Diputados pro vida expulsados del PP: Traición de Rajoy es “ataque frontal a la democracia”

noviembre 17, 2015

.

tres diputados provida

Javier Puente, izq., Lourdes Méndez, centro, y Eugenio Azpíroz, exdiputados del PP. Fotos: Blanca Ruiz.

.

Diputados pro vida expulsados del PP: Traición de Rajoy es “ataque frontal a la democracia”

“Hoy en España van a morir 300 niños por culpa del aborto”

Por Blanca Ruiz

MADRID, 15 Nov. 15 / 11:28 am (ACI).- Lourdes Mendez, Eugenio Azpíroz y Javier Puente son tres diputados que el Partido Popular ha decidido eliminar en sus listas para las próximas elecciones por ser pro vidas. Los tres políticos han salido a la calle para manifestarse a favor de la protección de la vida del no nacido en la VI Marcha por la Vida.

“Las personas que defendimos en un momento determinado con absoluta contundencia y lealtad el compromiso con los electores, ninguno estamos en las listas. No se trata de un tema personal de que yo esté o no convocada, sino que se trata de un tema de defensa de ideas”, aseguró Lourdes Méndez, exdiputada del Partido Popular a ACI Prensa. Un punto en el que coincide con Eugenio Azpíroz, diputado del PP por Guipúzcoa, quien asegura que actualmente el PP ha asumido “una serie de postulados que no son los que han definido el proyecto político popular”.

Azpíroz ha señalado que las instituciones internacionales, entre ellas el Parlamento Europeo están intentando imponer el aborto. Por eso ha recordado a ACI Prensa la aprobación el pasado junio en el Parlamento Europeo del Informe Noichl por el que “se pide la declaración del aborto como derecho humano de la mujer. Es decir, que la muerte de una persona sea el derecho humano de otra”.

Javier Puente, ex diputado del PP por Cantabria, además ha precisado a ACI Prensa que “no se debe permitir que la ideología de género se haga con el PP” ya que “la defensa de la vida es lo más progresista que hay” y que “el aborto es el mayor fracaso de nuestra sociedad”.

Traición de Rajoy

A propósito de la traición de Mariano Rajoy, que había prometido la derogación de la Ley del aborto si llegaba al poder, Méndez lo interpreta como “un ataque a los fundamentos de nuestra democracia. Se ha incumplido una promesa en un tema fundamental. No se ha cumplido con la obligación de proteger la vida”.

“Con 11 millones de votos y un compromiso electoral que llevábamos en el programa hemos transgredido e incumplido nuestro ideario. Se trata de un ataque frontal a la democracia. Se podrá poner parches y hacer lo que sea, pero además de esa transgresión al derecho fundamental a la vida también se ha vulnerado nuestra Constitución, por lo que se trata de un ataque frontal a la democracia de nuestro país”, ha asegurado a ACI Prensa Méndez.

De esta manera Méndez recuerda que al prescindir de todos los políticos que se manifestaron a favor de la vida y en contra de la reforma de la Ley Aído, el PP “se ha desprendido de la defensa del derecho fundamental de la vida y nuestros votantes tendrán que hacer lo que estimen conveniente”.

Por eso ha insistido en que quienes de defienden “el primer derecho fundamental que es la vida no nos podemos dar por vencidos. Porque la verdad triunfará y aunque no se pueda defender desde un escaño del Congreso de los Diputados el derecho a la vida se seguirá defendiendo desde nuestras casas, desde nuestras profesiones y también desde la calle”.

Una perseverancia en la que coincide con Puente quien asegura que continuará participando en concentraciones a favor de la vida, “porque cada día hay 300 niños a los que no se les da la posibilidad de nacer”.

Puente ha explicado a ACI Prensa que actualmente continúa perteneciendo al Partido Popular porque “hasta ahora mantiene unos estatutos en los que se hace referencia a la defensa de la vida y la familia”, valores que él, según afirma, siempre ha defendido y seguirá defendiendo. A pesar de que “por la vía de los hechos” parezca que “se quieren defender otros valores”, asegura, pero por ahora los estatutos siguen “siendo los que son”.

La diputada también ha destacado que actualmente “no hay en el arco parlamentario ningún partido que defienda el derecho a la vida” y el  diputado por Guipúzcoa ha insistido en la necesidad de “la defensa de la maternidad con presupuestos, proyectos y con ayudas efectivas y no lo contrario, que es lo que estamos haciendo en España donde desgraciadamente llevamos más de dos millones de niños abortados”.

 


El maná de cada día, 17.11.15

noviembre 17, 2015

Martes de la 33ª semana del Tiempo Ordinario

.

Coherentes también en la la tribulación

Coherentes también en la la tribulación



PRIMERA LECTURA: 2 Macabeos 6, 18-31

En aquellos días, a Eleazar, uno de los principales escribas, hombre de edad avanzada y semblante muy digno, le abrían la boca a la fuerza para que comiera carne de cerdo.

Pero él, prefiriendo una muerte honrosa a una vida de infamia, escupió la carne y avanzó voluntariamente al suplicio, como deben hacer los que son constantes en rechazar manjares prohibidos, aun a costa de la vida.

Los que presidían aquel sacrificio ¡legal, viejos amigos de Eleazar, lo llevaron aparte y le propusieron que hiciera traer carne permitida, preparada por él mismo, y que la comiera, haciendo como que comía la carne del sacrificio ordenado por el rey, para que así se librara de la muerte y, dada su antigua amistad, lo tratasen con consideración.

Pero él, adoptando una actitud cortés, digna de sus años, de su noble ancianidad, de sus canas honradas e ilustres, de su conducta intachable desde niño y, sobre todo, digna de la Ley santa dada por Dios, respondió todo seguido:

«iEnviadme al sepulcro! Que no es digno de mi edad ese engaño. Van a creer muchos jóvenes que Eleazar, a los noventa años, ha apostatado, y, si miento por un poco de vida que me queda, se van a extraviar con mi mal ejemplo. Eso sería manchar e infamar mi vejez.

Y, aunque de momento me librase del castigo de los hombres, no escaparía de la mano del Omnipotente, ni vivo ni muerto. Si muero ahora como un valiente, me mostraré digno de mis años y legaré a los jóvenes un noble ejemplo, para que aprendan a arrostrar voluntariamente una muerte noble por amor a nuestra santa y venerable Ley.»

Dicho esto, se dirigió en seguida al suplicio. Los que lo llevaban, poco antes deferentes con él, se endurecieron, considerando insensatas las palabras que acababa de pronunciar.

Él, a punto de morir a fuerza de golpes, dijo entre suspiros: «Bien sabe el Señor, que posee la santa sabiduría, que, pudiendo librarme de la muerte, aguanto en mi cuerpo los crueles dolores de la flagelación, y los sufro con gusto en mi alma por respeto a él.»

Así terminó su vida, dejando, no sólo a los jóvenes, sino a toda la nación, un ejemplo memorable de heroísmo y de virtud.


SALMO 3, 2-3.4-5.6-7

El Señor me sostiene.

Señor, cuántos son mis enemigos, cuántos se levantan contra mí; cuántos dicen de mí: «Ya no lo protege Dios.»

Pero tú, Señor, eres mi escudo y mi gloria, tú mantienes alta mi cabeza. Si grito invocando al Señor, él me escucha desde su monte santo.

Puedo acostarme y dormir y despertar: el Señor me sostiene. No temeré al pueblo innumerable que acampa a mi alrededor.


Aclamación antes del Evangelio: 1Jn 4, 10b

Dios nos amó y nos envió a su Hijo como víctima de propiciación por nuestros pecados.


EVANGELIO: Lucas 19, 1-10

En aquel tiempo, entró Jesús en Jericó y atravesaba la ciudad. Un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de distinguir quién era Jesús, pero la gente se lo impedía, porque era bajo de estatura. Corrió más adelante y se subió a una higuera, para verlo, porque tenía que pasar por allí.

Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y dijo: «Zaqueo, baja en seguida, porque hoy tengo que alojarme en tu casa.»

Él bajó en seguida y lo recibió muy contento. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo: «Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador.»

Pero Zaqueo se puso en pie, y dijo al Señor: «Mira, la mitad de mis bienes, Señor, se la doy a los pobres; y si de alguno me he aprovechado, le restituiré cuatro veces más.»

Jesús le contestó: «Hoy ha sido la salvación de esta casa; también éste es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido.»
.
.

LA FIDELIDAD DE ELEAZAR

P. Francisco Fernández Carvajal

 

Lealtad a la palabra dada y a los compromisos adquiridos.

La lealtad de Eleazar a la fe de sus mayores sirvió además para que otros muchos del pueblo escogido permanecieran firmes en sus creencias y costumbres. Nunca queda aislada la fidelidad de un hombre, de una mujer. Son muchos los que, quizá sin saberlo expresamente, se apoyan en ella. Una de las grandes alegrías que el Señor nos hará gustar será el poder contemplar a todos aquellos que permanecieron firmes en su fe y en su vocación porque se apoyaron en nuestra sólida coherencia.

La virtud humana que corresponde a la fidelidad es la lealtad, esencial para toda convivencia. Sin un clima de lealtad, las relaciones y vínculos entre los hombres degenerarían a lo sumo en una mera coexistencia, con su cortejo inseparable de inseguridad y desconfianza. La vida propiamente social no sería posible si no se diera «aquella observancia de los pactos sin la que no es posible una tranquila convivencia entre los pueblos»8: un clima de confianza mutua, de honradez, de lealtad.

No es infrecuente que en la sociedad, en la empresa, en los negocios… parezca perdida esta virtud tan esencial. La mentira, la manipulación de la verdad, es un arma más que algunos utilizan como si fuera normal en los medios de la opinión pública, en la política, en los negocios… Muchas veces se echa de menos la honradez para cumplir la palabra dada y los compromisos libremente adquiridos.

Es más, en ocasiones se comenta la infidelidad matrimonial, como si los compromisos adquiridos delante de Dios y delante de los hombres tuvieran poco valor. Otros, con el fin de aumentar su disponibilidad económica, o para satisfacer su ansia desordenada de placeres, de figurar en la vida social, incumplen sus deberes religiosos, familiares, sociales o profesionales traicionando los compromisos más nobles y santos.

En estos momentos urge que los cristianos –luz del mundo y sal de la tierra– procuremos ser ejemplo de fidelidad y de lealtad a los compromisos contraídos. San Agustín recordaba a los cristianos de su tiempo: «El marido debe ser fiel a la mujer, y la mujer al marido, y ambos a Dios. Los que habéis prometido continencia, cumplid lo prometido, puesto que no se os exigiría si no lo hubieseis prometido (…). Guardaos de hacer trampas en vuestros negocios. Guardaos de la mentira y del perjurio»9. Son palabras que conservan plena actualidad.

Perseverando, con la ayuda del Señor, en lo poco de cada día, lograremos oír al final de nuestra vida, con gozosísima dicha, aquellas palabras del Señor: Muy bien, siervo bueno y fiel; has sido fiel en lo poco, te constituiré sobre lo mucho; entra en el gozo de tu Señor10.

 8 Pío XII, Alocución 24-XII-1940, 26. — 9 San Agustín, Sermón 260. — 10Mt 25, 21-23.

www.homiletica.org


A %d blogueros les gusta esto: