Saludo a las Madres Mónicas

enero 27, 2010

Santa Mónica llora por su hijo Agustín

Saludo mensual

a las Madres Mónicas


Estimadas Madres Cristianas Santa Mónica: Es un gusto para mí saludaros en este 27 de enero, primer saludo mensual de este nuevo año.

En primer lugar, me uno a vuestros maridos y a vuestros hijos para agradeceros el esfuerzo que hacéis para ser fieles a la vocación recibida del Señor. Os felicito por ese deseo sincero de imitar a santa Mónica en vuestra misión de esposas y de madres. Ánimo.

Hoy nos sentimos en comunión con todas las madres mónicas que en este día 27 se juntan para rezar ante el Santísimo, para participar en la misa, o para compartir experiencias. Es un día especial para nosotros. Aquí en Madrid hemos celebrado la eucaristía en la parroquia Santa Florentina con regular concurrencia y con mucha alegría.

Ya sabéis que este blog está pensado también para vosotras. Por eso, hemos publicado aquí la oración que hacéis todos los días por vuestros hijos. También publicamos en diciembre, con motivo de la fiesta de la Virgen de la O, día 18, la oración de la madre gestante y de los padres que esperan familia. Y aparecerán pronto el resto de oraciones divulgadas entre las madres mónicas.

Os comparto que aquí en Madrid estamos promoviendo la iniciativa de tener todos los 18 de mes un recuerdo especial para las madres gestantes. Pensamos que este proyecto vale para todas partes: sería un compromiso de las madres mónicas organizar todos los 18 de mes alguna reunión en la que se acoja a las madres gestantes, se les acompañe, se ore por ellas y sus necesidades. A ver si para el próximo mes llegamos a alguna concreción de esta inquietud.

Finalmente, quiero agradecer a todas las personas que visitan este blog con interés y especialmente a las que han enviado algún mensaje de apoyo. Me alegro de que os ayude para formaros más en la fe y cumplir vuestra noble vocación a favor de la familia y de la Iglesia. Espero vuestras sugerencias para mejorarlo. Podéis divulgarlo entre vuestros conocidos y amigos.

Que el Señor os bendiga según vuestras necesidades, escuche vuestras oraciones y proteja vuestros hogares por intercesión de santa Mónica. Con estima personal, hasta pronto, p. Ismael


A %d blogueros les gusta esto: