Testimonios de enfermos de cáncer bendecidos por intercesión de San Ezequiel Moreno

.

San Ezequiel Moreno, agustino recoleto, protector de las personas aquejadas de cáncer.

.

Testimonios de enfermos de cáncer bendecidos por intercesión de San Ezequiel Moreno, oar.

.Est

Estimados lectores y seguidores: Me ha parecido conveniente publicar esta entrada para dar cabida en ella a las manifstaciones de fe y de agradecimiento que seguramente muchos devotos de San Ezequiel Moreno tendrán a bien confiar.

Les confieso que las entradas referidas a San Ezequiel, sobre todo la Novena, ocupan con mucha frecuencias los primeros puestos en la preferencia de los usuarios de este blog. Me parece un dato indicativo de las necesidades y preferencias de los lectores.

Así, pues, los invito a participar en esta página con comentarios oportunos que pueden edificar a los demás. Me consta que hay muchas personas que han sentido cómo sus oraciones han sido escuchadas. No siempre han recibido exactamente lo que pedían, pero algo les ha llegado. La fe nos asegura que Dios siempre escucha nuestras oraciones dándonos lo que nos conviene, que no siempre coincide con lo que le pedimos.

La oración siempre nos encamina hacia el cumplimiento de la voluntad de Dios, hacia lo más importante: la salvación eterna. La vida bienaventurada, según San Agustín.

La oración de petición la hacemos por nosotros mismos y por los demás. En este caso, es oración de intercesión. A veces oramos directamente a Dios; otras, a Dios también pero a través de la Virgen María o de los santos. En nuestro caso, a través y por intercesión de San Ezequiel Moreno.

Los santos nos resultan cercanos porque han experimentado en su propia carne sufrimientos y problemas similiares a los nuestros y, a la vez, han llevado una vida ejemplar y plena ante Dios y ante los hombres. Por eso, son modelos para nosotros.

San Ezequiel Moreno padeció cáncer los últimos años de su vida y esa enfermedad le causó la muerte. Dios permitió que padeciera ese mal que no pudo superar a pesar de ser operado. La dolencia del cáncer le proporcionó a San Ezequiel la oportunidad de ejercitar al máximo su amor a Dios y de perfeccionar su vida espiritual abandonándose plácidamente en las manos de Dios.

La Iglesia lo ha declarado “santo” después de comprobar dos curaciones milagrosas de cáncer, pedidas y atribuidas por las interesadas a la intercesión de San Ezequiel. De esta manera la Iglesia propone a nuestro Santo como ejemplo para todos los bautizados, y en particular como “protector” de los enfermos de cáncer.

El P. Ángel Peña, agustino recoleto, narra los dos milagros que Roma aprobó para la beatificación y para la canonización de la siguiente manera:

El milagro aprobado para la beatificación fue la curación instantánea de Carmela Jurado, una señorita de 60 años, de Pasto, Colombia. Tenía un tumor en la nariz desde 1946.

Los doctores que la examinaron la enviaron al Instituto Radium de Bogotá, considerando que era un tumor maligno, un verdadero cáncer. Los exámenes histológicos realizados en Bogotá confirmaron que era un cáncer maligno palatino-nasal como el que había tenido el padre Ezequiel.

Tras pasar dos meses en el Instituto Radium, los médicos aconsejaron a la familia que la llevasen a morir a su casa, pues estaba desahuciada. Pero ella que tenía fe en el padre Morenito, como solían llamar al padre Ezequiel en Pasto, hizo dos novenas con su familia, pidiéndole la curación.

En la noche del 11 al 12 de febrero de 1947 estaba ya agonizando después de recibir la extremaunción, pero a la mañana siguiente amaneció totalmente curada en su propia casa de Pasto.

La historia clínica de Carmela Jurado, que se encontraba en el Instituto Radium de Bogotá, fue importante para que la comisión médica vaticana declarara la curación repentina como inexplicable para la ciencia y aceptada por la Iglesia como verdadero milagro por intercesión del padre Ezequiel.

Fue beatificado el 1 de noviembre de 1975 en Roma, en el Vaticano, en unión de Gaspar Bertoni, fundador de los estigmatinos; de Vicente Grossi, fundador de las Hijas del Oratorio; de Ana Francisca Michelotti, fundadora de las pequeñas siervas del Sagrado Corazón de Jesús para los enfermos pobres; y de María Droste zu Veschering, religiosa de las hermanas de la caridad del Buen Pastor.

El milagro aprobado para la canonización tuvo lugar el 18 de julio de 1986. Una señora de Buesaco, pueblecito cercano a Pasto, Colombia, sufría de un tumor en el seno derecho y estaba al fin de la vida.

Estaba desahuciada por motivo de este cáncer del seno, cuando fue curada repentinamente, después de haber invocado la ayuda del beato Ezequiel Moreno.

El 3 de octubre de 1991 la comisión de médicos del Vaticano examinó el caso y por unanimidad declaró que la curación era científicamente inexplicable. Del mismo parecer fueron los obispos y cardenales de la Congregación ordinaria del 4 de febrero de 1992. El 7 de mayo el Papa Juan Pablo II lo aceptó como milagro en vistas a la canonización.

Fue canonizado el 11 de octubre de 1992 ante gran parte del episcopado latinoamericano, reunido en Santo Domingo, República dominicana, para la celebración del V centenario de la Evangelización de América.

El presidente del CELAM lo presentó ante el Papa como un gran obispo y misionero. Y Juan Pablo II lo ensalzó como un ejemplo de misionero y pastor por su incontenible deseo de anunciar a Cristo.

Dijo: San Ezequiel Moreno con su vida y obra de evangelizador es modelo de pastores, especialmente para los de América Latina, que bajo la guía del Espíritu Santo quieren responder con nuevo ardor, nuevos métodos y nueva expresión a los grandes desafíos con que se enfrenta la Iglesia latinoamericana.

San Ezequiel Moreno es considerado por el sentir popular, como el patrono y protector de los enfermos de cáncer. Algunos consideran como patrono de estos enfermos a san Peregrino Laziosi (1260-1345), que fue curado milagrosamente de un cáncer en el pie.

Pero en la actualidad y, dada la popularidad, que aumenta cada día, de la vida y milagros de san Ezequiel Moreno, se le suele considerar a él como el patrono de los enfermos de cáncer, ya que él murió de cáncer y los dos milagros aprobados para su beatificación y canonización han sido curaciones de enfermos de cáncer.

Esta es una razón poderosa, dada por el mismo Dios, para que lo podamos considerar como protector de estos enfermos, especialmente en estos tiempos en que hay tantas personas aquejadas de este mal en todo el mundo.

¡San Ezequiel Moreno, padre “Morenito”, intercede por nosotros ante Dios y danos la salud del cuerpo y del alma. Amén!

http://libroscatolicos.org/index2.htm (P. Ángel Peña, oar.: Un valiente misionero. San Ezequiel Moreno. Lima, 2013)

San Juan Pablo II dijo de él en la canonización: “Su incontenible deseo de anunciar a Cristo guió todos los pasos de su vida. Su inquebrantable fe en Dios, alimentada en todo momento por una intensa vida interior, fue la gran fuerza que le sostuvo en su dedicación al servicio de todos, en particular de los más pobres y abandonados” (Homilía en la Misa del V Centenario de la Evangelización y canonización del Beato Ezequiel Moreno; Santo Domingo, 11 de octubre.1992).

NOVENA A SAN EZEQUIEL:

https://ismaelojeda.wordpress.com/2010/08/10/novena-a-san-ezequiel-moreno/

Anuncios

4 Responses to Testimonios de enfermos de cáncer bendecidos por intercesión de San Ezequiel Moreno

  1. Karla Verastegui dice:

    Gracias a San Ezequiel mi papá no sufrió los dolores de cáncer de hueso luego de su operación. Pedimos a San Ezequiel que lo ayudara porque no podía tomar medicamentos para el dolor por un problema del riñón. Lo pasó con muy poco dolor y empezó a orar con mucha fe. No sufrió en ninguna etapa de su enfermedad, a pesar de que ese tipo de cáncer aseguran que es muy doloroso. Se apoyó en la oración y la misa dominical.

  2. Rafael Barragán dice:

    Padre Ismael, sería muy bueno abrir la Fundación san Ezequiel Moreno en Lima y en Perú, para ayudar a tantos enfermos.
    http://www.fundacionsanezequiel.org.co

  3. ismaelojeda dice:

    Gracias, Karla, por ese testimonio sobre la enfermedad de tu papá, qepd. Dios sea bendito en sus designios. Un abrazo, p. Ismael

  4. ismaelojeda dice:

    Gracias, Rafael, por tu aprecio de siempre y por esta sugerencia que me haces. La tomo en cuenta y la voy a confiar a los superiores. Si estamos en tiempo de reestructuración, son bienvenidas las propuestas como la tuya. Oremos al Señor por esta iniciativa. Aquí en Lima tenemos algunas actividades en hospitales. Dios te bendiga. Un abrazo. Con estima personal, p. Ismael

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: