«Los versículos pacíficos del Corán son anulados por los violentos… El verdadero Islam es guerrero»

agosto 20, 2017

.

Samir Khalil, jesuita egipcio, experto islamólogo

.

«Los versículos pacíficos del Corán son anulados por los violentos…El verdadero Islam es guerrero»

.

Continuamos recuperando en ReligionEnLibertad una serie de análisis y entrevistas del islamólogo y sacerdote jesuita egipcio Samir Khalil Samir (El Cairo, 1938), profesor en el Instituto Pontificio Oriental de Roma y en la Universidad San José de Beirut que preside la Asociación Internacional de Estudios Árabes cristianos.

En esta entrevista de 2016 concedida a Juan Francisco Pacheco para el blog de análisis www.unomasdoce.com, explica cómo una primera fase no violenta en la creación del Islam por parte de su fundador, Mahoma, fue sustituida después por una fase violenta, los diez últimos años de Mahoma dedicados a la guerra, en la que aparecen los versículos violentos del Corán, que, según los fundamentalistas, tienen prioridad sobre los pacíficos.

¿Cree usted que el Islam pueda ser llamado como religión de paz?
– Radicalmente no lo es, pero el Islam no se puede reducir a la violencia.

»El Islam es un proyecto global: político, económico, cultural, costumbres, espiritual-religioso, etc. Y puesto que es así puede acudir a la violencia. Por ejemplo: comenzando con la idea de que es el proyecto mejor que Dios ha propuesto a la humanidad.

»Si no tengo el principio de la libertad de conciencia absoluta, entonces llego a la conclusión de que el bien lo tengo que imponer a los demás. Sin embargo el principio cristiano es que el bien se propone, no se impone; y cada cual es libre de rechazar la religión. Cada uno de nosotros somos libres para rechazar el bien.

»Pero esto el Islam no lo entiende porque es un proyecto político y dice: “El bien hay que imponerlo con cualquier medio”.

»Pero también he de decir que la solución no es la eliminación de la religión como en la Revolución Francesa.

¿Debemos considerar el Islam como una religión violenta?
– Efectivamente: el Corán está lleno de violencia. Al respecto, he escrito un pequeño libro de 80 páginas en francés titulado “Violencia y no Violencia en el Corán y en el Islam”. No es un libro contra el Islam: se cita tanto el aspecto violento y el aspecto no violento. Y explico por qué hay versículos violentos y otros no violentos.

»En la primera parte de la vida de Mahoma, él no tenía ningún poder: comenzaba un proyecto. Y era no violento porque no tenía ningún ejército. Se trata del primer periodo de La Meca desde el 610 al 622 y en esta época los versículos revelados están abiertos. Luego él huye a Medina y muere en el 632. En este tiempo él crea el Islam como comunidad. Antes, sin embargo, el Islam era un proyecto, un ideal. Es en este momento cuando comienza a hacer alianzas y a hacer guerras. Y al relacionarse con los judíos, toma muchas costumbres del judaísmo: las tres oraciones durante el día, un día de ayuno, etc.

»Hay un momento en el que comienza el aspecto violento según los expertos: mueren entre 600 y 800 personas. Y esclaviza a mujeres y niños. Y llegan versículos que proponen la violencia.

»Por tanto: hay un contraste entre el primer periodo que es más pacífico y más atractivo y un segundo periodo que es más violento y más guerrero.

»Hay contradicciones entre un versículo pacífico y otro violento. El Corán lo reconoce. Hay versículos que contradicen otros versículos. Por eso hay versículos que anulan a otros. Los últimos desautorizan a los primeros y los últimos son más violentos.

»Los fundamentalistas dicen que el versículo llamado de la espada ha cancelado más de 1000 versículos opuestos. Es una manera de decir que el verdadero Islam es el guerrero. Por tanto: quien actúa con violencia, es conforme al ideal del Islam.

»Se puede concluir que el Islam es una religión que contiene la violencia y la no violencia. Pero la vida de Mahoma ha llevado al Islam a preferir la violencia a la no violencia.

– ¿Cómo se considera la libertad de conciencia en el Islam?
– La libertad de conciencia es algo clave y ha sido firmada en la declaración universal de los Derechos Humanos de 1948 y también hay países musulmanes firmantes.

»Yo hice un curso de 24 horas acerca de la libertad religiosa en el Islam y se sabe que ellos redactaron 3 documentos: uno en París, otro en El Cairo y otro en una ciudad cuyo nombre no recuerdo. Fue una declaración islámica de los derechos humanos. Aunque no tiene sentido la declaración islámica de los derechos humanos porque el ser humano no es, de por sí, musulmán, budista, cristiano, etc. sino que es ser humano en general.

»Cuando hablo de ser humano no tengo que hablar de religión porque el ser humano es tal en todas las religiones. Ese es el camino a seguir. Y esta es la grave laguna en el Islam.

»La idea básica es esta: el Islam es la última religión revelada y por tanto es la mejor religión.

»Y esto es un principio que yo rechazo. Esto está equivocado porque todas las civilizaciones dan pasos hacia atrás éticamente hablando, también el Islam.

»El fundamento es el siguiente: puesto que es la última religión revelada, todos deberían abrazar esta religión. Todo se fundamenta sobre falsas premisas; de ahí que el Islam diga que todos los medios son buenos para obtener un fin bueno; pero también esto es discutible: no te puedo obligar a hacer el bien.

– ¿Ve futuro de paz cercano en Siria?
– Es muy difícil porque hay flujos externos en Siria e Iraq como por ejemplo de Arabia Saudí; también porque lo que ha pasado es una acción en contra de los chiitas; especialmente en Siria porque desde hace 45 años dominan los alauitas que son una rama del chiismo y que son minoría.

»El conflicto no es entre cristianos y musulmanes, sino que es un conflicto dentro del Islam. La diferencia es que en Siria hay una destrucción que en Iraq no existe; por ejemplo hay más de 8 millones de personas que carecen de casa y trabajo; entre ellos hay musulmanes, cristianos, chiitas y otros.

»Los sirios necesitarán un gran esfuerzo para comenzar una reconciliación entre ellos, pero antes hay que reconstruir porque la destrucción lo impide.

– ¿Qué tipo de propuestas considera usted como abordar la paz?
– Si queremos hacer un discurso racional: lo primero es parar la guerra.

»La historia requiere un doble aspecto; uno es militar porque de lo contrario ISIS va a continuar y una acción dialogante para ver qué ocurrirá con la nación de Siria.

»Occidente ha decidido antes que nada que Bashar al-Assad tiene que dejar de ser presidente; por esta razón no va a permitir ningún tipo de acuerdo.

»Hay que tener en cuenta que existe un gobierno alauita; sin olvidar que el 75% de la población que es sunita. Por otro lado tenemos a los radicales: los fundamentalistas de ISIS, de Al Qaeda. Y detrás de estos dos grupos está Arabia Saudí.

»Creo que habría que juntar a alauitas, sunitas y a radicales y hacer una Siria nueva, pero sin ninguna revolución. Hay que dar a cada uno su espacio; pero todo esto supone que los sunitas más radicales acepten el principio de base de la historia de Siria que es la distinción entre política y religión.

»Lo primero sería parar la guerra, hacer una tregua; después habría que lograr un diálogo entre todas las partes: cristianos, alauitas, sunitas, drusos, sunitas radicales y también con la presencia de algunos elementos occidentales que representan diferentes tendencias, como Rusia, Estados Unidos, Europa: Francia, etc. Y decidir hacer un camino de reconstrucción bajo la supervisión de la ONU. Pero es difícil hablar ahora de reconciliación porque hay que hablar de reconstrucción sobre algunos puntos bases.

– Últimamente el Padre Gabriele Amorth, conocido exorcista de Roma, afirmaba en una entrevista que «El Califato es Satanás» y que «Satanás avanza unido al Califato, y la cristiandad no sabe defenderse» en clara referencia a los ataques de ISIS y de los yihadistas. ¿Cuál es su opinión?
– No me gusta poner a Satanás en todos los sitios porque no me gusta unir este tema con la política.

»Lo que los musulmanes están haciendo hoy se apoya en la tradición islámica, coránica, en Mahoma y también en la historia.

»Creo que lo que falta es el humanismo; falta defender al ser humano. Yo no diría que es satánico porque nos arriesgamos a decir que todo el Islam es satánico.

»El Islam es un proyecto que ha avanzado hacia adelante desde la península arábiga en el siglo VII y que se ha bloqueado en el camino. En algunos periodos ha ido muy bien. No es un paso adelante en la historia de la humanidad pero sí lo es en la historia de la península arábiga.

»Pero si lo comparamos con el Evangelio es un paso atrás sin ninguna duda y no porque soy cristiano, sino porque es un paso hacia el Antiguo Testamento. Retoma la lapidación y todos los castigos que son inspirados por la Biblia. Cristo dice en los Evangelios: “Ellos os han dicho, pero yo os digo…”.

»No estoy de acuerdo con esta visión satánica y creo que incluir a Satanás es un poco arriesgado.

(La versión originaria de esta entrevista se publicó en ReL el 12 de febrero de 2016)

Anuncios