España: El voto católico esta muy repartido

junio 16, 2016

.

tercer

Personas adultas mayores interesadas en discernir su voto electoral

.

España: El voto católico esta muy repartido

¿Se tienen en cuenta las convicciones religiosas a la hora de votar?

Por Álvaro Real

.

¿Hay un partido político en España que represente el mundo católico? ¿A quién votan los católicos en España? Cuando llegan las elecciones en España son muchas las preguntas que el católico se hace a la hora de otorgar su voto. Es difícil discernir sobre a quién votar y muchos son los que, si bien no se ven representados, finalmente optan por uno u otro candidato como un “mal menor”.

La revista Vida Nueva acaba de publicar una encuesta sobre intención de voto de los católicos y según los datos el voto estaría muy repartido. No existe un partido representativo.

Según la encuesta realizada por NC Report para la revista Vida Nueva sobre intención de voto entre los católicos, el 39,8% respaldaría al partido de Mariano Rajoy el próximo 26 de junio; el 23,8% se decantaría por los socialistas; el 15,5% por el partido de Albert Rivera; y solo un 14% por la coalición Unidos Podemos. 

“Lejos de identificar al cristiano con un partido único, la fe se reparte en las urnas: 9 de cada 10 electores del PP (91,2%) se consideran católicos; 8 de cada 10 en el caso del PSOE (80,1%); y en torno a 7 de cada 10 en el caso de Ciudadanos (74,6). Esta cifra se reduce a 5 de cada 10 (45,8%) en el caso de quienes apoyan a la formación de Pablo Iglesias”, afirma la Revista Vida Nueva.

El voto católico es un voto muy fragmentado e incluso las preocupaciones de los creyentes en España son muy variables. Un 70,5% de los creyentes españoles considera determinantes las medidas relacionadas con el crecimiento económico. El 50,3% piensa que lo más importante son las políticas sociales. Sorprendentemente, asuntos como la defensa de la familia y la vida quedan en tercer lugar, con el 49,8%.

Finalmente más de la mitad de los católicos consideran que las creencias y los principios morales no condicionan su voto.

Vamos a llevarnos bien

También el semanario Alfa y Omega aborda esta semana el tema de las elecciones en España y destaca la necesidad de acuerdos y de pactos: “Vamos a llevarnos bien” dice, citando palabras del actual presidente de los obispos españoles, cardenal Ricardo Blázquez: Nos encontramos ante “una encrucijada de nuestra historia”, en la que “las coordenadas que han regido nuestra convivencia” corren serio riesgo de fractura, si no se actúa “con sensatez y buscando que nos guíen, no nuestros proyectos muchas veces muy ideologizados, sino la búsqueda del bien común y el servicio a los ciudadanos”.

En sus páginas ofrece la palabra a representantes de los cuatro grandes partidos (PP, PSOE, Unidos-Podemos y Ciudadanos) y hace un recorrido por el programa electoral en los temas que pueden influir a los católicos en su voto. La enseñanza, la familia, los recortes, las relaciones Iglesia-Estado, la presencia del hecho religioso en la esfera pública o el modelo de sociedad de cada cual son los grandes temas. Un análisis que recomendamos a los indecisos.


El maná de cada día, 16.6.16

junio 16, 2016

Jueves de la 11ª semana del Tiempo Ordinario

.

Woman Sitting in Pew

No uséis muchas palabras



PRIMERA LECTURA: Eclesiástico 48, 1-15

Surgió Elías, un profeta como un fuego, cuyas palabras eran horno encendido. Les quitó el sustento del pan, con su celo los diezmó; con el oráculo divino sujetó el cielo e hizo bajar tres veces el fuego. ¡Qué terrible eras, Elías!; ¿quién se te compara en gloria?

Tú resucitaste un muerto, sacándolo del abismo por voluntad del Señor; hiciste bajar reyes a la tumba y nobles desde sus lechos; ungiste reyes vengadores y nombraste un profeta como sucesor. Escuchaste en Sinaí amenazas y sentencias vengadoras en Horeb.

Un torbellino te arrebató a la altura; tropeles de fuego, hacia el cielo. Está escrito que te reservan para el momento de aplacar la ira antes de que estalle, para reconciliar a padres con hijos, para restablecer las tribus de Israel.

Dichoso quien te vea antes de morir, y más dichoso tú que vives. Elías fue arrebatado en el torbellino, y Eliseo recibió dos tercios de su espíritu. En vida hizo múltiples milagros y prodigios, con sólo decirlo; en vida no temió a ninguno, nadie pudo sujetar su espíritu; no hubo milagro que lo excediera: bajo él revivió la carne; en vida hizo maravillas y en muerte obras asombrosas.

SALMO 96, 1-2.3-4.5-6.7

Alegraos, justos, con el Señor.

El Señor reina, la tierra goza, se alegran las islas innumerables. Tiniebla y nube lo rodean, justicia y derecho sostienen su trono.

Delante de él avanza fuego, abrasando en torno a los enemigos; sus relámpagos deslumbran el orbe, y, viéndolos, la tierra se estremece.

Los montes se derriten como cera ante el dueño de toda la tierra; los cielos pregonan su justicia, y todos los pueblos contemplan su gloria.

Los que adoran estatuas se sonrojan, los que ponen su orgullo en los ídolos; ante él se postran todos los dioses.


Aclamación antes del Evangelio: Rm 8, 15bc

Habéis recibido un espíritu de hijos adoptivos, que nos hace gritar: «¡Abba!, Padre.»


EVANGELIO: Mateo 6, 7-15

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando recéis, no uséis muchas palabras, como los gentiles, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes que lo pidáis.

Vosotros rezad así: “Padre nuestro del cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy el pan nuestro de cada día, perdónanos nuestras ofensas, pues nosotros hemos perdonado a los que nos han ofendido, no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del Maligno.”

Porque si perdonáis a los demás sus culpas, también vuestro Padre del cielo os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los demás, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras culpas.»



.

NO USÉIS MUCHAS PALABRAS

El Padre nos lo ha dicho todo en el Hijo. Palabra callada que, a veces, habla más por la belleza de sus silencios que por el atractivo de sus predicaciones.

Por eso, el silencio es la oración más adecuada para hablar con Dios. Silencio fecundo y materno, que acoge en sí, como María, esos acentos sonoros que el amor de Dios susurra suavemente, allí, en el centro del alma. Amor que nunca calla, cuando lo saboreas desde el lenguaje silencioso de la contemplación.

Pero, tú y yo andamos tan llenos de ruidos que queremos que Dios nos entienda con el lenguaje del mundo y de los hombres. Por eso, Jesús tuvo que enseñar a sus discípulos un nuevo modo de orar: “Cuando recéis no uséis muchas palabras como los paganos, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso”.

Oras más cuando callas que cuando hablas. Oras mejor cuando amas que cuando hablas. Porque, ese Dios al que hablas es el Amor que siempre escucha.

Y el amor sabe expresar toda su finura en las filigranas del silencio. Ya sabe Él, mejor que tú, cuánto llevas y ansías en ese corazón, que se pone en su presencia.

Mira que tu oración no sea como la de los paganos, llena del ruido del mundo, de ambiciones, de disimulos, de mentiras, de esas cosas tuyas que tanto te inquietan y en las que nunca cabe Dios.

Gusta de esos silencios en los que Dios parece callar, porque en ese vacío interior tan oscuro resuena más íntimamente el lenguaje divino del amor.

Aprende también a callar, aunque los demás pongan en sus pobres y huecas palabrerías tantas expectativas mundanas y esperanzas fugaces.

Quizá tus silencios nunca sean escuchados por la gente, ni entendidos por los sabios de este mundo. Pero, los escucha tu Padre del cielo, que tanto sabe de silencios ocultos y escondidos.


http://www.mater-dei.es


A %d blogueros les gusta esto: