Fraternidad seglar oar en Facebook

junio 23, 2011

.

.
.
21-06-2011 Italia
.
Con la creación de una página institucional en Facebook aumentan las posibilidades de relación entre los 3.800 agustinos recoletos laicos que existen repartidos en 118 Fraternidades Seglares distribuidas en 15 países de Europa, América y Asia.
Los miembros de las Fraternidades Seglares Agustino-Recoletas que estén integrados en la plataforma social Facebook ya pueden mantener una conexión más cercana gracias a las herramientas sociales. Desde hace poco tiempo, está activa una nueva página de las Fraternidades Seglares Agustino-Recoletasde todo el mundo.Facebook es la plataforma social más activa de Internet, con alrededor de 700 millones de usuarios en todo el mundo a mediados del año 2011, un número que no deja de crecer con el tiempo.

Las redes sociales permiten unir personas que, de otro modo, nunca tendrían posibilidad física de conocerse y encontrarse. Esta operatividad ha cambiado las formas sociales de relación entre personas, instituciones, gobiernos, empresas y asociaciones.

Con esta nueva herramienta, dirigida por la Comisión de Publicaciones del gobierno general de la Orden en Roma, se pretende informar y acercar las relaciones entre los 3.800 laicos (no son sacerdotes ni religiosos o religiosas) que en todo el mundo han acercado sus vidas al carisma y valores de la Recolección Agustiniana.

Aunque tiene un marcado carácter local y aún existe bastante heterogeneidad entre las diversas Fraternidades Seglares locales, lo cierto es que todas las personas dentro ellas hacen las mismas promesas, reflexionan sobre los mismos textos y comparten los mismos valores cristianos, agustinianos y recoletos.

Por ello, el conocerse mejor, poder hablarse y ofrecer a los demás sus noticias, fotografías, vídeos y otros materiales, servirá para unir más sus corazones en la concordia. Una forma de hacer “comunidad virtual” que las nuevas tecnologías ofrecen al mundo de hoy.

La Fraternidad Seglar Agustino-Recoleta está extendida por 15 naciones. Actualmente la componen 118 fraternidades locales que congregan a casi 3.800 personas que desde su propio país, cultura, tradición, profesión y forma de vida se unen como hermanos y hermanas con el deseo tener una sola alma y un solo corazón dirigidos hacia Dios, en palabras del mismo san Agustín.

La Fraternidad Seglar Agustino-Recoleta es una llamada a vivir la santidad cristiana desde la vida seglar de sus miembros pero según el carisma agustino recoleto. Cada una de las Fraternidades es una célula viva, con personalidad propia, cuyos miembros, movidos por el Espíritu, desde su casa y trabajo, se ponen al servicio de la Iglesia.

Estas personas colaboran con los religiosos en la evangelización y en la promoción de las vocaciones y el carisma recoleto y participan al mismo tiempo de los bienes espirituales de la Orden.

En el mundo hay algo más de 3.800 miembros que componen un total de 118 Fraternidades Seglares Agustino-Recoletas. Filipinas es el país con más miembros (930), seguido de Perú (506), Venezuela (437), España (352), Brasil (346), Estados Unidos (320), Colombia (249), Argentina (186), República Dominicana (178), Costa Rica (166), Panamá (83), Italia (19), Chile (17) e Inglaterra (13).

Por número de Fraternidades, el país que más tiene es Venezuela (20), seguido de España y Filipinas (14 Fraternidades cada uno), Colombia (13), Brasil, México y Estados Unidos (con 10 cada uno de ellos), Perú (9), Argentina (5), República Dominicana (4), Panamá y Costa Rica (3 cada uno). Finalmente, en Italia, Chile y Reino Unido existe una sola comunidad en cada uno de los países.

.

Día del Padre

junio 22, 2011

.

Necesitamos mejores padres de familia,

que se desgasten y den la vida

por su esposa y sus hijos

.

En el marco del Día del Padre, que se celebra en México el tercer domingo de junio, la Arquidiócesis de Xalapa expresó que, aunque el festejo del Día de la Madre es importante, la celebración del padre tendría que proyectarse más en la sociedad.

«No se trata simplemente de un asunto de ‘cuota de género’, sino de remarcar que están haciendo falta padres probos que cumplan fielmente su misión para lograr familias más consolidadas».

El comunicado dominical de la arquidiócesis lamenta que existen muchos casos de mujeres e hijos que son víctimas de la violencia y el abandono de los padres de familia. Aunque también se dan casos en los que ha fallado la madre, la mayor parte de los casos “evidencia que los varones no siempre están a la altura para responder como esposos y padres de familia”.

Por ello, dijo, hay que dar más importancia a los padres de familia en esta sociedad tan necesitada, como dice el cancionero mexicano, de hombres cabales; por eso hay que favorecer las instituciones y las experiencias que se encargan de formar integralmente a las personas

Educar en el sacrificio y la generosidad

Ante ello, la Iglesia asegura que hay muchos factores que pueden explicar esta situación de irresponsabilidad, inmadurez y falta de compromiso de parte de los hombres, por lo que “conviene que señalemos la urgente necesidad de creación de espacios para la formación integral de las personas que aspiran al matrimonio, especialmente de los varones”.

En su comunicado, la arquidiócesis señala que es desconcertarte cuando un padre de familia abandona a su esposa y a sus hijos, comportándose de una manera inesperada y exhibiendo su inmadurez. Es importante, dice, dejar en el día del Padre una reflexión “que nos lleve a comprometernos en la formación de las personas. Desde que ya no se educa en el sacrificio y la generosidad se ha dejado de ver la vocación a ser padres como un horizonte de auténtica realización humana”.

No ser únicamente “padres proveedores”

Un verdadero regalo del día del padre manifiesta la Arquidiócesis es ofrecer alternativas a la formación integral. “Necesitamos mejores padres de familia, que se desgasten y den la vida por su esposa y sus hijos. Aunque los padres se muevan ahora en otros parámetros por el nivel profesional, cultural y laboral que tengan, deben descubrir la importancia de los detalles y la manera como pueden embellecer y hacer más feliz la vida de sus hijos.

No se cumple simplemente siendo padres proveedores, sino compartiendo más tiempo con los hijos, dialogando con ellos, estando al tanto de su rendimiento escolar y siendo más cariñosos”.

Finalmente la Iglesia Católica manifestó que hay que celebrar como nunca el día del padre y hay que favorecer las instituciones y las experiencias que se encargan de formar integralmente a las personas. “La Iglesia de Xalapa felicita a todos los papás y eleva al Señor una oración muy especial por cada uno de ellos”.

.


Nuevas Formas de Vida Consagrada

junio 21, 2011

 .

.

El pasado sábado 4 de junio de 2011 se celebró en Roma el I Encuentro de Nuevas Formas de Vida Consagrada, convocado por los propios Institutos reconocidos como tales, con el objetivo de conocerse y reflexionar juntos sobre la propia identidad comunitaria y el lugar de las Nuevas Formas de Vida Consagrada en la Iglesia.

El lema de este evento ha sido Abriendo caminos: consagración, comunión y misión, el cual expresa las tres realidades que, íntimamente relacionadas entre sí, constituyen la vida consagrada en todas sus formas; al mismo tiempo resalta la llamada a abrir caminos nuevos en la Iglesia ante los cambios radicales que vivimos y la llamada a una nueva evangelización.

El Encuentro de Nuevas Formas de Vida Consagrada ha querido reunir especialmente a superiores o representantes de los institutos y asociaciones de derecho pontificio y diocesano ya aprobados bajo esta denominación —o que al menos se encuentren en este camino porque se reconocen a sí mismos como Nuevas Formas de Vida Consagrada— para, desde un conocimiento institucional, familiar y directo, profundizar en los aspectos propios de estos nuevos carismas que el Espíritu ha regalado a la Iglesia.

La iniciativa ha tenido una buena acogida, con la participación de 22 instituciones, procedentes de 11 países: Italia, España, Francia, Polonia, Hungría, Panamá, Perú, Argentina, Estados Unidos, Filipinas y Australia.

La ponencia que dio inicio a la jornada fue impartida por el P. Domingo J. Andrés Gutiérrez, C.M.F., Consultor de la CIVCSVA y de varios dicasterios romanos; experto en las nuevas formas de vida consagrada, notable jurista y profesor emérito de la Universidad Lateranense.

Se alternaron grupos de trabajo sobre los aspectos comunes de las Nuevas Formas de Vida Consagrada, y aquellos propios de cada carisma. En la sesión plenaria, donde se expusieron las conclusiones de cada grupo, estuvo presente  Mons. Joseph William Tobin, C.Ss.R, Secretario de la CIVCSVA, quien presidió la celebración de la Eucaristía con la que se clausuró el Encuentro.

 .

Dictadura laicista

junio 20, 2011

.

.

Beato Juan Pablo, promotor de la gloria de Dios y de los derechos humanos

.

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, domingo 19 de junio de 2011 (ZENIT.org).- Publicamos el artículo que ha escrito monseñor Felipe Arizmendi Esquivel, obispo de San Cristóbal de Las Casas, con el título “Dictadura laicista”.

.

VER

El Presidente de la República Mexicana participó en la Misa en que fue declarado Beato el Papa Juan Pablo II, en Roma. Por ello, no sólo le han criticado sus adversarios políticos, sino que hay legisladores que insisten en la necesidad de endurecer más las posturas laicistas, que no laicas, para impedir tales participaciones. Un consejero nacional de un partido político escribió: “Oriundo de una rencorosa derecha, está en marcha un proyecto para abolir -con argucias sibilinas deslizadas de manera oblicua o a través de rústicas, burdas acciones concretas desprovistas del menor recato- el democrático concepto de laicidad, consustancial al Estado moderno mexicano”. Invita a luchar no sólo para “mantener al clero fuera de la política”, sino ir “mucho más allá”, e “impulsar la secularización de la sociedad mexicana”.

¡Todavía queda gente de ese modo de pensar! Confunden laicidad con laicismo. Aquélla es democrática; éste no, porque no respeta plenamente las libertades de las personas y de los grupos para expresar su convicción religiosa. Se siguen imaginando que el clero aspira al poder político y pretenden impedir cualquier influjo de la religión en la vida pública. En vez de avanzar en libertad religiosa para todos, también para los no creyentes, intentan reforzar una dictadura del más rancio laicismo.

.

JUZGAR

Los obispos latinoamericanos expresamos en el Documento de Aparecida: “Sea un viejo laicismo exacerbado, sea un relativismo ético que se propone como fundamento de la democracia, animan a fuertes poderes que pretenden rechazar toda presencia y contribución de la Iglesia en la vida pública de las naciones, y la presionan para que se repliegue en los templos y sus servicios religiosos. Consciente de la distinción entre comunidad política y comunidad religiosa, base de sana laicidad, la Iglesia no dejará de preocuparse por el bien común de los pueblos y, en especial, por la defensa de principios éticos no negociables porque están arraigados en la naturaleza humana” (DA 504).

Según el Papa Benedicto XVI, la libertad de religión es un derecho humano fundamental: “El anhelo de verdad y de sentido y la apertura a lo trascendente están profundamente inscritos en nuestra naturaleza humana. Nuestra naturaleza nos impulsa a afrontar las cuestiones de máxima importancia para nuestra existencia… El derecho a la libertad religiosa debe considerarse como inherente a la dignidad fundamental de toda persona humana, en sintonía con la innata apertura del corazón humano a Dios. De hecho, la auténtica libertad de religión permitirá a la persona humana alcanzar su plenitud, contribuyendo así al bien común de la sociedad… Por supuesto, cada Estado tiene el derecho soberano de promulgar su propia legislación y de expresar diferentes actitudes hacia la religión en la ley. Por ello, hay algunos Estados que permiten una amplia libertad religiosa, mientras que otros la restringen por varias razones, entre ellas la desconfianza respecto a la propia religión”.

Y hace un llamamiento “para que todos los Estados reconozcan el derecho humano fundamental a la libertad religiosa, y los insta a respetar, y si fuera necesario, proteger a las minorías religiosas que, aunque vinculadas a una religión diferente de la de las mayorías que las rodea, aspiran a vivir con sus conciudadanos de modo pacífico y a participar plenamente en la vida civil y política de la nación, en beneficio de todos” (29-IV-2011).

.

ACTUAR

Invitamos a los legisladores federales a abrirse al diálogo con nosotros y con nuestros asesores en puntos constitucionales. Al pedir que se respete en la ley nuestro derecho fundamental a una más plena libertad religiosa, no anhelamos imponer nuestra creencia a todo el país, sino que se reconozca para todos, gobernantes, autoridades, ministros de culto y ciudadanos, el derecho a practicar y difundir su propia fe en privado y en público, sin más limitaciones que los derechos de los demás. Comparen nuestra legislación en materia religiosa con las de países europeos y americanos, y verán que nos falta más avance en laicidad democrática.

.


Fiesta de la Santísima Trinidad

junio 19, 2011

Santísima Trinidad

.

.

.

FIESTA

DE LA

SANTÍSIMA TRINIDAD

.

.

.

.

LECTURAS de la Eucaristía

.

Primera lectura: Proverbios 8, 22-31

Salmo 8

Segunda lectura: Romanos 5, 1-5

Evangelio: 16, 12-15

.

PRECES DE LAUDES

Llenos de alegría, adoremos y glorifiquemos al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo: Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Padre santo, a nosotros, que no sabemos pedir lo que nos conviene, dígnate darnos el Espíritu Santo, para que venga en ayuda de nuestra debilidad e interceda por nosotros según tu voluntad.

Hijo de Dios, que pediste al Padre que diera a tu Iglesia el Defensor, haz que el Espíritu de la verdad esté siempre con nosotros.

Ven, Espíritu Santo, y comunícanos tus frutos: el amor, la alegría, la paz, la comprensión, la servicialidad, la bondad, la lealtad, la amabilidad, el dominio de sí, la sobriedad, la castidad.

Padre todopoderoso, que enviaste a nuestros corazones el Espíritu de tu Hijo, que clama: “¡Abba, Padre!”, haz que nos dejemos llevar por el Espíritu, para que seamos herederos tuyos y coherederos con Cristo.

Cristo, que enviaste el Defensor, que procede del Padre, para que diera testimonio de ti, haz que también nosotros demos testimonio de ti ante los hombres.

Dios, Padre todopoderoso, que has enviado al mundo la Palabra de la verdad y el Espíritu de la santificación para revelar a los hombres tu admirable misterio, concédenos profesar la fe verdadera, conocer la gloria de la eterna Trinidad y adorar su Unidad todopoderosa. Por nuestro Señor Jesucristo.

.

LECTURA ESPIRITUAL

De las Cartas de san Atanasio, obispo

Luz, resplandor y gracia en la Trinidad y por la Trinidad

Siempre resultará provechoso esforzarse en profundizar el contenido de la antigua tradición, de la doctrina y la fe de la Iglesia católica, tal como el Señor nos la entregó, tal como la predicaron los apóstoles y la conservaron los santos Padres. En ella, efectivamente, está fundamentada la Iglesia, de manera que todo aquel que se aparta de esta fe deja de ser cristiano y ya no merece el nombre de tal.

Existe, pues, una Trinidad, santa y perfecta, de la cual se afirma que es Dios en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, que no tiene mezclado ningún elemento extraño o externo, que no se compone de uno que crea y de otro que es creado, sino que toda ella es creadora, es consistente por naturaleza, y su actividad es única. El Padre hace todas las cosas a través del que es su Palabra, en el Espíritu Santo. De esta manera, queda a salvo la unidad de la santa Trinidad. Así, en la Iglesia se predica un solo Dios, que lo trasciende todo, y lo penetra todo, y lo invade todo. Lo trasciende todo, en cuanto Padre, principio y fuente; lo penetra todo, por su Palabra; lo invade todo, en el Espíritu Santo.

San Pablo, hablando a los corintios acerca de los dones del Espíritu, lo reduce todo al único Dios Padre, como al origen de todo, con esas palabras: Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de ministerios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de funciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos.

El Padre es quien da, por mediación de aquel que es su Palabra, lo que el Espíritu distribuye a cada uno. Porque todo lo que es del Padre es también del Hijo; por esto, todo lo que da el Hijo en el Espíritu es realmente don del Padre. De manera semejante, cuando el Espíritu está en nosotros, lo está también la Palabra, de quien recibimos el Espíritu, y en la Palabra está también el Padre, realizándose así aquellas palabras: El Padre y yo vendremos a él y haremos morada en él. Porque, donde está la luz, allí está también el resplandor; y, donde está el resplandor, allí está también su eficiencia y su gracia esplendorosa.

Es lo que nos enseña el mismo Pablo en su segunda carta a los Corintios, cuando dice: La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo esté siempre con todos vosotros. Porque toda gracia o don que se nos da en la Trinidad se nos da por el Padre, a través del Hijo, en el Espíritu Santo. Pues, así como la gracia se nos da por el Padre, a través del Hijo, así también no podemos recibir ningún don si no es en el Espíritu Santo, ya que, hechos partícipes del mismo, poseemos el amor del Padre, la gracia del Hijo y la comunión de este Espíritu (Carta 1 a Serapión 28-30: PG 26, 594-595.599).

.


La Eucaristía

junio 18, 2011

La Cena del Señor

.

.

LA EUCARISTÍA

LA CENA DEL SEÑOR

EN EL DÍA DEL SEÑOR

.

.

Del antiguo opúsculo denominado Doctrina de los doce apóstoles

Acerca de la eucaristía

Respecto a la acción de gracias, lo haréis de esta ma­nera: Primeramente sobre el cáliz: «Te damos gracias, Padre nuestro, por la santa viña de David, tu siervo, la que nos diste a conocer por medio de tu siervo Jesús. A ti sea la gloria por los siglos».

Luego sobre el pan partido: «Te damos gracias, Padre nuestro, por la vida y el conocimiento que nos manifestaste por medio de tu siervo Jesús. A ti sea la gloria por los siglos. Como este pan es­taba disperso por los montes y después, al ser reunido, se hizo uno, así sea reunida tu Iglesia de los confines de la tierra en tu reino. Porque tuya es la gloria y el poder por Jesucristo eternamente».

Pero que de vuestra acción de gracias coman y beban sólo los bautizados en el nombre del Señor, pues acerca de ello dijo el Señor: No deis lo santo a los perros.

Después de saciaros, daréis gracias de esta manera: «Te damos gracias, Padre santo, por tu santo nombre, que hiciste morar en nuestros corazones, y por el conoci­miento y la fe y la inmortalidad que nos diste a conocer por medio de Jesús, tu siervo. A ti sea la gloria por los si­glos. Tú, Señor omnipotente, creaste todas las cosas por causa de tu nombre y diste a los hombres comida y bebida que disfrutaran de ellas. Pero, además, nos has proporcionado una comida y bebida espiritual y una vida eterna por medio de tu Siervo. Ante todo, te damos gracias ­porque eres poderoso. A ti sea la gloria por los siglos.

Acuérdate, Señor, de tu Iglesia, para librarla de todo mal y hacerla perfecta en tu amor, y congrégala de los cuatro vientos, ya santificada, en el reino que has preparado para ella. Porque tuyo es el poder y la gloria por siempre.

Que venga tu gracia y que pase este mundo. ¡Hosanna al Dios de David! El que sea santo, que se acerque. El que no lo sea, que se arrepienta. Marana tha. Amén».

Reunidos cada domingo, partid el pan y dad gracias, después de haber confesado vuestros pecados, a fin de que vuestro sacrificio sea puro.

Pero todo aquel que tenga alguna contienda con su compañero, no se reúna con vosotros, sin antes haber he­cho la reconciliación, a fin de que no se profane vuestro sacrificio. Porque éste es el sacrificio del que dijo el Señor: En todo lugar y en todo tiempo se me ofrecerá un sacrifi­cio puro, porque yo soy rey grande, dice el Señor, y mi nombre es admirable entre las naciones (Caps. 9, 1-10, 6; 14, 1-3: Funk 2, 19-22.26).


El arte de dialogar

junio 17, 2011

.

.

Servicio petrino: El diálogo desde la fe

 

 

EL DIFÍCIL ARTE DEL DIÁLOGO

 

MADRID, martes 10 de mayo de 2011 (ZENIT.org).- Van para cincuenta años que el Papa Pablo VI  en su Carta Encíclica, Ecclesiam suam  (Roma 1964) afirmaba: “la Iglesia debe ir hacia el diálogo con el mundo que le toca vivir. La Iglesia se hace palabra: la Iglesia se hace mensaje; la Iglesia se hace coloquio” (nº 67). No es algo que se ha quedado anticuado, sino que es una exigencia de la tarea misionera de todos los tiempos. Así, lo entendió el recién beatificado Juan Pablo II poniéndolo de manifiesto con el testimonio de su vida  y de su magisterio.

Benedicto XVI preocupado por el futuro del cristianismo y la inculturación de la fe en los nuevos escenarios de la evangelización, pone “el dedo en la llaga” en una de las notas esenciales para dialogar con los hombres del siglo XXI. A este respecto ha dicho: “Sabemos bien que para la gente de hoy el lenguaje de la fe a menudo resulta lejano; sólo puede resultar cercano si en nosotros se transforma en lenguaje de nuestro tiempo” (Disc. 13/5/2005). De ahí que todas sus enseñanzas tengan la profundidad del sabio y la sencillez del pastor; del padre de familia que sabe sacar “del arca lo nuevo y lo viejo”  (Mt 13,52),  de manera  que pueda llegar al mayor número de personas.

El actual pontífice bien podría ser llamado el “Papa del diálogo”,  ya que no se ha quedado en la mera palabra, sino que ha salido al encuentro de pensadores y divulgadores, de creyentes de otros credos y de aquellos que viven  en la indiferencia religiosa o en el ateísmo. Su corto pontificado está repleto de gestos y signos de diálogo con toda la humanidad. Algunas de sus últimas iniciativas nos hablan  de ello: El “Patio de los Gentiles”, la creación del Pontificio Consejo para la “Nueva Evangelización”, y la próxima Jornada de reflexión, diálogo y oración por la paz y la justicia en el mundo de Octubre en Asís.

Todo esto es como consecuencia de que el cristianismo es la religión del diálogo, como dice la carta a los Hebreos: Después de hablar Dios muchas veces y de diversos modos antiguamente (…) en estos días últimos nos ha hablado por medio de su Hijo Jesucristo (He 1,1-2). La historia de la salvación narra precisamente este largo y variado diálogo, que nace de Dios y teje con el hombre un coloquio paciente y amoroso. Por eso mismo, el diálogo pertenece al ser y la misión de la Iglesia y debe caracterizar el oficio ministerial, catequético, pastoral y misionero de todo bautizado. Cuando esto se da tanto con “los de cerca como con los de lejos” es un magnífico indicador de la vitalidad y santificación de la comunidad cristiana.

Ahora bien, en la cultura dominante,  el diálogo  es una palabra “mágica”. Los políticos utilizan este término constantemente; en muchas ocasiones lleva una fuerte carga de ideologización, que es utilizada para neutralizar al adversario.  Pero es evidente que las actitudes de diálogo son vitales en las relaciones familiares, sociales y eclesiales. Por eso es conveniente que aclaremos: ¿Qué es el diálogo? ¿Cuáles son sus propiedades y dimensiones? ¿Es diálogo toda conversación o recepción de información?

El diálogo es la característica esencial de la persona, que es  “espíritu encarnado” y está dotada de razón. Su estructura dialogal le capacita para abrirse a sus semejantes y al mismo Dios. Por ello, podemos definir el diálogo como el acontecimiento relacional que tiene por objeto la comprensión de aquello sobre lo que se conversa,  y de aquel con quien se conversa. Ahora bien, si todo fuera expresión hablada, el diálogo no sería nada. Para que haya coloquio es importante saber “lo que se dice”, “cómo se dice” y “quién lo dice”. Es decir, entran en juego las dimensiones humanas del pensamiento, de la estética y de la ética.

Las características esenciales del verdadero diálogo son: Claridad en lo que se expone. Afabilidad, para evitar los modos violentos o hirientes. Confianza, tanto en el valor de la propia palabra como en la disposición para acogerla por parte del interlocutor. Prudencia, para tener en cuenta las condiciones psicológicas, sociales y morales del que oye,  procurando adaptarse razonablemente, evitando el ser molesto o incomprensible. Cuando falla alguna de estas propiedades se produce la deformación del diálogo, entonces tenemos lo que se llama diálogo de sordos, diálogo estratégico, simples conversaciones, discusiones, tertulias, etc.

Para ser persona dialogante hace falta una buena dosis de sentido común, naturalidad, humildad y amor a la verdad. Por ello mismo, surgen muchas desconfianzas en el pueblo cuando el poder y los poderosos hablan de diálogo, porque ya se sabe en qué termina todo. El autosuficiente conversará, sostendrá monólogos con mayor o menor sentido pero, al final, revelará el dogmatismo de su pensamiento y la rigidez de sus actuaciones.

Aprendamos el difícil arte del diálogo teniendo como ejemplos a los sucesores de Pedro antes mencionados. Transitar por ese sendero es edificar la “Iglesia de la nueva evangelización”.

Monseñor Juan del Río Martín

Arzobispo castrense de España


A %d blogueros les gusta esto: