55º Capítulo General de la Orden de Agustinos Recoletos, un capítulo histórico

noviembre 4, 2016

.

capitulo-gen-roma

.

55º Capítulo General de la Orden de Agustinos Recoletos, un capítulo histórico

.

Del 3 al 26 del pasado mes de octubre se llevó a cabo un histórico Capítulo General de la Orden de Agustinos Recoletos en el que la revitalización y la reestructuración de la Orden fueron los puntos más significativos.

Sin duda, este 55º Capítulo General ha constituido un hito importante en la historia de la Orden por la reestructuración de la misma en cuatro provincias, unificando de esta manera las ocho que existían anteriormente.

Este 55º Capítulo General, con el lema “Toda mi esperanza está en tu gran misericordia. Dame lo que mandas y manda lo que quieras”, ha sido, en palabras del prior general, Miguel Miró, “una experiencia de apertura al Espíritu, de comunión y discernimiento”.

Durante el tiempo que ha durado el evento se ha preparado el Proyecto de vida y misión de la Orden (2016-2022), que incluye las decisiones para la reestructuración, espiritualidad, formación y apostolado. Todas ellas buscan “seguir avanzando en una misma dirección, siendo coherentes con el carisma recibido y anunciando el Evangelio con renovada esperanza”.

Además, se eligió al Prior General y a los consejeros que forman su equipo.

El día 20 de octubre, el Papa Francisco recibió en audiencia a los capitulares y les recordó que “Para buscar la renovación y un impulso, se necesita volver a Dios y pedirle: «Danos lo que mandas»”. Y agregó que “cuando el Señor está en el centro de nuestra vida todo es posible”.

Concluida la alocución del Papa, Miguel Miró, como Presidente del Capítulo, le agradeció el Mensaje y la bendición a la Familia agustino-recoleta; José Ramón Pérez, vicario general, puso en sus manos un donativo para sus obras de caridad. A continuación, Ángel Martínez Cuesta, historiador de la Orden, hizo entrega al Pontífice de su “Historia de la Orden de Agustinos Recoletos”, obra en dos tomos que sintetiza el ser y el devenir histórico de la Orden.

El último obsequio fue el de un cuadro titulado “El abrazo de la Misericordia”, que representa al papa Francisco acogiendo al niño Aylan, náufrago en las playas de Turquía. Expresamente se lo había solicitado el Prior General al artista recoleto Jaazeal Jakosalem, que lo había portado desde Filipinas. El mismo Jakosalem tuvo el honor de entregárselo al Papa Francisco.

Momento histórico: reestructuración de la OAR

En el capítulo general de 2010 se inició un proceso de reflexión tanto por parte del equipo de gobierno como por los religiosos que conforman la Orden. Este proceso ha desembocado en la decisión de reorganizar la Orden en cuatro provincias, queriendo con ello “lograr una auténtica vivencia agustino-recoleta, impulsar la vida fraterna en comunidad y realizar la misión que la Iglesia nos encomienda”.

Cuatro de las ocho provincias que constituían la Orden han quedado incorporadas a las otras cuatro de la siguiente manera.

La provincia de San Agustín (Estados Unidos y México) queda incorporada a la de San Nicolás de Tolentino (Estados Unidos, México, Costa Rica, Brasil, España, Reino Unido y China).

La de Nuestra Señora de la Consolación (España, Panamá, República Dominicana y Guatemala) queda incorporada a la de Nuestra Señora de la Candelaria (Colombia y Chile).

Lo mismo pasa con las provincias de Santa Rita de Casia (Brasil) y San José (España, Perú y Venezuela), que se incorporan a la de Santo Tomás de Villanueva (España, Brasil, Argentina y Venezuela).

Y en Filipinas, finalmente, sigue sola la provincia de San Ezequiel Moreno, a la que sin embargo se le pide que afiance su presencia en Sierra Leona y haga un plan de expansión por otro país de Asia.

La reestructuración es un proceso, que no se ejecutará hasta 2018. Mientras, para cada una de las uniones, entrará en funcionamiento una comisión formada por los respectivos priores provinciales y otros religiosos. Bajo la dirección del Prior general, estas comisiones deberán dirigir el proceso de unión y preparar cada uno de los capítulos provinciales.

Esta unión de provincias ofrece nuevos retos y posibilidades, constituye el comienzo de una nueva etapa para la Orden, con exigencias pero también con esperanzas.

Además, en cada uno de lo cuatro capítulos provinciales se tendrá que elaborar un proyecto de vida y misión en consonancia con el de la Orden. En él se impulsará la identidad carismática y se adoptarán medidas concretas para fortalecer la pastoral vocacional y la pastoral juvenil, la vida fraterna en comunidad, la formación inicial y permanente, las misiones, la evangelización en parroquias y colegios, la solidaridad y presencia entre los más pobres, y la atención y el cuidado de los religiosos mayores y enfermos.

El Capítulo ha enviado un mensaje agradecido y esperanzador dirigido a la Familia agustino-recoleta, a los laicos de los diversos ministerios, a los obispos y a todos los que desean compartir el sueño de san Agustín de vivir como hermanos teniendo una sola alma y un solo corazón dirigidos hacia Dios.

Nuevo equipo de gobierno

El 25 y 26 de octubre, los 40 agustinos recoletos reunidos en Capítulo General en Roma, procedieron a la elección, primeramente del Prior General, y al día siguiente del Consejo General. Se reeligió a Miguel Miró para desempeñar la misión de Prior General.

En la última sesión del 55º Capítulo General se procedió a la elección de los consejeros generales, que fueron, por este orden: José Ramón Pérez Sáenz (Vicario General), Raúl Buhay Murillo, Juan Pablo Martínez Peláez, Francisco Javier Monroy Rodríguez, Gabriel Antonio Robles Alonso y Antonio Carrón de la Torre.

Posteriormente, en una primera reunión del Consejo General, se procedió a la elección del Secretario General, siendo reelegido para esta función Francisco Javier Tello Vegas.

55º Capítulo General de la Orden de Agustinos Recoletos, un capítulo histórico

 


Más de 7.000 cristianos asesinados en 2015 en todo el mundo

noviembre 4, 2016

.

Cristianos perse

Cristianos perseguidos en el mundo

.

Más de 7.000 cristianos asesinados en 2015 en todo el mundo

.

Un año más, la organización de derechos humanos con base en Estados Unidos «Puertas Abiertas» (Open Doors) ha constatado el incremento de la persecución contra cristianos en el mundo, en muchos casos con acciones de violencia terrorista dirigidas a asesinar al mayor número posible de seguidores del Evangelio.

El informe de 2016, que recoge las investigaciones de los doce meses de 2015, estima en más de 7.000 los cristianos asesinados en el mundo en ese periodo por causas relacionadas con su fe, lo que supone un aumento significativo de más de 3.000 («mártires» según el criterio de la Iglesia) respecto al año anterior.

No se tiene en cuenta, además, el número de víctimas en tres países que sobresalen en persecución de cristianos –Corea del NorteIrak y Siria– dado que «Open Doors» estima que la información no es precisa.

Destaca en el informe la fuerte presencia de países de mayoría musulmana entre los más hostiles hacia los cristianos. De los 50 países catalogados por «Open Doors», 34 son de mayoría musulmana, aunque no todos cuenten con sistemas políticos regidos por la Sharía, la ley islámica. Tanto los regímenes de corte fundamentalista como los de carácter autoritario-laico aparecen hermanados por el mismo miedo a la libertad religiosa.

Las estadísticas muestran además que en 2015 fueron atacadas o dañadas unas 2.300 iglesias, número que dobla el del año anterior.

La agresión contra los cristianos no procede solo de los movimientos yihadistas Daesh, Al Qaida, Boko Haram y Al Shabab, los cuatro más letales. Existe también una atmósfera de intimidación y agresividad en muchos ambientes sociales musulmanes, que identifican la precariedad económica con un supuesto neocolonialismo occidental, y miran con odio a su vecino cristiano, con frecuencia mucho más indigente que el mahometano.

Es el caso patético de Pakistán. En Egipto, por su parte, en el imaginario de algunos musulmanes el cristiano copto es el empresario acomodado que goza de una fortuna de origen sospechoso. La defenestración de los Hermanos Musulmanes no ha cambiado apenas esa percepción.

La “gente del Libro”

En los territorios que controla en Irak y Siria, el grupo Daesh, el autodenominado Estado Islámico que ha proclamado el «califato», ha reeditado las tesis literales del Corán sobre el trato con otras religiones. Los cristianos pertenecen así a la «gente del Libro», a la que se ofrecen tres caminos: la huida, la conversión al islam, o el vasallaje, que implica el pago de un impuesto al califato (entre otras servidumbres).

No obstante, la alucinante tesis admite muchas excepciones. El vasallaje que ya viven los cristianos de Pakistán no les salvó de morir bajo las bombas terroristas en los dos últimos meses de marzo. Semanas antes del ataque en Lahore, un comando yihadista llevó a cabo en Yemen una matanza de monjas de la Madre Teresa de Calcuta en un albergue de ancianos. Pese a ello, las misioneras de la Caridad –velos católicos en el islam– seguirán trabajando con los más pobres en otros doce países de mayoría musulmana, que figuran entre los 130 donde se extiende su labor.

La indiferencia con que las autoridades del gobierno islamista moderado de Pakistán responden a los atentados anticristianos –como el último de Lahore– refleja el chantaje que imponen los partidos ultrarreligiosos musulmanes, y más aún la cultura general del «país de los puros», acostumbrado a tratar a los no mahometanos como ciudadanos de segunda.

Bajo los focos

La persecución es silenciosa en la mayoría de los países que figuran en la lista de «Open Doors». La luz y los taquígrafos se concentran hoy en Irak y en Siria, donde los yihadistas de Daesh llevan a cabo una gradual y publicitada campaña de expulsión y secuestros entre la vieja población cristiana, así como de quema de iglesias.

¿Cuántos cristianos de rito arameo –la lengua materna de Jesús– quedan en Irak? Cuando cayó Sadam Husein, en 2003, se calculaba que el país tenía alrededor de un millón de cristianos. Hoy se desconoce la cifra, dada la persecución que sufren no solo a manos de los yihadistas, sino también por parte de las autoridades kurdas (que apoya por cierto Estados Unidos).

Según denuncia el informe de 2016, las autoridades autónomas kurdas están forzando a los cristianos a que vendan sus propiedades a musulmanes en la región de Mosul y la planicie de Nínive, para crear una zona «homogénea» en términos étnicos y religiosos.

La situación de acoso y exterminio de cristianos en Siria e Irak motivó el año pasado una insólita iniciativa diplomática del Vaticano en favor del uso de la fuerza para proteger a los creyentes. El 13 de marzo de ese año, el representante vaticano ante la ONU en Ginebra, el arzobispo Silvano Tomasi, pidió la formación de una fuerza internacional «para parar esa especie de genocidio».

Un año después la petición sigue en el aire. Washington se limita a bombardeos selectivos en Siria e Irak, y Europa discute cómo evitar la llegada de refugiados, muchos de ellos cristianos.

En la lista de 2016 de «Puertas Abiertas» entran dos países nuevos: Níger y Bahréin, que se sitúan respectivamente en los puestos 49 y 48. La expansión de la acción terrorista del grupo Boko Haram ha despertado el miedo y la huida entre la población cristiana de Níger, mientras que en el pequeño emirato de Bahréin la introducción gradual de la Sharía por parte del sultán ha deteriorado el anterior clima de relativa libertad religiosa.

Fuente: http://www.abc.es/internacional/abci-mas-7000-cristianos-asesinados-religion-2015-201604021836_noticia.html

http://www.revistaecclesia.com/mas-7-000-cristianos-asesinados-2015-mundo/


El maná de cada día, 4.11.16

noviembre 4, 2016

Viernes de la 31ª semana del Tiempo Ordinario

.

flores.amanecer

Ser astutos para ganar el cielo



PRIMERA LECTURA: Filipenses 3, 17-4,1

Seguid mi ejemplo, hermanos, y fijaos en los que andan según el modelo que tenéis en nosotros.

Porque, como os decía muchas veces, y ahora lo repito con lágrimas en los ojos, hay muchos que andan como enemigos de la cruz de Cristo: su paradero es la perdición; su Dios, el vientre; su gloria, sus vergüenzas. Sólo aspiran a cosas terrenas.

Nosotros, por el contrario, somos ciudadanos del cielo, de donde aguardamos un Salvador: el Señor Jesucristo.

Él transformará nuestro cuerpo humilde, según el modelo de su cuerpo glorioso, con esa energía que posee para sometérselo todo.

Así, pues, hermanos míos queridos y añorados, mi alegría y mi corona, manteneos así, en el Señor, queridos.


SALMO 121, 1-2. 4-5

Vamos alegres a la casa del Señor.

¡Qué alegría cuando me dijeron: «Vamos a la casa del Señor»! Ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén.

Allá suben las tribus, las tribus del Señor, según la costumbre de Israel, a celebrar el nombre del Señor; en ella están los tribunales de justicia, en el palacio de David.


Aclamación antes del Evangelio: 1 Jn 2, 5

Quien guarda la palabra de Cristo, ciertamente el amor de Dios ha llegado en él a su plenitud.


EVANGELIO: Lucas 16, 1-8

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«Un hombre rico tenía un administrador y le llegó la denuncia de que derrochaba sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo: “¿Qué es eso que me cuentan de ti? Entrégame el balance de tu gestión, porque quedas despedido.”

El administrador se puso a echar sus cálculos: “¿Qué voy a hacer ahora que mi amo me quita el empleo? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa.”

Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo y dijo al primero: “¿Cuánto debes a mi amo?” Éste respondió: “Cien barriles de aceite.” El le dijo: “Aquí está tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta.”

Luego dijo a otro: “Y tú, ¿cuánto debes?” Él contestó: “Cien fanegas de trigo.” Le dijo: “Aquí está tu recibo, escribe ochenta.”

Y el amo felicitó al administrador injusto, por la astucia con que había procedido.

Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz.»


.

HACEOS AMIGOS CON EL DINERO

P. Raniero Cantalamessa, ofmcap

El Evangelio de hoy nos presenta una parábola en cierto modo bastante actual, la del administrador infiel. El personaje central es el administrador de un propietario de tierras, figura muy popular también en nuestros campos, cuando regían sistemas usufructuarios.

Como las mejores parábolas, ésta es como un drama en miniatura, lleno de movimiento y de cambios de escena. La primera tiene como actores al administrador y a su señor y concluye con un despido tajante: «Ya no puedes ser administrador».

Éste no esboza siquiera una autodefensa. Tiene la conciencia sucia y sabe perfectamente que de lo que se ha enterado el patrón es cierto.

La segunda escena es un soliloquio del administrador que se acaba de quedar solo. No se da por vencido; piensa enseguida en soluciones para garantizarse un futuro.

La tercera escena –el administrador y los campesinos— revela el fraude que ha ideado con ese fin: «“¿Tú cuánto debes?” Respondió: “Cien cargas de trigo”. Le dijo: “Toma tu recibo y escribe ochenta”».

Un caso clásico de corrupción y de falsa contabilidad que nos hace pensar en frecuentes episodios parecidos en nuestra sociedad, si bien a escala mucho mayor.

La conclusión es desconcertante: «El señor alabó al administrador injusto porque había obrado astutamente». ¿Es que Jesús aprueba o alienta la corrupción?

Es necesario recordar la naturaleza del todo especial de la enseñanza en parábolas. La parábola no hay que trasladarla en bloque y con todos sus detalles en el plano de la enseñanza moral, sino sólo en aquel aspecto que el narrador quiere valorar.

Y está claro cuál es la idea que Jesús ha querido inculcar con esta parábola. El señor alaba al administrador por su sagacidad, no por otra cosa.

No se afirma que se vuelva atrás en su decisión de despedir a este hombre. Es más, visto su rigor inicial y la prontitud con la que descubrió la nueva estafa, podemos imaginar fácilmente la continuación, no relatada, de la historia.

Tras haber alabado al administrador por su astucia, el señor debe haberle ordenado que devolviera inmediatamente el fruto de sus transacciones deshonestas, o pagarlas con la cárcel si no podía saldar la deuda.

Esto, o sea, la astucia, es también lo que alaba Jesús, fuera de parábolas. Añade, de hecho, casi como comentario a las palabras de ese señor: «Los hijos de este mundo son más astutos con los de su generación que los hijos de la luz».

Aquel hombre, frente a una situación de emergencia, cuando estaba en juego su porvenir, dio prueba de dos cosas: de extrema decisión y de gran astucia. Actuó pronta e inteligentemente (si bien no honestamente) para ponerse a salvo.

Esto –viene a decir Jesús a sus discípulos— es lo que debéis hacer también vosotros para poner a salvo no el futuro terreno, que dura algunos años, sino el futuro eterno.

«La vida –decía un filósofo antiguo— a nadie se le da en propiedad, sino a todos en administración» (Séneca).

Somos todos los «administradores»; por ello debemos hacer como el hombre de la parábola. Él no dejó las cosas para mañana, no se durmió. Está en juego algo más importante como para confiarlo al azar.

El Evangelio a menudo hace diversas aplicaciones prácticas de esta enseñanza de Cristo.

En la que se insiste más tiene que ver con el uso de la riqueza y del dinero: «Yo os digo: haceos amigos con el dinero injusto, para que, cuando llegue a faltar, os reciban en las eternas moradas».

Es como decir: haced como aquel administrador; haceos amigos de quienes un día, cuando os encontréis en necesidad, puedan acogeros. Estos amigos poderosos, se sabe, son los pobres, puesto que Cristo considera dado a Él en persona lo que se da al pobre.

Los pobres, decía San Agustín, son, si lo deseamos, nuestros correos y porteadores: nos permiten transferir, desde ahora, nuestros bienes en la morada que se está construyendo para nosotros en el más allá.

[Traducción del original italiano realizada por Zenit]

Homiletica.org


A %d blogueros les gusta esto: