Capítulo Provincial en Marcilla, Navarra

mayo 15, 2012

.

Vida religiosa: Remar mar adentro

COMIENZA

en Marcilla, Navarra, el 125º Capítulo Provincial

de la Provincia de San Nicolás de Tolentino

de la Orden de Agustinos Recoletos

.

13-05-2012 España

Se trata del máximo órgano legislativo y ejecutivo que rige una provincia religiosa. Se reúne cada tres años y en esta ocasión forman parte de él 32 religiosos que determinarán, entre otras cosas, el modo como se celebrarán los próximos capítulos y la elección del siguiente prior provincial.

El convento de Marcilla (Navarra, España) es la sede a partir de mañana, 14 de mayo, del 125º Capítulo Provincial de la Provincia de San Nicolás de Tolentino. Esta reunión, que se celebra cada tres años, es el máximo órgano de poder legislativo y ejecutivo dentro de una provincia religiosa y se encarga, entre otras cosas, de valorar la acción desarrollada en el trienio que termina, proponer los nuevos objetivos y el programa de desarrollo de los siguientes tres años, escoger al equipo de Gobierno que los llevará a cabo y revisar los textos legislativos propios.

Un largo proceso de preparación

Hasta llegar a este momento de inicio del Capítulo, se ha seguido todo un proceso preparatorio claramente especificado en las leyes que rigen la vida de la Provincia. En concreto, los primeros pasos comenzaron hace seis meses con la presentación del informe de gestión del actual equipo de gobierno, que finaliza su labor durante este congreso.

Desde entonces, los religiosos de la Provincia han participado de tres formas principales para la celebración del Capítulo: en primer lugar, elevando oraciones al Espíritu del Señor para que ilumine el camino a seguir en los actos capitulares; en segundo lugar, votando tanto a sus representantes que acuden al Capítulo; y en tercer lugar, enviando sus sugerencias, aportaciones y opiniones a una comisión nombrada para reunirlas, ordenarlas y presentarlas a los capitulares.

El Capítulo tiene un mecanismo ya conocido por los religiosos, con muchos años de funcionamiento, tanto en su fase preparatoria, durante su celebración y en sus consecuencias posteriores. Al ser el máximo órgano legislativo y ejecutivo de la vida de la provincia y, por tanto, con gran influencia en cada una de las comunidades, ministerios y personas concretas, se intenta la mayor participación posible.

Las órdenes religiosas fueron las primeras sociedades “democráticas” de la Historia, pues prácticamente desde su nacimiento en todas ellas las grandes decisiones se toman de una forma colegiada, y todos los religiosos, directa o indirectamente, hacen parte del proceso. Aunque hoy estamos acostumbrados a las elecciones legislativas o presidenciales, a los congresos de partidos políticos o a las juntas de accionistas de las empresas, en realidad la primera figura de gobierno democrático y colegiado surgió en la vida religiosa católica.

Sin embargo, en los últimos años la sociedad ha avanzado notablemente tanto en los modos de funcionamiento del poder social como en la práctica concreta y las herramientas de gestión. Las redes sociales, el funcionamiento de la opinión pública, los grupos de presión más o menos visibles, los usos democráticos civiles y las herramientas de la participación social (como las que proporciona la Sociedad de la Información) han modificado sustancialmente la sociedad civil.

Uno de los puntos que este 125º Capítulo Provincial deberá tratar y decidir será éste, tras las modificaciones efectuadas en las Constituciones de la Orden de Agustinos Recoletos y las sugerencias del gobierno general para afianzar la participación de todos los religiosos y modernizar la forma de celebración de los capítulos.

En concreto, durante el 125º Capítulo Provincial se decidirán los modos de elección del gobierno provincial que se aplicarán en el Capítulo de 2015, así como la misma maquinaria y gestión de la reunión capitular, que podría sufrir modificaciones.

La facilidad de las comunicaciones, las grandes posibilidades de enviar y recibir documentación y opiniones en tiempo real o el mismo registro de las conversaciones de los capitulares podrían contar con nuevas tecnologías y medios que agilicen y refuercen estas labores y la participación de todos.

Buscando la participación, el prior provincial actual, Francisco Javier Jiménez, cursó una circular a colectivos especialmente ligados con la Provincia –monjas agustinas recoletas, fraternidades seglares agustino-recoletas, equipos de animación vocacional y laicos especialmente comprometidos en la acción pastoral o de gestión–, en la que pedía sus aportaciones y, sobre todo a las monjas contemplativas, su oración al Señor por la buena marcha del Capítulo.

Radiografía de los capitulares del 125º Capítulo Provincial

En Marcilla se reunirán desde mañana 32 religiosos agustinos recoletos, todos pertenecientes a la Provincia de San Nicolás de Tolentino al coincidir que la presidencia del Capítulo estará en manos del prior general de la Orden, Miguel Miró, también miembro de esta Provincia.

Los capitulares tienen una media de 56,25 años de edad y llegarán desde todos los países donde la Provincia de San Nicolás de Tolentino tiene presencia, excepto en el caso de la República Popular China. Nueve de ellos (28%) llegan al Capítulo debido a su cargo en la Provincia, que les confiere la capacidad de ser miembros por derecho propio; los otros 23 (72%) lo hacen por haber sido escogidos por el resto de los religiosos, representando a diversas circunscripciones o tipologías.

Ésta es una rápida radiografía de los capitulares de este 125 Capítulo Provincial:

Nacionalidad de origen de los capitulares

España: 23
México: 4
China: 1
Costa Rica: 1
Irlanda del Norte: 1
República de Irlanda: 1
Escocia: 1

Edad de los capitulares

Media de edad: 56,25 años
Miembro mayor: 79 años
Miembro menor: 32 años

De 30 a 39 años: 2
De 40 a 49 años: 8
De 50 a 59 años: 8
De 60 a 69 años: 9
De 70 a 79 años: 5

Trabajo habitual de los capitulares

Parroquias: 12
Colegios: 6
Gobierno: 6
Formación propia (seminarios y formación permanente): 6
Misiones: 2

País de residencia de los capitulares

España: 14
México: 6
Brasil: 3
Costa Rica: 3
Inglaterra: 2
Estados Unidos: 2
Italia: 2

Funcionamiento interno del Capítulo Provincial

En realidad, el funcionamiento interno de cada Capítulo Provincial lo deciden los propios Capitulares al inicio de sus sesiones, una vez conocida y votada la propuesta que presenta el equipo de gobierno mediante el llamado “orden capitular”. Sin embargo, contamos con la experiencia de Capítulos Provinciales anteriores, que han dividido normalmente su celebración en cinco grandes bloques:

Inicio: constitución de los equipos de trabajo. En sus primeras reuniones, el Capítulo escoge a las personas que tendrán las responsabilidades de asesorar al Capítulo, escrutar los votos, moderar las sesiones, recoger las actas y redactar el mensaje que publique como colofón final, los saludos institucionales y las noticias sobre el desarrollo del Capítulo.

Fase de Información: el equipo de gobierno que finaliza su labor en el Capítulo da cuenta de su gestión durante el trienio, de los objetivos alcanzados, de los que no se han alcanzado y sus propuestas para tener en cuenta durante los tres años siguientes.

Fase de comisiones: los capitulares se dividen en comisiones concretas por áreas de trabajo para proponer los principales objetivos que se deberán alcanzar en cada una de estas áreas en los siguientes tres años. Las comisiones suelen corresponderse con los grandes bloques en que está dividida la vida de los religiosos: espiritualidad, gobierno, formación, pastoral ministerial, pastoral educativa, pastoral vocacional y misiones.

Fase de decisión: las propuestas de cada una de las comisiones pasa al plenario y son comentadas, modificadas y, finalmente, aprobadas o rechazadas mediante voto. De aquí surgen las “Ordenaciones”, el documento capitular más importante y que se convierte en el programa de trabajo de los siguientes tres años para todos los religiosos de todos los países y ministerios. Las Ordenaciones definen un objetivo prioritario general y acomodan cada una de las acciones en las diferentes áreas a ese objetivo.

Fase de elecciones: Por último, los capitulares escogen al equipo de gobierno para el siguiente trienio: prior provincial con su Consejo, secretario de la Provincia y equipos de gobierno de las Vicarías. En este punto tienen en cuenta las votaciones realizadas previamente entre todos los religiosos de la Provincia.

Los grandes temas del 125º Capítulo Provincial

Cada Capítulo responde tanto a una mecánica institucional de muchos siglos de existencia como a las propias necesidades, urgencias, retos y objetivos propios de cada momento histórico.

El 125º Capítulo Provincial llega en un año, 2012, que está marcado por algunos temas de especial importancia y que serán, previsiblemente, los “asuntos estrella” en el aula capitular y que marcarán la mayor parte de las intervenciones y decisiones.

Hay dos fuentes primordiales para reconocer las temáticas que ocuparán más tiempo y determinación en el aula capitular: el informe de gestión elaborado por el equipo de gobierno y las propuestas que los religiosos han hecho llegar hasta el aula capitular.

La Comisión precapitular encargada de recibir, clasificar y sistematizar las propuestas de los religiosos presentó un informe final en el que recogió 192 propuestas diferentes que cubren prácticamente todos los aspectos de la vida de la Provincia: localización de las casas, presencias y ministerios; objetivos prioritarios; resolución a problemas concretos; legislación…

Los temas que previsiblemente ocuparán más tiempo a los capitulares en su deliberación, serán:

1. Definición del objetivo prioritario. Posiblemente se enmarque en los ámbitos de la Nueva Evangelización y la Reestructuración y Revitalización de la Orden, tarea especialmente acometida tras la celebración del último Capítulo General.

2. Formación inicial y Formación permanente de los religiosos: definición de los lugares donde se lleve a cabo la formación inicial, medios y modos de formación permanente, formación de los laicos en el proceso de corresponsabilidad de funciones y trabajo en equipo con los religiosos, formación de los miembros de las Fraternidades Seglares.

3. Misiones y proyectos sociales. Afianzamiento del espíritu misionero, realización de proyectos misionales nuevos, estructuración de los actuales, colaboración en ministerios de otras Provincias, personal en misiones.

4. Pastoral Juvenil, pastoral educativa, pastoral vocacional. Cómo llegar a los jóvenes hoy a través de todos los medios y contactos que tiene la Provincia con el mundo de la infancia, adolescencia y juventud.

5. Decisiones sobre ministerios concretos y organización interna en España, Inglaterra, China; descentralización, aumento de la corresponsabilidad y variación en los tiempos de gobierno, visión de la economía más centrada en la solidaridad.


Maná y Vivencias Pascuales (38)

mayo 15, 2012


Martes de la 6ª semana de Pascua

Si no me voy, no vendrá a ustedes el Paráclito

.

Textos bíblico-litúrgicos.- Entrada: Ap 19, 7.6; 1era lectura: Hch 16, 22-34; Salmo: 137, 1-3.7-8; Aleluya: Jn 16, 7-13; Evangelio: Jn 16, 5-11; Comunión: Lc 24, 46.26.



TEXTO ILUMINADOR

Decía Jesús a los discípulos: En verdad les conviene que yo me vaya, porque mientras yo no me vaya, el Paráclito no vendrá a ustedes. En cambio, si me voy, es para enviárselo.

En estas dos últimas semanas de Pascua el tema del Espíritu será recurrente. Jesús promete a los discípulos que no los dejará huérfanos. Él tiene que volver al Padre pero vendrá otro Consolador. Desaparece la presencia física de Jesús pero se inaugura otra clase de presencia, la del Espíritu de la verdad: Les enseñará todas las cosas, les dará fuerzas para proclamar a Jesús como Salvador y permanecerá para siempre con los discípulos, con la Iglesia.

En los próximos días comenzaremos la preparación para recibir una nueva efusión del Espíritu como colofón de la celebración pascual. Trataremos de acompañar a la Virgen María y a los discípulos en la espera de la venida del Espíritu. Así la fiesta de Pentecostés nos inundará del gozo y de la paz del Resucitado, “completando o coronando la experiencia pascual”, si es que podemos hablar así.

Con la oración sobre las ofrendas, rezamos: Concédenos, Señor, darte gracias siempre por medio de estos misterios pascuales; y ya que continúan en nosotros la obra de tu redención, sean también fuente de gozo incesante. Por Jesucristo.


ORACIÓN COLECTA

Que tu pueblo, Señor, exulte siempre al verse renovado y rejuvenecido en el espíritu; y que la alegría de haber recobrado la adopción filial afiance su esperanza de resucitar gloriosamente. Por nuestro Señor.


PRIMERA LECTURA: Hch 16, 22-34.

En aquellos días, la gente de Filipos se amotinó contra Pablo y Silas, y los magistrados mandaron arrancarles las ropas y los hicieron apalear. Después de haberles dado muchos golpes, los echaron a la cárcel, dando orden al carcelero de vigilarlos con todo cuidado. Éste, al recibir dicha orden, los metió en el calabozo interior, y les sujetó los pies con cadenas al piso del calabozo.

Hacia la media noche Pablo y Silas estaban cantando himnos a Dios, y los demás presos los escuchaban. De repente se produjo un temblor tan fuerte que se conmovieron los cimientos de la cárcel; todas las puertas se abrieron de golpe y a todos los presos se les soltaron las cadenas.

Se despertó el carcelero y vio todas las puertas de la cárcel abiertas. Creyendo que los presos se habían escapado, sacó la espada para matarse, pero Pablo le gritó: No te hagas daño, que estamos todos aquí.

El hombre pidió una luz, entró de un salto y, después de encerrar bien a los demás presos, se arrojó temblando a los pies de Pablo y Silas. Después los sacó fuera y les preguntó: Señores, ¿qué debo hacer para salvarme? Le respondieron: Ten fe en el Señor Jesús y te salvarás tú y tu familia.

Así que le anunciaron la Palabra del Señor a él y a todos los de su casa, y él, sin más demora, les lavó las heridas y se bautizó con todos los suyos, los subió a su casa a aquellas horas de la noche, les preparó la mesa e hicieron fiesta con todos los suyos por haber creído en Dios.


SALMO 137, 1-8

Te doy gracias, Señor, de todo corazón, pues oíste las palabras de mi boca. Canto para ti en presencia de los ángeles, y me postro ante tu templo santo.

Doy gracias a tu nombre por tu amor y tu verdad, porque tu promesa supera a tu fama. El día en que clamé, me respondiste y aumentaste la fuerza en mi alma.

El Señor completará sus favores conmigo: Señor, tu misericordia es eterna, no abandones la obra de tus manos.



Aclamación: Juan 16, 7.13

Les voy a enviar el Espíritu de la verdad, dice el Señor; él les enseñará la verdad plena.

EVANGELIO Juan 16, 5-11

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Me voy al que me envió, y ninguno de ustedes me pregunta: ¿adónde vas? Se han llenado de tristeza al oír lo que les dije, pero es verdad lo que les digo: les conviene que yo me vaya, porque mientras yo no me vaya, el Paráclito no vendrá a ustedes. En cambio, si me voy, es para enviárselo.

Y cuando venga él, rebatirá al mundo en lo que toca al pecado, al camino de justicia y al juicio. ¿Qué pecado? Que no creyeron en mí. ¿Qué camino de justicia? Mi partida hacia el Padre mientras ustedes ya no me verán. ¿Qué juicio? El Príncipe de este mundo ya ha sido condenado.

COMUNIÓN: Lucas 24, 46.26.

Era necesario que el Mesías padeciera y resucitara de entre los muertos, para entrar en su gloria. Aleluya.

.

Del comentario de san Cirilo de Alejandría, obispo,

sobre el evangelio de san Juan

Efusión del Espíritu Santo sobre toda carne

Cuando el Creador del universo decidió restaurar todas las cosas en Cristo, dentro del más maravilloso orden, y devolver a su anterior estado la naturaleza del hombre, prometió que, al mismo tiempo que los restantes bienes, le otorgaría también ampliamente el Espíritu Santo, ya que de otro modo no podría verse reintegrado a la pacífica y estable posesión de aquellos bienes.

Determinó, por tanto, el tiempo en que el Espíritu Santo habría de descender hasta nosotros, a saber, el del advenimiento de Cristo, y lo prometió al decir: En aquellos días, se refiere a los del Salvador,  derramaré mi Espíritu sobre toda carne.

Y cuando el tiempo de tan gran munificencia y libertad produjo para todos al Unigénito encarnado en el mundo, como hombre nacido de mujer, de acuerdo con la divina Escritura, Dios Padre otorgó a su vez el Espíritu, y Cristo, como primicia de la naturaleza renovada, fue el primero que lo recibió. Y esto fue lo que atestiguó Juan Bautista cuando dijo: He contemplado al Espíritu que bajaba del cielo y se posó sobre él.

Decimos que Cristo, por su parte, recibió el Espíritu, en cuanto se había hecho hombre, y en cuanto convenía que el hombre lo recibiera; y, aunque es el Hijo de Dios Padre, engendrado de su misma substancia, incluso antes de la encarnación, más aún, antes de todos los siglos, no se da por ofendido de que el Padre le diga, después que se hizo hombre: Tú eres mi Hijo:  yo te he engendrado hoy.

Dice haber engendrado hoy a quien era Dios, engendrado de él mismo desde antes de los siglos, a fin de recibirnos por su medio como hijos adoptivos; pues en Cristo, en cuanto hombre, se encuentra significada toda la naturaleza; y así también el Padre, que posee su propio Espíritu, se dice que se lo otorga a su Hijo, para que nosotros nos beneficiemos del Espíritu en él. Por esta causa perteneció a la descendencia de Abrahán, como está escrito, y se asemejó en todo a sus hermanos.

De manera que el Hijo unigénito recibe el Espíritu Santo no para sí mismo, pues es suyo, habita en él, y por su medio se comunica, como ya dijimos antes, sino para instaurar y restituir a su integridad a la naturaleza entera, ya que, al haberse hecho hombre, la poseía en su totalidad. Puede, por tanto, entenderse, si es que queremos usar nuestra recta razón, así como los testimonios de la Escritura, que Cristo no recibió el Espíritu para sí, sino más bien para nosotros en sí mismo: pues por su medio nos vienen todos los bienes (libro 5, cap. 2: PG 73, 751-754).


A %d blogueros les gusta esto: