El maná de cada día, 26.2.14

Miércoles de la 7ª semana del Tiempo Ordinario

El que no está contra nosotros está a favor nuestro

El que no está contra nosotros está a favor nuestro

.

PRIMERA LECTURA: Santiago 4, 13-17

Vosotros decís: «Mañana o pasado iremos a esa ciudad y pasaremos allí el año negociando y ganando dinero».

Y ni siquiera sabéis qué pasará mañana. Pues, ¿qué es vuestra vida? Una nube que aparece un momento y en seguida desaparece.

Debéis decir así: «Si el Señor lo quiere y vivimos, haremos esto o lo otro.» En vez de eso, no paráis de hacer grandes proyectos, fanfarroneando; y toda jactancia de ese estilo es mala cosa.

Al fin y al cabo, quien conoce el bien que debe hacer y no lo hace es culpable.


SALMO 48,2-3.6-7.8-10.11

Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Oíd esto, todas las naciones; escuchadlo, habitantes del orbe: plebeyos y nobles, ricos y pobres.

¿Por qué habré de temer los días aciagos, cuando me cerquen y acechen los malvados, que confían en su opulencia y se jactan de sus inmensas riquezas?

Si nadie puede salvarse ni dar a Dios un rescate. Es tan caro el rescate de la vida, que nunca les bastará para vivir perpetuamente sin bajar a la fosa.

Mirad: los sabios mueren, lo mismo que perecen los ignorantes y necios, y legan sus riquezas a extraños.


Aclamación antes del Evangelio: Jn 14, 6

Yo soy el camino, y la verdad, y la vida -dice el Señor-; nadie va al Padre, sino por mí.


EVANGELIO: Marcos 9, 38-40

En aquel tiempo, dijo Juan a Jesús: «Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros.»

Jesús respondió: «No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro.»


.

DEL ORGULLO DE IMPONER MI CRITERIO, LÍBRAME, JESÚS

Nuestro egoísmo y nuestro «yo» soberbio nos hacen vivir en la tiranía de nuestro propio criterio. Imponemos nuestra forma de ver las cosas, nuestra opinión, nuestros planes, sólo porque necesitamos reafirmar ante los demás eso que, en el fondo, sabemos que no somos.

A veces, incluso, ayudamos a imponer el criterio que más nos conviene o interesa, según la lógica de las componendas humanas, sólo porque así no nos arriesgamos a quedar mal ante nadie.

Cuántas veces escondemos la verdad de las cosas o de las personas, incluso en nombre del Evangelio, por conseguir esos intereses personales que tanto nos benefician ante los hombres, o por entrar en el juego de las políticas humanas.

Nos cuesta mucho escuchar a otros, contrastar con ellos esa idea, o ese parecer, que, por ser mío, siempre me parecerá el mejor y el que ha de imponerse a otros.

Entre las cosas que más nos enamoran de Cristo está su deseo de agradar siempre al Padre, viviendo sólo para hacer su voluntad. Siendo Dios, no impuso la Verdad sino con la fuerza del amor, humillando su propio criterio y voluntad hasta el extremo de la Cruz.

No llegarás muy lejos, ni en las cosas de los hombres, ni en las cosas de Dios, si haces de tu propio juicio el pedestal sobre el que asentar tu propio monumento.

Entras en la lógica de la insatisfacción y la infelicidad cuando haces de tu soberbio «yo» el bastón sobre el que apoyar tus pasos.

Quizá los demás terminen haciendo lo que tú digas, te alaben por tus brillantes ideas, o se inclinen contentos ante tus insuperables ocurrencias, porque también a ellos les beneficia tu parecer; pero, corres el riesgo de quedarte solo, acompañado sólo por la ponzoña de tu egoísmo altivo, cuando ellos encuentren a otro que les ofrezca halagos mejores y mayores.

Lañas diarias www.mater-dei.es

Anuncios

One Response to El maná de cada día, 26.2.14

  1. FRANCISCO JOSÉ AUDIJE PACHECO dice:

    Muy a menudo, las religiones serias de la Tierra, coinciden en grandes e importantes aspectos. Yo diría que en lo esencial decimos lo mismo. Las diferencias que hay entre unos y otros, vienen dadas más bien por las peculiaridades culturales de cada región. Por tanto, como dice Jesús, no tiene sentido la rivalidad y el enfrentamiento que se da entre religiones, pues “el que no está contra nosotros, está con nosotros”. El verdadero rival de Jesús y de todos los demás líderes religiosos del mundo, lo debemos ver en cada uno de nosotros, que tenemos un patrón religioso para vivir y morir, pero muchas veces, más de las deseables, no lo seguimos y lo traicionamos. Esto es lo que dice Santiago hoy, que tantas veces sabemos lo que es bueno hacer, pero, sin embargo, preferimos hacer el mal. Y es verdad, yo creo que nos ha pasado a todos. Ocurre que, por ignorancia, cometemos errores o pecados. Otras veces, no tenemos una moral lo suficientemente fuerte como para rechazar las tentaciones del mundo. Pero también es verdad, que a veces somos plenamente conscientes de cual es nuestro deber, y no cumplimos con él, ya sea por omisión o por comisión. Y lo hacemos por vicios y pasiones humanas que no somos capaces de dominar, o no queremos dominar porque no nos da la gana: egoísmo, envidia, odio, celos, ambiciones desmedidas o caprichos pueriles… Tenemos que ser humildes todos, y reconocer nuestra mezquina condición humana. Más que una cuestión de pertenecer a una religión o a otra, de tener la costumbre de hacer las cosas de una manera u otra, es nuestra miseria interior, nuestra poca calidad espiritual, la que nos lleva a hacer las cosas mal, y a perjudicarnos nosotros mismos y perjudicar a los que están en nuestra órbita. Probablemente es esto lo que ocurre, que no nos damos cuenta del daño que nos hacemos, dañando a los demás. Hagamos siempre el bien al prójimo en nombre de Dios, en nombre de la verdad suprema, que no somos nosotros, que es alguien que está por encima de nosotros y nos manda que nos amemos como Él nos amó y nos ama, porque nos ha permitido nacer para eso, para que hagamos un mundo de amor y no de guerra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: