A favor y en contra del Crucifijo

julio 24, 2010

El Crucifijo, objeto de debate en el Tribunal europeo

.
POR QUÉ VEINTE PAÍSES ESTÁN CONTRA EL TRIBUNAL EUROPEO Y POR EL CRUCIFIJO
ENTREVISTA A GRÉGOR PUPPINCK, DIRECTOR DEL CENTRO EUROPEO PARA EL DERECHO Y LA JUSTICIA

ESTRASBURGO, miércoles 21 de julio de 2010 (ZENIT.org).- La sentencia contra el Crucifijo en las escuelas italianas ha suscitado la oposición más amplia de la historia del el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH): veinte países se han opuesto y han salido oficialmente en defensa de Italia.

La edición italiana de “L’Osservatore Romano” del 22 de julio explica los motivos en un artículo escrito por Grégor Puppinck, director del Centro Europeo para el Derecho y la Justicia (European Centre for Law and Justice, ECLJ), organización no gubernamental con sede en Estrasburgo, comprometida con la libertad de culto y de pensamiento, en especial ante el TEDH y las Naciones Unidas.

Puppinck, experto en libertad religiosa ante las principales instituciones internacionales, en ese artículo muestra que la oposición a la sentencia no sólo se debe a motivos de carácter político y jurídico, sino también espiritual.

“El debate sobre la legitimidad de la presencia del símbolo de Cristo en la sociedad italiana es el emblema de una voluntad de secularizar Europa”, advierte en esta entrevista en la que repasa los argumentos presentados en el diario de la Santa Sede.

–Comencemos por la cuestión central, ¿qué implica la sentencia contra el Crucifijo?–Grégor Puppinck: El asunto fue presentado al Tribunal de Estrasburgo por Soile Lautsi, ciudadana italiana de origen finlandés, que había pedido en 2002 a la escuela pública en la que estudiaban sus dos hijos, “Vittorino da Feltre” en Abano Terme (Padua), que quitara los crucifijos de las aulas. La dirección de la escuela se negó por considerar que el crucifijo forma parte del patrimonio cultural italiano, y posteriormente los tribunales italianos dieron razón a este argumento. Ante la Corte de Estrasburgo, la señora Lautsi argumentó que la exposición del Crucifijo en las clases de sus hijos constituiría una violación de su libertad de convicción y, por tanto, del derecho a recibir una educación pública según sus convicciones religiosas.

Al dar razón a la demandante, el Tribunal consideró que la presencia de un símbolo religioso en las aulas de clase es algo malo en sí, que no puede justificarse. Hasta ese momento, la Corte siempre había considerado, por el contrario, que los Estados son libres en este campo, que es necesario respetar su cultura y tradición, y que el único límite que no puede superarse es el de someter a los alumnos a adoctrinamiento o a un proselitismo abusivo.

Con el objetivo de dar un fundamento legal a su decisión, la Corte ha creado una obligación nueva, según la cual, el Estado estaría “obligado a la neutralidad confesional en el marco de la educación pública, donde la participación en los cursos es requerida sin tener en cuenta la religión y que debe tratar de inculcar en los alumnos un pensamiento crítico”. En otras palabras, la Corte afirma en la sentencia Lautsi que una sociedad, para ser democrática, debe renunciar a su identidad religiosa.

Italia ha presentado un recurso contra esta sentencia ante la Gran Sala del Tribunal de Estrasburgo, que ha sido escuchado el 20 de junio. La sentencia de la Corte se espera para otoño.

–¿Por qué esta sentencia ha suscitado la oposición de veinte países y el apoyo a Italia?

–Grégor Puppinck: El caso Lautsi tiene una importancia considerable. Es emblemático, pues pone en tela de juicio la presencia visible de Cristo en las escuelas de Roma, de Italia, y de toda Europa. Este caso se ha convertido en un símbolo del actual conflicto sobre el porvenir de la identidad cultural y religiosa de Europa. Este conflicto enfrenta a los promotores de la secularización total de la sociedad y los que defienden una Europa abierta y fiel a su identidad profunda. Los promotores de la secularización ven en el secularismo la solución que permite gestionar el pluralismo religioso, y ven el pluralismo como un argumento que permite imponer el secularismo.

En todo esto no hay nada de neutral. La “secularización” no es un fenómeno estrictamente espontáneo o ineluctable. Incluso en lo esencial, procede de opciones políticas, como la política anticlerical de Francia a inicios del siglo XX, o la que actualmente promueve el gobierno español. Lo mismo sucede con esta primera sentencia Lautsi, que no sólo se fundamenta en argumentos jurídicos, sino ante todo en un prejuicio político.

Europa es diversa y sólo una minoría de Estados, como Francia, ha renunciado oficialmente a su identidad cristiana. Otros han permanecido fieles, o han vuelto a abrazarla, como sucede en ciertos países que fueron comunistas. El pluralismo religioso, el cosmoplitismo, que sirve de paradigma a la argumentación del Tribunal, es una realidad de ciencia ficción ajena al territorio europeo.

Queda cada vez más claro que las instituciones públicas de Europa occidental, y la sentencia Lautsi no es más que un ejemplo, han optado por limitar la libertad religiosa e imponer la secularización de la sociedad con el objetivo de promover un cierto modelo cultural en el que la ausencia de valores (neutralidad) y el relativismo (pluralismo) son los únicos valores que justifican un proyecto político que quiere ser “post-religioso” y “post- identitario”, en una palabra, “postmoderno”. Este proyecto político tiene una tendencia al monopolio en cuanto sistema filosófico.

–Pero esta sentencia ha provocado una reacción política sin precedentes, que nadie se esperaba…

–Grégor Puppinck: Así es. Tres semanas después de la audiencia ante la Gran Sala del Tribunal de Estrasburgo, cada día queda más claro que se ha logrado una victoria realmente considerable contra la dinámica de la secularización. Si bien jurídicamente Italia todavía no ha ganado, políticamente ya ha logrado una victoria magistral. De hecho, hoy, al menos veinte países europeos han ofrecido su apoyo oficial a Italia, en defensa pública de la legitimidad de la presencia de los símbolos cristianos en la sociedad y, en particular, en las escuelas.

En un primer momento, diez países participaron en el caso Lautsi como “amicus curiae”, es decir, “tercera parte”. Cada uno de estos países –Armenia, Bulgaria, Chipre, Grecia, Lituania, Malta, Mónaco, Rumanía, Federación Rusa y San Marino– ha entregado a la Corte un documento escrito en el que la invita a anular la primera decisión. Estos documentos no sólo tienen un interés jurídico, sino que son ante todo testimonios extraordinarios de defensa de su patrimonio y de su identidad ante la imposición de un modelo cultural único. Lituania, por ejemplo, no ha dudado en comparar la sentencia Lautsi con la persecución religiosa que sufrió y que se manifestaba precisamente en la prohibición de símbolos religiosos.

A estos diez países, se les han añadido otros diez. Los gobiernos de Albania, Austria, Croacia, Hungría, Macedonia (ARYM), Moldavia, Polonia, Serbia, Eslovaquia y Ucrania, han puesto públicamente en tela de juicio la sentencia de la Corte y han pedido que las identidades y tradiciones religiosas nacionales sean respetadas. Varios gobiernos han insistido en el hecho de que la identidad religiosa constituye la fuente de los valores y de la unidad europea.

De este modo, con Italia, ya casi la mitad de los Estados miembros del Consejo de Europa (21 de 47) se ha opuesto públicamente a este intento de secularización forzada de las escuelas y ha afirmado la legitimidad social del cristianismo en la sociedad europea. Detrás de los argumentos reales de defensa de la identidad, de la cultura y de la tradición cristiana nacional, estos veinte Estados han afirmado y defendido públicamente su apego al mismo Cristo; han recordado que está en conformidad con el bien común el que Cristo esté presente y sea honrado en la sociedad.

Esta coalición que agrupa a casi toda la Europa central y del este muestra que todavía hoy se da una división cultural interna en Europa; muestra también que esta división puede superarse, como testimonia la importancia del apoyo ofrecido a Italia por países de tradición ortodoxa, independientemente de la orientación política del momento.

La importancia del apoyo ofrecido por países de tradición ortodoxa se debe en gran parte a la determinación del patriarcado de Moscú a defenderse ante el avance del secularismo. Aplicando la petición del patriarca Kiril de Moscú a “la unidad de las Iglesias cristianas contra el avance del secularismo”, el metropolita Hilarion, presidente del Departamento para las Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú, ha propuesto la constitución de una “alianza estratégica entre católicos y ortodoxos” para defender juntos la tradición cristiana “contra el secularismo, el liberalismo, y el relativismo que prevalecen en la Europa moderna”. Este apoyo debe entenderse probablemente como una aplicación de esta estrategia.

El Consejo de Europa, del que depende el Tribunal de Estrasburgo, afirma en su Carta fundadora “el apego inquebrantable” de los pueblos de Europa a “los valores espirituales y morales que conforman su patrimonio común”. Estos valores espirituales y morales no son de carácter privado, constituyen la identidad religiosa de Europa y son reconocidos como fundadores del proyecto político europeo. Como recordaba recientemente el Santo Padre, el cristianismo se encuentra en el origen de estos valores espirituales y morales. La alianza de estos 21 países indica que es posible construir el porvenir de la sociedad europea sobre este fundamento, a condición de hacer una reflexión lúcida sobre el modelo cultural occidental contemporáneo y en la fidelidad a Cristo. Europa no puede afrontar el porvenir renunciando a Cristo.

.


Viernes, día penitencial

julio 23, 2010

Obediente hasta la muerte y muerte de cruz

.

.

VIERNES, DÍA PENITENCIAL

.

.

Jornada marcada

por el recuerdo de la Pasión y Muerte

del Divino Redentor

porque

“amor con amor se paga”

y “obras son amores”

.


Hoy viernes, 23 de julio, como todos los viernes del año, es “día penitencial”: el día viernes, a manera de “sacramental”, nos recuerda la pasión y muerte del Señor. A la vez, hoy celebramos la fiesta de santa Brígida, una santa preclara del siglo XIV, particularmente devota de la Pasión del Señor.

Reproducimos una oración atribuida a la Santa que nos viene hoy propuesta en el Oficio de lectura de la Liturgia de las Horas. Seguro que nos ayudará a elevar nuestra mente a Cristo salvador y caldeará nuestro corazón con sentimientos de compasión hacia el Divino Redentor al contemplarlo en su pasión y muerte de cruz.

.

SANTA BRÍGIDA, RELIGIOSA

.

De las oraciones atribuidas a santa Brígida

Elevación de la mente a Cristo salvador

Bendito seas tú, mi Señor Jesucristo, que anunciaste por adelantado tu muerte y, en la última cena, consagraste el pan material, convirtiéndolo en tu cuerpo glorioso, y por tu amor lo diste a los apóstoles como memorial de tu dignísima pasión, y les lavaste los pies con tus santas manos preciosas, mostrando así humildemente tu máxima humildad.

Honor a ti, mi Señor Jesucristo, porque el temor de la pasión y la muerte hizo que tu cuerpo inocente sudara sangre, sin que ello fuera obstáculo para llevar a término tu designio de redimirnos, mostrando así de manera bien clara tu caridad para con el género humano.

Bendito seas tú, mi Señor Jesucristo, que fuiste llevado ante Caifás, y tú, que eres el juez de todos, permitiste humildemente ser entregado a Pilato para ser juzgado por él.

Gloria a ti, mi Señor Jesucristo, por las burlas que soportaste cuando fuiste revestido de púrpura y coronado con punzantes espinas, y aguantaste con una paciencia inagotable que fuera escupida tu faz gloriosa, que te taparan los ojos y que unas manos brutales golpearan sin piedad tu mejilla y tu cuello.

Alabanza a ti, mi Señor Jesucristo, que te dejaste ligar a la columna para ser cruelmente flagelado, que permitiste que te llevaran ante el tribunal de Pilato cubierto de sangre, apareciendo a la vista de todos como el Cordero inocente.

Honor a ti, mi Señor Jesucristo, que, con todo tu glorioso cuerpo ensangrentado, fuiste condenado a muerte de cruz, cargaste sobre tus sagrados hombros el madero, fuiste llevado inhumanamente al lugar del suplicio despojado de tus vestiduras, y así quisiste ser clavado en la cruz.

Honor para siempre a ti, mi Señor Jesucristo, que en medio de tales angustias, te dignaste mirar con amor a tu dignísima madre, que nunca pecó ni consintió jamás la más leve falta; y, para consolarla, la confiaste a tu discípulo para que cuidara de ella con toda fidelidad.

Bendito seas por siempre, mi Señor Jesucristo, que cuando estabas agonizando, diste a todos los pecador la esperanza del perdón, al prometer misericordiosamente la gloria del paraíso al ladrón arrepentido.

Alabanza eterna a ti, mi Señor Jesucristo, por todos y cada uno de los momentos que, en la cruz, sufriste las mayores amarguras y angustias por nosotros, pecadores; porque los dolores agudísimos procedentes de tus heridas penetraban intensamente en tu alma bienaventurada y atravesaban cruelmente tu corazón sagrado, hasta que dejó de latir y exhalaste el espíritu e, inclinando la cabeza, lo encomendaste humildemente a Dios, tu Padre, quedando tu cuerpo invadido por la rigidez de muerte.

Bendito seas tú, mi Señor Jesucristo, que con tu sangre preciosa y tu muerte sagrada redimiste las almas y, por tu misericordia, las llevaste del destierro a la vida eterna.

Bendito seas tú, mi Señor Jesucristo, que, por nuestra salvación, permitiste que tu costado y tu corazón fueran atravesados por la lanza y, para redimirnos, hiciste que de él brotara con abundancia tu sangre pre­ciosa mezclada con agua.

Gloria a ti, mi Señor Jesucristo, porque quisiste que tu cuerpo bendito fuera bajado de la cruz por tus amigos y reclinado en los brazos de tu afligidísima madre, que ella lo envolviera en lienzos y fuera enterrado en el sepulcro, permitiendo que unos soldados montaran guardia.

Honor por siempre a ti, mi Señor Jesucristo, que enviaste el Espíritu Santo a los corazones de los discípulos y aumentaste en sus almas el inmenso amor divino.

Bendito seas tú, glorificado y alabado por los siglos, Señor Jesús, que estás sentado sobre el trono en tu reino de los cielos, en la gloria de tu divinidad, viviendo corporalmente con todos tus miembros santísimos, que tomaste de la carne de la Virgen. Y así has de venir el día del juicio a juzgar a las almas de todos los vivos y los muertos: tú que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén (Oración 2: Revelationum S. Birgittae libri, 2, Roma 1628, pp. 408-410).

.

Oración

Señor, Dios nuestro, que has manifestado a santa Brígida secretos celestiales mientras meditaba la pasión de tu Hijo, concédenos a nosotros, tus siervos, gozarnos siempre en la manifestación de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo.

.


Santa María Magdalena

julio 22, 2010

.

Dejarse encontrar por el Amor

22 de julio

.

MARÍA MAGDALENA

.

Amor apasionado por Cristo.

Ardía en deseos de Cristo, a quien pensaba que se lo habían llevado

.

.

Liturgia de las Horas

Oficio de lectura

.

De las homilías de san Gregorio Magno, papa, sobre los evangelios

María Magdalena, cuando llegó al sepulcro y no encontró allí el cuerpo del Señor, creyó que alguien se lo había llevado y así lo comunicó a los discípulos. Ellos fueron también al sepulcro, miraron dentro y creyeron que era tal como aquella mujer les había dicho. Y dice el evangelio acerca de ellos: Los discípulos se volvieron a su casa. Y añade, a continuación: Fuera, junto al sepulcro, estaba María, llorando.

Lo que hay que considerar en estos hechos es la intensidad del amor que ardía en el corazón de aquella mujer, que no se apartaba del sepulcro, aunque los discípulos se habían marchado de allí. Buscaba al que no había hallado, lo buscaba llorando y, encendida en el fuego de su amor, ardía en deseos de aquel a quien pensaba que se lo habían llevado. Por esto, ella fue la única en verlo entonces, porque se había quedado buscándolo, pues lo que da fuerza a las buenas obras es la perseverancia en ellas, tal como afirma la voz de aquel que es la Verdad en persona: El que persevere hasta el final se salvará.

Primero lo buscó, sin encontrarlo; perseveró luego en la búsqueda, y así fue como lo encontró; con la dilación, iba aumentando su deseo, y este deseo aumentado le valió hallar lo que buscaba. Los santos deseos, en efecto, aumentan con la dilación. Si la dilación los enfría, es porque no son o no eran verdaderos deseos. Todo aquel que ha sido capaz de llegar a la verdad es porque ha sentido la fuerza de este amor. Por esto dice David: Mi alma tiene sed de Dios vivo: ¿cuándo entraré a ver el rostro de Dios? Idénticos sentimientos expresa la Iglesia cuando dice, en el Cantar de los cantares: Estoy enferma de amor; y también: Mi alma se derrite.

Mujer, ¿por qué lloras?, ¿a quién buscas? Se le pregunta la causa de su dolor con la finalidad de aumentar su deseo, ya que, al recordarle a quién busca, se enciende con más fuerza el fuego de su amor.

Jesús le dice: «¡María!» Después de haberla llamado con el nombre genérico de «mujer», sin haber sido reconocido, la llama ahora por su nombre propio. Es como si le dijera:

«Reconoce a aquel que te reconoce a ti. Yo te conozco, no de un modo genérico, como a los demás, sino en especial».

María, al sentirse llamada por su nombre, reconoce al que lo ha pronunciado, y, al momento, lo llama: «Rabboni», es decir: «Maestro», ya que el mismo a quien ella buscaba exteriormente era el que interiormente la instruía para que lo buscase (Homilía 25, 1-2.4-5: PL 76, 1189-1193).

.

Oración

Señor, Dios nuestro, Cristo, tu Unigénito, confió, antes que a nadie, a María Magdalena la misión de anunciar a los suyos la alegría pascual; concédenos a nosotros, por la intercesión y el ejemplo de aquella cuya fiesta celebramos, anunciar siempre a Cristo resucitado y verle un día glorioso en el reino de los cielos. Por nuestro Señor Jesucristo.

.


II Encuentro Madres Mónicas

julio 21, 2010

.

Participantes en el II Encuentro de Madres Mónicas

.

II ENCUENTRO DE LAS

MADRES CRISTIANAS SANTA MÓNICA

San Millán de la Cogolla, La Rioja

.

Tal como estaba programado, del 16 al 18 de julio se celebró en el Centro de Espiritualidad del Monasterio de San Millán el II Encuentro de Madres Cristianas Santa Mónica.

Asistieron siete madres procedentes de Madrid, Navarra, Burgos y La Rioja. Tres de ellas son familiares de religiosos de nuestra comunidad agustino-recoleta.

El año pasado participaron 21 personas. El número reducido de participantes en este segundo encuentro se debió a la convergencia de circunstancias adversas. En principio había alrededor de treinta madres inscritas. Pero por motivos razonables y a veces imponderables no pudieron asistir.

De todas maneras nos contentamos con los planes de Dios y con el número simbólico de “siete”, que en la Biblia expresa plenitud; siete fueron los diáconos “llenos del Espíritu Santo ny de sabiduría”; y siete son las integrantes de un coro de oración, un coro de mónicas. A lo mejor el Señor nos está señalando que no debemos adorar el triunfalismo del número y de los cálculos humanos.

Bien, pues a pesar de todo, el Señor se manifestó de un modo admirable, desde el principio hasta el final. Eso no lo dudábamos. Lo esperábamos en fe.

El viernes por la tarde, fueron llegando las asistentes al encuentro. De la recepción se encargaron el P. Mario Arévalo y la Srta. Flor de María Sáez. El P. Ismael Ojeda recogió a las viajeras que llegaron en autobús hasta Santo Domingo y a San Millán. Como no éramos muchos, la integración resultó en un principio más fácil.

.

Sesión de trabajo por grupos

.

Después de la cena, se hizo la presentación de los partipantes que reforzó el conocimiento, el aprecio y la confianza mutua. Tres señoras eran nuevas. Las otras cuatro se conocieron en el encuentro del año pasado.

El sábado hubo dos reuniones de grupo donde las asistentes lograron altas cotas de sinceridad y se implicaron de manera personal en la dinámica del encuentro y en su propia superación espiritual y conversión.

La celebración eucarística al final de la mañana del sábado rubricó la integración de las participantes. Se celebró la misa votiva de santa Mónica, modelo de esposas y de madres cristianas. La misa, juntamente con la exposición de media mañana, contribuyó al sentido de identidad de las madres asistentes al encuentro.

La jornada concluyó con una Hora santa ante el Santísimo. Después de unos momentos de adoración, se pasó a la oración de petición y de intercesión, a solicitud personal de las presentes. Una hermana nos ayudó con la guitarra para orar con más unión y mayor unción. Este acto celebrativo propició la oración espontánea y sincera, personal y comunitaria. El Señor bendijo a las presentes con mucha consolación y paz.

.

Compartir en grupo

.

La segunda jornada, el domingo, tuvo como acto central la celebración de la misa de clausura al final de la mañana. El P. Ismael, en la charla, trató de suscitar en las participantes un deseo grande de renovación personal para poder responder a las expectativas del Señor sobre cada una y que se manifestan en las necesidades de las familias y de la Iglesia.

Estaba muy claro para todos: si queremos de verdad una familia evangelizada, antesala del cielo; si queremos una parroquia, una sociedad y una Iglesia renovadas debemos comenzar por hacernos “nuevos nosotros mismos”. De todas maneras necesitamos la ayuda del Espíritu que hace nuevas todas las cosas. Las madres cristianas están llamados a ser un continuo milagro del poder de Dios en sus propios hogares.

Pues los proyectos de Dios sobre la familia no solamente son difíciles de alcanzar para nosotros, sino que nosotros, de ninguna manera, podemos alcanzarlos por nuestras fuerzas. Sin embargo, el Señor quiere que nosotros los realicemos. Por tanto, sólo queda desear sus dones y agradecerlos de corazón, y dejar a Dios actuar en nuestras vidas.

La Eucaristía de clausura constituyó el digno colofón del encuentro: después de pedir perdón por nuestras faltas, sobre todo por los pecados cometidos en la propia familia, las presentes renovaron las promesas bautismales, renunciando al pecado y proclamando la fe en Dios Padre, Hijo y Espíritu. Acto seguido, el P. Ismael invocó el don del Espíritu para todas y cada una a fin de que puedan cumplir su vocación como esposas y madres, según los planes de Dios.

Concluimos el encuentro con la comida, sabrosa y fraternal. Todos nos sentíamos muy felices por el regalo de la amistad y la convivencia, por el don de la comunión y de la renovación espiritual experimentadas durante el encuentro.

En el transcurso de la tarde las participantes regresaron a sus hogares llenas del Amor de Dios y dispuestas a dar testimonio de lo que Dios ha realizado en ellas durante estos días. Dar testimonio de lo que han visto y oído. Anunciar a Cristo a todos, en especial a las madres, y muy particularmente a sus esposos y a sus hijos.

Santa Mónica nos alcance del Señor la perseverancia y el entusiasmo renovado en la evangelización de la familia, la opción por la mujer y la defensa de la vida.

.

Después de la comida, despedida en el comedor

.

Es de justicia agradecer las oraciones que han elevado al Cielo muchas personas por los frutos espirituales de este encuentro. Particularmente recordamos a las madres mónicas de Perú y de Venezuela. El Señor os premie con generosidad este gesto tan evangélico, pues en vano se cansarían los albañiles si Dios no construye la casa.

Bien, nos despedimos recordándoos que tenemos separadas las fechas de un fin de semana para realizar un retiro vocacional en el Centro de Espiritualidad: del 20 al 22 de agosto. Contamos con vosotros. Nadie sobra. Hasta pronto.

.


Renovación Carismática Española

julio 20, 2010

.

La Virgen María y el derramamiento del Espíritu Santo sobre la Iglesia naciente el día de Pentecostés

.

ACTIVIDADES DE VERANO

DE LA RENOVACIÓN CARISMÁTICA ESPAÑOLA:

1) ASAMBLEA NACIONAL

2) RETIRO PARA SACERDOTES

.

La Renovación Carismática de España organiza todos los años, en la primera semana de julio, dos actividades estrechamente relacionadas. Primero, la asamblea nacional; y segundo, el retiro para sacerdotes: prioritariamente de la Renovación, pero no de manera exclusiva.

Este año ambas actividades las ha dirigido el P. Raniero Cantalamessa, franciscano capuchino italiano, predicador del Papa. Ofrecemos a continuación las crónicas de ambos actividades.

.

CLAUSURA DE LA XXXII ASAMBLEA NACIONAL

DE LA RCCE

05 Julio 2010

Hoy se ha clausurado la XXXII Asamblea Nacional de la RCCE que más de 2.000 hermanos hemos celebrado los días 2 al 4 de julio en el auditorio del Parque de Atracciones de Madrid, bajo el lema “¿Qué quieres que haga por ti?” (Mc 10, 51).

Damos gracias a Dios por todos los dones derramados, por su bendición, por el amor que tiene a su pueblo. ¡Señor, quiero ver, quiero ver! gritábamos más de dos mil almas a pleno pulmón a la pregunta que el Señor nos hacía.

El mayor regalo, su presencia viva y manifiesta en medio de su pueblo. La predicación del P. Raniero Cantalamessa, un hombre santo y ungido por Dios, nos llevó a proclamar las mujeres a los hombres, los hombres a las mujeres, los laicos y consagrados a los sacerdotes y diáconos, el pueblo reunido al mundo entero, “¡¡¡Hermano, hermana, Jesús está vivo!!!”, reconociendo que “¡¡¡Si proclamas que Jesús es el Señor y reconoces que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo!!!”.

Disfrutamos con los jóvenes y la consagración que hicimos todas las regiones de España a Nuestra Madre María y comprobamos que Jesucristo tenía especial predilección por los niños y cómo ellos son capaces de transmitir al ese Jesús que es Amor y su vivencia de fe con su cantos y su intercesión por toda la Asamblea.

En breve podremos disfrutar de los testimonios, de las fotos y de las reseñas de esta Asamblea Nacional en la revista Nuevo Pentecostés y en la web.

Gracias a todos los que han hecho posible que hayamos podido vivir este encuentro personal y comunitario con Dios nuestro Rey y Señor. ¡¡¡Gloria a Dios!!! Amén.

.

El P. Raniero Cantalamessa se dirige a los sacerdotes reunidos en Pozuelo de Alarcón, Madrid

.

El retiro para sacerdotes tuvo lugar en la Casa “Cristo Rey” de Pozuelo de Alarcón. Comenzó el domingo 4 de julio por la tarde y culminó el viernes 9 de julio después de la comida.

Asistieron casi un centenar de sacerdotes diocesanos que procedían de toda España. También participaron algunos seminaristas, unos pocos religiosos sacerdotes y un diácono permanente. La mayoría conocían ya la Renovación o habían tenido alguna experiencia.

Las motivaciones para participar en los ejercicios eran muy diversas, pero todos estábamos seguros de que, en realidad, era el Señor mismo el que nos traía al retiro para renovarnos su amor de predilección y fortalecer nuestra condición de sacerdotes. Una gracia especial, colofón del año sacerdotal.

El P. Raniero pronunció dos charlas diarias, mañana y tarde. Iniciaba cada exposición comentando el himno Veni, Creator Spiritus, pasaba después a la carta a los Romanos y concluía su disertación haciendo algunas aplicaciones a la vida sacerdotal.

Interpretó la carta a los Romanos como un resumen de la vida y experiencia cristiana que arranca del caos inicial de pecado para llegar a la plenitud de los dones y frutos del Espíritu, en especial al don por excelencia: la caridad.

En el desarrollo de la jornada, la Eucaristía ocupaba el lugar central: se celebraba a partir de las once y media de la mañana. Cada día fue presidida por un sacerdote conocedor o experimentado en la renovación carismática. Las homilías de los cuatro primeros días fueron pronunciadas por el P. Raniero. Las calificó de “mistagógicas” pues en ellas relacionó la Palabra con el Sacramento que actualiza la salvación proclamada.

El otro momento importante de la jornada era la Hora santa ante el Santísimo celebrada a media tarde. El P. Raniero participó en estas celebraciones e hizo los comentarios a las lecturas. Además, expuso otras enseñanzas y observaciones pertinentes de acuerdo con el desarrollo del retiro.

Particularmente bella y motivadora resultó la Hora santa mariana del cuarto día centrada en la contemplación de la Virgen María presente y activa en el misterio de la Encarnación, de la Muerte de Jesús en la cruz y de la venida del Espíritu en Pentecostés.

El ministerio de música, dirigido por la sra. Mari Carmen y la srta. Elena, contribuyó muy positivamente a la unción y belleza de las celebraciones litúrgicas.

Tanto la Eucaristía como la Hora santa venían a ser la expresión comunitaria y gozosa, esplendorosa diría yo, de la fe y de las vivencias de los ejercitantes; y constituían la realización más plena seguramente de la fraternidad sacerdotal que se respiraba por doquier durante toda la jornada.

Prevalecían en ellas, como es natural, la alabanza, el canto en lenguas y la profecía, la unción de la predicación y de la proclamación del señorío de Cristo, la oración de intercesión por los hermanos, la sanación y los testimonios.

El segundo día por la tarde el P. Raniero expuso los pasos del proceso de liberación del pecado y nos invitó a prepararnos para recibir el perdón de Dios y de los hermanos. Un ideal irrenunciable: vivir reconciliados.

Una de las características de este retiro fue la cercanía y el respeto entre los sacerdotes durante los tiempos en que se permitía la comunicación. Parecía que nos conocíamos de mucho tiempo. Se logró crear un ambiente muy acogedor, muy espiritual y fraterno a la vez. Era difícil distraernos de lo único necesario.

El tercer día el P. Raniero nos hizo el regalo de contarnos la manera como entró en contacto con la Renovación carismática en Italia, y dio testimonio de la experiencia del Espíritu en su vida personal, religiosa y sacerdotal.

.

El P. Raniero y los participantes en el retiro al final de la misa de clausura

.

El jueves en la noche, después de cenar, se realizó una hora santa de intercesión que fue especialmente intensa y sentida como un desbordamiento del amor de Dios a todos y cada uno de los presentes. Al final, hubo testimonios.

El último día por la mañana el P. Raniero se prestó para responder a las inquietudes que los sacerdotes le plantearon con mucho interés sobre diferentes aspectos de la vida sacerdotal y eclesial; sobre la renovación carismática; sobre las experiencias personales del “predicador del Papa”.

En la misa de clausura, después de la homilía, el P. Raniero dirigió la oración de la efusión del Espíritu. Ya lo había aclarado en una charla: “un retiro espiritual no puede acabar sino en una recepción renovada del Espíritu Santo en el ejercitante. Es su fin natural. Lo contrario equivaldría, ni más ni menos, a perder el tiempo”: por parte del director del retiro y por parte de los asistentes.

El P. Raniero imploró el don del Espíritu sobre toda la asamblea, sobre todos y cada uno de los participantes, sin excepción. A renglón seguido invitó a las personas que nunca habían recibido la efusión del Espíritu a que se acercaran para imponerles las manos. Eran unos treinta. Todos pedían, todos alababan y bendecían a Dios. El Señor se manifestó con poder y de manera misteriosa.

También aquí, como en la oración de intercesión de la noche anterior, se manifestó con mucha fuerza, y ternura a la vez, la solidaridad, la cercanía y la comunión sacerdotal. Los sacerdotes más experimentados en la Renovación también se acercaron para orar, acompañar e imponer las manos a sus hermanos y amigos, sacerdotes de Dios como ellos: todos comprometidos en la misma causa y ungidos con el mismo poder recibido de lo alto.

Después de la comida los participantes se despidieron para regresar a sus ministerios. Se palpaba y se respiraba mucha alegría en el Amor del Señor: una experiencia de fraternidad sacerdotal que no se borrará, que permanecerá siempre. Sin duda que volvían muy diferentes a como habían llegado. ¡Dios sea bendito en sus sacerdotes y en las comunidades a las que de nuevo el Señor los envía con este encargo: hacer visible de manera apasionada el infinito amor del Buen Pastor! Amén.

.


Misión en Sierra Leona

julio 19, 2010

Luis Garayoa con Grandpita

.

MISIÓN AGUSTINO-RECOLETA

EN SIERRA LEONA

.

La Orden de Agustinos Recoletos atiende una misión en Sierra Leona. Ofrecemos el testimonio de uno de sus misioneros, fray José Luis Garayoa.

.

GRANDPITA, EL NIÑO MUERTO CON DOS AÑOS, REVULSIONA A JOSÉ LUIS GARAYOA PARA REANUDAR SU BLOG

.

14-07-2010 Blogs de misioneros

“Grandpita ha muerto, y a la sombra del mango donde lo enterramos le prometí no callarme”

KAMABAI, 9 DE JULIO DEL 2010

Mis queridos amigos:

La verdad es que no sé ni cómo me he puesto a escribir. No puedo dormir, porque estoy profundamente triste y me he sentado automáticamente en el ordenador para compartir mi tristeza con vosotros. Puedo parecer egoísta; posiblemente lo sea, pero aprendí que una alegría compartida es doble alegría y una tristeza compartida es la mitad de la tristeza. Y hoy más que nunca necesitaba compartir mi pena. Grandpita ha muerto, y a la sombra del mango donde lo enterramos le prometí no callarme. Y ahora que os escribo, ahora que no me dejan ver las lágrimas, no sé qué decir. Solo que tenía dos años nada más, que nació donde nadie en su sano juicio elegiría nacer, que su madre era deficiente mental, que no fue fruto del amor, sino de una violación, y que era un niño encantador.

Me lo ha traído la abuela tarde, como suelen hacerlo, por ignorancia que no por mala fe. Me lo ha traído cuando de nada te sirve correr. Y he leído en sus ojitos blancos que se moría, y me ha dado una rabia infinita. Y he gritado al cielo, éste no, por favor…. Pero se fue. Se ha ido lo mismo que se nos van tantos. Y no encuentro una explicación. Sólo me queda rezar.

-Si te sirve de consuelo, no había nada qué hacer, me dice Jon, nuestro joven estudiante de medicina.

Sólo hacía una semana estaba construyendo sueños con el abogado de la Diócesis, Benedict, preguntándole las posibilidades de adopción en el país. Y me había dado esperanza.

He tenido que ir al hospital Holy Spirit de Makeni a recoger su cuerpo.

-Vaya a la mortuoria para que le entreguen el cadáver, padre.

-¿No tengo que firmar nada? ¿Nadie me va a decir nada?

Me querían entregar el niño como quien entrega un saco de arroz. He pedido hablar con el doctor que se ha molestado al preguntarle la causa del fallecimiento. Como si estuviese poniendo en duda su capacidad profesional. Supongo que en otros momentos no hubiese aguantado ni la mitad de la perorata que me ha soltado. Pero hoy era más grande el dolor que el enojo.

Al darme el acta de defunción leo que ha muerto por una anemia grave y por una seria bronconeumonía. El falciparum le comió la sangre, me dicen. En la casilla del nombre aparece Louis Grandpa. La abuela nunca consintió que se le llamase de otra forma. Y es otro dardo derechito al corazón.

Al llegar a Kamabai he llamado a Medo para que me ayudase a entenderme con la abuela. Quería estar seguro de su voluntad.

– Que esté muerto no significa que no te pertenezca, me ha dicho. Tú decides donde lo quieres enterrar. Nosotros vamos a respetar tu voluntad porque eres el único que lo ha querido. Si nos permites enterrarlo cerca de nuestra casa, lo haremos con gusto.

Me ha parecido lo mejor para Grandpita, dejarle descansar por los lugares que ya comenzaba a corretear. No separarlo de lo que fue su ambiente y su vida.

Bajo un tremendo aguacero han cavado la fosa. Y han preparado pequeños troncos y ramas de mango para que la tierra no golpease directamente el cuerpo. Me dicen que es por respeto. Han recostado al niño en un paño blanco, sin ningún tipo de féretro. Aquí no sobra el dinero para gastos superfluos. El Imán ha recordado a los presentes que el niño era cristiano porque un cristiano lo acogió y lo quiso. Que cuando creciese podía haber tomado su propia opción, pero que el niño pertenece al que lo ha criado y que debían respetarlo y enterrarlo según la tradición cristiana. Les he pedido rezar juntos la oración que Jesús nos enseñó para recordarnos que éramos hermanos. Y que luego rezasen la «Alfatia» según su tradición.

He vuelto a la misión con el corazón encogido. Estoy terriblemente cansado y me pesa el alma. Me martillea el cerebro la frase de siempre: ¿hice todo lo posible? Supongo que siempre se puede hacer un poquito más.

Eso es todo por hoy, amigos. No ha sido la mejor forma de retomar el contacto, pero me he prometido a mí mismo ser un poquito más agradecido con los que nos dais tanto. Intentaré que os lleguen noticias tipo blog como antaño. Es una promesa formal.

Un abrazo.

Fr. José Luis Garayoa

Agustino Recoleto

.


Domingo XVI del Tiempo Ordinario

julio 18, 2010

Madre Teresa: Acción y contemplación

.

DOMINGO XVI

DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO C

18 de julio 2010


PRIMERA LECTURA

Señor, no pases de largo junto a tu siervo

Lectura del libro del Génesis 18, 1-10a

En aquellos días, el Señor se apareció a Abrahán junto a la encina de Mambré, mientras él estaba sentado a la puerta de la tienda, porque hacía calor. Alzó la vista y vio a tres hombres en pie frente a él. Al verlos, corrió a su encuentro desde la puerta de la tienda y se prosternó en tierra, diciendo:

– «Señor, si he alcanzado tu favor, no pases de largo junto a tu siervo. Haré que traigan agua para que os lavéis los pies y descanséis junto al árbol. Mientras, traeré un pedazo de pan para que cobréis fuerzas antes de seguir, ya que habéis pasado junto a vuestro siervo»

Contestaron: – «Bien, haz lo que dices» Abrahán entró corriendo en la tienda donde estaba Sara y le dijo: – «Aprisa, tres cuartillos de flor de harina, amásalos y haz una hogaza». Él corrió a la vacada, escogió un ternero hermoso y se lo dio a un criado para que lo guisase en seguida. Tomó también cuajada, leche, el ternero guisado y se lo sirvió. Mientras él estaba en pie bajo el árbol, ellos comieron.

Después le dijeron: – «¿Dónde está Sara, tu mujer?» Contestó: – «Aquí, en la tienda» Añadió uno: – «Cuando vuelva a ti, dentro del tiempo de costumbre, Sara habrá tenido un hijo»

.

SALMO 14, 2-3ab. 3cd-4ab. 5

R. Señor, ¿quién puede hospedarse en tu tienda?

El que procede honradamente y practica la justicia, el que tiene intenciones leales y no calumnia con su lengua. R.

El que no hace mal a su prójimo ni difama al vecino, el que considera despreciable al impío y honra a los que temen al Señor. R.

El que no presta dinero a usura ni acepta soborno contra el inocente. El que así obra nunca fallará. R.

.

SEGUNDA LECTURA

El misterio escondido desde siglos, revelado ahora a los santos

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Colosenses 1, 24-28

Hermanos: Ahora me alegro de sufrir por vosotros: así completo en mi carne los dolores de Cristo, sufriendo por su cuerpo que es la Iglesia, de la cual Dios me ha nombrado ministro, asignándome la tarea de anunciaros a vosotros su mensaje completo: el misterio que Dios ha tenido escondido desde siglos y generaciones y que ahora ha revelado a sus santos.

A éstos ha querido Dios dar a conocer la gloria y riqueza que este misterio encierra para los gentiles: es decir, que Cristo es para vosotros la esperanza de la gloria. Nosotros anunciamos a ese Cristo; amonestamos a todos, enseñamos a todos, con todos los recursos de la sabiduría, para que todos lleguen a la madurez en su vida en Cristo.

.

EVANGELIO

Marta lo recibió en su casa. María ha escogido la parte mejor

Lectura del santo evangelio según san Lucas 10, 38-42

En aquel tiempo, entró Jesús en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Ésta tenía una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra.

Y Marta se multiplicaba para dar abasto con el servicio; hasta que se paró y dijo: – «Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola con el servicio? Dile que me eche una mano»

Pero el Señor le contestó: – «Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa con tantas cosas; sólo una es necesaria. María ha escogido la parte mejor, y no se la quitarán»

.


A %d blogueros les gusta esto: