El Papa Francisco y las nuevas tecnologías

noviembre 3, 2014
cristiano-en-redes-sociales

Una red de personas

.
“El Papa no usa las nuevas tecnologías pero sabe hablar perfectamente a las personas que las utilizan”.

Así explicaba el teólogo y jesuita italiano Antonio Spadaro la relación pastoral del Papa Francisco con internet en la sesión de este jueves por la tarde de las Conversaciones de Pedralbes con el teólogo Francesc Torralba.

Como ejemplo ha puesto las selfies ya habituales con el Papa, “algo que parece banal pero que contiene una gran profundidad”. Una expresión similar a lo que hizo el día de la elección cuando invitó a los fieles a orar con él: “no era el pueblo pasivo”.

Por eso, Francisco ya ha hablado de internet como “una red de personas”, una muestra de cómo “ha comprendido la lógica de las nuevas tecnologías porque es un pastor”.

Antonio Spadaro, director de La Civiltà Catolica, además de ser conocido por haber publicado la primera entrevista en profundidad al Papa Francisco, es uno de los referentes en el pensamiento teológico en torno a las nuevas tecnologías y las redes sociales.

Como miembro del Consejo Pontificio de la Cultura y del de las Comunicaciones Sociales, ha ayudado a modular el discurso de la Santa Sede en este ámbito.

Desde el blog CyberTeologia, después convertido en un libro, ha profundizado los últimos años en “la preocupación por el divorcio entre tecnología y espiritualidad“.

Su eje central es la preocupación sobre “si internet tiene un impacto en nuestra forma de pensar, ¿no tiene un impacto en nuestra forma de pensar Dios?”.

En el debate, Torralba ha mostrado más precauciones sobre la posibilidad de acercarse a la trascendencia a través de las redes: “se me hace difícil pensar delante de una pantalla en la experiencia de Dios”.

Más integrado, Spadaro ha situado “la red como un ambiente cálido, no un lugar frío; en el que se encuentra la persona en todas las dimensiones, incluso el pecado”. Y ha recordado el último mensaje del papa Benedicto XVI de la Jornada de las Comunicaciones Sociales en el que ya decía que “Internet no es un espacio tecnológico, es una experiencia humana”.

Para Spadaro, el acceso a Dios no se produce sólo a través de mediaciones como la naturaleza o el cultivo de la interioridad, sino que, como muestra la teología del Vaticano II, “Dios está en la historia y la red entra en esta historia de diálogo. Está muy bien encontrar a Dios en la naturaleza, pero la dificultad es encontrarlo en la dinámica histórica “.

También ha insistido en el reto que representa que “los jóvenes ya no usan una lógica secuencial, como hacemos con los libros pasando una página tras otra, sino que su aproximación es interactiva”.

El hombre está cambiando, su acercamiento espiritual está cambiando. Podemos decir que ahora es un acercamiento estúpido o superficial o decir que es otra manera de acercamiento que no es lineal, y que tiene otra complejidad“, explicó.

Por eso cree que ahora el reto es “educar a las nuevas generaciones a vivir y gestionar este entorno y relacionarse de una manera sana”.

El acto en el Monasterio de Pedralbes de Barcelona, organizado conjuntamente con el Ayuntamiento de Barcelona, ​​ha contado con la presencia del comisionado de Asuntos Religiosos del ayuntamiento, Ignasi Garcia Clavel; el director general de Asuntos Religiosos, Enric Vendrell; el director general de Análisis y Prospectiva, Víctor Cullell; y el delegado de la Compañía de Jesús en Cataluña, Llorenç Puig.

Artículo originalmente publicado por Catalunya Religió

Aleteia.org


El maná de cada día, 3.11.14

noviembre 3, 2014

Lunes de la 31ª semana del Tiempo Ordinario

.

Buscad todos el interés de los demás

Buscad todos el interés de los demás



PRIMERA LECTURA: Filipenses 2, 1-4

Si queréis darme el consuelo de Cristo y aliviarme con vuestro amor, si nos une el mismo Espíritu y tenéis entrañas compasivas, dadme esta gran alegría: manteneos unánimes y concordes con un mismo amor y un mismo sentir.

No obréis por rivalidad ni por ostentación, dejaos guiar por la humildad y considerad siempre superiores a los demás.

No os encerréis en vuestros intereses, sino buscad todos el interés de los demás.


SALMO 130, 1.2.3

Guarda mi alma en la paz junto a ti, Señor.

Señor, mi corazón no es ambicioso, ni mis ojos altaneros; no pretendo grandezas que superan mi capacidad.

Sino que acallo y modero mis deseos, como un niño en brazos de su madre.

Espera Israel en el Señor ahora y por siempre.


Aclamación antes del Evangelio: Juan 8, 31-32

Si os mantenéis en mi palabra, seréis de verdad discípulos míos y conoceréis la verdad, dice el Señor.

EVANGELIO: Lucas 14, 12-14

En aquel tiempo, dijo Jesús a uno de los principales fariseos que lo había invitado:

«Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedarás pagado.

Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos.»


.

CUIDA LA INTENCIÓN DE TUS ACTOS

Aparentemente puede que tu vida no se distinga mucho de la de los demás. Y, sin embargo, aunque hagas lo mismo que ellos, no debes hacerlo de la misma forma.

En cada acción, en cada palabra, en cada acontecimiento, en cada minuto de tu jornada, hay algo capaz de dar valor de infinito a todo y de transformar lo más ínfimo y despreciable a los ojos humanos en gloria a Dios.

Si eres capaz de rectificar a menudo la intención de tus actos, de reconducirlo todo a su centro, que es el corazón de Dios, estás dando pasos de gigante en la tarea de tu propia santificación y en la del bien de las almas.

Purificar la intención y procurar ver a Dios en todo y en todos te proporciona un continuo incremento de libertad y de señorío sobre ti mismo y sobre las cosas.

Vivir la rectitud de intención te ayuda a ir purificando esa mirada de fe que necesitas para vivir el día a día sobrevolando y planeando, como las águilas, por encima de incomprensiones, juicios ajenos, opiniones contrarias, criterios desacertados, dimes y diretes.

No olvides comenzar tu jornada ofreciendo todo a tu Dios. No olvides renovar ese ofrecimiento a lo largo del día, en momentos especialmente señalados, en circunstancias difíciles o incomprensibles, en las situaciones imprevistas y absurdas, en las propias faltas y caídas.

Y, sobre todo, no olvides llenar ese último momento del día, la última oportunidad de la jornada, con un confiado y renovado ofrecimiento a tu Dios de lo que eres y quieres ser.

Viviendo la rectitud de intención experimentarás una y otra vez que Dios es ese Padre fiel que, en cada momento de tu vida, no se cansa de esperarte y salir a tu encuentro.

www.mater-dei.es


.
SERVICIO DE ORACIÓN
O MINISTERIO DE INTERCESIÓN – 122

1. Macarena
2. Julián
3. Carmen
4. Rebeca
5. Chela
6. Ana M.
7. Ali y Cipri
8. Susana
9. Julia R.
10. Anita
11. Jaime
12. Jesús
13. Ángel
14. Marcela
15. Carlos
16. María del Valle y Luis
17. Gerardo (hijo; señales positivas de cambio…)

18. Edu, Mónica y Alba

19. Dorian Jesús

20. Samuel y Manuel

21. Mónica

22 + Rubén

23. + Julia A.

24. + Esteban

25. En favor de cuantos se encomienden a nuestras oraciones, por vivos y difuntos.

.


A %d blogueros les gusta esto: