Una guía para entender y seguir el Sínodo de la Familia

octubre 6, 2015

.

Sínodo de la Familia

Sínodo Ordinario de los Obispos sobre aspectos pastorales de la Familia

.

Una guía para entender y seguir el Sínodo de la Familia

.
VATICANO, 05 Oct. 15 / 04:18 pm (ACI).- El domingo 4 de octubre comenzó el Sínodo Ordinario de Obispos, dedicado a los retos pastorales de la familia en el contexto de la nueva evangelización. La guía que se ofrece a continuación ofrece al lector algunas claves para una mejor comprensión de este evento eclesial: la composición del Aula sinodal, la metodología de trabajo, con los documentos oficiales -donde se encuentran los diferentes temas que profundizarán los padres- y un breve diccionario de términos del sínodo.

1. Composición del Aula sinodal

Están convocados 270 padres sinodales. 183 representantes han sido escogidos por las conferencias episcopales de los diferentes países. Otros 42 padres sinodales participan por razón del cargo que desempeñan en la Santa Sede (dicasterios, congregaciones, etc.), mientras que 45 han sido directamente designados por el Santo Padre.

En cuanto a la procedencia geográfica, Europa es el continente más representado, con 107 padres sinodales, seguido de América, con 64, y de África, con 54. Asia contará con 36 participantes y Oceanía aportará 9.

Pero en el Aula del Sínodo no sólo estarán presentes los 270 padres. El Papa Francisco presidirá todas las reuniones generales, al igual que podrán hacerlo 24 expertos invitados, 51 auditores, 14 delegados fraternos de otras confesiones y 18 representantes de las familias.

2. Metodología de trabajo

En la reunión mantenida con la secretaría del sínodo los pasados 25 y 26 de mayo, el Papa Francisco aprobó la siguiente metodología de trabajo en el Aula del Sínodo. El Sínodo se abrió con la Misa Solemne que presidió el Papa el domingo 4 de octubre en la Basílica de San Pedro.

Esa celebración Eucarística fue precedida, el día 3, por una vigilia de oración y una invocación al Espíritu Santo. Estuvieron presentes todos los padres sinodales. El lunes 5 de octubre tuvo lugar la sesión inaugural, con discurso del Papa Francisco, además de las intervenciones del secretario general y del relator general del sínodo.

Los padres sinodales dedicarán cada una de las tres semanas a la discusión de un capítulo del Instrumentum Laboris. Así, la primera semana abordarán los desafíos de la familia (puntos 6-36), la segunda semana estudiarán “el discernimiento de la vocación familiar” (puntos 37-68) y la tercera semana profundizarán en la misión de la familia hoy en día (puntos 69-147).

La metodología de trabajo es sencilla: se presentan los puntos de estudio (del Instrumentum Laboris) correspondientes a esa semana, se escucha el testimonio de un matrimonio y comienza la intervención de los padres sinodales (hasta 70 por sesión) que tendrán tres minutos para exponer su punto de vista. Son las llamadas congregaciones generales.

El sistema, más ágil que en ocasiones precedentes, permite realzar el trabajo de los 13 grupos de estudio. Estos grupos, llamados “círculos menores”, están compuesto por entre 17-23 padres sinodales -que comparten una misma lengua- y tienen como misión un estudio profundo de las propuestas que se han escuchado previamente en el Aula.

De ese trabajo, cada grupo debe presentar, cada una de las tres semanas, una relación de lo tratado y acordado. Son las sugerencias que se incorporarán al Instrumentum Laboris.

Fruto de ese trabajo se elaborará un documento final, supervisado por una comisión especial con representantes de los cinco continentes. Son los que elaborarán el texto final que, punto por punto, se votará en el Aula sinodal el sábado 24 de octubre por la tarde. El mismo texto que se entregará al Papa. De ahí podría nacer, como en ocasiones anteriores, una exhortación apostólica postsinodal.

3. Breve diccionario de términos sinodales

Instrumentum Laboris: Instrumento de trabajo de los padres sinodales. En está ocasión está estructurado en tres bloques y cuenta con 147 puntos. El proceso de elaboración del Instrumentum Laboris para este Sínodo se remonta al 2014. Después del sínodo extraordinario, se enviaron los Lineamenta a las iglesias particulares. Las respuestas fueron remitidas a la secretaría del sínodo. Esos nuevos pareceres se añadieron a la Relatio Synodi dando como resultado el Instrumentum Laboris para la asamblea ordinaria del sínodo.

Relatio Synodi: Documento final del sínodo extraordinario de obispos del 2014. Recoge el resumen de lo tratado en el Aula Sinodal. Cada uno de sus puntos fue sometido a votación de los padres. La aprobación requería dos terceras partes de consenso. Francisco quiso que se publicase el texto con los votos a favor y en contra de cada punto.

Lineamenta: Con la Relatio Synodi del 2014 se elaboró un cuestionario (Lineamenta) enviado a todas la Iglesias particulares. Las respuestas se incorporaron en el documento, naciendo así el Instrumentum Laboris para el sínodo ordinario.

Sínodo: Francisco lo definió como “un espacio protegido para la acción del Espíritu Santo”, un “camino en común”, donde los padres pueden hablar con parresía, “hablar con libertad y escuchar con humildad”. El Papa señaló que no es comparable a un parlamento.

Parresía: Para Francisco es un elemento esencial del Sínodo. Así lo expresó al inicio del sínodo extraordinario de 2014: “Una condición general de base es esta: hablar claro. Que nadie diga: esto no se puede decir, qué pensarán de mí… Hay que decir todo lo que se piensa, con parresía”. Para proteger este aspecto se decidió que no se publicasen las intervenciones de los padres sinodales, para asegurar que no puedan recibir presiones desde el exterior.

Padre Sinodal: Cada uno de los 270 eclesiásticos convocados al Aula Sinodal. Con el Papa y bajo su autoridad –cum Petro y sub Petro– intervendrán en el diálogo del Aula. Algunos padres sinodales (42) lo son por razón de su cargo (ex officio) en organismos de la Santa Sede. La mayoría (183) fueron elegidos por cada conferencia episcopal (ex electione). Algunos otros (45) fueron constituidos padres por elección directa del papa (ex nomina).

Ordo Synodi Episcoporum: Reglamento por el que se rigen los sínodos de los obispos en la Iglesia Católica.

Círculo Menor: Grupo de trabajo de padres sinodales que, por idiomas, profundizan y discuten las propuestas escuchadas en el Aula del Sínodo, ante la cual exponen sus conclusiones. Una comisión estudia el modo de incorporar esos textos para enriquecer el Instrumentum Laboris y crear el documento final del sínodo, es decir, el texto que los padres votan punto por punto y entregan al Papa.

Documentos Oficiales del Sínodo de 2014: Son tres: el Mensaje final del Papa Francisco, la Relatio Synodi y el discurso del Santo Padre Francisco en la clausura de la III Asamblea general extraordinaria del sínodo de los obispos.

Para acceder al documento original se puede ingresar a http://www.iglesiaendirecto.com/2015/10/04/guia-para-entender-y-seguir-el-sinodo/


El maná de cada día, 6.10.15

octubre 6, 2015

Martes de la 27ª semana del Tiempo Ordinario

.

María ha escogido la mejor parte

María ha escogido la mejor parte

.
PRIMERA LECTURA: Jonás 3,  1-10

En aquellos días, el Señor volvió a hablar a Jonás y le dijo: «Levántate y vete a Nínive, la gran capital, para anunciar allí el mensaje que te voy a indicar».

Se levantó Jonás y se fue a Nínive, como le había mandado el Señor. Nínive era una ciudad enorme: hacían falta tres días para recorrerla.

Jonás caminó por la ciudad durante un día, pregonando: «Dentro de cuarenta días Nínive será destruida».

Los ninivitas creyeron en Dios: ordenaron un ayuno y se vistieron de sayal, grandes y pequeños. Llegó la noticia al rey de Nínive, que se levantó del trono, se quitó el manto, se vistió de sayal, se sentó sobre ceniza y en nombre suyo y de sus ministros mandó proclamar en Nínive el siguiente decreto:

«Que hombres y animales, vacas y ovejas, no prueben bocado, que no pasten ni beban. Que todos se vistan de sayal e invoquen con fervor a Dios, y que cada uno se arrepienta de su mala vida y deje de cometer injusticias. Quizá Dios se arrepienta y nos perdone, aplaque el incendio de su ira y así no moriremos».

Cuando Dios vio sus obras y cómo se convertían de su mala vida, cambió de parecer y no les mandó el castigo que había determinado imponerles.


SALMO 129

Si llevas cuentas de los delitos, Señor, ¿quién podrá resistir?

Desde el lo hondo a ti grito, Señor; Señor, escucha mi voz; estén tus oídos atentos a la voz de mi súplica.

Si llevas cuentas de los delitos, Señor, ¿quién podrá resistir? Pero de ti procede el perdón, y así infundes respeto.

Porque del Señor viene la misericordia, la redención copiosa; y él redimirá a Israel de todos sus delitos.


Aclamación antes del Evangelio: Lc 11, 28

Dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen.


EVANGELIO: Lucas 10, 38-42

En aquel tiempo, entró Jesús en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Esta tenía una hermana llamada María que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra.

Y Marta, se multiplicaba para dar abasto con el servicio; hasta que se paró y dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola con el servicio? Dile que me eche una mano».

Pero el Señor le contestó: «Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa con tantas cosas; sólo una es necesaria. María ha escogido la parte mejor y no se la quitarán.»


.

COMENTARIO

1. La Palabra sigue interpelando a Jonás y Dios no retira la primera finalidad de la vocación de Jonás: ser testigo de Dios en Nínive. A pesar de la infidelidad, Dios no se rinde. Sucede el episodio del mar embravecido y de la confesión de los marineros y Dios sigue llamando a Jonás. No desiste de su proyecto, de sus planes de salvación para Jonás y para Nínive.

2. Más todavía: Dios saca bien hasta del pecado de Jonás. Es admirable cómo todo concurre para el bien. La libertad del hombre y la actitud de rebeldía y de huida de Jonás son utilizadas por Dios para glorificarse en la evangelización de los gentiles que comparten la suerte de Jonás en el barco. Nada está perdido para Dios. Nada ni nadie puede contraestar la voluntad salvífica de Dios: él quiere que todos se salven. Al final, triunfa el Amor del Señor y su plan de salvación.

3. Mantengámonos en actitud de alabanza en todo momento. Nada está perdido. Es bueno, es justo y necesiario dar siempre gracia a Dios, por todo. Sólo él es el Señor. Todo va bien según sus planes. Amén.
.

Dichosos los que pudieron hospedar al Señor
en su propia casa
San Agustín. Sermón 103

Marta y María eran dos hermanas, unidas no sólo por el parentesco, sino también por sus sentimientos de piedad; ambas estaban estrechamente unidas al Señor, y ambas le servían durante su vida mortal con idéntico fervor. Marta lo hospedó, como se acostumbra a hospedar a un peregrino cualquiera. Pero, en este caso, era una sirvienta que hospedaba a su Señor, una enferma al Salvador, una criatura al Creador. Le dio hospedaje para alimentar corporalmente a aquel que le había de alimentar con su Espíritu.

Pero que nadie de nosotros diga: «Dichosos los que pudieron hospedar al Señor en su propia casa». No te sepa mal, no te quejes por haber nacido en un tiempo en que ya no puedes ver al Señor en carne y hueso; esto no te priva de aquel honor, ya que el mismo Señor afirma: Cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis.

Marta, mientras disponía y preparaba la mesa del Señor, se multiplicaba para dar abasto con el servicio; su hermana María prefirió ser alimentada por el Señor.

Abandonó en cierto modo a su hermana que se afanaba, ocupada en una multitud de servicios, se sentó a los pies del Señor, y escuchaba atenta su palabra.

Con oído fidelísimo había oído decir: Vacad, reconoced que yo soy Dios. Aquélla se turbaba, ésta se alimentaba; aquélla se afanaba en muchas cosas, ésta se concentraba en una sola.

Interpela Marta a su huésped y pone ante el juez la demanda de sus piadosas quejas: que su hermana la ha dejado sola con el servicio y no se ha dignado echarle una mano en el trabajo de la casa.

Como María, aunque presente, no responde, el Señor dicta la sentencia. ¿Y qué es lo que dice? Marta, Marta. La repetición del nombre es indicio de amor o también una invitación a prestar atención. De hecho, para que escuche con mayor atención, la llama dos veces. Marta, Marta, escucha: Tú te ocupas de tantas cosas, cuando basta con una, es decir, sólo una es necesaria, y es la que ha escogido María.

María ha escogido la parte mejor. La tuya no es mala, pero la suya es mejor. ¿Por qué es mejor? Porque no se la quitarán. Y esto es lo que ha elegido María: allí seremos nosotros alimentados, no tendremos que alimentar a los demás. Por esto, allí alcanzará su plenitud y perfección lo que aquí ha elegido María, la que recogía las migajas de la mesa opulenta de la palabra del Señor. ¿Quieres saber lo que allí ocurrirá? Dice el mismo Señor, refiriéndose a sus siervos: Os aseguro que los hará sentar a la mesa y pasará y les servirá.

¿Qué significa pasará y les servirá? Primero pasa y luego sirve. Pero ¿dónde? En aquel banquete celestial, del que dice: Os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los cielos. Allí es el Señor el que alimenta, pero antes pasa por aquí, pues como sabéis, Pascua significa tránsito.

Vino el Señor: hizo cosas divinas, padeció las humanas. Pasó. Pues así habla el evangelio, cuando Jesús celebró la Pascua con sus discípulos. ¿Qué es lo que dice el evangelio? Sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre. Así pues, pasó él para alimentarnos; sigámosle nosotros para ser alimentados.

.

HOMILÍA DEL PAPA FRANCISCO, HOY, EN SANTA MARTA, 6 de nov. 2015

(RV).- El Pontífice exhortó a no resistirse a la misericordia del Señor, creyendo más importantes los propios pensamientos o una lista de mandamientos que hay que observar.  

El profeta Jonás se resiste a la voluntad de Dios, pero al final aprende que debe obedecer al Señor. Francisco desarrolló su homilía partiendo de la Primera Lectura, tomada del Libro de Jonás y observó que la gran ciudad de Nínive se convierte, precisamente,  gracias a su predicación. 

“Verdaderamente hace el milagro, porque en este caso él ha dejado de lado su terquedad, ha obedecido a la voluntad de Dios y ha hecho lo que el Señor le había mandado”.

Nínive, por lo tanto, se convierte y ante esta conversión, Jonás, que es un hombre “no dócil al Espíritu de Dios, se enoja”: “Jonás  –dijo el Papa Bergoglio– experimentó gran dolor y fue desdeñado”. E, incluso, “reprocha al Señor”.

Si el corazón es duro, la misericordia de Dios no puede entrar

Por tanto, la historia de Jonás y Nínive –explicó Francisco– se articula en tres capítulos: el primero “es la resistencia a la misión que el Señor le encomienda”; el segundo “es la obediencia, y cuando se obedece se hacen milagros. La obediencia a la voluntad de Dios, y Nínive se convierte”.

En el tercer capítulo, “está la resistencia a la misericordia de Dios”: “Estas palabras, ‘Señor, ¿acaso no era esto lo que decía cuando yo estaba en mi país? Porque Tú eres un Dios misericordioso y piadoso’, y yo he hecho todo el trabajo de predicar, he hecho mi oficio bien hecho, ¿y Tú los perdonas?

Es el corazón con aquella dureza que no deja entrar la misericordia de Dios. Es más importante mi predicación, son más importantes mis pensamientos, es más importante todo ese elenco de mandamientos que debo observar, todo, todo, todo, que la misericordia de Dios”.

A Jesús no se lo entendía a causa de su misericordia

“Y este drama –recordó el Santo Padre Francisco– también Jesús lo ha vivido con los Doctores de la Ley, que no entendían por qué Él no dejó que lapidaran a aquella mujer adúltera, por qué Él iba a cenar con los publicanos y los pecadores: no entendían. No entendían la misericordia. ‘Tú eres misericordioso y piadoso’”.

El Salmo con el que hoy hemos rezado –añadió el Obispo de Roma– nos sugiere “esperar al Señor porque con el Señor está la misericordia, y grande es con Él la redención”.

No a los ministros de la rigidez, el Señor nos pide misericordia

“Donde está el Señor  –afirmó Francisco– está la misericordia. Y San Ambrosio añadía: ‘Y donde está la rigidez están sus ministros’. La testarudez que desafía a la misión, que desafía a la misericordia”:

“Cercanos al inicio del Año de la Misericordia, oremos al Señor para que nos haga comprender cómo es su corazón, qué significa ‘misericordia’, qué es lo que significa cuando Él dice: ‘¡Misericordia quiero, y no sacrificio!’.

Y por esto, en la oración Colecta de la Misa hemos rezado tanto con aquella frase tan bella: ‘Derrama sobre nosotros tu misericordia’, porque sólo se comprende la misericordia de Dios cuando  ha sido derramada sobre nosotros, sobre nuestros pecados, sobre nuestras miserias…”

(María Fernanda Bernasconi – RV).

(from Vatican Radio)


A %d blogueros les gusta esto: