«Los sacerdotes célibes también deben sentirse padres»

Homilía matutina del Pontífice en Santa Marta

Homilía matutina del Papa Francisco en Santa Marta

.
Vatican Insider

.

«Dios quiere que los sacerdotes vivan con plenitud una gracia especial de “paternidad”: la espiritual para con las personas que se les han confiado». Lo afirmó el Papa Francisco en la homilía de la misa matutina en la capilla de la Casa Santa Marta.

El «deseo de paternidad» está inscrito en las fibras más profundas de un hombre. Y un sacerdote, afirmó Francisco, no es una excepción, a pesar de que su deseo tenga una dirección especial y se viva de forma particular: «Cuando un hombre no tiene este deseo, hay algo que falta en este hombre. Hay algo que no va», dijo el Papa, según la síntesis que publicó la Radio Vaticana.

«Todos nosotros, para ser, para volvernos plenos, para ser maduros, debemos sentir la alegría de la paternidad: incluso nosotros los célibes. La paternidad es dar vida a los demás, dar vida, dar vida… Para nosotros, será la paternidad pastoral, la paternidad espiritual: pero es dar vida, volvernos padres».

Un padre, explicó Bergoglio, «sabe qué significa defender a sus hijos. Y esta es una gracia que nosotros los sacerdotes debemos pedir: ser padres, ser padres. La gracia de la paternidad, de la paternidad pastoral, de la paternidad espiritual. Tendremos muchos pecados, todos tenemos pecados. Pero no tener hijos, no volvernos padres, es como si la vida no llegara al final: se detiene a mitad del camino. Por esto debemos ser padres. Pero es una gracia que nos da el Señor. La gente nos dice: “Padre, padre, padre…”. Nos quiere así, padres, con la gracia de la paternidad pastoral».

Participaron en la misa algunos prelados y sacerdotes que iban en compañía del arzobispo de Palermo, Salvatore De Giorgi, que hoy celebró los 60 años de su ordenación sacerdotal, por lo que el Papa le dedicó algunas palabras de afecto en su homilía.  «Yo no sé qué haya hecho el querido Salvatore», dijo Francisco, «pero estoy seguro de que ha sido padre».

«Y esta es una señal», prosiguió dirigiéndose a los sacerdotes ordenados por De Giorgi que acompañaron al purpurado. «Ahora les toca a ustedes», exhortó al final Francisco, observando que cada árbol «da su fruto y si él mismo es bueno, llos frutos deben ser buenos, ¿no?».

One Response to «Los sacerdotes célibes también deben sentirse padres»

  1. FRANCISCO JOSÉ AUDIJE PACHECO dice:

    Ser padre cristiano significa, no solo transmitir la vida, sino, además, darla. Dar la vida por los hijos, sean biológicos, o sean hijos en Cristo, como los de los sacerdotes. Ahí reside la grandeza de la paternidad, porque para dar la vida, hay que amar, y hay que amar como nos amó Cristo, enseñándonos el camino a Dios, que es un camino de entrega a todos los hermanos, pues en el amor a los hermanos es donde encontramos a Cristo. El que no ama a todos los hermanos, sin excepción, está defraudando a Dios y engañándose a sí mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: