El maná de cada día, 29.12.13

Domingo Octava de Navidad

La Sagrada Familia: Jesús, María y José

En Madrid, Fiesta de las Familias. Misa multitudinaria, día 29.

.

holy_family_flight_to_egypt

José se levantó, cogió al niño y a su madre, de noche, se fue a Egipto


Antífona de entrada: Lucas 2, 16

Los pastores fueron corriendo y encontraron a María y a José y al niño acostado en un pesebre.


Oración colecta

Dios, Padre nuestro, que has propuesto a la Sagrada Familia como maravilloso ejemplo a los ojos de tu pueblo, concédenos, te rogamos, que imitando sus virtudes domésticas y su unión en el amor, lleguemos a gozar de los premios eternos en el hogar del cielo. Por nuestro Señor Jesucristo.


PRIMERA LECTURA: Eclesiástico 3, 2-6. 12-14

Dios hace al padre más respetable que a los hijos y afirma la autoridad de la madre sobre su prole.

El que honra a su padre expía sus pecados, el que respeta a su madre acumula tesoros; el que honra a su padre se alegrará de sus hijos y, cuando rece, será escuchado; el que respeta a su padre tendrá larga vida, al que honra a su madre el Señor lo escucha.

Hijo mío, sé constante en honrar a tu padre, no lo abandones mientras vivas; aunque chochee, ten indulgencia, no lo abochornes mientras vivas.

La limosna del padre no se olvidará, será tenida en cuenta para pagar tus pecados.


SALMO 127, 1-2. 3. 4-5

Dichosos los que temen al Señor y siguen sus caminos.

Dichoso el que teme al Señor y sigue sus caminos. Comerás del fruto de tu trabajo, serás dichoso, te irá bien.

Tu mujer, como parra fecunda, en medio de tu casa; tus hijos, como renuevos de olivo, alrededor de tu mesa.

Ésta es la bendición del hombre que teme al Señor. Que el Señor te bendiga desde Sión, que veas la prosperidad de Jerusalén todos los días de tu vida.


SEGUNDA LECTURA: Colosenses 3, 12-21

Hermanos:

Como elegidos de Dios, santos y amados, vestíos de la misericordia entrañable, bondad, humildad, dulzura, comprensión.

Sobrellevaos mutuamente y perdonaos, cuando alguno tenga quejas contra otro.

El Señor os ha perdonado: haced vosotros lo mismo.

Y por encima de todo esto, el amor, que es el ceñidor de la unidad consumada.

Que la paz de Cristo actúe de árbitro en vuestro corazón; a ella habéis sido convocados, en un solo cuerpo.

Y sed agradecidos. La palabra de Cristo habite entre vosotros en toda su riqueza; enseñaos unos a otros con toda sabiduría; corregíos mutuamente.

Cantad a Dios, dadle gracias de corazón, con salmos, himnos y cánticos inspirados.

Y, todo lo que de palabra o de obra realicéis, sea todo en nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.

Mujeres, vivid bajo la autoridad de vuestros maridos, como conviene en el Señor . Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.

Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, que eso le gusta al Señor. Padres, no exasperéis a vuestros hijos, no sea que pierdan los ánimos.


Aclamación antes del Evangelio

Abre, Señor, nuestro corazón para que entendamos las palabras de tu Hijo.


EVANGELIO: Mateo 2, 13-15. 19-23

Cuando se marcharon los magos, el ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, coge al niño y a su madre y huye a Egipto; quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo.»

José se levantó, cogió al niño y a su madre, de noche, se fue a Egipto y se quedó hasta la muerte de Herodes. Así se cumplió lo que dijo el Señor por el profeta: «Llamé a mi hijo, para que saliera de Egipto.»

Cuando murió Herodes, el ángel del Señor se apareció de nuevo en sueños a José en Egipto y le dijo: «Levántate, coge al niño y a su madre y vuélvete a Israel; ya han muerto los que atentaban contra la vida del niño.»

Se levantó, cogió al niño y a su madre y volvió a Israel. Pero, al enterarse de que Arquelao reinaba en Judea como sucesor de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allá. Y, avisado en sueños, se retiró a Galilea y se estableció en un pueblo llamado Nazaret. Así se cumplió lo que dijeron los profetas, que se llamaría Nazareno.


Antífona de comunión: Baruc 3, 38

Nuestro Dios apareció en el mundo y vivió entre los hombres.
.

«Hombre y mujer los creó»

P. Raniero Cantalamessa, ofmcap

El domingo después de Navidad se celebra la festividad de la Sagrada Familia de Jesús, María y José.

En la segunda lectura san Pablo dice: «Mujeres, sed sumisas a vuestros maridos, como conviene en el Señor. Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas. Hijos, obedeced en todo a vuestros padres, porque esto es grato a Dios en el Señor. Padres, no exasperéis a vuestros hijos, no sea que se vuelvan apocados».

En este texto se presentan las dos relaciones fundamentales que, juntas, constituyen la familia: la relación esposa-esposo y la relación padres-hijos.

De las dos relaciones la más importante es la primera, la relación de pareja, porque de ella depende en gran parte la segunda, la de los hijos. Leyendo con perspectiva moderna aquellas palabras de Pablo, de inmediato salta a la vista una dificultad.

Pablo recomienda al marido que «ame» a la mujer (y esto está bien), pero después recomienda a la mujer que sea «sumisa» al marido, y esto, en una sociedad fuertemente (y justamente) consciente de la igualdad de sexos, parece inaceptable.

Sobre este punto san Pablo está, al menos en parte, condicionado por la mentalidad de su tiempo. Con todo, la solución no es eliminar de las relaciones entre marido y mujer la palabra «sumisión», sino en todo caso hacerla recíproca, como recíproco debe ser también el amor.

En otras palabras: no sólo el marido debe amar a la mujer, sino que también la mujer al marido; no sólo la mujer debe ser sumisa al marido, sino también el marido a la mujer. La sumisión no es sino un aspecto y una exigencia del amor.

Para quien ama, someterse al objeto del propio amor no humilla, sino que le hace feliz. Someterse significa, en este caso, no decidir solo; saber a veces renunciar al propio punto de vista.

En resumen, recordar que se ha pasado a ser «cónyuges», o sea, literalmente, personas que están bajo «el mismo yugo» libremente acogido.

La Biblia plantea una relación estrecha entre ser creados «a imagen de Dios» y el hecho de ser «hombre y mujer» (v. Gn 1,27). La semejanza consiste en esto. Dios es único y solo, pero no es solitario. El amor exige comunión, intercambio interpersonal, requiere que haya un «yo» y un «tú».

Por eso el Dios cristiano es uno y trino. En Él coexisten unidad y distinción: unidad de naturaleza, de voluntad, de intención, y distinción de características y de personas. Precisamente en esto la pareja humana es imagen de Dios.

La familia humana es reflejo de la Trinidad. Marido y mujer son, en efecto, una sola carne, un solo corazón, una sola alma, aun en la diversidad de sexo y de personalidad.

Los esposos están uno ante otro como un «yo» y un «tú», y están frente a todo el resto del mundo, empezando por los propios hijos, como un «nosotros», como si se tratara de una sola persona, pero ya no singular, sino plural. «Nosotros», o sea, «tu madre y yo», «tu padre y yo». Así habló María a Jesús, después de encontrarlo en el templo.

Sabemos bien que éste es el ideal y que, como en todas las cosas, la realidad es con frecuencia bastante diferente, más humilde y más compleja, a veces incluso trágica.

Pero estamos tan bombardeados de casos de fracasos que a lo mejor, por una vez, no está mal volver a proponer el ideal de la pareja, primero en el plano sencillamente natural y humano, y después en el cristiano.

¡Ay del llegar a avergonzarse de los ideales en nombre de un malentendido realismo! El final de una sociedad, en este caso, estaría marcado.

Los jóvenes tienen derecho a que se les transmitan, por parte de los mayores, ideales, y no sólo escepticismo y cinismo. Nada tiene la fuerza de atracción que posee el ideal.

www.homiletica.org

 

Misa de multitudes en Madrid

para celebrar la fiesta de la Familia

La solemnidad de la Sagrada Familia se celebra un año más, en plenas Navidades, con una multitudinaria misa al aire libre en el centro de Madrid. El cardenal Antonio Mª Rouco Varela presidirá la eucaristía en la plaza de Lima, el domingo 27 de diciembre.

Como viene siendo costumbre, la celebración comenzará a las 12:00 h con la conexión con el Vaticano, para escuchar el mensaje que el Santo Padre enviará a las familias, y rezar con él el ángelus. A continuación se celebrará la solemne eucaristía, que concelebrarán numerosos obispos procedentes de distintas diócesis españolas.

Monseñor Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares y presidente de la Subcomisión Episcopal de Familia y Vida, destacó al presentar la celebración que este año están invitadas a participar también las familias europeas: “Esta es una convocatoria para un encuentro europeo de familias que hace el cardenal arzobispo de Madrid”.

En cuanto al lema elegido, “El futuro de Europa pasa por la familia”, señaló que con él quieren destacar que el futuro del continente europeo está en manos de la familia y “de manera particular, de la familia cristiana”. Argumentó que “las sociedades son lo que son sus familias. En la medida en que Europa tenga familias consistentes, ámbitos donde pueda nacer la vida humana, y que esta pueda ser educada, custodiada, con la pedagogía propia del amor, Europa será fuerte, España será fuerte”.

Por su parte, Mª Rosa de la Cierva, secretaria de la Provincia Eclesiástica de Madrid, destacó que no se trata de una concentración ni de una manifestación, sino de un “momento de oración, un encuentro para pedir al Señor que nos ayude, que bendiga a Europa, y a España, y que las familias sigan siendo el futuro de Europa”.

El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, recordó que esta celebración “pretende dar gracias a Dios por el don de la familia y exaltar la riqueza de esta institución natural, que el Hijo de Dios quiso consagrar naciendo en el seno de una familia, la de Nazaret, que se ha convertido en el modelo que debemos imitar”. 

La animación del encuentro comenzará a partir de las diez de la mañana. El altar estará ubicado en la almendra central de la plaza de Lima. Los fieles se distribuirán por la Castellana hacia Nuevos Ministerios y hacia la plaza de Castilla, y también por la calle Concha Espina. Como novedad, en un lateral del altar se colocará este año un belén a tamaño natural, rodeado de niños. Para facilitar que todos los fieles que lo deseen puedan comulgar, se van a establecer puntos concretos de distribución de la comunión.

 

http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/sociedad/misa-multitudes-madrid-celebrar-fiesta-familia

One Response to El maná de cada día, 29.12.13

  1. FRANCISCO JOSÉ AUDIJE PACHECO dice:

    La familia es la unidad básica social, el lugar desde donde se impulsa el hombre para crecer hacia Dios y para cumplir con sus deberes sociales. Esto, primero, es una realidad natural. Estamos concebidos para criarnos y desarrollarnos como hombres, desde la familia. Lo hacemos como hijos, como padres y como abuelos. Así es como podemos contribuir a hacer grande nuestra sociedad y nuestra nación, porque estamos configurados y preparados para vivir en familia. Sin embargo, hay países donde no se le da esta importancia a la familia, donde los lazos familiares se rompen con facilidad, donde no existe la cohesión familiar que sería deseable. Otras naciones, más influidas tradicionalmente por el catolicismo, siempre han tenido a la familia en lugar preeminente, la vida en estos lugares, ha girado en torno a la familia. Pero es en estos últimos lugares, donde se empieza a relajar la costumbre de la vida familiar, coincidiendo con un proceso de desgaste de los valores cristianos. Las lecturas de este domingo, advierten del peligro de destruir o banalizar los valores que deben reinar en las familias, para que la sociedad no se convierta en una Sodoma. Si los hijos respetan a sus padres, reconociendo en ellos los valores de la autoridad que los va a guiar para que sean unos hombres de provecho. Si los padres se respetan y se aman entre ellos, con el fin de que la concordia del hogar pueda generar unión y bienestar. Si los hijos aprenden a ser solidarios con sus hermanos, aplicando los valores de convivencia que practican en casa, con sus amigos y el resto del mundo. Si todo esto sucede, entonces estaremos construyendo una comunidad sana, una comunidad que siga los pasos de su ser, es decir, una comunidad en la que se actúe conforme a los planes de Dios, o, como se suele decir, que actúe como Dios manda. Esto que dicen la Escrituras no es algo meramente teórico o que pueda estar sujeto a las modas. Podemos comprobar en la historia y en la historia contemporánea, que los excesos o el abuso de la naturaleza humana, lleva al desastre y la decadencia de los pueblos. Todas las grandes crisis que ha vivido la humanidad, están relacionadas con darle la espalda a Dios y actuar por nuestra cuenta. Sin ir lejos, la honda crisis económica en la que estamos sumidos, tiene claramente un trasfondo de pérdida de los valores cristianos y éticos. En el caso de España, si no hemos llegado a mayores y la convivencia se mantiene, es gracias a la estructura familiar que aun se conserva. El mayor progresismo, es el que avanza en el sentido que marca la naturaleza con la que Dios ha creado al hombre. Si nos salimos de esto, acabaremos en la ruina, pero no por culpa de Dios, sino por nuestra ignorancia y terquedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: