Así sería el gobierno de Trump: Católicos conversos, abortistas arrepentidos y familias numerosas

.

De izquierda a derecha: Reince Priebus, Newt Gringrich, Donald Trump, Kellyane Conway y Chris Christie

De izquierda a derecha: Reince Priebus, Newt Gringrich, Donald Trump, Kellyane Conway y Chris Christie

.

Así sería el gobierno de Trump: católicos conversos, abortistas arrepentidos y familias numerosas

En las quinielas abundan nombres con un perfil provida y profamilia

Por Javier Lozano / ReL11 noviembre 2016

.

La maquinaria ya está en marcha. Tras la incuestionable victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos el traspaso de poderes ya ha comenzado y con él las quinielas sobre quién conformará el gobierno republicano que ocupará a partir de ahora la Casa Blanca.

Este jueves se han reunido el saliente Obama y el entrante Trump y ya suenan los perfiles para puestos de gran importancia como el de secretario de Estado, jefe de gabinete y el resto de secretarías como las de Defensa, Seguridad Nacional o incluso el fiscal general.

Y de confirmarse los nombres que están encima de la mesa los defensores de la vida, la familia y la libertad religiosa pueden estar tranquilos pues al igual que ha hecho en campaña, Donald Trump se podría rodear de personas de fe y defensoras de la vida para ocupar puestos de máxima responsbilidad, siendo varios de ellos católicos.

Un católico converso para dirigir la política exterior

Tras el presidente los cargos más importantes en el organigrama del gobierno de EEUU son el de vicepresidente y secretario de Estado. Y a la ya presencia segura del consistente provida Mike Pence como vicepresidente todas las quinielas apuntan a Newt Gringrich como secretario de Estado, es decir, como encargado de las relaciones internacionales de Estados Unidos.

Gringrich ha sido uno de los grandes pesos pesados de la política estadounidense. Durante más de 20 años ha sido miembro de la Cámara de Representantes, de la cual durante cuatro de ellos fue su presidente. Incluso hizo un intento sin éxito de ser el candidato republicano para las elecciones de 2012.

Pero Gringrich es mucho más que eso pues es un católico converso que llegó a la Iglesia Católica en 2009 gracias a Benedicto XVI. Antes, su vida personal fue un tobogán. Nació luterano y más tarde se hizo bautista. Además, se casó tres veces. La última y actual esposa es Callista Bisek, que es católica. Fue a raíz de dicho matrimonio cuando comenzó su viraje.

La importancia de Bendicto XVI

El acudía únicamente a la iglesia católica para ver a su mujer cantar en el coro. Así acudió a San Pedro, en el Vaticano, y comenzó a leer libros de George Weigel, un escritor católico, y Jesús de Nazaret de Benedicto XVI. Ahí comenzaron sus interrogantes.

La universalidad de la Iglesia fue otro punto que le marcó pues a cualquier lugar del mundo al que fuera, su mujer siempre podía ir a misa y esto, cuenta él mismo, “me abrió los ojos sobre la diversidad y la riqueza de la Iglesia Católica”.

Pero fue el viaje de Benedicto XVI en 2008 a Estados Unidos el que le llevó al catolicismo. “Ver al Papa Benedicto (en Washington), me llamó la atención por la felicidad y la tranquilidad que desprendía. La presencia alegre y radiante del Santo Padre fue el momento que me confirmó acerca de las muchas cosas que había estado pensando y experimentado desde hacía varios años”, contaba.

Gringrich es provida y de esta manera se une al perfil también a favor del no nacido del vicepresidente Mike Pence. El hasta ahora gobernador de Indiana es cristiano evangélico pero su formación y su inspiración es católica. Y en su vida política ha sobresalido por su destacado papel provida y a favor de la familia natural. Con esta pinza Pence-Gringrich, los estadounidenses podrán estar seguros de que estos valores serán fuertemente defendidos.

Kellyane Conway, la madre de familia numerosa que logró domar a Trump

Otro de los nombres que suena para poder ocupar un cargo en la nueva administración Trump es el de Kellyane Conway, su jefa de campaña y que ha sido definida como la pieza clave para el triunfo del empresario. Incluso el propio Trump dijo en su primer discurso que esta experta en marketing político había conseguido llevarle a la Casa Blanca.

Por ello, ante los escasos apoyos que Trump ha recibido estos meses no sería descartable que Conway fuese premiada por conseguir lo que todo el mundo consideraba imposible.

Pero Conway no sólo es una experta estratega sino que además es católica, conocida militante provida y madre de cuatro hijos. Fue criada por una madre soltera en Nueva Jersey y ahora la definen como una “súper madre”.

¿El ‘tibio’ Giuliani como fiscal general?

También católico aunque más tibio y con las cosas no tan claras como el resto de los nombres anteriormente citados es Rudolph Giuliani. Conocido por haber sido el alcalde de Nueva York durante el 11-S, Trump podría premiarle con el cargo de fiscal general.

El primer discurso de Trump tras la victoria también está siendo utilizado para elaborar las quinielas de su administración debido a su simbolismo. No fueron demasiadas las personas a las que se refirió y dio las gracias. Entre ellas destacan dos nombres que podrían, según los medios estadounidenses, entrar en el futuro ejecutivo. Se trata de Chris Christie y sobre todo de Reince Priebus.

Chris Christie justificaba el aborto hasta que oyó el latido de su hija

Christie es el actual gobernador de Nueva Jersey. Este republicano es católico practicante y padre de cuatro hijos y públicamente afirma que la fe juega “un papel muy importante” en su identidad.  Hasta que sus obligaciones como dirigente del estado se lo han impedido ha sido catequista en la parroquia y todavía hoy va con toda la familia a su parroquia de San José, en el condado de Morris.

Chris Christie es el actual gobernador de Nueva Jersey. Ahora es un convencido provida pero no siempre ha tenido las cosas tan claras. Todo cambió para él en 1995 cuando su mujer estaba embarazada de su hija Sarah.

Hasta ese momento justificaba el aborto pero cuando acudió al médico y escuchó el latido del corazón su postura cambió para siempre. “En el viaje de vuelta a casa, le dije a mi mujer que mi posición no era justificable. Eso era una vida, y no se podía tolerar quitar esa vida”.

Con respecto al tema familia su posición no es tan clara. Siempre ha votado en contra del “matrimonio homosexual” y ha apoyado las terapias de personas que quieren abandonar sus tendencias homosexuales aunque sí defiende la existencia de las uniones homosexuales.

Priebus, cristiano ortodoxo que vela por la integridad de los republicanos

Por su parte Reince Priebus fue una de las estrellas de la noche electoral pues fue al único al que Trump hizo subir al estrado a hablar. Y en las quinielas suena con mucha fuerza como el futuro jefe de gabinete del presidente. Actualmente, es el presidente del Comité Nacional Republicano y es el que genera más consenso y acuerdo entre los republicanos.

Priebus es un ferviente cristiano ortodoxo griego y como presidente del Partido Republicano ha luchado para evitar intromisiones externas y por defender el carácter provida y profamilia de la formación. “En lo que se refiere a nuestro partido, creemos que el matrimonio es entre un hombre y una mujer”, dijo en una entrevista en LifeSiteNews mientras en otra intervención destacaba que “somos el partido provida”.

Pero es su fe lo que más llama la atención de Priebus. En un mensaje por Pascua afirmaba: “Los cristianos de todo el mundo despertamos este domingo de Pascua con una alegría renovada por la resurrección de nuestro salvador (…) Es mi oración que la alegría de este día santo y la esperanza de la vida eterna permanezcan con nosotros durante todo el año. La oscuridad del Viernes Santo ha sido superada por la buena nueva de la Pascua: ¡Cristo ha resucitado!”, escribía el que puede ser el nuevo jefe de gabinete de Trump.

¿De asesores de campaña al gobierno?

El nuevo presidente se rodeó durante la campaña electoral de 34 asesores católicos para ayudarle en materia de  vida, familia y libertad religiosa, cuestiones que finalmente han sido claves a la hora de poder vencer a Hillary Clinton. Por ello, no sería tampoco de extrañar que Trump siguiera teniendo como asesores a algunos de estos católicos o que incluso los nombrase para algún alto o medio cargo de su administración desde los cuales podrían seguir defendiendo estos valores.

Rick Santorum ha sido asesor de Trump durante la campaña

Algunos de los nombres, que también podrían dar el salto son los de Rick Santorum, antiguo senador y actualmente CEO de una productora de cine cristiano; Marjorie Dannenfelser, presidenta de un lobby provida que hace, entre otras cosas, un seguimiento exhaustivo del posicionamiento ante el aborto de los políticos estadounidenses; Francis Rooney, embajador de EEUU ante la Santa Sede entre 2005 y 2008; y Sam Brownback, gobernador de Kansas evangélico que se convirtió al catolicismo a raíz de sus conversaciones con Paul Ryan, quien según George Weigel es la tercera gran esperanza de la doctrina social de la Iglesia en Estados Unidos.

Tras el gobierno, la renovación del Supremo

Si la formación de gobierno es la prioridad en este momento, el segundo punto que debe abordar Trump será la ansiada renovación de la plaza vacante tras la muerte de Antonin Scalia en el Tribunal Supremo. “Nombraré jueces para el Tribunal Supremo que sean como el último y querido gran pensador y jurista católico que fue el juez Antonin Scalia”, dijo Trump.

Y gracias a su victoria el Supremo seguirá teniendo una mayoría conservadora y provida, lo cual resultará de vital importancia a la hora de tratar temas de vida, familia y libertad religiosa. Ya en su momento, Trump dejó escrita una lista con los posibles candidatos pero con el tiempo puede ser más de una vacante la que haya que cubrir. Y todos los analistas coinciden en que cualquiera de ellos cumple con el perfil de provida y profamilia.

La lista incluye dos magistrados del estado de Michigan, Raymond Kethledge y Joan Larsen, y otros de Iowa (Steven Colloton), Colorado (Allison Eid), Misuri (Raymond Gruender), Pensilvania (Thomas Hardiman) y de Utah (Thomas Lee). También propone al juez William Pryor, de Alabama, David Stras (Minesota), Diane Sykes (Wisconsin) y Don Willet (Texas).

http://www.religionenlibertad.com/asi-seria-gobierno-trump-catolicos-conversos-abortistas-arrepentidos–53058.htm

 

3 respuestas a Así sería el gobierno de Trump: Católicos conversos, abortistas arrepentidos y familias numerosas

  1. Magdalena Sosa dice:

    Que bueno mi padrecito! Gracias por estar pendiente de lo más importante y necesario para el mundo entero pero especialmente para los católicos!

    Enviado desde mi iPhone

  2. ismaelojeda dice:

    Gracias, Magda, por tus letras y tu aprecio de siempre. Espero y pido al Señor que estés bien, muy bien, con su gracia que está por encima de todas las vicisitudes y viscosidades mundanas. Me agrada que estés pendiente de las corrientes por donde se desliza la convivencia internacional y son un signo de los tiempos para nosotros. En este caso concreto de Trump, aparte de otros factores, pienso que también está la fe y la oración de muchas personas de bien que Dios suscita en nuestro tiempo y no necesariamente cristianas y católicas. Es bonito soñar con este reorientación que tomaría USA el país más poderoso del mundo y quizás el más influyente. Si ellos han podido, ¿no podremos también en otras partes? Un abrazo y te mando por correo un folleto que espero te sirva. Un abrazo. En intercambio de oraciones, p. Ismael

  3. […] a través de Así sería el gobierno de Trump: Católicos conversos, abortistas arrepentidos y familias numerosas… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: