablar así, la ofrenda de Cristo; y en segundo lugar, para purificarte de todo lo malo que aún te domina, mediante una nueva efusión del poder de Dios en ti, del Espíritu Santo.

La Eucaristía es culmen y fuente. Te sientas y te dispones a escuchar la Palabra y a tomar el Pan de los ángeles para poder tú después preparar algo parecido para Dios mediante una vida santa. Aceptas la invitación de Dios con la intención de poder invitarlo tú después a tu propia mesa.

Por eso, toma agradecido el don de Dios y estarás dispuesto a convertirte tú mismo en don para Dios, haciéndote don de Dios para los demás, pan partido para tus hermanos.

Sólo así se puede comulgar dignamente. Si cada Misa no supone el ascender un peldaño en la escala de santidad, no estás comulgando bien. Debes convertirte cada día más y más en lo que recibes: Cuerpo de Cristo, hermano universal para construir el Reino y realizar la obra de Dios.

Analiza todo esto siguiendo, hoy especialmente, más de cerca la celebración de la Misa en el corazón de la misma: en la palabra y la acción del sacerdote durante la plegaria eucarística y la comunión.

Reza de corazón la oración sobre las ofrendas: “Concédenos, Dios de misericordia, servir siempre a tu altar con dignidad y, participando en él frecuentemente, danos la salvación”.

Hoy constatamos en el Evangelio la oposición más radical a Jesús, y a la vez la fe sencilla de otros, que creen en Jesús; muy diferente suerte, que se libra no sólo fuera sino también dentro de nosotros mismos. De ahí que la oración colecta pida que la bondad y amor de Dios “Nos libren del poder del pecado al que nos ha sometido nuestra debilidad”.

Ese poder es muy grande y siempre constatamos su fuerza dentro de nosotros mismos por más que procuramos con sinceridad convertirnos a Dios. Por eso la oración después de la Comunión pide que: “El don de la eucaristía nos proteja siempre y aleje de nosotros todo mal”.

Puedes completar tu oración con la lectura de Jeremías 20, 10-13: Oía el cuchicheo de la gente: “Pavor en torno”. –Delatadlo, vamos a delatarlo. Mis amigos acechaban mi traspié: -A ver si se deja seducir y lo violaremos, lo cogeremos y nos vengaremos de él. Pero el Señor está conmigo, como fuerte soldado; mis enemigos tropezarán y no podrán conmigo. Cantad al Señor, alabad al Señor, que libró la vida del pobre de manos de los impíos.

Salmo 17: En el peligro invoqué al Señor y me escuchó.

.

De las instrucciones de san Doroteo, abad
La falsa paz de espíritu

El que se acusa a sí mismo acepta con alegría toda clase de molestias, daños, ultrajes, ignominias y otra aflicción cualquiera que haya de soportar, pues se considera merecedor de todo ello, y en modo alguno pierde la paz. Nada hay más apacible que un hombre de ese temple.

Pero quizá alguien me objetará: “Si un hermano me aflige, y yo, examinándome a mí mismo, no encuentro que le haya dado ocasión alguna, ¿por qué tengo que acusarme?”

En realidad, el que se examina con diligencia y con temor de Dios nunca se hallará del todo inocente, y se dará cuenta de que ha dado alguna ocasión, ya sea de obra, de palabra o con el pensamiento. Y, si en nada de esto se halla culpable, seguro que en otro tiempo habrá sido motivo de aflicción para aquel hermano, por la misma o por diferente causa; o quizá habrá causado molestia a algún otro hermano.

Por esto, sufre ahora en justa compensación, o también por otros pecados que haya podido cometer en muchas otras ocasiones.

Otro preguntará por qué deba acusarse si, estando sentado con toda paz y tranquilidad, viene un hermano y lo molesta con alguna palabra desagradable o ignominiosa y, sintiéndose incapaz de aguantarla, cree que tiene razón en alterarse y enfadarse con su hermano; porque, si éste no hubiese venido a molestarlo, él no hubiera pecado.

Este modo de pensar es, en verdad, ridículo y carente de toda razón. En efecto, no es que al decirle aquella palabra haya puesto en él la pasión de la ira, sino que más bien ha puesto al descubierto la pasión de que se hallaba aquejado; con ello, le ha proporcionado ocasión de enmendarse, si quiere.

Éste tal es semejante a un trigo nítido y brillante que, al ser roto, pone al descubierto la suciedad que contenía.

Así también el que está sentado en paz y tranquilidad según cree, esconde, sin embargo, en su interior una pasión que él no ve. Viene el hermano, le dice alguna palabra molesta y, al momento, aquél echa fuera todo el pus y la suciedad escondidos en su interior.

Por lo cual, si quiere alcanzar misericordia, mire de enmendarse, purifíquese, procure perfeccionarse, y verá que, más que atribuirle una injuria, lo que tenía que haber hecho era dar gracias a aquel hermano, ya que le ha sido motivo de tan gran provecho.

Y, en lo sucesivo, estas pruebas no le causarán tanta aflicción, sino que, cuanto más se vaya perfeccionando, más leves le parecerán. Pues el alma, cuanto más avanza en la perfección, tanto más fuerte y valerosa se vuelve en orden a soportar las penalidades que le puedan sobrevenir (Instr. 7, sobre la acusación de sí mismo, 2-3; PG 88, 1699).


EE.UU. ofrece 15 millones de dólares por Nicolás Maduro por narcotráfico

marzo 27, 2020

.

Nicolás Maduro y Diosdado Cabello

.

EE.UU. ofrece 15 millones de dólares por Nicolás Maduro por narcotráfico

El Departamento de Justicia también extendió la recompensa a otros jerarcas como Diosdado Cabello y Hugo Carvajal
ABC destapó en exclusiva en 2015 la vinculación del régimen chavista con el narcotráfico

David Alandete, corresponsal en Washington. Actualizado:

.

La fiscalía de Estados Unidos ha presentado cargos por narcotráfico contra el líder del régimen venezolano, Nicolás Maduro, 11 colaboradores suyos y dos dirigentes de la guerrilla colombiana de las Farc.

El gobierno norteamericano ofrece además hasta 50 millones de dólares (45 millones de euros) por información que permita la captura de cualquiera de los imputados, 15 millones por Maduro y 10 por algunos de los demás, como el ‹número dos› Diosdado Cabello.

Esta nueva acción emprendida por EE.UU. abunda en la vinculación del régimen chavista con el narcotráfico, que ABC destapó en exclusiva en 2015.

Este diario avanzó entonces que Washington ya cerraba el cerco en torno a altos cargos venezolanos, con una investigación abierta sobre Cabello, siguiendo acusaciones de testigos que dibujaban una situación de narcoestado.

Cinco meses después, una información de «The Wall Street Journal» ratificó lo publicado por ABC.

Según ha dicho el fiscal general (ministro de Justicia) de EE.UU., William Barr, «el régimen de Maduro es criminal y corrupto». «Mientras los venezolanos sufren, con esta trama se enriquecen por medio del dinero del narcotráfico y la corrupción», añadió Barr al revelar los cargos en una conferencia de prensa en Washington.

Entre los imputados en juzgados federales de Nueva York, Washington y Miami están Maduro; Cabello; el juez del Supremo Maikel Moreno; el ministro de Defensa Vladimir Padrino López; el vicepresidente Tareck el Aisami; el mayor general del ejército Cliver Alcalá, y el jefe de inteligencia Hugo Carvajal (huido a España y hoy prófugo de la justicia).

También se han presentado cargos contra Luciano Marín alias “Ivan Marquez,” y Seuxis Paucis Hernández Solarte alias “Jesús Santrich,” ambos líderes de las Farc.

Según la fiscalía el régimen venezolano ha inundado EE.UU. de cocaína en las pasadas dos décadas. Estiman los fiscales que las rutas abiertas por el régimen que hoy preside Maduro con asistencia de la guerrilla colombiana de las Farc han servido para inyectar en el mercado de la droga estadounidense hasta 250 toneladas métricas de cocaína.

Si Maduro llegara a ser extraditado, se enfrenta a un juicio y una pena máxima de 50 años si es declarado culpable.

Uno de los fiscales norteamericanos que han trabajado en este caso cinco años, Geoffrey Berman, asegura que «el alcance y la magnitud de esta supuesta trama de narcotráfico fue posible solo porque Maduro y otros corrompieron las instituciones de Venezuela y proporcionaron el amparo político y militar necesario para los crímenes de narcotráfico descritos en nuestros cargos».

Es más, el fiscal Berman asegura que «Maduro y los otros acusados tenían la intención expresa de inundar EE.UU. de cocaína para perjudicar la salud y el bienestar del país. Maduro desplegó muy deliberadamente la cocaína como arma».

Según los detalles dados por la fiscalía, el régimen de Maduro le ha otorgado a la guerrilla de las Farc el control de una serie de rutas para transportar cocaína dentro de territorio soberano venezolano.

Esta trama permite operar a lo que el gobierno estadounidense denomina Cártel de los Soles, un grupo conformado primero por miembros corruptos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y en las últimas décadas por elementos del gobierno bolivariano para el tráfico de drogas.

Se le llama así por las insignias en forma de sol que llevan en la solapa los altos mandos militares de Venezuela. Según la acusación, Maduro y sus colaboradores forman parte de ese cártel desde 1999.

Maduro ha respondido por medio de su cuenta de Twitter que es víctima de una conspiración internacional para apartarle del poder:

«¡Ratifico mi denuncia! Desde EE.UU. y Colombia se conspira y han dado la orden de llenar de violencia a Venezuela. Como jefe de Estado estoy obligado a defender la Paz y la estabilidad de toda la Patria, en cualquier circunstancia que se nos presente. ¡No han podido ni podrán!».

La cadena CNN dijo este jueves, citando fuentes de gobierno estadounidense, que el departamento de Estado tenía intención de incluir a Venezuela en la lista de países que patrocinan el terrorismo, en la que se incluyen ya Corea del Norte, Irán, Siria y Sudán. Este paso le permitiría al presidente cortar ayudas, la prohibición de venta de material militar y otras duras restricciones financieras.

Fuentes consultadas por ABC en el departamento de Estado aseguran que esa decisión no es definitiva.

El año pasado, EE.UU. reconoció al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente encargado y representante legítimo del país, una decisión que después imitó medio centenar de países. En abril, altos funcionarios de EE.UU. apoyaron un pronunciamiento militar contra Maduro que fracasó por la traición, entre otros, del juez Moreno y el ministro Padrino, ahora imputados.

https://www.abc.es/internacional/abci-eeuu-incluira-venezuela-lista-paises-promueven-terrorismo-202003261434_noticia.html


Maná y Vivencias Cuaresmales (16), 12.3.20

marzo 12, 2020

Jueves de la 2ª semana de Cuaresma

.

07_13_52---Apples_web
Como árbol plantado al borde de la acequia


Antífona de entrada: Salmo 138, 23-24

Ponme a prueba, Dios mío, y conocerás mi corazón; mira si es que voy por mal camino y condúceme tú por el camino recto.

Oración colecta

Señor, tú que amas la inocencia y la devuelves a quien la ha perdido, atrae hacia ti nuestros corazones y abrásalos con el fuego de tu Espíritu, para que permanezcamos firmes en la fe y eficaces en el bien obrar. Por nuestro Señor Jesucristo.

PRIMERA LECTURA: Jeremías 17, 5-10

Así dice el Señor: «Maldito quien confía en el hombre, y en la carne busca su fuerza, apartando su corazón del Señor. Será como un cardo en la estepa, no verá llegar el bien; habitará la aridez del desierto, tierra salobre e inhóspita.

Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza. Será un árbol plantado junto al agua, que junto a la corriente echa raíces; cuando llegue el estío no lo sentirá, su hoja estará verde; en año de sequía no se inquieta, no deja de dar fruto.

Nada más falso y enfermo que el corazón: ¿quién lo entenderá? Yo, el Señor, penetro el corazón, sondeo las entrañas, para dar al hombre según su conducta, según el fruto de sus acciones.»

SALMO 1, 1-2.3.4.6

Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor.

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, ni entra por la senda de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los cínicos; sino que su gozo es la ley del Señor, y medita su ley día y noche.

Será como un árbol plantado al borde de la acequia: da fruto en su sazón y no se marchitan sus hojas; y cuanto emprende tiene buen fin.

No así los impíos, no así; serán paja que arrebata el viento. Porque el Señor protege el camino de los justos, pero el camino de los impíos acaba mal.

Aclamación antes del Evangelio: Lucas 8, 15

Dichosos los que cumplen la palabra del Señor con un corazón bueno y sincero, y perseveran hasta dar fruto.

EVANGELIO: Lucas 16, 19-31

En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos: «Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba espléndidamente cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico. Y hasta los perros se le acercaban a lamerle la llagas.

Sucedió que se murió el mendigo, y los ángeles lo llevaron al seno de Abrahán. Se murió también el rico, y lo enterraron.

Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritó: “Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas.” Pero Abrahán le contestó: “Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces.

Y además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que no puedan cruzar, aunque quieran, desde aquí hacia vosotros, ni puedan pasar de ahí hasta nosotros.”

El rico insistió: “Te ruego, entonces, padre, que mandes a Lázaro a casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que, con su testimonio, evites que vengan también ellos a este lugar de tormento.” Abrahán le dice: “Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen.” El rico contestó: “No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a verlos, se arrepentirán.”

Abrahán le dijo: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso ni aunque resucite un muerto.”»

Antífona de comunión: Salmo 118, 1

Dichoso el que, con vida intachable, hace la voluntad del Señor.

.

VIVENCIAS CUARESMALES

Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor
Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor


16. JUEVES

SEGUNDA SEMANA DE CUARESMA

TEMA: Al final, habrá un juicio definitivo, inapelable… y será el de Dios. ¿Lo sabemos, nos interesa recordarlo?

En este mundo, los hombres suelen ir por dos caminos bien diferentes, contrapuestos: el bien y el mal; Lázaro y el Epulón. ¿Por cuál estás tú transitando? Atrévete a reconocerlo. Estás a tiempo…

El camino de la Cuaresma es un camino de rectificación: el creyente se deja interpelar por Dios, y valientemente se somete a una revisión profunda de los fundamentos de su fe y de su práctica religiosa.

Por eso asume decididamente la oración del salmista en la antífona de entrada de la misa de hoy: Señor, sondéame y conoce mi corazón, ponme a prueba y conoce mis sentimientos, mira si mi camino se desvía, guíame por el camino recto (Salmo 138).

Pero sabiendo que somos arcos falsos que podemos ceder en cualquier momento a la mentira, a la cobardía, a la autojustificación, rezamos en la Oración colecta: Atrae hacia ti nuestros corazones y abrásalos en el fuego de tu Espíritu, para que permanezcamos firmes en la fe y eficaces en el bien obrar.

No es fácil conseguir lo que se pide; en realidad, es imposible para nosotros, pero posible para Dios y su acción misericordiosa, en especial durante el tiempo cuaresmal.

La verdad de Dios es pura y total. En Dios no hay sombra de oscuridad, por eso cuestiona constantemente nuestra vida tejida de luces y de sombras.

Cuestiona y afronta crudamente nuestras convicciones. Así habla Yahvé: “Maldito el hombre que confía en otro hombre, que busca su apoyo en un mortal y aparta su corazón de Yahvé”.

Texto bíblico: Jeremías 17, 5-10. “Maldito el hombre que confía en otro hombre y busca en él su apoyo”.

Podrá parecernos durísimo e inhumano ese término “maldito”, impropio de un Dios Padre, tierno y paciente. Maldito, “desdichado”: porque se perdería para siempre.

No se puede andar con ambigüedades y rodeos en esta verdad fundamental: Sólo Dios es la medida del hombre. Éste no puede contentarse con menos; pues negaría la sabiduría y la bondad infinita de Dios.

“Nos hiciste, Señor, para ti”, confiesa agradecido san Agustín. Porque así, Señor, te pareció bien, para alabanza de tu gloria. Sería gravísimo negar a Dios en su misma esencia, relativizar lo divino, lo único absoluto: su santidad, bondad, sabiduría y generosidad.

Sin embargo, se comprende este atrevimiento del ser humano, porque nada hay tan enfermo y voluble como el corazón del hombre. ¿Quién lo entenderá? Pero Dios sí lo entiende, porque él lo ha creado; su Espíritu penetra hasta el espíritu del hombre, hasta lo más íntimo del hombre.

Por eso lee y saborea de forma sosegada la oración del salmista: “Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor. Será como un árbol plantado al borde de la acequia: da fruto en su sazón, no se marchitan sus hojas. Cuanto emprende tiene buen fin” (Salmo 1, 1-2-3-4-y 6).

Dios, que desea nuestro mayor bien, quiere ahorrarnos sufrimientos inútiles y amargas decepciones y nos manda descansar sólo en él. Él es nuestra roca y fundamento esencial y existencial: y en él, todo lo demás; y sin él, nada.

Dice el Evangelio que Jesús no se fiaba de nadie, de ninguno de aquellos que le querían hacer rey, porque él sabía lo que hay dentro de cada uno.

Y no lo hace de manera despectiva, pues él sabe valorar al hombre como nadie, pero no se fiaba, no se dormía en los laureles, en las alabanzas del hombre; el hombre, no sólo por su volubilidad, sino sobre todo por su fragilidad creatural, no puede proporcionar la felicidad total a nadie. Eso pertenece al Creador.

Evangelio, por lo demás elocuente, el del rico Epulón y el pobre Lázaro, tomado de Lucas 16, 19-31. El rico -que no tiene nombre en el evangelio: por tanto, un ser vacío, sin misión ni sentido, como animal de engorde- encarna la ignorancia culpable del hombre y la vaciedad de la autosuficiencia.

En la tierra caben las mayores perversiones e injusticias, las más crueles tiranías y opresiones pero un día la tortilla se volteará: Tú recibiste bienes, y ahora sufres; él recibió males, justo es que él ahora goce porque permaneció fiel.

Estas palabras, lamentablemente, son actuales, pues muchos contemporáneos nuestros no reconocen sus raíces religiosas y cristianas.

La mayor pobreza del hombre actual consiste en pretender negar sus propios orígenes y tratar de vivir como si Dios no existiera, como ni no tuviera ni principio ni fin.

Un hombre sin vocación, no vocacionado. Es decir, un hombre a quien nadie ha llamado a la vida y a la fe, cuyo nombre nadie ha pronunciado.

¿Será el hombre fruto del azar, un estorbo para los demás, y sus afanes existenciales una pasión inútil?

Otra lección de esta parábola: cada uno responderá por sí mismo, nadie podrá suplantar a nadie. Nadie puede responder por otro: el encuentro con Dios es personal. Cada uno tiene que “mojarse” y dar el paso de la fe sin exigir a Dios excesivas pruebas de su llamada.

Pues si no se convierten con los medios ordinarios, ni aunque resucite un muerto se convertirán. No hay milagros que puedan forzar la libertad del hombre. Aparte de que el amor forzado no vale, no sirve.

Sólo creerá el que, de verdad, quiera creer. El que tenga oídos, que oiga.

Otra verdad: lo que se hizo, hecho está: con la muerte se acabó la hora de cambiar o de corregir; se pasó la oportunidad; las respuestas que se dan al rico indican que se vive sólo una sola vez, no hay reencarnación que valga.

¿No será esa pretendida segunda oportunidad una veleidad gratuita? Somos, o no somos; si somos, valemos; si no valemos, ¿para qué repetir la experiencia de una inutilidad mediante una reencarnación? ¿Quién nos aseguraría que a la segunda acertaríamos?

A veces nos admira la destreza y terquedad del hombre en buscar subterfugios para esconderse de Dios, para rechazar el camino recto y reinventar caminos torcidos y rodeos.

Pero nadie está libre, ojo. Busquemos la sencillez de los niños. De los que son como ellos es el Reino de los cielos.

.

De las homilías de san Basilio Magno

El que se gloríe, que se gloríe en el Señor

No se gloríe el sabio de su sabiduría, no se gloríe el fuerte de su fortaleza, no se gloríe el rico de su riqueza. Entonces, ¿en qué puede gloriarse con verdad el hombre? ¿Dónde halla su grandeza? Quien se gloría -continúa el texto sagrado-, que se gloríe de esto: de conocerme y de comprender que soy el Señor.

En esto consiste la sublimidad del hombre, su gloria y su dignidad: en conocer dónde se halla la verdadera grandeza y adherirse a ella con todas sus fuerzas; en buscar la gloria que procede del Señor de la gloria.

Dice, en efecto, el Apóstol: El que se gloríe, que se gloríe en el Señor, afirmación que se halla en aquel texto: Cristo, que Dios ha hecho para nosotros sabiduría, justicia, santificación y redención; y así, como dice la Escritura: “El que se gloríe, que se gloríe en el Señor”.

Por tanto, lo que hemos de hacer para gloriarnos de un modo perfecto e irreprochable en el Señor es no enorgullecernos de nuestra propia justicia, sino reconocer que en verdad carecemos de ella y que lo único que nos justifica es la fe en Cristo.

En esto precisamente se gloría Pablo, en despreciar su propia justicia y en buscar la que se obtiene por la fe y que procede de Dios, para así tener íntima experiencia de Cristo, del poder de su resurrección y de la comunión en sus padecimientos, muriendo su misma muerte, con la esperanza de alcanzar la resurrección de entre los muertos.

Así caen por tierra toda altivez y orgullo. El único motivo que te queda para gloriarte, oh hombre, y el único motivo de esperanza consiste en hacer morir todo lo tuyo y buscar la vida futura en Cristo; de esta vida poseemos ya las primicias, es algo ya incoado en nosotros, puesto que vivimos en la gracia y en el don de Dios.

Y, es el mismo Dios quien activa en nosotros el querer y la actividad para realizar su designio de amor. Y es Dios también el que, por su Espíritu, nos revela su sabiduría, la que de antemano destinó para nuestra gloria. Dios nos da fuerzas y resistencia en nuestros trabajos. He trabajado más que todos, dice Pablo; aunque, se apresura a reconocer, no he sido yo, sino la gracia de Dios conmigo.

Dios saca del peligro más allá de toda esperanza humana. En nuestro interior, dice también el Apóstol, dimos por descontada la sentencia de muerte; así aprendimos a no confiar en nosotros, sino en Dios que resucita a los muertos.

Él nos salvó y nos salva de esas muertes terribles, en él está nuestra esperanza, y nos seguirá salvando (Homilía 20, sobre la humildad, 3: PG 31, 530-531).


Un informe de la ONU acusa a Venezuela de apoyar el narcotráfico

febrero 29, 2020

.

El vicepresidente Al Aissami, uno de los presuntos líderes del Cártel de los Soles, y Maduro – REUTERS

.

Naciones Unidas ha publicado en Viena un informe en el que alerta sobre el incremento del narcotráfico en Venezuela, apoyado por el régimen de Nicolás Maduro para obtener financiación a través del conocido «Cártel de los Soles» de generales de las Fuerzas Armadas Bolivarianas (FANB).

Además de la producción petrolera venezolana, cuyos socios rusos han sido sancionados, el régimen de Maduro se financia con el «oro y los diamantes de sangre» del Arco Minero en Guayana, del narcotráfico y las remesas de los emigrantes a sus familiares, lo que en su conjunto sumarían más de 15.000 millones de dólares.

«Hay indicios de que, en la República Bolivariana de Venezuela, los grupos delictivos han logrado infiltrarse en las fuerzas de seguridad gubernamentales y han creado una red informal conocida como el Cártel de los Soles para facilitar la entrada y salida de drogas ilegales», señala la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) en su informe anual de 2019 difundido hoy en Viena.

La antinarcóticos JIFE de la ONU señala que las organizaciones criminales «han transportado grandes cantidades de drogas ilícitas a Europa y los Estados Unidos desde Colombia, pasando por la República Bolivariana de Venezuela, donde tienen luz verde bajo el amparo de los militares».

La JIFE se describe como «un órgano independiente y cuasi judicial» constituido por 13 expertos con un mandato de cinco años y que tienen como función verificar el cumplimiento de las Convenciones internacionales sobre drogas, según informa la agencia Efe.

Por otro lado, el centro de investigación del crimen organizado Insight Crime sostiene que la primera vez que se usó el término «Cártel de los Soles» fue en 1993 cuando dos generales de la Guardia Nacional fueron investigados por tráfico de drogas.

Con la asunción de Hugo Chávez en 1999 y su decisión de eliminar a la DEA norteamericana de Venezuela, el «Cártel de los Soles», integrado por los generales venezolanos se posiciona y adquiere mayor poder un año después. El «sol» es una insignia de ascenso a general que reciben los oficiales de la FANB. Pueden escalar a 4 soles para los que ascienden a generales en jefe.

Según Insight Crime, si bien «hay células en las principales ramas de las fuerzas armadas» y en todos sus niveles que esencialmente «funcionan como organizaciones narcotraficantes», no se les puede describir como un cártel pues «no está claro cómo funcionan las relaciones entre esas células», dicen los expertos.

En Venezuela el cártel de los generales no funciona como los conocidos cárteles clásicos como el de Cali, Medellín, el de Sinaloa o Juárez en México. Insight Crime afirma que «no existe un árbol genealógico para una estructura tan nebulosa» como la del referido cártel, y que solo se cuenta con «una lista de nombres publicada» por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro estadounidense.

Sin embargo, todo el control de puertos, aeropuertos, carreteras y puntos fronterizos están en manos de la Guardia Nacional y los militares y a lo largo de los 2.200 kilómetros que comparten Colombia con Venezuela.

Efe recuerda que entre los militares venezolanos supuestamente implicados en ese cártel se cuenta Hugo Carvajal, que fue jefe de la contrainteligencia con el fallecido presidente Hugo Chávez y con su sucesor, Nicolás Maduro, y que se encuentra en paradero desconocido desde el pasado noviembre.

Carvajal desapareció cuando la Policía española intentó detenerlo tras aprobar un tribunal su extradición a Estados Unidos. Carvajal fue imputado en EEUU por ser miembro, supuestamente, desde 1999 hasta 2019 del Cártel de los Soles, según documentos de una corte de Nueva York.

Estados Unidos también ha relacionado con el tráfico de drogas al actual vicepresidente económico Tareck El Aissami («prominente traficante de drogas», señaló la OFAC) y al dirigente oficialista Freddy Bernal, vinculado con la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

https://www.abc.es/internacional/abci-informe-acusa-venezuela-apoyar-narcotrafico-202002271810_noticia.html


¿Masonería promueve leyes de aborto, matrimonio gay y eutanasia? Ex masón responde.

febrero 19, 2020

.

Serge Abad Gallardo / Crédito: National Catholic Register

.

¿Masonería promueve leyes de aborto, matrimonio gay y eutanasia? Ex masón responde

Redacción ACI Prensa

.

Un ex alto funcionario del gobierno de Francia que perteneció a la masonería durante 24 años y llegó a ocupar un alto rango, decidió revelar no solo las raíces espirituales e ideológicas anticristianas de la masonería, sino su impacto en la vida política a través de la promoción de leyes en favor del aborto, eutanasia o el “matrimonio” entre personas del mismo sexo.

El National Catholic Register realizó una entrevista para conversar sobre el tema con el arquitecto Serge Abad Gallardo, de 66 años, que durante su juventud se unió a la masonería con la convicción de contribuir a hacer del mundo un lugar mejor.

Sin embargo, 24 años después, regresó a la Iglesia Católica convencido de que había estado sirviendo a la causa equivocada y, sobre todo, al maestro equivocado.

Abad ha sido un “venerable maestro” y miembro de los altos rangos de la orden masónica global Le Droit Humain, que dejó en 2012 después de experimentar una conversión repentina en el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes.

Desde entonces, ha dedicado su tiempo a compartir su larga experiencia en la masonería, informando en toda Francia sobre los mecanismos y peligros potenciales de dicha institución.

Cuando se le preguntó si los masones realmente se encuentran en el origen de leyes sociales como las de aborto, eutanasia o “matrimonio” entre personas del mismo sexo, lo aceptó.

“No es absolutamente ninguna teoría de conspiración decir que la masonería tiene un fuerte poder político sobre la sociedad. Hay pruebas sólidas. En Francia, por ejemplo, la ley que permite la píldora anticonceptiva (1967) fue iniciada por Lucien Neuwirth, que era masón. Además, la ley francesa sobre el aborto (1975) fue promovida por Simone Veil. No sé si ella misma era masón, pero al menos abiertamente estaba muy cerca de los ideales masónicos ya que recibió vibrantes tributos de las más grandes logias masónicas francesas a su muerte en 2017”, relató Abad.

Además, Abad dijo que “el primer político que intentó introducir la legalización de la eutanasia en Francia fue el masón y senador francés Henri Caillavet en 1978”.

“Del mismo modo, la ley del “matrimonio” entre personas del mismo sexo (2013) fue promovida por la política francesa Christiane Taubira, a quien conocí en Guyana, donde trabajé durante algunos años, y que es francmasona”, agregó.

Abad afirma que en su último libro publicado en 2019, “Secret maçonnique ou verité catholique” (Secreto masónico o verdad católica), da cifras de la cantidad de masones que integran el Senado y la Asamblea Nacional de Francia.

“Los masones representan alrededor del 0.03% de la población francesa y, sin embargo, el 35% de los diputados y senadores de Francia son masones. Es 120 veces más probable que un masón se convierta en diputado o senador que alguien que no lo es”, explicó.

También contó sobre la existencia de la llamada “Fraternelle parlementaire”, una organización informal que reúne a funcionarios electos en los niveles políticos más altos.

“Son de todas las ramas masónicas, incluidas algunas que no son necesariamente aliadas. La Fraternelle está presidida sucesivamente por personas de izquierda y derecha. No es casualidad que los ciudadanos franceses ya no sepan a quién votar”, comentó Abad.

Luego, recordó que el expresidente de esta asociación, Bernard Saugey, senador de los republicanos –partido político de centroderecha y al que calificó de “francmasón”–, dijo una vez: “Si desempeño bien mi papel, los parlamentarios de izquierda y derecha votarán juntos sobre problemas sociales”.

Abad, comentó al respecto: “Y ahora tenemos una nueva prueba de eso, con la ley sobre reproducción médicamente asistida (recientemente aprobada por el Senado, aunque predominantemente conservadora)”.

“Una solución a esta grave amenaza para la democracia sería abolir el secreto y obligar a los políticos a decir públicamente que son masones. Al menos los ciudadanos sabrían claramente a quién votan”, aconseja el exmasón.

En otro momento de la entrevista, cuando se le preguntó por qué el catolicismo es incompatible con la masonería, Abad respondió que no se puede pensar “en un Dios que se hizo carne” y “murió en la cruz para salvarnos”, y por otro lado “considerar, como creen los masones, que Dios es algo abstracto, una fuerza indefinida llamada El Gran Arquitecto del Universo, que es similar a una fuerza cósmica, a una especie de naturalismo”.

“Esas dos cosas son doctrinalmente demasiado diferentes para ser compatibles. Algunos masones creen en el Dios cristiano y piensan que es compatible con su actividad masónica, pero es un error teológico profundo”, señaló.

También indicó que existe una segunda incompatibilidad fundamental: “No se puede buscar la verdad a través del esoterismo, recurriendo a rituales y procesos ‘mágicos’, a algunos elementos cósmicos que no son necesariamente divinos, y al mismo tiempo recurriendo al poder de Dios para caminar hacia la Verdad”.

“Estos son dos caminos muy incompatibles y opuestos. Tal conflicto es cierto para la masonería mundial, incluida la que se encuentra en América o Europa”, acotó.

Más adelante, comentó la relación que existe entre el demonio y las organizaciones masónicas.

“Un día, cuando era oficial en la logia de Le Droit Humain, escuché un ritual de primer grado que nunca antes había escuchado y que rinde homenaje a Lucifer. También es parte del rito escocés antiguo y aceptado. Escuché al venerable maestro decir: ‘Debemos agradecer a Lucifer por traer luz a los hombres’, etc. Me sorprendió bastante”, contó.

Abad explica que aquel ritual, y la masonería en general, “consideran que las religiones, y el catolicismo en particular, ocultan la verdad a los creyentes y se la guardan para sí mismos, mientras que la masonería proporciona claves a los seres humanos para que puedan liberarse por completo”.

“Además, en mis dos últimos libros, cité extractos de un documento que es accesible solo para miembros de alto grado, por lo que las llamadas ‘logias azules’ [que reúnen a los nuevos miembros] no tienen acceso a él. Está tomado de Paroles Plurielles, una publicación emitida por mi orden masónica, en la que se compilan los mejores textos escritos sobre temas sociales o rituales masónicos y que se exhiben en las logias. En este documento de tres o cuatro páginas, hay un texto que alaba la transgresión, y el que lo permitió: Lucifer. Vale la pena señalar que los masones generalmente mencionan a Lucifer en lugar de Satanás”, añadió el exmasón.

Además de su libro más reciente, publicado en 2019, Abad ha ayudado a difundir su mensaje sobre la masonería con otros dos libros, entre los que se incluyen Je servais Lucifer sans le savoir (Estaba sirviendo a Lucifer sin saberlo, del 2016) y La Franc-maçonnerie démasquée (Exponiendo la masonería, de 2017).

Su último trabajo, Secret maçonnique ou verité catholique, aborda el secreto en la masonería, especialmente sus consecuencias en las sociedades y la democracia.

El Código de Derecho Canónico de 1983 advierte en su canon 1374 que “quien se inscribe en una asociación que maquina contra la Iglesia debe ser castigado con una pena justa; quien promueve o dirige esa asociación ha de ser castigado con entredicho”.

https://www.aciprensa.com/noticias/masoneria-promueve-leyes-de-aborto-matrimonio-gay-y-eutanasia-ex-mason-responde-76199?fbclid=IwAR2LmAtkLCjCTh0m5hreK5U1uZpjAP6byzNHOvbmWBCVVDMvomBAln14KbU


El maná de cada día, 6.2.20

febrero 6, 2020

Jueves de la 4ª semana del Tiempo Ordinario

.
San Pablo Miki y compañeros mártires
.

Tú eres Señor del universo.

Tú eres Señor del universo.



PRIMERA LECTURA: 1 Reyes 2, 1-4.10-12

Estando ya próximo a morir, David hizo estas recomendaciones a su hijo Salomón:

«Yo emprendo el viaje de todos. ¡Ánimo, sé un hombre! Guarda las consignas del Señor, tu Dios, caminando por sus sendas, guardando sus preceptos, mandatos, decretos y normas, como están escritos en la ley de Moisés, para que tengas éxito en todas tus empresas, dondequiera que vayas; para que el Señor cumpla la promesa que me hizo: “Si tus hijos saben comportarse, caminando sinceramente en mi presencia, con todo el corazón y con toda el alma, no te faltará un descendiente en el trono de Israel.”»

David fue a reunirse con sus antepasados y lo enterraron en la Ciudad de David. Reinó en Israel cuarenta años: siete en Hebrón y treinta y tres en Jerusalén. Salomón le sucedió en el trono, y su reino se consolidó.


SALMO 1 Cro 29,10.11ab.11d-12a.12bcd

Tú eres Señor del universo.

Bendito eres, Señor, Dios de nuestro padre Israel, por los siglos de los siglos.

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder, la gloria, el esplendor, la majestad, porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra.

Tú eres rey y soberano de todo. De ti viene la riqueza y la gloria.

Tú eres Señor del universo, en tu mano está el poder y la fuerza, tú engrandeces y confortas a todos.


Aclamación antes del Evangelio: Mc 1, 15

Está cerca el reino de Dios -dice el Señor- : convertíos y creed en el Evangelio.


EVANGELIO: Marcos 6, 7-13

En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto.

Y añadió: «Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa.»

Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.


.

LO QUE DEJAMOS A LOS DEMÁS

Papa Francisco en Casa Santa Marta
Jueves 6 de febrero de 2014

Vivir durante toda la vida en el seno de la Iglesia, como pecadores pero no como traidores corruptos, con una actitud de esperanza que nos lleva a dejar una herencia, hecha no de riqueza material, sino de testimonio de santidad.

Son las «grandes gracias» que el Papa Francisco indicó durante la misa celebrada el jueves 6 de febrero, por la mañana, en la capilla de la Casa Santa Marta.

El obispo de Roma centró su reflexión en el misterio de la muerte, partiendo de la primera lectura —tomada del primer libro de los Reyes (2, 1-4.10-12)— en la que, dijo, «hemos escuchado el relato de la muerte de David».

Y «recordamos el inicio de su vida, cuando fue elegido por el Señor, ungido por el Señor». Era un «jovencito»; y «después de algunos años comenzó a reinar», pero era siempre «un muchacho, tenía veintidós o veintitrés años».

Por lo tanto, toda la vida de David es «un recorrido, un camino al servicio de su pueblo». Y «así como comenzó, así terminó». Sucede lo mismo en nuestra vida, señaló el Papa, que «comienza, camina, sigue adelante y termina».

El relato de la muerte de David sugirió al Pontífice tres reflexiones surgidas «del corazón».

En primer lugar puso en evidencia que «David muere en el seno de la Iglesia, en el seno de su pueblo. Su muerte no lo encuentra fuera de su pueblo» sino «dentro». Y así vive «su pertenencia al pueblo de Dios».

Sin embargo David «había pecado: él mismo se llama pecador». Pero «jamás se apartó del pueblo de Dios: pecador sí, traidor no».

Ésta, dijo el Papa, «es una gracia»: la gracia de «permanecer hasta el final en el pueblo de Dios» y «morir en el seno de la Iglesia, precisamente en el seno del pueblo de Dios».

Al subrayar dicho aspecto, el Papa invitó «a pedir la gracia de morir en casa: morir en casa, en la Iglesia». Y remarcó que «ésta es una gracia» y «no se compra», porque «es un regalo de Dios».

Nosotros «debemos pedirlo: Señor, dame el regalo de morir en casa, en la Iglesia». Aunque fuésemos «todos pecadores», no debemos ser ni «traidores» ni «corruptos».

La Iglesia, precisó el Pontífice, es «madre y nos quiere también así», quizás incluso «muchas veces sucios». Porque es ella quien «nos limpia: es madre, sabe cómo hacerlo». Pero está «en nosotros pedir esta gracia: morir en casa».

El Papa Francisco propuso luego una segunda reflexión sobre la muerte de David. «En este relato —apuntó— se ve que David está tranquilo, en paz, sereno». Hasta el punto que «llama a su hijo y le dice: yo emprendo el camino de todo hombre sobre la tierra». En otras palabras David reconoce: «¡Ahora me toca a mí!».

Y después, se lee en la Escritura, «David se durmió con sus padres». He aquí, explicó el Pontífice, el rey que «acepta su muerte con esperanza, con paz». Y «ésta es otra gracia: la gracia de morir con esperanza», con la «consciencia de que esto es un paso» y que «del otro lado nos esperan».

Incluso después de la muerte, en efecto, «continúa la casa, continúa la familia: no estaré solo». Se trata de una gracia que hay que pedir sobre todo «en los últimos momentos de la vida: nosotros sabemos que la vida es una lucha y el espíritu del mal quiere el botín».

El obispo de Roma recordó también el testimonio de santa Teresita del Niño Jesús, quien «decía que, en sus últimos momentos, había en su alma una lucha y cuando pensaba en el futuro, a lo que le esperaba después de la muerte, en el cielo, sentía como una voz que le decía: pero no, no seas tonta, te espera la oscuridad, te espera sólo la oscuridad de la nada».

Ese, precisó el Papa, «era el demonio que no quería que se confiara a Dios». De aquí la importancia de «pedir la gracia de morir con esperanza y morir confiándose a Dios».

Pero el «confiarse a Dios —afirmó el Pontífice— comienza ahora, en las pequeñas cosas de la vida y también en los grandes problemas: confiarse siempre al Señor.

De esta manera uno coge este hábito de confiarse al Señor y crece la esperanza». Por lo tanto, explicó, «morir en casa, morir con esperanza» son «dos cosas que nos enseña la muerte de David».

La tercera idea sugerida por el Papa fue «el problema de la herencia».

Al respecto «la Biblia —precisó— no nos dice que cuando murió David vinieron todos los nietos y bisnietos a pedir la herencia». A menudo existen «muchos escándalos sobre la herencia, muchos escándalos que dividen en las familias».

Pero no es la riqueza la herencia que deja David. Se lee, de hecho, en la Escritura: «Y el reino quedó establecido sólidamente». David, más bien, «deja la herencia de cuarenta años de gobierno por su pueblo y el pueblo consolidado, fuerte».

Al respecto el Pontífice recordó «un dicho popular» según el cual «cada hombre debe dejar en la vida un hijo, debe plantar un árbol y debe escribir un libro: y ésta es la mejor herencia».

El Papa invitó a cada uno a preguntarse: «¿Qué herencia dejo yo a los que vienen detrás de mí? ¿Una herencia de vida? ¿He hecho tanto bien que la gente me quiere como padre o como madre?». Tal vez no «planté un árbol» o «escribí un libro», «pero ¿he dado vida, sabiduría?».

La auténtica «herencia es la que David» revela, dirigiéndose ya a las puertas de la muerte, a su hijo Salomón con estas palabras: «Ten valor y sé hombre. Guarda lo que el Señor tu Dios manda guardar siguiendo sus caminos, observando sus preceptos».

Así las palabras de David ayudan a entender que la verdadera «herencia es nuestro testimonio de cristianos que dejamos a los demás».

Existen, en efecto, algunas personas que «dejan una gran herencia: pensemos en los santos que vivieron el Evangelio con tanta fuerza» y precisamente por esto «nos dejan un camino de vida, un modo de vivir como herencia».

Al concluir, el Papa resumió los tres puntos de su reflexión transformándolos en una oración a san David, a fin de que «nos conceda a todos estas tres gracias: pedir la gracia de morir en casa, morir en la Iglesia; pedir la gracia de morir en esperanza, con esperanza; y pedir la gracia de dejar una hermosa herencia, una herencia humana, una herencia hecha con el testimonio de nuestra vida cristiana».

http://www.vatican.va

.

6 de febrero
San Pablo Miki y compañeros mártires

Pablo nació en Japón entre los años 1564 y 1566. Ingresó la Compañía de Jesús y predicó con mucho fruto el Evan­gelio entre sus conciudadanos. Al arreciar la persecución con­tra los católicos, fue encarcelado junto con otros veinticinco, entre ellos san Pedro Bautista, franciscano español, con cinco hermanos de hábito. Después de soportar graves ultrajes, fueron crucificados en Nagasaki el 5 de febrero de 1597.

SERÉIS MIS TESTIGOS

De la Historia del martirio de san Pablo Miki y compañeros, escrita por un contemporáneo.

Clavados en la cruz, era admirable ver la constancia de todos, a la que les exhortaban el padre Pasio y el padre Rodríguez. El Padre Comisario estaba casi rígido, los ojos fijos en el cielo. El hermano Martín daba gracias a la bondad divina entonando algunos salmos y añadiendo el verso: A tus manos, Señor.

También el hermano Francisco Blanco daba gracias a Dios con voz clara. El hermano Gonzalo recitaba también en alta voz la oración dominical y la salutación angélica.

Pablo Miki, nuestro hermano, al verse en el púlpito más honorable de los que hasta entonces había ocupado, declaró en primer lugar a los circunstantes que era japonés y jesuita, y que moría por anunciar el Evangelio, dando gracias a Dios por haberle hecho beneficio tan inestimable. Después añadió estas palabras:

«Al llegar este momento no creerá ninguno de vosotros que me voy a apartar de la verdad. Pues bien, os aseguro que no hay más camino de salvación que el de los cristianos. Y como quiera que el cristianismo me enseña a perdonar a mis enemigos y a cuantos me han ofendido, perdono sinceramente al rey y a los causantes de mi muerte, y les pido que reciban el bautismo».

Y, volviendo la mirada a los compañeros, comenzó a animarles para el trance supremo. Los rostros de todos tenían un aspecto alegre, pero el de Luis era singular. Un cristiano le gritó que estaría en seguida en el paraíso. Luis hizo un gesto con sus dedos y con todo su cuerpo, atrayendo las miradas de todos.

Antonio, que estaba al lado de Luis, fijos los ojos en el cielo, y después de invocar los nombres de Jesús y María, entonó el salmo: Alabad, siervos del Señor, que había aprendido en la catequesis de Nagasaki, pues en ella se les hace aprender a los niños ciertos salmos.

Otros repetían: «¡Jesús! ¡María!», con rostro sereno. Algunos exhortaban a los circunstantes a llevar una vida digna de cristianos. Con estas y semejantes acciones mos­traban su prontitud para morir.

Entonces los verdugos desenvainaron cuatro lanzas como las que se usan en Japón. Al verlas, los fieles excla­maron: «¡Jesús! ¡María!», y se echaron a llorar con gemi­dos que llegaban al cielo. Los verdugos remataron en pocos instantes a cada uno de los mártires.

Oración

Oh Dios, fortaleza de todos los santos, que has llamado a san Pablo Miki y a sus compañeros a la vida eterna por medio de la cruz; concédenos, por su intercesión, mante­ner con vigor, hasta la muerte, la fe que profesamos. Por nuestro Señor Jesucristo.


El castrismo redobla los ataques contra los creyentes

febrero 4, 2020

.

«Informe del Instituto Patmos sobre la Situación de las Libertades Religiosas en Cuba en 2019», que ABC revela en exclusiva.

 

.

El castrismo redobla los ataques contra los creyentes

ABC revela las conclusiones del Informe Patmos sobre Libertad Religiosa de 2019: se intensifica el acoso de baja intensidad, pero constante, a los fieles de todas las confesiones que, sin embargo, se reafirman cada vez más en sus convicciones

Por José María Ballesteres

.

La mayor parte de las confesiones con presencia en Cuba apelaron a votar en contra o a no acudir a las urnas en el simulacro de referéndum –no fue posible hacer campaña para el no- que el régimen organizó el 24 de febrero de 2019 para aprobar la nueva Constitución del país.

Entre los motivos alegados figuraba, obviamente, la ausencia de cualquier pluralismo político pero también la presencia de una disposición que les afectaba directamente: el texto contempla la separación de la libertad religiosa de la libertad de conciencia.

El precio de esta oposición ha sido una intensificación del acoso hacia las confesiones y una diversificación de las modalidades represivas.

Así se deprende del «Informe del Instituto Patmos sobre la Situación de las Libertades Religiosas en Cuba en 2019», que ABC revela en exclusiva. Una precisión: desde Patmos advierten que el Informe no es exhaustivo, debido a la «limitada capacidad para monitorear e identificar» las violaciones a la libertad religiosa o por el deseo de ciertas víctimas de permanecer en silencio.

Aun con estas limitaciones, el contenido -todos los datos están verificados- es una clara muestra de las dificultades que conlleva practicar su fe en una dictadura que no tiene la más mínima intención de facilitar la vida a los creyentes más allá del ejercicio básico del culto, siempre que se respete a sus lugares.

No fue el caso de dos iglesias católicas. En la noche del sábado 8 al domingo 9 de junio de 2019 -día de Pentecostés-, la parroquia «La Cruz de Mayo», ubicada en Camajuaní (provincia de Villa Clara) padeció un sacrilegio plasmado en el robo de un campanario de bronce, del vino de comunión, de un cáliz y de varios copones de plata. A modo de crueldad, una sotana apareció desgarrada a pocos metros el templo.

Una situación similar vivió dos meses más tarde Nuestra Señora de La Guardia, del barrio habanero de Luyanó. Según el informe, los profanadores forzaron las tablas del portón, dañado a consecuencia del tornado del 27 de enero, y se llevaron otra serie de objetos de culto.

Varios meses después, los párrocos de ambos templos siguen sin tener noticias acerca de la autoría y motivación de las profanaciones. Lo achacan a la desidia de la Policía, pese a las denuncias presentadas.

Preso de conciencia

El informe también resalta el hostigamiento al que son sometidos los fieles católicos y da fe del refinamiento represivo del régimen, como se pudo comprobar el 8 de septiembre, festividad de la Virgen del Cobre, patrona de Cuba.

La tradición establece honrar a la Virgen con girasoles. Pues bien, pocos días antes, esa planta dejó de venderse en los mercados. Este episodio se sumó a otros en los que se usaron métodos más clásicos, como las trabas que se pusieron a varios fieles para que no asistieran a las exequias del cardenal Jaime Ortega -que no era, ni mucho menos, el principal opositor del régimen-, o, cuatro días después, la cancelación en el último minuto de actos públicos relacionados con la Jornada Nacional de la Juventud Católica.

Respecto a las personas, es necesario subrayar la situación del intelectual católico Roberto Quiñones, reconocido como preso de conciencia por Amnistía Internacional, encarcelado desde el 11 de septiembre en Guantánamo y cuya salud se ha deteriorado en los últimos días.

Quiñones es preso católico de larga duración, si bien no hay que olvidar a sus correligionarios que padecen arrestos cortos, pero constantes: el informe recuerda que cada domingo de 2019, un promedio de treinta ciudadanos afirmó haber sufrido arrestos en su domicilio antes de iniciar el trayecto para asistir a misa, o durante el mismo.

La práctica habitual consiste en llevarles a unidades militares, donde se les amenaza, se les multa y suelen ser retenidos durante un día, a veces más.

Unas técnicas de acoso que se hacen extensivas a fieles de otras confesiones; de modo especial a las protestantes, la mayor parte de las cuales están adscritas al Consejo de Iglesias de Cuba (Cic). Al igual que las católicas, no se libran de las profanaciones, mezquindad incluida, como bien pudieron comprobar, el pasado 2 de noviembre, los feligreses de la Iglesia Episcopal de Los Arabos, en Matanzas.

Además de las profanaciones clásicas, les robaron parte del aparato hidráulico que suministra agua potable en una zona donde ésta es a menudo de pésima calidad. El aparato en cuestión fue donado por iglesias protestantes estadounidenses.

El detalle no es baladí, pues una de las novedades del informe es el acoso al que la Seguridad del Estado somete a los religiosos extranjeros que viajan a Cuba para tareas de ayuda y de formación, ya sea negando visados religiosos o vigilando estrechamente y amenazando con la expulsión a los que lograron entrar en la isla con un visado turístico.

Sin ir más lejos, el pastor nicuaragüense-americano Edgar Santana tuvo que enfrentarse a un interrogatorio policial al día siguiente de su llegada a Cuba, estando «acompañado» durante el resto de su estancia. El sistema de limitación de movimientos de clérigos y demás agentes religiosos funciona también en dirección contraria con proverbial y sádica eficacia:

a mediados de julio, el régimen canceló de golpe el viaje a Estados Unidos de una decena de pastores que habían sido invitados a la Segunda Conferencia Ministerial para el Avance de las Libertades Religiosas.

A algunos les impidieron abandonar su domicilio; a otros, les informaron de la imposibilidad de viajar en el mismísimo aeropuerto de La Habana, al que algunos de los afectados habían llegado tras recorrer cientos de kilómetros desde sus respectivas provincias.

La dictadura comunista extiende asimismo sus tentáculos en dirección de otras confesiones no cristianas, con los que ponen en práctica otros métodos de acoso. Dairón Pérez Hernández, hijo de un matrimonio de activistas yorubas -creencia derivada de la santería- se declaró, fiel a sus principios, objetor de conciencia de cara al servicio militar, que sigue siendo obligatorio en Cuba.

En este caso, el régimen ha optado por ejercer presiones constantes sobre el joven para lograr su alistamiento. Tal y como advierte el Informe, el alistamiento de Dairón podría significar «colocar su vida a disposición de un Estado totalitario (…) que no desaprovechará la oportunidad para maltratarlo».

Maltrato, aunque esta vez de tipo colectivo, es lo que el castrismo inflige a la comunidad judía Bnei Anusim, a través de la temida Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista. El informe denuncia que esta entidad se arroga el derecho de determinar quién es o no judío.

«Es un medio de presión hacia la diezmada comunidad de judíos ortodoxos, muy radicada en La Habana, para que no brinden su apoyo a las comunidades de los Bnei Anusim». Dicho de otra forma, se les permite su existencia, pero no coordinarse entre ellos aunque profesen la misma fe.

Así las cosas, el panorama de la libertad religiosa que describe esta nueva edición del Informe Patmos es preocupante, pese a los esfuerzos de la dictadura para proyectar otra imagen de Cuba, incluso en el ámbito religioso: baste recordar el regocijo de Raúl Castro hace cuatro años al ejercer de anfitrión durante el histórico encuentro, celebrado hace cuatro años, entre el Papa Francisco y el Patriarca Ortodoxo Kiril.

La realidad que exhibe el informe es muy distinta. Y sin embargo, hay un halo de esperanza. Como señala a ABC uno de los impulsores del informe, el pastor bautista Mario Félix Lleonart, «la esperanza nace, por un lado, de la evidente desesperación del Sistema al reprimir: es una señal de que el sistema hace aguas y se hunde; solo sistemas en decadencia, que ven aproximarse su final, actúan con tal nerviosismo».

Por otro lado, «nace también de que pese a la represión los creyentes cubanos crecen no solo en cuanto a número de fieles, sino en cuanto a firmeza y madurez en sus principios, que en buena medida moldea precisamente esa represión del sistema».

https://www.abc.es/internacional/abci-castrismo-redobla-ataques-contra-creyentes-202002041611_noticia.html


A %d blogueros les gusta esto: