Brasil y la búsqueda del voto religioso, una carrera contrarreloj

.

Jair Bolsonaro se reunió con el Arzobispo de Río de Janeiro, el Cardenal Oraní Tempesta

.

Brasil y la búsqueda del voto religioso, una carrera contrarreloj

Bolsonaro se reunió con Tempesta, mientras que Haddad lo hizo con pastores evangélicos

Por Pablo Cesio

.

¿Por qué tantos evangélicos apoyan a Bolsonaro? La pregunta retumbó hace poco y Aleteia, a través de un informe del profesor Miguel Pastorino intentó dar una respuesta.

Sin embargo, mientras todo esto acontecía, la dinámica política de los candidatos a la Presidencia de Brasil, tanto del ultraderechista Jair Bolsonaro como del candidato de izquierda por el Partido de los Trabajadores (PT) del expresidente Luis Inácio Lula Da Silva, Fernando Haddad, continuaba y ambos movían sus piezas en búsqueda del voto religioso.

En ese sentido, en las últimas horas trascendió una reunión entre Bolsonaro –a quien las encuestas lo dan como el futuro ganador de las elecciones en segunda vuelta el próximo 28 de octubre- con el arzobispo de Río de Janeiro, el cardenal Oraní Tempesta.

Luego del encuentro, a través de una declaración pública, el propio Bolsonaro anunció la firma de un compromiso “antiaborto y a la legalización de las drogas”.

“Firmamos un compromiso en defensa de la familia, en defensa de la inocencia de la niñez en las escuelas; en defensa de la libertad de religión, contrario al aborto y a la legalización de las drogas”.

Bolsonaro, que se define como católico, y que se ha posicionado con un discurso en detrimento de algunas minorías, desde que está casado con una integrante de la Iglesia Bautista Actitud ha cosechado un sinfín de simpatizantes evangélicos dispuestos a votarlo en las próximas elecciones.

Esto de alguna manera le ha generado un aluvión de críticas de parte y desde algunos sectores, incluso, hasta se han generado movimientos pidiendo su excomunión.

“Jair Bolsonaro no es católico, y debe ser excomulgado porque usa el nombre de la religión, de forma contradictoria, por ámbitos personales, para asegurarle los votos del electorado cristiano, peor, inducir cristiano a un pensamiento de violencia”, dice una petición a través de la plataforma Change.org

También ha trascendido, por ejemplo, la discrepancia de Bolsonaro con la opinión de la Iglesia brasileña con respecto a temas como los pueblos originarios, medioambientales y sociales.

Haddad con evangélicos

De forma paralela, mientras esto sucedía, Haddad hacía lo propio y se reunía con los evangélicos, grupo con el cual intenta un acercamiento luego de la confirmación de que el grueso de estos votantes se ha hecho pro-Bolsonaro.

El triunfo en primera vuelta de Bolsonaro con el 46.03% de los votos lo deja a las puertas de la Presidencia de Brasil (por ahora se confirma una intención de voto del 59% en la segunda vuelta), proceso que es seguido de cerca por todos los países de la región y la posible confirmación del viraje del gigante sudamericano a la derecha.

En cuanto al voto religioso, las cartas están sobre la mesa y los movimientos continúan en lo que resta de la campaña.

¿Qué dice la Iglesia sobre Bolsonaro?

Hasta el momento la Iglesia en Brasil no ha emitido ningún pronunciamiento directo al respecto. No obstante, en los últimos días, el pasado 15 de octubre, se hizo público un documento titulado “Democracia: cambio con justicia y paz”, firmado por varias organizaciones, entre ellas algunas vinculadas a la pastoral social de la Iglesia brasileña, en el que se enfatiza “la defensa de la Constitución y la democracia”.

“La Constitución pretende garantizar el ejercicio de los derechos sociales e individuales, como valores supremos de una sociedad fraterna, plural y sin prejuicios”, señala el documento.

“En el proceso electoral actual, un movimiento antidemocrático hiere los valores supremos garantizados por la Constitución, apela al odio y la violencia, pone a los ciudadanos en contra de los ciudadanos y demoniza a los opositores”, denuncia el documento en otro pasaje de la carta, que reproducen medios, entre otros, como la Agenzia Fides.

“Por todo ello, nosotros, integrantes de organizaciones de la sociedad civil, portadores de la convicción de la inminente dignidad de la persona humana, fundamento de los derechos humanos, no podemos omitirnos. Respetamos a todos aquellos que, por motivos variados, hayan votado en la primera vuelta sin atentar para estos valores, pero queremos dialogar francamente con todos. La posibilidad de instalarse un gobierno como ese movimiento desea, retoma el pasado de dictadura ya superado”, prosigue.

Por último, alientan a la ciudadanía a que la elección del próximo 28 asegure “un futuro de Justicia y Paz para Brasil”. “Nuestro Brasil puede tener divergencias, pero sin odio”, enfatizan.

Por ahora, todo parece indicar que en Brasil, un país donde los católicos y evangélicos juegan un rol más que preponderante, los candidatos buscan el mejor de los posicionamientos en una auténtica carrera contrarreloj en la que Bolsonaro –según todas las encuestas- viene ganando de forma holgada en un momento en el que hasta aquel episodio del ataque que sufrió con un cuchillo parece cosa lejana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: