“Estoy en paz”: la respuesta del Papa al éxito en los medios

julio 18, 2013
Papa Francisco

Papa Francisco

.
Francisco nunca podrá ser traicionado por sus gestos, asegura al Vatican Insider el director de la televisión católica argentina, Julio Rimoldi

Andrés Beltramo Álvarez
Vatican Insider
.

Los gestos de Francisco nunca podrán conspirar contra su autor, porque encarnan el pensamiento más profundo de Jorge Mario Bergoglio. Su cercanía a la gente y sus detalles no son más que la manifestación externa de un hombre con una gran humanidad.

De eso está convencido Julio Rimoldi, director del Canal 21, la única televisión católica argentina, nacida 20 años atrás gracias al Arzobispado de Buenos Aires.

En entrevista con el Vatican Insider revela cuál ha sido la relación del actual pontífice con los medios de comunicación y recuerda, entre risas, una anécdota: “Una vez quería regalarle un reproductor de discos compactos muy sencillo y me preguntó cuántos botones tenía: ¡tres o cuatro’, le dije. ‘Entonces no me sirve, más de dos me marean’, respondió”.

¿Es verdad que Bergoglio nunca miraba televisión?

Desde cardenal no miraba televisión, le gusta mucho el cine y la música. Cuando a él le regalaban un DVD y quería verlo me llamaba y lo venía a ver al canal. Hace unos días estuve almorzando con él y me recibió en su habitación en Santa Marta, donde había un aparato de TV. Yo le pregunté por qué estaba ahí y me respondió que no la veía.

No mira televisión no porque no le guste, prefiere usar ese tiempo para leer o para la música. De todas maneras se da cuenta que la televisión es fundamental para los fines evangelizadores de la Iglesia.

¿Cómo ha tomado Francisco su imprevisto “éxito mediático”?

El cardenal era una persona de perfil muy bajo, no concedía entrevistas periodísticas salvo a la salida de los hospitales, donde realizaba el lavatorio de los pies o un rito similar. La fuerza de sus palabras radicaba en sus predicaciones. No tenía una gran exposición mediática.

En el canal 21 el único programa en el cual aceptó participar era una mesa de debate interreligioso y lo hizo porque los otros participantes, un rabino y un pastor protestante, son sus amigos. No le gustaba que se dijese que la televisión se había creado para seguirlo a él.

Pero ahora los acontecimientos lo exceden, no puede ya tener un perfil bajo. Yo le pregunté cómo conciliaba su estilo y el hecho de ser Papa. Me respondió: “estoy en paz, lo debo hacer, no me preocupa ni me molesta”. En este momento le toca eso.

El pontificado parece no haberle cambiado mucho…

Aquí no está haciendo nada más ni nada menos que lo mismo de Buenos Aires. Obviamente las responsabilidades y exigencias de seguridad de un Papa son muy distintas a las de un arzobispo. Él viajaba en autobús, viajaba en metro, no usaba automóvil.

Tenía gestos cercanos a la gente, como ahora eso de bajarse del papamóvil y saludar a todos. En Santa Marta ha hecho lo mismo que en Argentina, cuando no dormía en el arzobispado sino en un cuartito.

¿Su incisivo mensaje no corre el riesgo de quedar oscurecido por sus gestos?

Él tiene esos gestos no pensándolos demasiado, simplemente porque es así, porque pertenecen a su personalidad y no la va a cambiar. Es difícil que sus gestos conspiren contra él porque todo el resto mantiene una congruencia. Sus gestos son naturales, no están hechos a la medida.

Pero estos gestos tienen una historia detrás…

Hoy la gente se asombra por estos actos y no los comprende demasiado bien. Para quienes tenemos la gracia de conocerlo hace años no nos sorprendemos. Hace 20 años, cuando lo conocí, comencé a ver sus gestos y también me impactaron muchísimo. No quiero imaginar lo que será para el europeo.

La verdadera santidad de Francisco radica en su gran humanidad. Es capaz de llorar con un enfermo; su profunda humanidad y su conocimiento de la humanidad del otro lo hacen realmente un santo.


El maná de cada día, 18.7.13

julio 18, 2013

Jueves de la 15ª semana de Tiempo Ordinario

Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados

Venid a Mí todos los que estáis cansados y agobiados


PRIMERA LECTURA: Éxodo 3, 13-20

En aquellos días, Moisés, después de oír la voz del Señor desde la zarza ardiendo, le replicó:

-«Mira, yo iré a los israelitas y les diré: “El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. “Si ellos me preguntan cómo se llama, ¿qué les respondo?»

Dios dijo a Moisés: -«”Soy el que soy”; esto dirás a los israelitas: “‘Yo soy’ me envía a vosotros.”» Dios añadió:

-«Esto dirás a los israelitas: “Yahvé (Él es), Dios de vuestros padres, Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob, me envía a vosotros. Éste es mi nombre para siempre: así me llamaréis de generación en generación.”

Vete, reúne a los ancianos de Israel y diles: “El Señor, Dios de vuestros padres, de Abrahán, de Isaac y de Jacob, se me ha aparecido y me ha dicho: ‘Os tengo presentes y veo cómo os tratan los egipcios. He decidido sacaros de la opresión egipcia y llevaros al país de los cananeos, hititas, amorreos, fereceos, heveos y jebuseos, a una tierra que mana leche y miel.’

“Ellos te harán caso, y tú, con los ancianos de Israel, te presentarás al rey de Egipto y le diréis: “El Señor Dios de los hebreos nos ha encontrado, y nosotros tenemos que hacer un viaje de tres jornadas por el desierto para ofrecer sacrificios al Señor, nuestro Dios.”

Yo sé que el rey de Egipto no os dejará marchar si no es a la fuerza; pero yo extenderé la mano, heriré a Egipto con prodigios que haré en el país, y entonces os dejará marchar.»

SALMO 104, 1 y 5. 8-9. 24-25. 26-27

El Señor se acuerda de su alianza eternamente.

Dad gracias al Señor, invocad su nombre, dad a conocer sus hazañas a los pueblos. Recordad las maravillas que hizo, sus prodigios, las sentencias de su boca.

Se acuerda de su alianza eternamente, de la palabra dada, por mil generaciones; de la alianza sellada con Abrahán, del juramento hecho a Isaac.

Dios hizo a su pueblo muy fecundo, más poderoso que sus enemigos. A éstos les cambió el corazón para que odiasen a su pueblo, y usaran malas artes con sus siervos.

Pero envió a Moisés, su siervo, y a Aarón, su escogido, que hicieron contra ellos sus signos, prodigios en la tierra de Cam.


Aclamación antes del Evangelio: Mt 11, 28

Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré -dice el Señor.


EVANGELIO: Mateo 11, 28-30

En aquel tiempo, exclamó Jesús:

-«Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mi, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

.

LLEVAR LAS CARGAS DE LOS DEMÁS

No hay carga más dulce de llevar que la que guarda en su seno esa madre gestante que va a dar a luz. Cobijado en sus entrañas, el hijo es hijo porque sabe descansar en el seno escondido de su madre.

Dios también se hizo hijo y fue llevado, cargado como hijo. Qué carga tan grande y tan dulce para María la de este Hijo que llevó en su seno purísimo.

Y así, llevado como hijo, se preparaba el Verbo para cargar sobre sí todo el peso de nuestro pecado. Llevó en su seno todo el peso de la redención, cargando en sus entrañas, como se carga con el hijo, aquella cruz que había de dar tanta vida a tu alma.

¿Cómo no llevar y soportar así, con entrañas de madre, con las entrañas del Verbo encarnado, esas cargas y cruces que los demás necesitan descansar en ti? ¿No ves que cada problema, cada dolor, cada sufrimiento y prueba de los que te rodean deberías tú sentirla y acompañarla como una madre siente y acompaña en sus entrañas al hijo nascituro?

Dios lleva tus cargas; lleva tú las de los demás y experimentarás algo de aquella dolorosa dulzura de Cristo llagado cuando cargaba con la Cruz. El amor hace liviano todo peso. Y por amor, has de llevar en tu alma las cargas y cruces de los demás, como María llevó en su seno aquel Hijo de sus entrañas.

Has de amar la cruz de Cristo en los demás y ser en ellos ese pequeño cireneo de Dios. Y que tu amor sea para ellos el descanso y alivio que Dios les ofrece a través de ti.

Lañas diarias www.mater-dei.es


A %d blogueros les gusta esto: